Fiesta de Cristo Rey

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Fiesta de Cristo Rey es una festividad religiosa que originalmente fue promulgada por el Romano Pontífice Pío XI el día 11 de diciembre de 1925 a través de su encíclica Quas Primas,[1]​ al conmemorar un año Jubilar, el XVI centenario del I Concilio Ecuménico de Nicea (que definió y proclamó el dogma de la consubstancialidad del Hijo Unigénito con el Padre, además de incluir las palabras...y su reino no tendrá fin, en el Símbolo o "Credo Apostólico",[2]​ promulgando así la real dignidad de Cristo) estableciendo para su celebración el último domingo de octubre, es decir el inmediatamente anterior al día de Todos los Santos (1 de noviembre).[3]

En la encíclica Quas Primas se establecía que esta fiesta debía enseñar a las naciones que:

«el deber de adorar públicamente y obedecer a Jesucristo no sólo obliga a los particulares, sino también a los magistrados y gobernantes»

Añadiendo, además, que:

«su regia dignidad exige que la sociedad entera se ajuste a los mandamientos divinos y a los principios cristianos, ora al establecer las leyes, ora al administrar justicia, ora finalmente al formar las almas de los jóvenes en la sana doctrina y en la rectitud de costumbres.»

Tras el Concilio Vaticano II y la reforma litúrgica de Pablo VI en 1969, la fiesta cambia de significado y de nombre, llamándose Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, y pasando a celebrarse al último domingo del Año litúrgico del rito romano. Por lo tanto, su fecha varía u oscila entre los días 20 y 26 de noviembre. Pero los católicos tradicionalistas siguen usando el antiguo calendario del rito romano.

El sacerdote catalán José Gras y Granollers, preceptor de los hijos de los marqueses de Peñaflor y fundador de las Hijas de Cristo Rey, celebró en la parroquia de Santa María de Écija un triduo solemne a la Realeza de Cristo, siendo éste el primer culto público en el mundo que se realizó en honor a Cristo Rey[cita requerida].

Monumentos[editar]

Monumento a Cristo Rey en Almada, Portugal

Inmediatamente a la institución de la festividad, numerosos pueblos y ciudades del mundo católico levantaron monumentos en honor a Cristo Rey. El primer monumento levantado en España está situado en la localidad segoviana de Veganzones, que se construyó en 1929. Otros lugares que poseen monumentos dedicados a Cristo Rey son:

Referencias[editar]

  1. Pío XI (11 de diciembre de 1925). «Quas primas» [Al igual que la primera... Sobre la realeza de Cristo. Sexta encíclica de Pío XI]. w2.vatican.va. San Pedro, Roma. Consultado el 9 de enero de 2018. 
  2. La leyenda cuenta que los mismos apóstoles redactaron el Credo a los 10 días de la ascensión del Señor. Se llama "apostólico" porque está basado en las enseñanzas del colegio apostólico.
  3. «Quas primas, 30». w2.vatican.va.