Ferris Bueller's Day Off

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un Ferrari 250GT California de 1961, como el que se muestra en la película.

Ferris Bueller's Day Off (Un experto en diversión en Hispanoamérica y Todo en un día en España) es una película estadounidense de 1986 escrita y dirigida por John Hughes.

Argumento[editar]

Ferris Bueller se encuentra en su cama, con una supuesta fiebre muy alta. Sus padres lo creen y lo dejan solo en casa, pero su hermana Jeanie no le cree e intenta desenmascararlo.

En clases, se revela a toda la escuela que Ferris está muy enfermo. Otro que faltó es Cameron Frye, el mejor amigo de Ferris, también solo en su casa. Él le dice a Ferris que "se está muriendo", pero Ferris no le cree, por lo que le obliga a venir y tener un día libre.

Durante clases, Sloane Peterson, la novia de Ferris, le dicen que su abuela murió, por lo que se pone muy triste.

El director de la escuela, Ed Rooney piensa que Ferris trama algo, por lo que recibe una supuesta llamada del padre de Sloane, por lo que piensa que es Ferris fingiendo ser el señor Peterson, así que le tiende una trampa, pero se da cuenta de que Ferris está en la otra línea, y en realidad Cameron fingía ser el señor Peterson. Él le dice que él pueda ir a retirar a Sloane, por lo que este procede.

Sin un auto en que ir, Ferris y Cameron se ven obligados a usar un Ferrari 250GT California de su padre, quien lo cuida mucho y según Cameron "ama a este auto más que a la vida misma". Piensa que es una mala idea, ya que nunca lo ha usado, por lo que lo iba a notar, pero cayendo en la obligación de Ferris, decide ir.

Al ir a buscar a Sloane, Ferris anda disfrazado para que Rooney no lo pille. Rápidamente se van a la gran ciudad de Chicago, y dejan el auto en un estacionamiento en que Cameron no confía. Al final el auto es llevado por dos hombres para pasar un rato de diversión.

En Chicago deciden hacer de todo, por lo que primero se van a un elegante restaurante, en donde tienen una pequeña disputa con un señor del restaurante, que termina en una llamada falsa a la policía, por lo que lo convence para darles de comer.

Mientras, Rooney intenta desenmascarar a Ferris intentando ir a su casa, pero pasan distintas cosas como desde un zapato caído en el barro hasta una pelea con el perro de la casa. Jeanie lo encuentra y lo golpea, mientras llama a la policía.

Los chicos van a un museo de arte, y al estar en un taxi, Cameron les dice que no han hecho nada interesante durante el día, por lo que Ferris va a un desfile ocurriendo en ese mismo momento, y canta Danke Schöen de Wayne Newton y Twist and Shout de los Beatles.

Después de un largo día, vuelven al estacionamiento, justo cuando el auto volvió sin ningún daño. Cameron se da cuenta que el kilometraje subió, haciéndolo gritar demasiado fuerte. Él se queda inconsciente, e intentan despertarlo.

Jeanie se encuentra en la estación de policía, debido a que ellos creyeron que la llamada se trataba de una broma. Se encuentra junto a un drogadicto con quien habla hasta besarse. La madre habla con el comisario, justo cuando estaba a punto de firmar un contrato. Se lleva a Jeanie a casa, mientras su padre también va.

En un intento de despertar a Cameron, lo llevan a la piscina de la casa, pero este se cae, haciendo que Ferris lo rescate. Se da cuenta de que todo el tiempo estaba despierto. Hacen que el auto vaya en reversa para que baje el kilometraje, pero este no baja. Cameron les dice que está cansado de su padre, y que lo va a enfrentar, y patea el auto, haciendo que caiga por la ventana. Sin saber que hacer, les dice a los chicos que hablará con su padre.

Ferris y Sloane se despiden y se va a su casa. Al darse cuenta que sus padres ya están en camino, corre lo más rápido que pueda para su casa, intentando que sus padres no lo descubran. Al llegar, Rooney lo amenaza de pasar otro año en la secundaria, sin embargo, Jeanie llegó para salvar a Ferris. Este rápidamente entra a su habitación justo cuando llegan sus padres. Ferris se ha salido con la suya de nuevo.

Durante los créditos, Rooney, frustrado por todo el día que tuvo, entra a un autobús de la escuela, sin palabras.

Influencia en la cultura popular[editar]

Muchas veces el séptimo arte puede inspirar canciones, tal es el caso de Fancy de la cantante Iggy Azalea que se inspiró en la película Clueless.

Ferris Bueller's Day Off no fue la excepción y el cantante Aspen Bronx lanzó al mercado la canción Día de pinta[1]​ donde el mismo reconoce en el sitio de Genius.com[2]​ que esta película fue una de sus principales inspiraciones para crear la canción.

La escena post-créditos de la película Deadpool está basada en la misma escena final de esta película, rindiéndole tributo, ya que Ferris Bueller y Deadpool rompen la cuarta pared. Adicionalmente, en Spider-Man: Homecoming, la persecucion que Peter Parker tiene con la camioneta del villano se parece a la que Ferris Bueller tiene en una parte de la película.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]