Fernando de Contreras (sacerdote)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Retrato del padre Fernando de Contreras, grabado al aguafuerte y buril por Joseph Mulder según dibujo de Lucas Valdés para la obra de Gabriel de Aranda, Vida del siervo de Dios exemplar de sacerdotes el venerable Padre Fernando de Contreras..., en Sevilla, por Thomas López de Haro, 1692. Biblioteca Nacional de España.

Fernando de Contreras (Cazalla de la Sierra, 1470-Sevilla, 1548)[1]​ fue un sacerdote español declarado venerable por la Iglesia católica.

Ordenado sacerdote a los dieciocho años, asistió al coro de la catedral de Sevilla hasta 1511 en que, nombrado por el cardenal Cisneros capellán del Colegio Mayor de San Ildefonso de Alcalá de Henares, pasó a estudiar teología y filosofía en su universidad. Dejando Alcalá, en 1516 pasó a Torrijos, en la provincia de Toledo, llamado por Teresa Enríquez, la loca del Sacramento, donde fomentó el culto a la Eucaristía y fundó un colegio en el que enseñaba gramática y canto. Volvió a Sevilla en 1526 y allí continuó dedicándose a la instrucción de niños pobres y sin recursos, alojó en su casa a Juan de Ávila —a quien había tenido ocasión de conocer en Alcalá— cuando el santo llegó a Sevilla en 1527 para pasar a América y lo convenció para que no emprendiese el viaje y permaneciese predicando en Andalucía, y a partir de 1532 en que hizo su primer viaje a Argel se entregó a la redención de cautivos, ofreciéndose él mismo como rehén en una ocasión. En 1546 rechazó el obispado de Guadix para el que fue propuesto por el emperador Carlos V.[2]

Falleció en el hospital de Santa Marta de Sevilla, donde pasó sus últimos días, y su entierro constituyó una demostración pública de la popularidad de que había gozado en vida, llevado su féretro a hombros a la catedral, donde fue enterrado y de cuyas paredes cuelgan varias pinturas dedicadas al siervo de Dios, entre ellas su retrato pintado en 1541 por Luis de Vargas, base para los ulteriores grabados, y un lienzo que lo muestra acompañado de niños cautivos, que Ceán Bermúdez dice pintado en Roma por Francisco Preciado de la Vega.[3]

Referencias[editar]

  1. Cazalla de la Sierra es el lugar de nacimiento indicado en el Diccionario Biográfico español, aunque tradicionalmente se ha dicho –no sin controversia– que era natural de Sevilla. Así lo recoge su biógrafo Gabriel de Aranda en 1692: «La Patria que pudo gloriarse de aver tenido tal hijo, es Sevilla (sin que obsten a esto mal fundadas opiniones que desharemos) [...] el barrio donde nació fue San Gil, en cuya Iglesia Parroquial consiguió el renacer a Dios por las aguas del Bautismo [...] de donde algunos han pretendido desnaturalizarle, y aunque las razones que pueden contradezir a esto, no hacen peso alguno a los dichos de las Informaciones que de su maravillosa vida se hizieron ante el Ordinario en Sevilla por los años de 1631 en que llegando a este punto, ningún testigo se halla que diga ser natural de otra parte que de Sevilla [...] El primer texto que puede contradezir, es averse hallado un manuscripto del erudito Christoval Mosquera, Cavallero Sevillano [...] donde en breve relación (aunque muy substancial) que haze de la vida de este siervo de Dios, diziendo primero que era natural de Sevilla, se halla enmendado el Sevilla, y buelto en Cazalla...» (Aranda, 1692, pp. 2-3).
  2. Los datos básicos de su biografía, con la obra del jesuita Gabriel de Aranda como fuente primordial, pueden encontrarse en el artículo citado del Diccionario Biográfico español, en los Annales eclesiásticos y seculares de la muy noble y muy leal ciudad de Sevilla de Diego Ortiz de Zúñiga, Madrid, 1796, t. III, pp. 396-401, o en Siempre adelante, 28 de mayo de 2018, página de la Archidiócesis de Sevilla
  3. Ceán, p. 97-

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]