Fernando Álvarez de Toledo el Tuerto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Fernando Álvarez de Toledo, apodado «el Tuerto» y conocido también como Fernán Álvarez de Toledo (c. 1310-Lisboa, 1384 ) fue un noble y ricohombre castellano que pasó a ser el segundo señor de Valdecorneja y Robledo. Era hijo de García Álvarez de Toledo, alcalde mayor de Toledo.

Familia[editar]

Fernando Álvarez de Toledo era hijo de Garci Álvarez de Toledo, alcalde mayor de Toledo, y de su esposa Mencía Téllez, hija de Tel García de Meneses (m. 1292), alguacil mayor de Toledo, y de María Gómez de Toledo.[1][2]​ Su abuelo paterno fue Juan Álvarez de Toledo —hijo de Álvaro Ibáñez—, quien, junto con su hermano García, fue ejecutado en 1289 por orden del rey Sancho IV de Castilla.[2]

Tuvo cuatro hermanos: Juan Álvarez de Toledo, probablemente el mayor de los hermanos, aún vivía en 1335 pero debió fallecer antes que su padre,[2]​ Gutierre Álvarez de Toledo, obispo de Palencia, cardenal y canciller de la reina Juana Manuel;[3][a]García Álvarez de Toledo, (m. Ciudad Rodrigo, 1370), maestre de la Orden de Santiago, mayordomo mayor de la reina consorte de Castilla, Juana Manuel de Villena[1]​ y del infante Alfonso de Castilla —hijo del rey Pedro I[5]​ y I señor de Oropesa, Valdecorneja, Piedrahíta y La Horcajada;[1]​ y Teresa García, monja en el monasterio de Santo Domingo el Real de Toledo.[3][b]

Vida[editar]

Fernando Álvarez de Toledo fue el II señor de las villas de Valdecorneja y Robledo por suceder a su hermano García.[3]​ Se mantuvo fiel al rey Pedro I de Castilla. En 1358 era el caudillo mayor de los escuderos del Cuerpo del Rey,[6]​ una escolta compuesta por doscientos hombres a caballo.[3]​ En ese mismo año, estuvo al mando de una galera en la guerra contra los aragoneses.[3]​ En 1364 perdió un ojo en una expedición contra Valencia, de ahí su apodo «el Tuerto».[3]​ Fue alguacil mayor de Toledo en 1367, notario mayor del reino de Toledo entre 1361 y 1368 [3]​ y notario mayor del reino de León.[7]​ Después de la muerte del rey Pedro, «supo adaptarse a la nueva situación tras el fratricidio de Montiel» y fue mariscal de Castilla desde 1382[3]​ y mayordomo mayor de la reina Juana Manuel de Villena en 1381, cargo que también sucedió a su hermano García.

En 1377 compró las tierras casi despobladas de Higares, en La Sagra, a Mencía López. Estas tierras habían sido donadas en 1231 por el rey Fernando III de Castilla a la Orden Teutónica que, a su vez, en 1355 las vendió a Alfonso Ruiz, Canciller Mayor y su esposa Mencía López.[8]​ «Con esta compra, se produce el asentamiento del linaje de los Álvarez de Toledo, quienes crearán un dominio territorial sobre la antigua villa, calificada de señorío solariego, y cuya jurisdicción se adquiere en el siglo XVII».[9]​ Su hijo Fernán Álvarez de Toledo heredó Higares y fue su primer señor.[10]

Falleció en 1384 como consecuencia de la peste durante el cerco de Lisboa.[2]​ Recibió sepultura en la iglesia del convento de Santo Domingo en Piedrahíta, Ávila, que él y su esposa habían fundado.[11]

Matrimonio y descendencia[editar]

Fernando contrajo matrimonio en 1366 con Leonor de Ayala,[11]​ señora de Torrejón de Velasco, hija de Fernán Pérez de Ayala, señor de la Casa de Ayala, y de Elvira de Ceballos.[12]​ Fueron padres de:

Notas[editar]

  1. No debe confundirse con su homónimo, Gutierre de Toledo, obispo de Oviedo, hijo de Tello Fernández de Toledo y Mencía Fernández de Toledo.[4]
  2. El 8 de agosto de 1396 se hizo un traslado autorizado del testamento de Teresa García, monja en el monasterio, hija del alcalde mayor, García Álvarez de Toledo y de Mencía Téllez, y hermana del cardenal Gutiérre Álvarez de Toledo.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]