Feliz cumpleaños, Sr. Presidente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Feliz cumpleaños, Sr. Presidente (en inglés, Happy Birthday, Mr. President) fue el famoso tema con que Marilyn Monroe felicitó al entonces presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, durante la fiesta celebrada el sábado 19 de mayo de 1962 en el emblemático Madison Square Garden de Nueva York con ocasión de su 45.º cumpleaños (29 de mayo). Jacqueline, que sabía que Marilyn iba a acudir al acto, no acompañó a su marido; presumiblemente porque sabía que mantenía relaciones con la actriz. Asistieron al evento más de quince mil personas.[1]

«Piel y lentejuelas»[editar]

Marilyn Monroe entre Robert y John Fitzgerald Kennedy tras cantarle a este último el famoso Happy Birthday, Mr. President! A la derecha, Arthur Meier Schlesinger; detrás, Harry Belafonte.

Al parecer, Marilyn venía manteniendo una cierta relación extramatrimonial con el presidente Kennedy desde tres meses antes; se habían conocidido en una cena privada, organizada por su hermana, Patricia Kennedy, y su esposo, el actor británico Peter Lawford. Al día siguiente, el presidente llamó a Marilyn y la invitó a un viaje al que iba a ir sin su esposa.

Esa noche, la actriz lució un icónico modelo confeccionado en gasa de seda color beis y adornado con dos mil quinientas incrustaciones de cristal cosidas a mano, lo que la hacía parecer prácticamente desnuda; la artista lo describió en algún momento como «piel y lentejuelas».

El vestido era tan sumamente ceñido que Marilyn no dudó en ponérselo sin ropa interior y, para cerrarlo por detrás, se lo tuvieron que coser una vez enfundado, a pesar de lo cual empezó a desgarrarse durante la velada.

Había sido diseñado por el modisto francés Jean-Louis Berthault, simplemente conocido como Jean-Louis (1907-1997), a quien se lo encargó tras ver sus fabulosos modelos para Marlene Dietrich, quien –aun cumplidos los 60 años– seguía luciendo una espléndida figura, sobre todo en sus shows de cabaré.

En 1999, fue vendido en la sala Christie's de Nueva York por un importe de 1,26 millones de dólares (1,12 millones de euros) al conocido analista financiero Martin Zweig, quien lo conservó en una vitrina isotérmica del hotel The Pierre de Nueva York hasta su fallecimiento en febrero de 2013.

Nueva subasta[editar]

En septiembre de 2016, la casa Julien's Auctions de Beverly Hills anuncia que –el 17 de noviembre– será subastado por los herederos de Zweig, esperando que se paguen por él hasta tres millones de dólares (unos dos millones y medio de euros).[2] [3] [4] [5] [6] Finalmente, es adjudicado a la empresa Ripley's Believe It or Not!, dedicada a la exposición de todo tipo de objetos curiosos y singulares, por 4 500 000 euros.[7] [8]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]