Felipe de Navarra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Armas de Felipe de Navarra, conde de Longueville.

Felipe de Navarra (1336 – 1363), conde de Longueville, fue el cuarto hijo de Felipe III de Navarra y de Juana II de Navarra. En 1353 contrajo matrimonio con Yolanda de Dampierre, hija de Roberto de Cassel, señor de Marle y de Cassel, y de Juana de Bretaña. El matrimonio no tuvo descendencia.

De su amante Jeannette d'Aisy tuvo dos hijos:

  • Lancelot bastardo de Longueville, a quien su tío el rey Carlos II hizo una donación en 1371, "en tanto permanezca en la compañía del duque de Bretaña".
  • Robine bastardo de Longueville, quien recibió de su tío Luis de Navarra una donación en 1367

En 1353, con su hermano el rey de Navarra, se distanció de Juan II de Francia e intervino (8 de enero, 1354) activamente en el asesinato del condestable Carlos de España, favorito del rey francés.

Tras su matrimonio con Yolanda de Dampierre, viuda del conde Enrique IV de Bar, participó en la defensa de este condado, atacado por los loreneses. Cuando trató de hacerse con el gobierno del condado, fue arrestado por Enrique de Bar, señor de Pierrefort, y encarcelado.

Liberado en enero de 1356, abrazó la causa de su hermano Carlos, rey de Navarra, prisionero del rey de Francia. Aliado con los ingleses en Normandía les abrió la puerta del valle del Sena, encerrándose en Évreux, desde donde envió junto con su hermano Luis un desafío a Juan II y a su hijo Carlos, el futuro Carlos V de Francia, sin llegar a abandonar la provincia. Actuó como lugarteniente de Eduardo III de Inglaterra durante la campaña de Normandía (1356-1357). En la batalla de Poitiers, en septiembre de 1356, combatió a las órdenes del Príncipe Negro encabezando a los navarros.

Al firmarse la paz de Brétigny en 1360 entre franceses, ingleses y navarros, fue él quien prestó el juramento por Navarra. Tras ello, su hermano Carlos II le hizo lugarteniente general de sus dominios en Francia y Normandía. Reconciliado con el rey de Francia, combatió al lado de Bertrand du Guesclin.

En 1363 Juan II, a quien el papa Urbano V había encomendado encabezar la cruzada, le pidió que lo acompañase, delegando en él funciones y honores y nombrándole dueño y señor de todas las tierras tomadas a los sarracenos enemigos de la fe, pero inmediatamente le sobrevino la muerte en Vernon, en el Eure, el 29 de agosto de 1363, y fue enterrado en la iglesia de Notre Dame de Évreux.

Fuente[editar]

  • Bordonove, Georges, Les Rois qui on fait la France –Les Valois– Charles V le Sage, tomo 1, ediciones Pygmalion, 1988.