Fadrique Álvarez de Toledo y Enríquez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fadrique Álvarez de Toledo y Enríquez
II duque de Alba de Tormes, II marqués de Coria, II conde de Salvatierra de Tormes, I conde de Piedrahita y VI señor de Valdecorneja, Grande de España
Cristofano dell'Altissimo - Fadrique Álvarez de Toledo y Enríquez.jpg
II duque de Alba de Tormes
1488-1531
Predecesor García Álvarez de Toledo y Carrillo de Toledo
Sucesor Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel
Información personal
Nacimiento 1460
Alba de Tormes (Salamanca)
Fallecimiento 18 de octubre de 1531 (71 años)
Alba de Tormes (Salamanca)
Familia
Cónyuge Isabel de Zúñiga y Pimentel
Descendencia Véase Hijos
Carrera militar
Lealtad Flag of Cross of Burgundy.svg España
Fuerza Infantería
Unidad Tercio español
Mandos Capitán General
Conflictos


Coat of arms of the House of Alvarez de Toledo, duchy of Alba de Tormes, Grandee of Spain.svg
Escudo de Fadrique Álvarez de Toledo y Enríquez

[editar datos en Wikidata]

Fadrique Álvarez de Toledo y Enríquez (1460-Alba de Tormes, 1531), II duque de Alba de Tormes desde 1488, con Grandeza de España en 1520, fue asimismo II marqués de Coria, II conde de Salvatierra de Tormes y I de conde de Piedrahíta, señor de Valdecorneja, señor de Huéscar y caballero de la Orden del Toisón de Oro. Era hijo de García Álvarez de Toledo y Carrillo de Toledo, I duque de Alba de Tormes, y de María Enríquez de Quiñones.[1]​ La Puebla de Don Fadrique, un pueblo del norte de Granada, se denomina así en honor a él.

Vida[editar]

Fadrique estuvo siempre muy vinculado a los Reyes Católicos. Su padre intervino activamente en 1476 en la Batalla de Toro, que dio la victoria a la futura Isabel I de Castilla sobre su sobrina Juana la Beltraneja, y su madre era media hermana de Juana Enríquez, madre de Fernando II de Aragón.

En 1475 colaboró como mecenas en la construcción de la Iglesia Parroquial Nuestra Señora del Castillo de Macotera como muestra de agradecimiento a varios soldados locales que colaboraron en la reconquista de las tierras pertenecientes al duque.

El duque de Alba participó en la Guerra de Granada y, como consecuencia de las Capitulaciones de Granada acordadas el 25 de noviembre de 1491 entre cristianos y moros, fue uno de los 48 nobles laicos y eclesiásticos que, el 30 de diciembre de ese mismo año, cofirmó la entrega de Granada, último reducto musulmán de la península Ibérica. El tratado de paz puso fin al período histórico de la Reconquista.

Fadrique estuvo al frente de las tropas que lucharon contra los franceses en el Rosellón en 1503.

Cuando Fernando el Católico, actuando como regente del reino de Castilla, se decidió a invadir y tomar el reino de Navarra amparado en una bula del papa Julio II, puso al mando de sus ejércitos al II duque de Alba, el cual cumplió en sólo dos semanas la misión militar encomendada, debido en gran parte a que Pamplona era beamontesa (1512), si por ella se entiende que el objetivo era la conquista de la parte del Reino que actualmente forma parte de España y no de su totalidad. En recompensa fue nombrado capitán general de Andalucía y señor de Huéscar en 1513, título y posesiones que incorporó a los de la Casa de Alba.

Fadrique Álvarez de Toledo fue así determinante en la unidad territorial de España.

El II duque fue miembro del Consejo de Estado del rey Carlos I de España, a quien acompañó a Alemania, Flandes e Italia.

En 1520, cuando el monarca fue coronado en Aquisgrán como Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico,[2]​ y año de la Guerra de las Comunidades de Castilla contra su persona, el duque Fabrique Álvarez de Toledo recibió la Grandeza de España, a la que comúnmente se denominó como Grandeza de inmemorial[3]​ o Grandeza de Primera Clase y que constituyó para él y para su ducado el reconocimiento como máxima dignidad de la nobleza española en la jerarquía nobiliaria, ya que el grande de España se ubica inmediatamente después del príncipe de Asturias y del infante de España —el primer título reservado al heredero del rey de España y el segundo a sus demás hijos e hijas y a los vástagos del príncipe de Asturias—.

Además, el emperador condecoró a Federico Álvarez de Toledo con el Toisón de Oro.

Falleció en su villa de Alba de Tormes, el 18 de octubre de 1531.[1]

Matrimonio y descendencia[editar]

Se casó en 1480 con Isabel de Zúñiga y Pimentel (1470-1520), condesa de Sevilla, hija de Álvaro de Zúñiga y Guzmán, I duque de Béjar, y su segunda esposa Leonor Pimentel y Zúñiga,[1]​ de cuyo matrimonio nacieron cinco hijos, de los cuales García, el primogénito llamado a sucederle en la línea dinástica, premurió a su padre y los títulos y estados fueron heredados por Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, III duque de Alba, nieto de Fadrique.

Nacieron siete hijos de este matrimonio,[1]​ entre ellos:


Predecesor:
García Álvarez de Toledo y Carrillo de Toledo
Escudo del Ducado de Alba de Tormes.svg
Duque de Alba
1488-1531
Sucesor:
Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel

Referencias[editar]

  1. a b c d Falcó y Osorio, 1898, p. 72.
  2. González-Doria, 2000, pág. 45.
  3. González Doria, Fernando. Diccionario heráldico y nobiliario de los Reinos de España. Madrid. Editorial Trigo Ediciones. 2000. ISBN 84-89787-17-4.
  4. Alonso de Cadenas y López, Ampelio. Barredo de Valenzuela y Arrojo, Adolfo. Nobiliario de Extremadura. Tomo VI. Ediciones de la Revista Hidalguía. Madrid. 2001. P. 102.

Bibliografía[editar]

  • VV.AA. (1998). Los Álvarez de Toledo: nobleza viva. Coordinadora, Mª del Pilar García Pinaccho. Valladolid: Junta de Castilla y León, Consejería de Educación y Cultura. ISBN 84-7846-775-0.