Facultad de Medicina (UNNE)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Facultad de Medicina,
de la UNNE
Facultad de Medicina.jpg
Facultad de Medicina.
Acrónimo FM
Universidad Universidad Nacional del Nordeste
Localización Bandera de Argentina calle Mariano Moreno 1240, Corrientes, Argentina
Administración
Decanato Prof. Méd. Gerardo Omar Larroza
Vicedecanato Lic. Prof. Silvia Josefa García de Camacho
med.unne.edu.ar
[editar datos en Wikidata]

El primer antecedente de la creación de la Facultad de Medicina, de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), es la Escuela de Medicina creada el 5 de marzo de 1953 (62 años) por Resolución Nº79 del Rectorado de la Universidad Nacional del Litoral, ad referendum[1] del Consejo Universitario, que la confirmó por Resolución Nº 234 del 24 de marzo del mismo año, como dependiente de la Facultad de Ciencias Médicas, Farmacia y Ramos Menores.

El 14 de diciembre de 1956, el Poder Ejecutivo Nacional dicta el Decreto-Ley Nº 22299, creando la Universidad Nacional del Nordeste, expresando en el artículo 3º: «esta Universidad gozará del régimen jurídico de autonomía establecido paras las Universidades Nacionales por los Decretos-Leyes Nº 6403/55 y 10775/56»; y en el artículo 6º establece que la UNNE se crea sobre la base de los organismos universitarios existentes en Corrientes. De esa manera la Escuela de Medicina pasa a depender de la UNNE.

La elección de las autoridades de las distintas Facultades e Institutos de la UNNE posibilita el funcionamiento de la Asamblea Universitaria y posteriormente del Consejo Superior, que obtiene, con fecha 12 de agosto de 1960, la sanción del Estatuto de la UNNE, y de de esta forma la Escuela de Medicina adquiriere jerarquía académica de Facultad, elevando su rango a Facultad de Medicina.

Carreras[editar]

Medicina fue la primera carrera dictada en la Facultad de Medicina, y fue la única durante años.

Carreras de grado[editar]

  • Medicina:
    • Título de Grado: Médico (6 años)
  • Licenciatura en Enfermería:
    • Título de Pre-grado: Enfermero (3 años)
    • Título de Grado: Licenciado en Enfermería (5 años)
  • Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría:
    • Título de Grado: Licenciado en Kinesiología y Fisiatría (5 años)

Medicina[editar]

Fue la primera Carrera cuyo desarrollo encaró la Facultad de Medicina y para la mejor comprensión de su estado actual y de la evolución que siguió desde su inicio hasta llegar al mismo, es conveniente comentar diversos aspectos que hacen a su comprensión global.

a) ESTRUCTURA ACADÉMICA: Por Resolución Nº 865/76 aprobada por Resolución Rectoral Nº 2951/76 se aprueba el actual plan de estudios de la Carrera de Medicina que rige desde 1977. El Plan vigente divide el Curso de la Carrera en los 4 Ciclos siguientes: 1.- Ciclo Básico que comprende el 1º y 2º Año. 2.- Ciclo Pre Clínico que comprende el 3º Año. 3.- Ciclo Clínico que comprende el 4º, 5º y 6º Año. 4.- Ciclo del Internado Rotatorio Obligatorio de 1 año de duración.

El egresado recibe el Diploma de Médico Cirujano que le permite gestionar la habilitación para ejercer la profesión en todo el ámbito nacional y países vecinos con los cuales existe convenios recíprocos.

El actual plan de estudios fue estructurado en base al Plan aprobado en 1968, en cuya presentación los autores del mismo definieron los fines que guían a la enseñanza que se imparte y que continúan vigentes prácticamente en totalidad: "La Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste debe brindar a los estudiantes un plan de estudios que contemple la posibilidad de formar Médicos Indiferenciados dándoles una forma de educación médica básica".

A raíz de la aplicación del actual plan de estudios y como consecuencia de la falta de un instrumento legal que reglamente y normatice todas las tareas académicas y las administrativas relacionadas con ella, se elaboró la Reglamentación General del plan de estudios de la Carrera de Medicina, la que fue aprobada y puesta en vigencia por Resolución 11/77. Su aplicación y la necesidad de adecuarla a nuevos conceptos sobre docencia, así como la detección de problemas no previstos en razón de su aparición posterior, hizo imprescindible una revisión global de sus Capítulos y así se dictó una nueva reglamentación, en base a la anterior, que fue aprobada por Resolución Nº 200/80 y que está en vigencia.

Con el concepto de que la función primordial de la Cátedra es brindar al estudiante la información de los grandes tópicos médicos, pero que para su formación integral es necesaria una coordinación en la forma de la enseñanza, que debe brindar ordenada, integrada y armónicamente, se decidió la Departamentalización de la Carrera, lo que fue aprobado por Resolución Nº 833/76, creando los Departamentos Docentes, en número de 5, siendo los siguientes:

La asignaturas de la carrera de Medicina están divididas en Departamentos:

  1. DEPTO. DE CIENCIAS MÉDICAS BÁSICAS: Introducción a las Ciencias Médicas. Cátedras I y II: Anatomía Humana, Normal, Descriptiva y Topográfica. Histología y Embriología. Biofísica. Bioquímica. Cátedras I y II: Fisiología Humana.
  2. DEPTO. DE CIENCIAS PRECLÍNICAS: Microbiología e Inmunología. Parasitología. Patología General y Anatomía Patológica. Farmacología. Semiotecnia y Fisiopatología.
  3. DEPTO. DE MEDICINA: Cátedra I a VI: Medicina. Diagnóstico por Imágenes y Terapia Radiante. Neurología y Neurocirugía. Clínica Dermatológica. Infectología. Psicología Médica. Psiquiatría.
  4. DEPTO. DE CIRUGÍA: Cátedras I a VI: Cirugía. Clínica Génito-Urinaria. Clínica Oftalmológica. Ortopedia y Traumatología. Otorrinolaringología.
  5. DEPTO. DE MEDICINA INFANTIL Y TOCO-GINECOLOGÍA: Cátedras I y II: Pediatría y Puericultura. Cátedras I y II: Clínica Obstétrica. Clínica Ginecológica.
  6. DEPTO. DE MEDICINA PREVENTIVA, SOCIAL Y MEDICINA LEGAL: Medicina Sanitaria. Medicina Legal y Toxicología.
  7. DEPTO. DE INTERNADO ROTATORIO OBLIGATORIO Y PASANTIA RURAL: consiste en un cursado intensivo de 8 semanas por Pediatría y neonatología- Obstetricia- Clínica Médica-Cirugía General y Pasantía Rural. Al finalizar de cursar y aprobar las rotaciones el estudiante se encuentra en condiciones de rendir el Examen Final Profesional, escrito y ECOE (Examen Clínico Objetivo Estructurado).

Al finalizar la carrera de Medicina a los 6 años, se otorga el título de grado: Médico(a).[2] Actualmente está en vigencia el plan de estudio 2000 (Asignaturas y Docentes).[3] [4]

En el 2014, el cuerpo docente y no docente de la cátedra Microbiología, Inmunología y Parasitología (área Microbiología e Inmunología) estaba formada por: Profesor Titular: Merino, Luis A.; Profesor Adjunto: Giusiano, Gustavo E.; Jefes de Trabajos Prácticos: Bobadilla Angelina E.; Deluca, Gerardo D.; Esquivel, G. Patricia; Grachot, María E.; Lifschitz, Viviana; Lösch, Liliana S.; Medina, Marcelo G.; Gómez, María V.; Ayudantes Alumnos: Ávalos, Adrián A.; Gerard, Adrián; Llamazares, Rosana; Salinas Ávalos, Vilma; Encina, Raúl Ricardo; Arias, Franco Alejandro; Adarmes Bonaldi, María; Passarella, Carolina; Barboza, Paula E; Santillán, Rossana; Pedrozo, Luis Rodrigo. Secretaria: Arias, Irma M.; Personal de Apoyo Técnico: Gómez, Pascual E.

Licenciatura en Enfermería[editar]

En base a lo establecido en el inciso e) artículo 26º del Estatuto de la Universidad Nacional del Nordeste y Concordantes, de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 56º inc. h) y 77º inc. c) de la Ley Universitaria Nº 17245, con fecha 1º de septiembre de 1970 se firma un Convenio entre los señores Ministros de Bienestar Social de las Provincias de Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones, el señor Coordinador Sanitario Regional y el señor Rector de la Universidad Nacional del Nordeste, "a fin de posibilitar la creación de la CARRERA DE ENFERMERÍA UNIVERSITARIA en el Nordeste". A partir de este documento se desencadenan las acciones tendientes a la habilitación de la Carrera en la forma más rápida posible, atendiendo sobre todo al marcadísimo déficit de profesionales en esa área de la atención médica. Así es que el Consejo Superior de la Universidad Nacional del Nordeste, por Resolución Nº 7/70-C.S. del 25 de septiembre de 1970, crea la Carrera de Enfermería Universitaria dependiente de la Facultad de Medicina y aprueba el Convenio mencionado, así como sus anexos en los cuales se detallan la participación financiera de cada una de las partes signatarias, así como Planes de Estudios y Reglamentación General de la Carrera.

Ratificando lo actuado el Consejo de Rectores de Universidades Nacionales por Resolución de fecha 24 de noviembre de 1970 aprueba la creación de la mencionada Carrera.,

Sin embargo no puede dejar de mencionarse que hay un valioso antecedente que data de 1965 consistente en reuniones mantenidas entre el Decanato de la Facultad de Medicina y el Departamento de Enfermería del Ministerio de Asistencia Social y Salud Pública, tendientes a la creación de una Carrera de Enfermería, hecho que estuvo a punto de concretarse en febrero de 1966 cuando por pedido del señor Decano de la Facultad, Dr. Raúl C. Nicolini, el mencionado Departamento elabora un Anteproyecto al efecto y en 1969, durante la IV Reunión Regional de Autoridades de Salud Pública del Nordeste se acuerda solicitar a las autoridades universitarias la creación de la Carrera.

Ya creada como expresamos más arriba, la flamante Carrera comienza sus actividades académicas en el mes de agosto de 1971, destacándose la labor organizadora y normatizadora que llevara a cabo la señora María Celia Oliva Fynn de Auchter, quien fuera contratada por la Facultad de Medicina a ese efecto y que en tan breve lapso logró la habilitación tan anhelada.

En la actualidad (septiembre de 1995) la Carrera de Enfermería se dicta en tres (3) años, egresándose con el título de Enfermero, pudiéndose continuar luego la Licenciatura en Enfermería, cursando dos años más. Hasta el momento (septiembre 1995) han egresado 258 enfermeros/as y 98 Licenciados/as los que han sido rápidamente captados por la demanda hospitalaria y privada. Es también de trascendencia señalar que poco a poco los cargos docentes de la Carrera, primitivamente cubiertos por médicos, van progresivamente siendo ocupados por los egresados, cumpliéndose de esta forma otra finalidad básica de la Carrera, que es la formación docente.

El plan de estudio 2004 (Asignaturas[5] ) de Enfermería, concede al aprobar los primeros 3 años, el título de pregrado: Enfermero(a); y a los 5 años el título de grado: Licenciado(a) en Enfermería.

Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría[editar]

Por Resolución Rectoral de la Universidad Nacional del Nordeste Nº 1421/75, del 17 de julio de 1975, se ha creado la CARRERA DE KINESIOLOGÍA Y FISIATRÍA, dependiente de la Facultad de Medicina, dando cumplimiento de esta manera a las pautas señaladas en los Programas Nacionales de Salud por la carencia de profesionales Kinesiólogos fundamentalmente en la zona de influencias de esta Universidad. La creación de la misma fue patrocinada por la Federación Kinésica del Litoral y Nordeste Argentino, la Asociación Argentina de Kinesiólogos y el cuerpo docente de la Carrera de Kinesiología y Fisiatría de la Universidad Nacional de Buenos Aires, que a la presentación personal de los directivos de la misma, Klgo. MARCOS GUELLER, obran en el expediente la ratificación rubricada por directivos de las entidades aludidas anteriormente. La inauguración oficial de la Carrera se llevó a cabo el 14 de agosto de 1975, en el Aula Magna del Hospital Escuela Gral. José Francisco de San Martín.

La Resolución Rectoral Nº 1421/75 del 17 de julio de 1975 crea la Carrera de Kinesiología y Fisiatría, dependiente de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste y designa como Organizador, con carácter de ad honorem, al Kinesiólogo Marcos Gueller, autorizándose además a iniciar las actividades académicas a partir del mes de julio de ese año.

Y por Resolución 1774/75 se designa con carácter Ad – Honorem a los profesionales que dictaran las materias correspondientes al 1º año de la Carrera de Kinesiología y Fisiatría; y en el año 1976 se aprueba el plan de estudio, con una duración de 5 años, que luego se reduce a 4 años. En 1985 por Resolución 215/85 del Consejo Superior, por el Cambio Curricular se vuelve a 5 años de duración, y el cambio impulsado se realizó en 1994 donde se modificó el título, que en la actualidad es el de LICENCIADO EN KINESIOLOGÍA Y FISIATRÍA, hasta el ciclo lectivo 2003 en el que se aprueba el nuevo plan de estudio y reglamentación vigente de la carrera por Res. 501/03 CS

El 14 de agosto de 1975, se inaugura oficialmente la Carrera y el día 18 del mismo mes se dictó la primera clase teórico-práctica de las Asignaturas: Historia, Geografía, Castellano, Psicología Médica, Antropología Médica y Educación Física y Juegos Pre – Deportivos. Habiéndose completado el desarrollo total de los programas de exámenes parciales el 8 de noviembre de 1975. completándose el dictado de la totalidad de los programas de las asignaturas previstas para 1º Año, el 8 de noviembre de 1975. Los exámenes finales dieron comienzo el 15 de noviembre, continuándose luego con el Calendario Oficial de la Facultad de Medicina.

Señalamos que la primera inscripción fue de 53 alumnos, contándose entre ellos 3 extranjeros.

El plan de estudio de la Licenciatura en Kinesiología y Fisitaría (asignaturas[6] ) acredita a los 5 años el título de grado: Licenciado(a) en Kinesiología y Fisiatría. Presenta tres ciclos: Ciclo Básico, que incluye primer y segundo año; el Ciclo Preclínico, que corresponde a tercer año de la carrera y el Ciclo Clínico, que corresponde a cuarto y quinto año. Finalizado el cursado de la carrera, los estudiantes deben presentar un Trabajo Integrador Final (TIF) el cual posee una reglamentación específica cuya última modificación fue realizada en el año 2013. La carrera posee una organización departamental integrada al organigrama institucional. En ella se reconocen cuatro Departamentos: del Ciclo Preclínico, del Ciclo Clínico, de Prácticas Integradoras, de Extensión Universitaria.

Carreras de posgrado[editar]

Sedes[editar]

En la actualidad dispone de los pabellones con entrada por la calle Mariano Moreno 1240, de la ciudad de Corrientes, para el desarrollo de la actividad directiva y administrativa, y en el mismo edificio se dictan clases en las aulas que fueron dotadas progresivamente de las comodidades acordes con la demanda. Funcionan además: la Biblioteca General, el Instituto de Investigaciones Biofarmacológicas, así como parte del Bioterio que provee de material de experimentación. Asimismo es sede de las carreras de Enfermería Universitaria y de Kinesiología, donde varias cátedras desarrollan sus programas, sobre todo del Ciclo Básico y Preclínico.

Además, la actividad académica está distribuida entre el edificio de la calle Sargento Cabral 2001, y los Servicios Hospitalarios de las ciudades de Corrientes y Resistencia. En esta ciudad se encuentra el Hospital Dr. Julio C. Perrando, de complejidad Nivel 8, donde se encuentra el Servicio de Kinesiología, lugar donde los alumnos de esa carrera realizan las clases prácticas con docentes que allí trabajan.

Se debe destacar las actividades docentes de pregrado y posgrado que se llevan adelante en el Hospital Escuela José de San Martín.

El Edificio Sargento Cabral, constituye un edificio histórico, donde pueden encontrarse las sedes de las materias: Introducción a las Ciencias Médicas, Anatomía Humana I y II, Histología I y II, Microbiología, Anatomía Patológica, Anatomía de la Carrera de Enfermería, Anatomía Funcional de la Carrera de Kinesiología y el Centro de Laparoscopía y Endoscopía.

Institutos de Investigación[editar]

Dependiendo de la Facultad de Medicina se encuentran funcionando dos Institutos: Centro Nacional de Parasitología (CENAPA) y el Instituto de Investigaciones Biofarmacológicas (INBIFAR). También vale destacar, el Servicio Universitario de Kinesiología (SUK).

Centros de Investigación[editar]

Centro Regional de Farmacovigilancia de la UNNE (CRF-UNNE)[editar]

En el año 1993 la Administración Nacional de Medicamentos Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) del Ministerio de Salud Pública y Acción Social de la Nación puso en marcha un SISTEMA NACIONAL DE FARMACOVIGILANCIA (SNFVG) Desde agosto de 1994 el SNFVG fue aceptado por el Uppsala Monitoring Centre (UMC-WHO) como país miembro, el que regularmente envía notificaciones de reacciones adversas a medicamentos al UMC-WHO La Cátedra de Farmacología de la Facultad de Medicina de la UNNE se ha constituido en un nodo Regional del Sistema para el Nordeste Argentino desde fines del año 1995, siendo premiado en el año 2009 por la ANMAT como el principal centro notificador durante los 15 años del SNFVG. Desde hace 20 años el CRF-UNNE realiza estudios de Seguridad Asociado al Uso de medicamentos cuando estos son consumidos masivamente por la población. En estos estudios se han identificado efectos adversos graves o poco conocidos, efectos indeseados causados por medicamentos utilizados en el tratamiento de trastornos menores, por uso de fármacos en combinaciones a dosis fijas irracionales, abstinencia por retirada brusca de psicofármacos. En el año 2002 se comenzó a trabajar en la detección de eventos adversos asociados a dispositivos y sustancias de uso Odontológico, que corresponde al área de tecnovigilancia. Los resultados obtenidos han permitido generar algunas medidas reguladoras relacionadas con los medicamentos.

Centro de Investigaciones en Farmacología Clínica (CUIFC)[editar]

El CUIFC (creado en el 2013) apoya, promueve y estimula las investigaciones en Farmacología Clínica que se realizan en el ámbito de la Facultad de Medicina.

Gabinete de Simulación[editar]

En los últimos 20 años, la utilización de las simulaciones en la educación médica se ha extendido de forma progresiva en todo el mundo como una forma de mejorar la formación de los profesionales de la salud en todas las etapas de su continuum educativo y como una forma de favorecer la seguridad de los pacientes y de evitar los errores médicos. Las simulaciones son instrumentos educativos que se utilizan en el contexto de la denominada educación médica basada en las simulaciones que en sentido amplio podríamos definir como cualquier actividad docente que utilice la ayuda de simuladores con el fin de estimular y favorecer el aprendizaje simulando en lo posible un escenario clínico más o menos complejo. (Ziv, A. 2009).[10] [11]

El Gabinete de Simulación, de estructura moderna, cuenta con 40 consultorios con cámaras y micrófonos en cada uno, unidos a una central de monitoreo, en la que quedan grabados los videos de la simulación hecha por los alumnos. Además, cada consultorio posee dos ambientes separados por un vidrio de visión unilateral (tipo cámara Gesell), donde el docente observa, escucha y puede llegar a hablar por micrófono al alumno que se encuentra dentro del consultorio.

Estos gabinetes son de gran utilidad para los alumnos ya que les permite realizar prácticas reales en pacientes simulados para así adquirir la destreza necesaria en los diferentes procedimientos. En una emergencia el tiempo es crítico, los simuladores aprovechan la manera como el cerebro aprende de la experiencia, con se pueden repetir los procedimientos las veces que sean necesarias hasta lograr realizar los procedimientos efectiva y eficazmente, optimizando el tiempo en situaos críticas.

Realizando HPM con bolsa  
Semiología de tórax  
HPM con bolsa  
Auscultación de tórax  
HMP con bolsa de resucitación 

El Gabinete de Simulación Clínica fue creado hace varios años por la Facultad de Medicina de la UNNE, espacio en el que los docentes y alumnos interactúan con los simuladores o maniquíes logrando el entrenamiento de destrezas para la práctica médica difíciles de realizar en pacientes reales.

El Gabinete permite simular una sala de terapia intensiva, sala de emergencia, sala de internación, sala de partos, un quirófano, y reproducir parte de un ambiente quirúrgico como ser la sala de lavado de manos, sala de instrumental y otros espacios comunes en un centro de salud.

Desde el contexto educativo en la enseñanza de la medicina y enfermería, la Simulación podría definirse como: La técnica por medio de la cual se puede manipular y controlar virtualmente una realidad, cumpliendo con los pasos y secuencias necesarios para estabilizar, modificar y revertir un fenómeno que de forma directa e indirecta afecta la normalidad del ser biológico-psíquico y social como lo es el hombre. Galindo López, Jaime; Visbal Spirko, Lila. (2007). Simulación, herramienta para la educación médica. Salud Uninorte, Sin mes, 79-95.

La enseñanza basada en las simulaciones posibilita el aprendizaje de experiencias prácticas en diferentes entornos, desde los más simples a los más complejos. Las habilidades adquiridas en ellos son transferibles a la realidad. El mérito de un simulador no es su complejidad sino su utilidad, además de la frecuencia y aceptación para su uso por parte de los profesores. Los simuladores se clasifican de acuerdo a su tecnología y realismo:

• Simuladores por partes o simulación de baja fidelidad (entrenamiento de habilidades)

• Simuladores de fidelidad intermedia (se requiere algún grado de realidad simulada; maniquíes de RCP básica)

• Simuladores de alta fidelidad (para el desarrollo y resolución de casos clínicos en que se necesite un alto grado de realismo. Son modelos robotizados con control de funciones a distancia donde se pueden predeterminar distintos parámetros clínicos)

Pero no se trata sólo de un espacio físico, sino que el Gabinete de Simulación forma parte de la estructura curricular en las carreras que se dictan en la Facultad de Medicina. Además está incorporada la simulación clínica en las prácticas finales obligatorias (PFO), instancia de evaluación práctica de conocimientos previa a la graduación profesional. Así, por ejemplo, la carrera de Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría utiliza las instalaciones del Gabinete de Simulación a partir del 3.er año, donde los alumnos realizan sus prácticas con los simuladores, desarrollando contenidos de semiología, sobre todo con la semiología respiratoria, ya que los simuladores o maniquíes cuentan con los ruidos respiratorios normales y patológicos, como así también la semiología cardiovascular.

De esta forma, la Facultad de Medicina de la UNNE es la única institución universitaria de Argentina que cuenta en su estructura curricular con un espacio de simulación clínica, el Gabinete de Simulación, que permite incorporar la simulación en la enseñanza de las materias y hasta en los exámenes.

En el marco del plan curricular de la Carrera de Medicina de la UNNE, hace varios años se creó el Gabinete de Simulación Clínica, en el que los docentes y alumnos interactúan con los simuladores o maniquíes logrando el entrenamiento de destrezas difíciles de realizar en pacientes reales. La Facultad de Medicina de la UNNE es la única institución universitaria de Argentina que cuenta en su estructura curricular con un espacio de simulación clínica, que se denomina “Gabinete de Simulación en Medicina”, y que permite incorporar la simulación en la enseñanza de las materias y hasta en los exámenes. La Universidad de Buenos Aires y la Universidad Nacional de la Plata tienen simuladores pero están integrados en forma aislados a algunas cátedras o disciplinas, pero no en forma integral en el dictado de toda la carrera. Además Medicina de la UNNE es la única facultad que tiene incorporada la simulación clínica en las prácticas finales obligatorias (PFO), instancia de evaluación práctica de conocimientos previa a la graduación profesional. Esta “Práctica Final Obligatoria” en la UNNE se desarrolla a través del “Examen Clínico Objetivo Estructurado” (Programa ECOE) una estructura de 21 consultorios o estaciones en los que el alumno debe poner en práctica conocimientos adquiridos durante la carrera. En la mayoría de esos consultorios se utiliza la simulación clínica. La evaluación de competencias tradicionalmente se ha realizado utilizando instrumentos como el examen oral teórico y práctico. Hoy está comprobada su baja confiabilidad y por ello ha sido desplazado por el ECOE (Examen Clínico Objetivo Estructurado) considerado como el método de mayor grado de objetividad. Las diferentes estaciones permiten la evaluación de las competencias clínicas, actitudinales, de la comunicación, pudiendo ser las mismas dinámicas con un paciente real o simulado o estáticas sin paciente. El gabinete de simulación facilita la implementación de esta metodología. “Hay varias universidades interesadas en imitar nuestro Gabinete de Simulación, pues vieron los resultados favorables de nuestra experiencia en estos años” explicó el doctor Arturo Sandoval, responsable del Gabinete de Simulación. Señaló que contar con un Gabinete de Simulación no es simplemente comprar muñecos y programas informáticos de simulación, sino que implica crear toda una estructura académica para enseñar con simuladores.

La Asociación Internacional de Enfermería para el Aprendizaje mediante Simulación Clínica (International Nursing Association for Clinical Simulation and Learning, INACSL) tiene estándares o normas para las mejores prácticas en simulación clínica en Enfermería. Dichos estándares ponen el foco en: la terminología, la integridad profesional de los participantes, los objetivos de los participantes, los métodos de facilitación, el facilitador de la simulación, el proceso de debriefing y la evaluación de resultados esperados. El punto de partida es sostener que el aprendizaje con simuladores puede resultar un evento intuitivo y recreativo, si no utiliza en forma sistemática con la debida planificación. En el aprendizaje con simuladores, las experiencias que se quieren provocar, son programadas. Las posibilidades que ofrece esta estrategia para repetir, situar en forma diferente, estipular distintos tiempos entre otras, son las que enriquecen el proceso de aprendizaje. No obstante, para que esto suceda se requiere un importante esfuerzo de programación de acuerdo a los objetivos a lograr. Estándares propuestos por la Asociación de Enfermería para el aprendizaje mediante Simulación Clínica: los estándares tienen su fundamento en la búsqueda de un lenguaje común para abordar la enseñanza en este caso de la Enfermería. Estándares propuestos por la Asociación de Enfermería para el aprendizaje mediante Simulación Clínica: los estándares tienen su fundamento en la búsqueda de un lenguaje común para abordar la enseñanza en este caso de la Enfermería. La terminología apunta a que la comunicación entre los planificadores, los participantes, y otros involucrados en las experiencias de simulación incluya las definiciones de todos los términos utilizados. Entre estos términos tenemos los siguientes: actor incorporado (persona a la que se le asigna un papel en la simulación para ayudar a guiar el escenario); adquisición de habilidades (capacidad de integrar los conocimientos, habilidades técnicas y no técnicas, y las actitudes necesarias para proporcionar seguridad en el cuidado del paciente) ambiente de aprendizaje seguro (clima emocional que los facilitadores crean a mediante la interacción entre ellos y los participantes), entrenamiento (método de dirigir o instruir a una persona o grupo de personas con el fin de alcanzar una meta), prebriefing (se describe la situación del paciente objetivos de aprendizaje del estudiante) debriefing (tiene como propósito transferir el aprendizaje a situaciones futuras), participante de reflexión (se fomenta el pensamiento, la retroalimentación acerca del desempeño de los participantes, se discuten los diversos aspectos de la simulación y se anima a explorar emociones, a preguntar dudas, reflexionar, y proporcionar información a los demás),escenario (debe incluir preparación de los participantes) condiciones ambientales (incluye el maniquí o programas estandarizados, equipos, accesorios y herramientas) evaluación (evaluación destacada sobre el proceso mismo de simulación, formativa y sumativa), experiencia Clínica Simulada (incluye el prebriefing, la situación clínica, y el debriefing), fidelidad (el grado de aproximación de una simulación a la realidad. Puede ser en factores físicos, psicológicos, sociales y culturales). La simulación puede ser conducida con pautas y orientaciones del facilitador, guiando al/los participante/s a través de todo el proceso de toma de decisiones. Cuando se inicia una simulación, los participantes comienzan con un plan y ejecutan el plan sin interrupción. Esto les da la posibilidad de autocorrección. En la misma se toman decisiones y hay discusiones de grupo. La simulación puede cambiar de rumbo a través de interrupciones, como señales verbales, llamadas telefónicas, información adicional, entrada del facilitador, etc. Lo importante es que luego de este escenario se realice el debriefing. El segundo estándar es la integridad profesional de los participantes esto implica que el armado de este entorno de aprendizaje sirva para valorar el comportamiento, actitudes y respeto mutuo de los participantes. En los casos de experiencias de evaluación por simulación, si un participante comparte información confidencial de cualquier tipo antes, durante o después de la experiencia de simulación, puede crear un sesgo en la ercepción del rendimiento de una persona y/o dinámica de grupo, lo que puede interferir en los resultados del aprendizaje (UCA, 2011) El tercer estándar son los objetivos de los participantes. Para obtener las mejores experiencias y que respondan a los objetivos de los participantes, hay que enfocar la simulación en los resultados que deben alcanzar y en el aprendizaje de los participantes. La simulación debe promover el pensamiento crítico y el razonamiento clínico, que lleva a la resolución de los cuidados enfermeros. En cuanto a los métodos de facilitación y el facilitador de la simulación: estos deben variar de acuerdo a las características individuales y culturales de los participantes. Para facilitar hay que involucrar a los participantes dentro del escenario. Para ello, a veces se utilizan preguntas guiadas por el facilitador. El papel principal del facilitador es animar al aprendizaje activo, la práctica y la reflexión. Finalizada la simulación se procede al debriefing que es muy importante ya que busca evocar lo vivido, como proceso de reflexión, esta etapa tiene vital importancia porque provoca en si misma una escala valorativa vivencial. Es la sesión de análisis de lo realizado.Se espera la asimilación de conocimientos, habilidades y actitudes. El facilitador va a cumplir el papel de hábil interrogador destacando lo positivo y negativo. Todas las experiencias simuladas deben incluir un debriefing planificado y dirigido a promover el pensamiento reflexivo. El debriefing debe crear un ambiente que apoye la confidencialidad y la confianza. Por último, la evaluación de los resultados esperados incluye aspectos del dominio cognitivo, porque ha podido integrar áreas de conocimiento que no son solo teóricas puras, sino son puestas en juego en una situación compleja.[12]

Centro de Laparoscopía[editar]

El Centro de Entrenamiento e Investigación en Cirugía Laparoscópica y Mini Invasiva, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste (CENCIL), fue inaugurado el 12 de diciembre de 1998 por Resolución de su Consejo Directivo Nº 508/99 -C.D. en la ciudad de Corrientes, Argentina. Su posición geográfica, en el Nordeste del país abarca como zona de influencia a las provincias de Corrientes, Chaco, Formosa, Misiones y Entre Ríos, lo que significa más de 4 millones de habitantes. Además es frontera con Brasil, Paraguay y Uruguay.

Desde su creación hasta la fecha ha entrenado en distintas áreas de la cirugía laparoscópica a 4.108 colegas de toda Iberoamérica mediante Cursos “hands on” basados, principalmente, en la práctica en animales.

CENCIL ha tenido un crecimiento continuo y año tras año mejora su infraestructura, aumenta la capacidad de enseñanza y se proyecta aún más, como un Centro de referencia en toda Latinoamérica.

Infraestructura dispone de:

  • Auditorio para 60 personas.
  • Un quirófano con capacidad para 14 mesas de cirugía en animales
  • Comedor
  • Vestuarios
  • Salón de informática
  • Wi-fi en todo el edificio
  • Biblioteca
  • Transmisión de cirugías en vivo desde el Hospital Escuela "José de San Martín" y Centro Médico S.A.

La cirugía laparoscópica es uno de los acontecimientos quirúrgicos más importantes de los últimos años. Su difusión mundial introdujo cambios en los cirujanos, los pacientes, la industria médica, el desarrollo tecnológico y las prestaciones del sistema de salud. Las ventajas observadas con esta cirugía y sus características totalmente diferentes de las de la convencional obligaron a los cirujanos a una nueva capacitación y adquirir nuevas habilidades quirúrgicas. A diferencia de otros acontecimientos científicos, la cirugía laparoscópica no se inició en centros académicos con programas organizados. En Argentina y en Latinoamérica, comenzó en 1990 con una formación en gran parte autodidáctica, siguiendo, a veces, el camino de la prueba y el error y realizando nuestro entrenamiento en los pacientes, a quienes hicimos correr el riesgo de nuestra curva de aprendizaje. Con el tiempo, la cirugía laparoscópica llegó a transformarse, en muchos casos, en el estándar de tratamiento, lo que tornó imperiosa su aplicación.[13]

La cirugía de mínima invasión tiene características especiales: notable disminución de la sensación de la profundidad de campo al carecer de una visión estereoscópica, ausencia de la sensación del tacto, y uso de un instrumental con un grado de movimientos limitado. Todo ello supone una manifiesta dificultad para la coordinación ojo-mano y reducción del rendimiento, precisión del cirujano y de la seguridad del paciente.Las diferencias entre la cirugía de mínima invasión y la convencional son tan importantes que para su práctica es necesario que el aprendizaje sea reglado y ordenado. Está ampliamente descrito que los programas estandarizados de aprendizaje en cirugía de mínima invasión mejoran las habilidades quirúrgicas y reducen la curva de aprendizaje y disminuyen notablemente los errores en la práctica clínica. Todo ello justifica la necesidad de un programa de formación adecuado, progresivo y completo, para alcanzar las habilidades mínimas necesarias para realizar con éxito la cirugía en el paciente.También se ha demostrado que hay un incremento exponencial en la efectividad intraoperatoria, en función del tiempo invertido en adiestramiento en el laboratorio.[14] [15]

Unidad de Soporte Nutricional y Metabolismo[editar]

La Unidad de Soporte Nutricional y Metabolismo (USNM) fue creada mediante una resolución del Consejo Directivo en 1999. Desarrolla actividades de Docencia, de Investigación y Médico-Asistenciales. En su laboratorio la USNM cuenta con un equipamiento sofisticado que le permite realizar una compleja la gama de estudios no invasivos tales como el monitoreo metabólico mediante calorimetría indirecta, es decir, la determinación del gasto calórico en pacientes con/sin asistencia nutricional, tanto adultos como pediátricos, y pruebas de ejercicios cardiorespiratorios (CPX) tanto en pacientes con dolencias cardiopulmonares (internados ó ambulatorios) como en sujetos sanos entrenados, inclusive deportistas de alto rendimiento.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]