Facultad de Medicina (Universidad Nacional Autónoma de México)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Facultad de Medicina (UNAM)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Facultad de medicina UNAM
Facultad de Medicina de noche.JPG
Tipo Pública
Forma parte de Universidad Nacional Autónoma de México
Fundación 1929
Localización
Dirección Circuito Interior, Av. Universidad 3000,
Ciudad Universitaria, Coyoacán
C.P. 04510
Flag of Mexico.svg México
Administración
Director Dr. Germán Enrique Fajardo Dolci
Financiamiento 1.141 millones de pesos
Academia
Estudiantes 17.600 Población total
Sitio web
Página oficial de la Facultad de Medicina
[editar datos en Wikidata]

La Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es una dependencia de dicha universidad encargada de realizar investigación y docencia en medicina. Proporciona estudios de pregrado y posgrado. Es una de las facultades más reconocidas en la universidad y en el país.[1]

Misión[editar]

La Facultad de Medicina como parte de la Universidad Nacional Autónoma de México es una institución pública dedicada a formar profesionales líderes en las ciencias de la salud, altamente calificados, capaces de generar investigación y difundir el conocimiento. Sus programas están centrados en el estudiante, promueven el aprendizaje autorregulado y la actualización permanente con énfasis en la conducta ética, el profesionalismo y el compromiso con la sociedad mexicana.

Visión[editar]

La Facultad de Medicina ejercerá el liderazgo intelectual y tecnológico en las ciencias de la salud en el ámbito nacional e internacional, mediante la educación innovadora y la investigación creativa aplicadas al bienestar del ser humano.

Historia[editar]

La historia de la Facultad de Medicina se inicia en el siglo XVI, cuando el emperador de Alemania Carlos V (Carlos I de España) expidió una orden real para crear la Real y Pontificia Universidad de México el 20 de septiembre de 1551.

El primer diploma médico de México fue otorgado el 10 de agosto de 1553, el cual fue originalmente expedido por la Universidad de Lérida en España a Juan Blanco de Alcázar.

En 1528 entró en funciones el primer protomédico de la Nueva España (Juan López), a quien se le encargó velar por el buen ejercicio y enseñanza de la medicina y de las otras artes y profesiones afines, así como vigilar todo aquello que estaba en conexión con la higiene y la salubridad pública.

El 21 de junio de 1578 se aprobó la primera Cátedra de Medicina (Cátedra Prima) y dicha cátedra, en la Real y Pontificia Universidad de México, fue inaugurada el 7 de enero de 1579, siendo la más antigua en el continente americano. Al abrirse la segunda cátedra (Vísperas de Medicina) en 1599, se planteó un programa paralelo que era en su naturaleza más apegado a la tradición del galeno-hipocratismo-renacentista, el de la Cátedra Prima.

En 1621 se agregaron dos cátedras más: la de Anatomía y Cirugía, dictadas en latín para médicos y en castellano para cirujanos así como la de Methodo Medendi.  La única cátedra agregada a las anteriores durante el resto del siglo XVII y todo el XVIII fue la de Astrología y Matemáticas, creada en la Facultad de Medicina en 1638. A mediados del mismo siglo se impuso un modelo teórico-práctico que incluyó la disección en cadáver.

A partir de 1646 se constituyó el Real Protomedicato como tribunal que ejercía varias funciones: decidir cuáles eran los libros de texto, tener la potestad de imponer castigos y examinar a los que querían ejercer la medicina, la farmacia, la obstetricia y la flebotomía; a los que aprobaban el “juicio final“ les expedían una licencia con la que tenían la potestad de atender pacientes en la calle y podían ejercer la práctica médica remunerada. En suma, este tribunal cuidaba del buen ejercicio de las artes profesionales de médicos, cirujanos, parteros, hernistas, oculistas, algebristas, flebotomianos, farmacéuticos y droguistas.

En 1768, utilizando los espacios, enfermos y cadáveres del Hospital de Naturales, se creó la Real Escuela de Cirugía y el Anfiteatro Anatómico o Cátedra de Anatomía Práctica, donde se impartieron clases de anatomía descriptiva, fisiología y clínica quirúrgica.

Poco antes del fin del régimen colonial en 1805, se fundó la última e importante cátedra: la de Clínica, encomendada a su promotor el doctor Luis Montaña, figura de primer orden en la historia de la medicina mexicana.

En 1821 la Real y Pontificia Universidad de México se convirtió en Nacional.  La reforma de la educación que implementó Valentín Gómez Farías en 1833, con seis Establecimientos de Ciencias, unió los estudios médicos y quirúrgicos. Con la creación de Ciencias Médica el 23 de octubre de 1833 se empieza a escribir la historia moderna de la Facultad de Medicina.

A un año de su creación, el Establecimiento de Ciencias Médicas fue incorporado como Escuela de Medicina a la Universidad reinstalada por el entonces Presidente de México, general Antonio López de Santa Anna (1794-1876). La escuela inició un peregrinaje a través de diferentes  locales y esquemas administrativos siendo, sucesivamente, Colegio de Medicina, Escuela de Medicina del Distrito Federal y, como Escuela Nacional de Medicina, a partir de 1842, fecha en que de manera definitiva se instala en el antiguo Palacio de la Inquisición.

Paulatinamente se incorporaron nuevas áreas de conocimiento y las primeras especialidades. La histología apareció en 1882; la bacteriología y la anatomía patológica en 1888; en este mismo año se abrieron por primera vez cursos de perfeccionamiento en enfermedades mentales, dermatología y oftalmología. El Hospital de San Andrés fue instalado en 1779, y en 1905, enfermos, médicos y demás personal se trasladaron al nuevo Hospital General. Las radicales modificaciones del Hospital Juárez por esa misma época y la inauguración del Manicomio General en 1910 ofrecieron a esta Escuela campos clínicos modernos y bien equipados que permitieron la excelencia en la enseñanza clínica.

De la Escuela Nacional de Medicina surgen, desde 1903, los estudios formales de odontología que fraguarían en la Escuela y Facultad de Odontología y, a partir de 1911, se imparte la carrera de enfermería, de cuyo cuerpo docente surgiría, más adelante, la Escuela de Enfermería y Obstetricia de la Universidad Nacional Autónoma de México.

La misma Escuela Nacional de Medicina implantó diversas modalidades educativas que habrían de perdurar a lo largo de los años. Gracias a ellas, el Hospital de San Andrés primero y, después, el Hospital General de México se convirtieron en hospitales-escuela con el compromiso compartido con el Estado de facilitar sus instalaciones sanitarias para que sirvieran de campos clínicos y darles a sus médicos adscritos la categoría de profesores universitarios. Esta visión estratégica se convirtió en modelo de educación pública seguido por casi todas las escuelas de medicina del país y, con ello, el sector salud y el sector educativo iniciaron alianzas que los han fortalecido mutuamente y que han permanecido hasta nuestros días.

El Plan de Estudios de 1906 marca la directriz para incorporar el nuevo conocimiento médico biológico y darle un peso específico a la práctica clínica.

En el Plan de Estudios publicado en 1915 se hicieron modificaciones significativas: la duración de la carrera pasó de cinco a seis años, este último como internado hospitalario.

En 1929 se obtuvo la autonomía, conocida actualmente como Universidad Nacional Autónoma de México. En el mismo periodo se confirió una dirección diferente y novedosa a la filosofía educativa. Se rescató la fisiología experimental y su importancia en la formación del espíritu científico del médico y se dio prioridad a las prácticas de laboratorio. Quedaba claro desde ese momento que el desarrollo de una cultura biológica profunda con la aplicación del método científico era un imperativo en la formación del médico.

En 1933 la Escuela Nacional de Medicina tomó temporalmente el nombre de Facultad de Ciencias Médicas y abarcó las Escuelas de Odontología, Enfermería y Obstetricia. En cuanto al Plan de Estudios, se hizo efectivo el año de internado en hospitales y en 1936 un semestre de servicio social en áreas rurales, carentes de atención médica.

En 1951 se propuso y se aprobó la creación de un Departamento de Estudios para Posgraduados en Medicina. En la misma época, se tomó la decisión de construir el edificio de la entonces Escuela Nacional de Medicina en los terrenos de la ahora Ciudad Universitaria y en 1956 fueron inaugurados los cursos de medicina con un nuevo Plan de Estudios.

En 1960, al existir cursos de posgrado, con la aprobación del H. Consejo Universitario, Escuela Nacional de Medicina se convirtió en Facultad de Medicina.

En los años noventa, fue aprobado el Plan Único de Estudios de la carrera de médico cirujano y posteriormente el Plan Único de Especialidades Médicas y la incorporación de la Licenciatura en Investigación Biomédica Básica. Y el 7 de octubre de 2009, el H. Consejo Técnico aprobó las modificaciones al plan de estudios que fue implementado en el 2010.

Otras acciones importantes que ha realizado la Facultad son:

  1. Plan de Estudios Combinados en Medicina (PECEM) (2011) que expide el Diploma de Médico Cirujano con el grado de Doctor en Medicina
  2. Licenciatura en Fisioterapia (2011)
  3. Licenciatura en Ciencia Forense (2012)
  4. Proyecto de Licenciatura en Neurociencias (Pendiente)

Escudo[editar]

Reglamento del Escudo y Lema de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Artículo 1. El uso del Escudo y Lema de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, se hará de acuerdo con los fines que la Institución señala en el artículo 1o. de su Ley Orgánica.

Artículo 2.El Escudo de la Facultad de Medicina constará de tres elementos:

  1. El Escudo de la Universidad Nacional Autónoma de México en una envolvente mayor circular, con los mismos elementos del escudo oficial;

Artículo 3. El Lema de la Facultad de Medicina será ALIIS VIVERE, que en latín significa "Vivir para los demás".

Artículo 4. El Escudo y Lema de la Facultad de Medicina podrá ser utilizado sin necesidad de autorización previa, por todos los miembros de su comunidad, siempre y cuando se cumpla con lo dispuesto por el artículo 1o. de este reglamento.

Artículo 5. La contravención de lo establecido en el presente reglamento será causa de responsabilidad en los términos de la legislación aplicable.

Transitorio

Unico. Este reglamento entrará en vigor al día siguiente de su publicación en la Gaceta de la Facultad de Medicina.

Aprobado por el H. Consejo Técnico de la Facultad de Medicina en su sesión ordinaria del 4 de marzo de 1993.

Mural[editar]

Representando la concepción cosmológica y teogónica humana de nuestros ancestros indígenas, simbolizada en la vida y la muerte, los cuatro elementos (agua, aire, fuego y tierra), así como el mestizaje, Francisco Eppens, realizó en cerámica vidriada el mural de la Facultad de Medicina. De una forma simbólica; sintética y decorativa muy amplia y visible a gran distancia.

Como las figuras principales, de este mural, considerado como uno de los más hermosos de Ciudad Universitaria, podían resultar, por su tamaño, demasiado agresivas; a corta distancia, se elaboró una composición concéntrica, colocando los elementos mayores en una periferia reduciendo la escala de los elementos centrales.

De esta manera se observa en esta obra representada por una serpiente que se muerde la cola, el símbolo de la eternidad que encierra a toda la composición, junto a una calavera que devora a la mazorca de maíz de la cual se dice, se formó el primer ser humano.

El agua esta representada en la parte inferior, por ondas armadas de discos de jade; el chalchihuitl que simboliza para los prehispánicos la idea de lo precioso. El rostro de Tláloc, dios del agua, mostrando sus ojos serpentinos y las fauces atrigadas que lo caracterizan en medio de diversos seres acuáticos como el caracol, pez, pulga de agua y ajolote.

Del aire, ubicado en las franjas laterales en azul oscuro, pueden apreciarse mariposas, al águila y cozcacuahtli o "zopilote real", importantes figuras representativas de la mitología azteca, que por mucho tiempo fueron la fuente de inspiración de los códices indígenas.

La tierra, en el centro y parte superior, simbolizada por los senos flacidos, exhaustos de "amamantar vida a los dioses y a los hombres", de la Coatlicue; la madre tierra precolombiana, en cuyo seno se nutren los árboles y las plantas, que por su forma de presentarse en el mural, parecen inspirados en el códice de la Cruz Badiana.

Por encima del rostro de Tláloc aparece de perfil la imagen de la muerte, de entre sus dientes emerge una espléndida mazorca de maíz, símbolo de vida.

Finalmente, el fuego expresado en la parte superior por las llamas de los soles mayas. El centro del mural lo ocupa una gran cabeza de apariencia escultórica constituida por la unión de tres rostros, el de la madre indígena a la izquierda, el del padre español a la derecha y en medio el rostro del hijo mestizo; es decir el México actual, idea muy parecida a la de Rivera en el estadio Olímpico.

El Mestizaje esta sintetizado en la cabeza donde aparecen dos manos extendidas que recuerdan el tremendo collar de Coatlicue. En la palma de la mano al lado correspondiente el rostro de la madre indígena esta una semilla en germinación y en la palma de la otra mano, representando el rostro del padre hispánico, se observa el polen fecundador.

La idea de la creación de esta obra surge en 1953, a petición del arquitecto Roberto Alvarez Espinosa, por lo que Francisco Eppens tiene la idea de crear un mural a la intemperie para la Ciudad Universitaria. El cual sería todo un reto, debido a su curvatura, en una gran fachada que dominaba una plaza de dimensiones espectaculares.

Los problemas técnicos afrontados para la realización de este mural, fueron interesantes. Como la superficie era curva y estaba cubierta de vitricota, tipo diseñado para la mayoría de las fachadas de C.U, hubo que hacer el mural en pequeñas losas precoladas de concreto de un metro de largo por veinticinco centímetros de ancho para poder dar la curvatura del muro de 20 metros de altura por 18 metros de base.

Estas losas se anclaron al muro, dejándoles cuerda a las puntas de los alambrones para que, perforándolo, se atornillaran con tuercas por la parte de atras y quedara como un mural desmontable.

El mismo Eppens comenta que la obra se hizo con peones escogidos en la misma Universidad, utilizando mosaico de vidrio que entonces se empezaba a producir en la Fábrica de "Mosaicos Venecianos de México, S.A..", en Cuernavaca, Morelos. Como faltaba mosaico color verde muy claro y no había en la fábrica, pues está apenas comenzaba, se tuvieron que comprar platos de vidrio de ese tono, para romperlos en pedazos y colocarlos en las partes del mural donde se necesitaban.

Al concluirse en enero de 1954, la realización de este espléndido mural en un gran paño sobre el poniente de la Escuela de Medicina y que el mismo autor estima como su mejor obra, se le consideró la alegoría monumental con el tema de nuestro pasado indígena y español, con el resultado de un beneficioso mestizaje.

El autor de tan bella obra, nació en San Luis Potosí, en 1913, se traslado a la capital de la República, en donde cursó sus estudios primarios y superiores; ingresó a la Escuela Nacional de Artes Plásticas en 1928. Un año después abandonó esta escuela, para dedicarse a la pintura por su propia cuenta, y aplicó su habilidad en el dibujo y el color, a factura de carteles, y más tarde a la de timbres postales y hacendarios.

Su actividad en este último aspecto estableció un nuevo concepto en la presentación gráfica de los temas filatélicos en México, finalmente su preocupación artística lo encauzó hacia el muralismo.

A Eppens se deben los paños pintados en el cubo de los elevadores del Hospital Infantil,. En 1952 es llamado por la compañía Mecánica y Metalúrgica para hacer un mural en mosaico de cerámica en su local industrial, al año siguiente proyectó y realizó los murales para las facultades de Medicina y Odontología de la Universidad.

A partir de entonces las decoraciones en mosaico de cerámica vidriada fueron el centro de las actividades artísticas. Realizó entonces varios murales y en 1962 obtuvo el primer premio en el concurso para los murales en mosaico del nuevo edificio del Partido Revolucionario Institucional, que realizó al año siguiente.

En 1968 por encargo de Luis Echeverría Alvarez, Secretario de Gobernación, el artista realizó los proyectos para el Escudo Nacional vigente, tanto en blanco y negro para su impresión, como en alto relieve para la moneda y en color para nuestro lábaro patrio, ejecutando también el modelo de la Bandera Nacional, cuyos originales fueron depositados en el Palacio Nacional, Archivo General de la Nación, Casa de Moneda y en el Castillo de Chapultepec.

Como señalara el arquitecto Héctor Ceballos Lascurain el mural mosaico de la Facultad de Medicina, se convierte en uno de los elementos arquitectónicos más distintivos de ese edificio. Este magnífico mural constituye el punto focal de la amplia explanada ubicada frente a la Facultad. Aún observado a gran distancia desde los abiertos espacios urbanísticos de Ciudad Universitaria, llama la atención el trazo vigoroso, la concentrada y clara composición, que da el efecto de un enorme cartel, así como el brillante colorido de esta obra. Una de las más logradas de toda la muralística latinoamericana.

La serpiente Quetzalcóatl, modelada con sorprendentes efectos volumétricos, enmarca toda la composición y delimita de manera eficaz la fachada de tan importante edificio, la Faculta de Medicina.

Directores[editar]

Directores de la Escuela Nacional de Medicina y la Facultad de Medicina de la UNAM[2]
Director Periodo
Casimiro Liceaga y Quezada[3] 1833 - 1946
José Ignacio Durán de Huerta y Castelú 1846 - 1868
José María Vértiz 1868
Leopoldo Río de la Loza Guillén 1868 - 1872
Ignacio Torres Padilla 1872
Leopoldo Río de la Loza Guillén 1872 - 1873
Rafael Lucio y Nájera 1873 - 1874
Francisco Ortega y Villar 1874 - 1886
Manuel Carmona y Valle 1886 - 1902
Eduardo Liceaga 1902 - 1909
José Ramón Icaza 1909 - 1910
Eduardo Liceaga 1910 - 1911
Fernando Zárraga 1911 - 1912
Rafael Caraza 1912 - 1913
Aureliano Urrutia 1913 - 1914
Julián Villarreal 1914
Ulises Valdés 1914
José de Jesús Sánchez 1914 - 1915
Ángel Hidalgo 1915
José León Martínez 1915
Nicolás Ramírez de Arellano 1915
Rosendo Amor Esparza 1916 - 1920
Guillermo Parra 1920 - 1923
Manuel Gea González 1923 - 1925
Fernando Ocaranza Carmona 1925 - 1933
Ignacio Chávez 1933 - 1934
Ernesto Ulrich 1934
Fernando Ocaranza Carmona 1934
José Palacios Macedo 1934 - 1935
Gustavo Baz Prada 1935 - 1938
José Aguilar Álvarez 1938 - 1942
Gustavo Argil 1942 - 1944
Ignacio González Guzmán 1944 - 1946
Salvador González Herrejón 1946 - 1951
José Castro Villagrana 1951 - 1954
Raoul Fournier Villada 1954 - 1962
Donato G. Alarcón Martínez 1963 - 1965
Carlos Campillo Sáinz 1966 - 1969
Francisco Fernández del Castillo Campo 1970 - 1971
José Laguna García 1971 - 1977
Octavio Rivero Serrano 1977 - 1981
Carlos MacGregor Sánchez Navarro 1981 - 1983
Fernando Cano Valle 1983 - 1991
Juan Ramón de la Fuente 1991 - 1994
Alejandro Cravioto 1995 - 2003
José Narro Robles 2003 - 2007
Enrique Luis Graue Wiechers 2008 - 2015
Germán Enrique Fajardo Dolci 2016-

Campus[editar]

La Facultad forma parte del circuito universitario en Ciudad Universitaria que en el 2007 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco,[4] consiste en un complejo principal, dividido en varios edificios, algunos anexos se encuentran en varios hospitales del área metropolitana de la Ciudad de México, sobre todo un anexo se encuentran en el Hospital General de México, donde el Departamento de Medicina Experimental se encuentra.

La Facultad también tiene una sede en la Torre de Vinculación y Gestión Universitaria, Tlatelolco. Av. Ricardo Flores Magón #1 pisos 3, 4 y 5. Col. Nonoalco Tlatelolco, México DF. En el Centro Cultural Universitario Tlatelolco.

Docencia[editar]

La docencia se organiza en departamentos, cada departamento es dirigido por un jefe de departamento que le reporta el director de la Facultad.

Departamentos:

  • Anatomía
  • Biología Celular y Tisular
  • Bioquímica
  • Cirugía
  • Embriología
  • Farmacología
  • Fisiología
  • Historia y Filosofía de la Medicina
  • Informática Biomédica
  • Microbiología y Parasitología
  • Psiquiatría y Salud Mental
  • Salud Pública

Oferta académica[editar]

Carreras en sistema escolarizado

  • Investigación Biomédica Básica .
  • Médico Cirujano.
  • Fisioterapia.
  • Ciencia Forense.

Galería[editar]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

Gaceta de la Facultad de Medicina 25 de marzo de 1993.

Facultad de Medicina UNAM

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Ranking las mejores universidades (periódico El Universal)
  2. Facultad de Medicina UNAM. «Directores». Consultado el 24 de julio de 2015. 
  3. Como Director del Establecimiento de Ciencias Médicas
  4. Centre, UNESCO. «Centro del Patrimonio Mundial -». whc.unesco.org. Consultado el 20 de junio de 2015.