Félix de Sevilla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Félix de Sevilla o Félix de Toledo (? - c. 700), fue obispo de Sevilla de finales del siglo VII. En el año 693, por petición del rey visigodo Égica, reemplazó al arzobispo Sisberto de Toledo quien había conspirado gravemente contra el rey y la reina buscando el asesinato de ambos, apoyando con ello las revueltas del noble rebelde Suniefredo en los años (692/693). El XVI Concilio de Toledo celebrado el 2 de abril de 693 le confirmó como arzobispo de la sede toledana.[1][2]

Dejó escrita una breve biografía de su antecesor en la sede toledana San Julián, Vita sancti Iuliani, que incluye una relación de las obras escritas por éste.[3]


Predecesor:
Floresindo
Arzobispo de Sevilla
c. 688 – 693
Sucesor:
Faustino
Predecesor:
Sisberto
Arzobispo de Toledo
693 – 700
Sucesor:
Gunderico

Referencias[editar]