Expediente de Regulación Temporal de Empleo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En la legislación española, un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, abreviado y también conocido popularmente como ERTE, es un procedimiento mediante el cual una empresa en una situación excepcional busca obtener autorización para despedir trabajadores, suspender contratos de trabajo o reducir jornadas de manera temporal, cuando atraviesen por dificultades técnicas, organizativas que pongan en riesgo la continuidad de la compañía.[1][2]

Especificaciones[editar]

En España, está regulado por el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores.[3]

La salida del trabajador de la empresa es limitada en el tiempo, ya que tras un período, vuelve a sus puesto de trabajo. Por lo que, a diferencia del Expediente de regulación de empleo, no implica el despido para siempre del empleado. El ERTE se puede aplicar sin tener en cuenta el número de trabajadores que tenga la compañía.[4]

Los trabajadores consumen su prestación por desempleo mientras se aplica el ERTE. El salario en los primeros 180 días pasa a ser el 70%, en el caso de perder su trabajo, los días consumidos por el ERTE se descuentan del periodo con derecho a cobro, y por último, es habitual que las empresas negocien un complemento salarial, aunque no suele cubrir el 100% de los ingresos.[5][6]

Legislación aplicable[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]