Excelsis Dei (The X-Files)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Excelsis Dei
Episodio de The X-Files
Título Excelsis Dei
Episodio n.º 11
Temporada 2
Director Stephen Surjik
Actores invitados Frances Bay
Teryl Rothery
Eric Christmas
Cód. de producción 2X11
Emisión 16 de diciembre de 1994
Episodios de Segunda temporada de The X-Files
Red Museum Excelsis Dei Aubrey

Excelsis Dei es el undécimo episodio de la segunda temporada de la serie de televisión creada por Chris Carter, The X-Files.

El episodio fue estrenado en la cadena Fox el 16 de diciembre de 1994. Fue escrito por Paul Brown y dirigido por Stephen Surjik. El episodio es una historia del «Monstruo de la semana», sin relación con la mitología más amplia de la serie.

El programa se centra en los agentes especiales del FBI Fox MulderDavid Duchovny— y Dana ScullyGillian Anderson— que trabajan en casos relacionados con lo paranormal, llamados Expedientes X. Mulder es un creyente en lo paranormal, mientras que la escéptica Scully ha sido asignada para desacreditar su trabajo. En el episodio, Mulder y Scully son llamados para investigar una denuncia por violación hecha por una enfermera en un asilo de ancianos; el caso cae en el ámbito de los Expedientes X porque el agresor parece haber sido un espíritu incorpóreo. Algunos críticos de televisión elogiaron los efectos del episodio mientras otros criticaron la forma en que el programa manejó la violación.

Surjik preguntó si podía dirigir el episodio porque era un fan de la serie; este fue su único crédito en la serie. Filmar el episodio fue difícil para el elenco y el equipo debido principalmente al hecho de que el guion llegó solo dos días antes al elenco y al equipo de filmación. Otros problemas surgieron por razones técnicas; una escena requirió la inundación de un pasillo con 12,5 metros cúbicos de agua. Muchas de las escenas fueron filmadas en el «Riverview Hospital», un centro de salud mental ubicado en Coquitlam, Columbia Británica.

Argumento[editar]

Los agentes Mulder y Scully son llamados a la residencia de ancianos privada «Excelsis Dei» en Worcester, Massachusetts, para investigar la denuncia de una enfermera de que fue violada por una entidad invisible. Severamente magullada, Michelle Charters —Teryl Rothery— afirma que sabe quién fue el responsable y señala a Hal Arden como el atacante, un anciano residente de Excelsis Dei. Cuando le preguntan, Arden admite que le hizo proposiciones sexuales, pero afirma que es inofensivo y que es demasiado mayor para haber hecho algo.

Mientras Mulder y Scully investigan, descubren que un ordenanza malasio está dando ilícitamente a los pacientes una droga a base de hierbas hecha de hongos que cultiva en el sótano del edificio. La droga cura su Alzheimer, pero también les permite ver a los espíritus de las personas que han muerto en la residencia de ancianos y canalizarlos a la existencia. En este estado, los espíritus asaltan y asesinan a los ordenanzas que los despreciaron y los trataron mal mientras eran pacientes. Cuando un paciente toma una sobredosis de la droga, los espíritus atacan una vez más a Charters, atrapándola a ella y a Mulder en el baño, que comienza a inundarse.

Mientras Scully y el médico jefe de la residencia logran detener las convulsiones del paciente, los espíritus desaparecen y la puerta del baño cede, liberando a Mulder y Charters. El gobierno de Massachusetts se hace cargo de las instalaciones y el ordenanza que se las suministraba se entrega a los servicios de inmigración. Los pacientes restantes, que ya no tienen acceso al medicamento, vuelven a su estado previo de demencia.[1]

Curiosidades y referencias[editar]

Molécula de ácido iboténico.
  • El ácido iboténico, sustancia identificada en la serie como elemento activo que están recibiendo ilícitamente los pacientes para su recuperación, es en realidad una sustancia psicoactiva encontrada en la seta Amanita muscaria pero en realidad si se consume por vía oral su mayoría se convierte en un alcaloide (Muscimol), que tiene algunos de los efectos de las drogas psicodélicas clásicas (LSD, Psilocibina, Mescalina...) pero con pequeñas características de sedación también. Se ha utilizado por chamanes siberianos para inducir estados de trance. Lo problemático con el episodio es que la mayoría, si no todo el ácido iboténico, se convierte a en muscimol durante el proceso de preparación. En ese caso, toxicológicamente, habría grandes cantidades de muscimol, y no ácido iboténico, en la sangre de los pacientes.

Artistas invitados[editar]

Referencias[editar]

  1. Lowry, pp. 186–187

Enlaces externos[editar]