Eva Miriam Hart

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Eva Miriam Hart
Benjamin, Eva and Esther Hart.jpg
La familia de Eva Hart. Eva y su madre Esther (centro y derecha) sobrevivieron al hundimiento del Titanic, mientras que el padre, Benjamin pereció en el mismo.
Información personal
Nacimiento 31 de enero de 1905 Ver y modificar los datos en Wikidata
Ilford, Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 14 de febrero de 1996 Ver y modificar los datos en Wikidata (91 años)
Chadwell Heath, Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Británica Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Madre Esther Hart Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Eva Miriam Hart (Ilford, Londres, Inglaterra, 31 de enero de 1905 - 14 de febrero de 1996) fue una de los últimos supervivientes del naufragio del transatlántico RMS Titanic, ocurrido entre el 14 y 15 de abril de 1912.

Biografía[editar]

Vida temprana[editar]

Eva Miriam Hart fue hija de Benjamin y Esther Hart. Cuando ella tenía seis años, su padre decidió emigrar junto a su familia a Winnipeg (Manitoba), donde pretendía abrir un estanco.

A bordo del Titanic[editar]

El 10 de abril de 1912, con siete años embarcó, junto con sus padres, en el RMS Titanic como pasajera de segunda clase en Southampton (Inglaterra). Su madre empezó a tener malos presentimientos, sintiéndose incómoda en el buque.[1] Con dicho temor en el cuerpo, la entonces niña dormía durante el día y por la noche permanecía, despierta y vestida, en su camarote.[2]

Sin embargo, la noche del suceso, sobre las 23:40h, Esther dormía mientras el barco chocaba contra el famoso iceberg. Su padre llegó en ese momento y, después de tapar a su hija con una manta, la llevó a la cubierta del barco. Allí, Benjamin dejó a su esposa e hija en el bote número 14 y le dijo a Eva que «le diera la mano a mami y que fuera buena chica».[1] Fueron las últimas palabras que escuchó de su padre y la última vez que lo vio.

Eva junto a su madre Esther Hart, a su retorno a Reino Unido tras el hundimiento del Titanic.

El RMS Carpathia las rescató y las trasladó, el 18 de abril, a Nueva York, desde donde volvieron a Inglaterra y su madre se casó de nuevo. El cuerpo de su difunto padre, de ser hallado, nunca fue identificado. Eva tuvo muchísimas pesadillas sobre el suceso y, tras la muerte de su madre 16 años más tarde, decidió enfrentarse a sus temores: regresó al mar, se encerró durante cuatro días en un camarote y sus pesadillas desaparecieron.[1]

Recuerdos del Titanic[editar]

Con siete años en el momento del suceso, Eva recordaba perfectamente años después lo sucedido. En una entrevista en 1993, 81 años más tarde del hundimiento, dijo: «vi cómo se hundía el buque [...] Nunca cerré mis ojos. No dormí en absoluto. Lo pude ver, lo escuché y nadie lo puede olvidar [...] Recuerdo los colores, los sonidos ... Todo [...] Lo peor que puedo recordar son los gritos y luego el silencio que siguió [...] Parece como, si una vez que todos se habían ido, se ahogó. Acabado. Todo el mundo estaba de pie todavía. No había nada, sólo esta muerte, terrible silencio en la noche oscura con las estrellas sobre la cabeza».[1] "La banda tocó una versión de Nearer My God to Thee, hay tres versiones, y la que interpretaron era la que se cantaba en la iglesia." "Nunca cerré los ojos, y vi cómo el barco se hundía. Y vi cómo el barco se partió en dos."[3]

Carta manuscrita de Eva y su madre Esther, dirigida a la abuela de Eva, escrita en la noche del hundimiento. Fue subastada en abril de 2014 por un precio de 119. 000 libras esterlinas. Sobrevivió al hundimiento porque se encontraba en uno de los bolsillos de la chaqueta del padre, Benjamin Hart, quien la puso sobre los hombros de su hija para mantenerla caliente en el frío de la noche.

Ella y su madre Esther hicieron la última carta escrita en el Titanic de la que se tiene registro,[4] donde Esther le cuenta a sus familiares el disfrute de su estadía junto con su hija Eva y de la vida a bordo:.[5]

Mis queridos todos,

Como ven, es el mediodía del domingo y estamos descansando en la biblioteca después de almorzar. Ayer estuve muy mal todo el día, sin poder comer o beber, pero hoy ya estoy mejor.

Esta mañana Eva y yo fuimos a la iglesia y ella estaba tan contenta que cantaba “Oh Señor ven”, un himno que le suena muy bien en voz alta, ella es muy hermosa. Tenía una bonita pelota, una caja de caramelos y una foto de este barco que compró hoy, todo el mundo la nota con su osito de peluche. Habrá un concierto a bordo mañana por la noche en beneficio de la Casa de los Marineros, ella va a cantar y yo también.

Los marineros dicen que hemos tenido un tiempo maravilloso hasta el momento. No ha habido ninguna tempestad, pero Dios sabe cómo será cuando ocurra. Veo una enorme extensión de mar, no hay tierra a la vista y el barco que se mece de lado a lado es maravilloso, aunque dicen que este barco no debe mecerse debido a su tamaño.

De todos modos, se mueve lo suficiente para mí, nunca lo olvidaré. Hay muy buen tiempo, pero con un frío y un viento terrible. Dicen que podemos alcanzar a llegar a Nueva York el martes por la noche, pero está programado para el miércoles por la mañana.

Esther Hart

Profesión[editar]

Eva tuvo varios trabajos a lo largo de su vida: Fue una famosa cantante en Australia, una organizadora de partidos conservadores, y también trabajó como juez en Inglaterra.[1]

Crítica abierta[editar]

Fue una de las supervivientes más críticas sobre la carencia de botes salvavidas y de cualquier intento de rescate de supervivientes del transatlántico, después de su descubrimiento en 1985, 73 años más tarde. Criticó a la White Star Line por la falta de botes: «Si un barco es bombardeado, es por la guerra; si las rocas son sacudidas en una tormenta es por la naturaleza; pero, morir sólo por la carencia de botes salvavidas es ridículo».[1] Cuando se iniciaron las labores de rescate en el pecio, en 1987, Eva se apresuró a señalar que el Titanic era una tumba y que debía tratarse como tal. A menudo reprochó la «insensibilidad y codicia» y etiquetó a los rescatadores como «caza fortunas, buitres, piratas y saqueadores de tumbas».[6]

Vida después[editar]

Se mantuvo activa en los eventos sobre el Titanic durante los década de 1980. En 1982, volvió a Estados Unidos y asistió, junto con otros supervivientes, al congreso de la Sociedad Histórica del Titanic conmemorando el 70.º aniversario del naufragio del Titanic. Participó en otras tres ocasiones (1987, 1988 y 1992) y en 1994 escribió la autobiografía La sombra del Titanic: Historia de un superviviente, donde describe sus vivencias a bordo del buque y las complicaciones que hubo durante el naufragio.

El 15 de abril de 1995, en el 83.er aniversario del desastre, tanto ella como Edith Brown, otra superviviente de segunda clase, dedicaron una placa de un jardín conmemorativo en las tierras del National Maritime Museum de Londres.[7]

Muerte[editar]

Murió el 14 de febrero de 1996 en su casa de Chadwell Heat con 91 años de edad, dejando a ocho supervivientes restantes.

Como curiosidad, Rose DeWitt Bukater, personaje que interpretó Kate Winslet en Titanic, es una combinación de algunos supervivientes del naufragio, sobre todo, Eva Miriam Hart.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f Eva Hart, 91, a Last Survivor With Memory of Titanic, Dies, New York Times, February 16, 1996
  2. Biography, Encyclopedia Titanica
  3. Hart, Eva, perf. Eva Hart Speaks About Her Memories of The Titanic . . Survivor Interview . Film. <http://www.youtube.com/watch?v=MD5J43Z9AWI&feature=related>.
  4. «Titanic letter reveals new first-hand account of disaster». Telegraph.co.uk (en inglés). Consultado el 8 de marzo de 2017. 
  5. «'We have had a wonderful passage up to now': Incredible last letter written on Titanic was penned just hours before it sank by mother and daughter who BOTH survived». Mail Online. Consultado el 8 de marzo de 2017. 
  6. Elia, Ricardo. Titanic in the Courts, Archaeological Institute of America
  7. That Fateful Night, Euronet

Enlaces externos[editar]