Europeos en la China medieval

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tumba de Katarina Vilioni, miembro de una familia comercial italiana, en Yangzhou. Año 1342

Como demuestran los documentos y restos arqueológicos, se cree que miles de europeos vivían en la China imperial durante el período del dominio mongol.[1]​ Estas eran personas de países que tradicionalmente pertenecían a las tierras de la cristiandad durante la Alta Edad Media hasta finales de la Edad Media que visitaban, comerciaban, realizaban trabajo misionero cristiano o vivían en China. Esto ocurrió principalmente durante la segunda mitad del siglo XIII y la primera mitad del siglo XIV, coincidiendo con la dominación del Imperio Mongol, que gobernó una gran parte de Eurasia y conectó a Europa con su dominio chino de la dinastía Yuan entre los años 1271 y 1368.[2]​ Mientras que el Imperio bizantino, centrado en Grecia y Anatolia mantuvo raras incidencias de correspondencia con las dinastías Tang, Song y Ming de China, el papado romano envió varios misioneros y embajadas al primer Imperio Mongol, así como a Khanbaliq, —Pekín moderna— , la capital de la dinastía Yuan liderada por los mongoles.

Ubicados principalmente en lugares como la capital mongola de Karakorum, los misioneros y mercaderes europeos viajaron por el reino de los mongoles durante un período de tiempo al que los historiadores se refieren como el Pax Mongolica. El visitante europeo más famoso de China durante este período fue Marco Polo, precedido por su padre y su tío Niccolò y Maffeo Polo. Tal vez la consecuencia política más importante de este movimiento de pueblos y el comercio intensificado fue la alianza franco-mongola, aunque esta última nunca se materializó por completo, al menos no de manera coherente.[3]​ El establecimiento de la dinastía Ming en 1368 y el restablecimiento de los nativos de la etnia han condujo al cese de la venida de los mercaderes europeos y de los misioneros católicos que vivían en China. El contacto directo con los europeos no se renovó hasta que los exploradores portugueses y los misioneros jesuitas llegaron a las costas del sur de la China de Ming a principios del siglo XVI, durante la era de la exploración.

El comerciante italiano Marco Polo, así como su padre Niccolò y su tío Maffeo Polo, viajaron a China durante el período del imperio mongol. Marco Polo escribió un relato de sus viajes allí, al igual que el fraile franciscano Odorico de Pordenone, el mercader y político florentino Francesco Balducci Pegolotti y el autor Juan de Mandeville. En Khanbaliq, la arquidiócesis romana fue establecida por Juan de Montecorvino que fue sucedido más tarde por Giovanni de Marignolli. Otros europeos como el misionero dominico francés André de Longjumeau lograron llegar a las tierras fronterizas del este de China en sus viajes diplomáticos a la corte real mongola, mientras que otros como el misionero franciscano italiano Giovanni da Pian del Carpine, Benedykt Polak y William de Rubruck viajaron a Mongolia. El cristiano nestoriano Uigur Rabban Bar Sauma fue el primer diplomático de China en llegar a las cortes reales de la cristiandad en Occidente.

Antecedentes[editar]

El Rey Deva del Sur, un relieve tallado en piedra en el interior de la Plataforma Cloud en Juyong Pass, construido entre 1342 y 1345 en lo que entonces era la capital de la dinastía Yuan mongol Khanbaliq (la actual Pekín); el monumento contiene inscripciones en seis alfabetos diferentes: escritura de Lanydza (utilizada para escribir sánscrito), escritura tibetana (utilizada para escribir el idioma tibetano), 'escritura de Phags-pa (creada por Kublai Khan, y utilizada para escribir en chino, mongol y uigur), Antigua escritura uigur (utilizada para escribir el idioma uigur antiguo), caracteres chinos (utilizados para escribir en chino) y la escritura tangut (utilizada para escribir el idioma tangut)[4][5]

Más información en Cronología de la exploración europea de Asia

Imagen de la izquierda: El tapiz Sampul, una pared de lana que cuelga del condado de Lop, Xinjiang, China , que muestra a un posible soldado griego del reino greco-bactriano (250-125 aC), con ojos azules, empuñando una lanza y usando lo que parece ser diadema de diadema; representado encima de él es un centauro, de la mitología griega, un motivo común en el arte helenístico[6]
Imagen de la derecha: Dos monjes budistas en un mural de las Cuevas de Bezeklik Thousand Buddha cerca de Turpan, Xinjiang, China, siglo IX dC; aunque Albert von Le Coq (1913) asumió la de ojos azules , pelo rojo monje era un Tocario,[7]​ la investigación moderna ha identificado similares cifras de raza blanca de la misma templo de la cueva (Nº 9) como étnicos Sogdians,[8]​ unos Pueblos iraníes orientales que habitaban Turpan como una comunidad de minorías étnicas durante las fases de la China Tang (siglos VII-VIII) y el dominio uigur (siglos IX-XIII).[9]

Griegos helenísticos[editar]

Antes del siglo XIII, las instancias de europeos que iban a China o de chinos que se dirigían a Europa eran prácticamente desconocidas,[1]​ con algunas excepciones. Eutidemo I, gobernante helenístico del reino grecobactriano en Asia Central durante el siglo III a. C., dirigió una expedición a la cuenca del Tarim, la actual Sinkiang en China, en busca de metales preciosos.[10][11]​ La influencia griega tan al este como la cuenca del Tarim en este momento también parece confirmarse con el descubrimiento del tapiz de Sampul, una pared de lana que cuelga con la pintura de un soldado de ojos azules, posiblemente un griego, y un centauro saltarín, un motivo helenístico común de la mitología griega.[6][12][13]​ Sin embargo, se sabe que otros pueblos indoeuropeos como Yuezhi, Sacas,[14][15][16]​ y Tocarios[16][17]​ habitaron la cuenca de Tarim antes y después de que fuera influenciada por los chinos Han durante el reinado del emperador Wu de Han (c. 141-87 a.C.).[18][19][20][21]​ Lucas Christopoulos presentó el argumento de que la influencia del arte helenístico en China se remonta a la dinastía Qin (221-206 a.C.), antes del establecimiento de la Ruta de la Seda.[22]​ Christopoulos sostiene que las influencias helenísticas en el arte chino fueron indudablemente introducidas durante el período de los Tres Reinos (220-265) y la afluencia repentina de arte greco-budista del Imperio Kushán en Asia Central.[23]​ Sin embargo, las cerámicas antiguas de los yacimientos de la ciudad de Jotán tienen una clara influencia del reino helenístico de Egipto ptolemaico, con estilos inexistentes en el arte de Kushan.[24]​ Esto ha llevado a Christopoulos a asumir la presencia de pueblos no solo del reino greco-bactriano sino también de griegos, saka e indios del reino indo-griego con sede en Taxila en Pakistán.[24]

En el cementerio de Sampul (en chino: 山普拉), situado aproximadamente a 14 km del yacimiento arqueológico de Khotan en el condado de Lop (Xinjiang, China),[25]​ donde se encontró el tapiz de Sampul antes mencionado,[6]​ los habitantes locales enterraban a sus muertos allí desde aproximadamente 217 a.C. a 283 d.C.[26]​ El análisis del ADN mitocondrial de los restos humanos ha revelado afinidades genéticas entre los pueblos del Cáucaso, específicamente un linaje materno vinculado a osetios e iraníes, así como un linaje paterno del este del Mediterráneo.[25][27]​ Confirmar este vínculo los relatos históricos se sabe que Alejandro Magno, quien se casó con una mujer sogdiana de Bactria llamada Roxana,[28][29][30]​ y animó a sus soldados y generales a casarse con mujeres locales; en consecuencia, los reyes posteriores del Imperio seléucida y el Reino grecobactriano tenían un trasfondo étnico persa y griego.[31][32][33][34]

Antiguos romanos[editar]

Comenzando en la era de Augusto (27 a.C. - 14 d.C.), los antiguos romanos, incluidos autores como Plinio el Viejo, mencionaron contactos con los Seres, a quienes identificaron como los productores de seda de la lejana Asia Oriental y podrían haber sido los chinos o incluso cualquier número de intermediarios de diversos orígenes étnicos a lo largo de la Ruta de la Seda de Asia Central y el noroeste de China. [35]​ El general chino de la Dinastía Han, Ban Chao, protector general de las regiones occidentales, exploró Asia Central y en el año 97 d.C. mandó a sus enviados de Gan Ying a Daqin, en chino 大秦) es el antiguo nombre chino para el Imperio romano. [36][37]​ Gan fue disuadido por las autoridades partas de aventurarse más allá del Golfo Pérsico, aunque escribió un informe detallado sobre el Imperio Romano, sus ciudades, red postal y sistema consular de gobierno, y lo presentó a la corte de Han. [38][39]​ Posteriormente, hubo una serie de embajadas romanas en China que duraron desde el II al III d.C. según consta en fuentes chinas. En el año 166 d.C. el Libro de Han Posterior registra que los romanos llegaron a China desde el sur marítimo y llevó regalos que fueron presentados a la corte del emperador Huan de Han (146-168 dC), afirmando que representaban al emperador romano Marco Aurelio (Andun, 安敦) (161-180 dC). [40][41]​ El historiador Rafe de Crespigny especula que eran comerciantes romanos en vez de diplomáticos oficiales. [40]

Por lo menos, los restos arqueológicos apoyan la afirmación sostenida en el Weilüe [42]​ y el Libro de Liang[43]​ de que los mercaderes romanos estaban activos en el sudeste asiático, el reclamo de que sus embajadas llegaban a China a través de Jiaozhi, la provincia de Vietnam controlada por China del norte.[44]​ Los medallones de oro romanos de los reinados de Antonino Pío y su hijo adoptivo Marco Aurelio se han encontrado en Óc Eo, cerca de Ho Chi Minh, un territorio que pertenecía al Reino de Funán limítrofe con Jiaozhi[44]​. Incluso sugiriendo de la actividad anterior es un tazón de vidrio romano de la era republicana desenterrado de una tumba de Guangzhou de Han Occidental (en las costas del Mar del Sur de China) datado de principios del siglo primero antes de Cristo[45]​, además de los antiguos productos mediterráneos se encuentran en Tailandia, Indonesia y Malasia.[44]​ El geógrafo grecorromano Ptolomeo escribió en su Geografía de la etnia antonina que más allá del «Chersoneso dorado», Península malaya, fue una ciudad portuaria llamada Kattigara descubierta por un marinero griego llamado Alexandros, un yacimiento que Ferdinand von Richthofen supuso que era el Hanoi controlado por los chinos,[46]​ pero, según los restos arqueológicos, pudo haber sido Oc Eo. [44][47]​ Se han encontrado monedas romanas en China, pero mucho menos que en la India.[48]

Es posible que un grupo de artistas acrobáticos griegos, que afirmaban ser de un lugar «al oeste de los mares», es decir, el Egipto romano, que el Libro de Han posterior relacionó con el imperio «Daqin», fueron presentados por un rey de Birmania al Emperador Ai de Han Dinastía Han en 120 d.C.[49][50][51]

Imperio bizantino[editar]

Más información: Alianza bizantino-mongola; Dinastía Tang

El emperador Taizong de Tang (626-649) dando una audiencia a Gar Tongtsen Yulsung, embajador del Imperio tibetano, en una pintura de Yan Liben (600-673 d.C.)

El historiador griego bizantino Procopius declaró que dos monjes cristianos nestorianos finalmente descubrieron cómo se fabricaba la seda. A partir de esta revelación, los monjes fueron enviados por el emperador bizantino Justiniano, que gobernó entre los años 527 y 565, como espías en la Ruta de la Seda desde Constantinopla a China y de vuelta para robar los huevos del gusano de seda.[52]​ Esto dio lugar a la producción de seda en el Mediterráneo, particularmente en Tracia, al norte de Grecia,[53]​ y dando al Imperio bizantino un monopolio de la producción de seda en la Europa medieval hasta la pérdida de sus territorios en el sur de Italia. El historiador bizantino Theophylact Simocatta, escribiendo durante el reinado de Heraclio (610-641), transmitió información sobre la geografía de China, su ciudad capital Khubdan, en turco antiguo: Khumdan, es decir, Chang'an, su actual gobernante Taisson cuyo nombre significaba «Hijo de Dios», en chino: Tianzi, aunque esto podría derivarse del nombre del emperador Taizong de Tang, y apostó correctamente a su reunificación por la dinastía Sui (581-618) como ocurrió durante el reinado de Maurice, señalando que China había sido previamente dividida políticamente a lo largo del río Yangzi por dos naciones en guerra.[54]​ El Antiguo libro chino de Tang y el Nuevo libro de Tang mencionan varias embajadas hechas por Fu lin (拂菻; es decir, Bizancio), que equipararon con Daqin (el Imperio Romano), comenzando en 643 con una embajada enviada por el rey «Boduoli» (波多, es decir, Constante II Pogonatos) al emperador Taizong de Tang, con regalos como el cristal rojo [43]​. Estas historias también proporcionaron descripciones superficiales de Constantinopla, sus muros y cómo fue asediada por Da shi (大食, los árabes del Califato omeya) y su comandante "Mo-yi" (摩拽, es decir, Muawiyah I, gobernador de Siria antes de convertirse en califa), quien los obligó a pagar un tributo.[43]​ De los registros chinos se sabe que Michael VII Doukas (Mie li sha ling kai sa 滅力沙靈撒撒) de Fu lin, envió una misión diplomática a la dinastía Song de China que llegó en 1081, durante el reinado del emperador Song Shenzong.[43][55]​ Algunos chinos durante el período Song mostraron interés en países del oeste, como el inspector de aduanas de Quanzhou a principios del siglo XIII Zhao Rugua, quien describió el antiguo Faro de Alejandría en su obra Zhu fan zhi.[56]

Comerciantes[editar]

Más información: Niccolò Polo, Marco Polo y Los viajes de Marco Polo

Según el Libro de caminos y reinos del siglo IX de ibn Khordadbeh,[57]​ China era un destino para los judíos Radhanitas que compraban niños, esclavas y eunucos de Europa. Durante el período posterior de la Dinastía Song también hubo una comunidad de judíos de Kaifeng en China.[58]​ El español Benjamín de Tudela, Navarra, fue un viajero judío del siglo XII cuyos Viajes de Benjamín registraron vívidas descripciones de Europa, Asia y África, precediendo a las de Marco Polo por cien años.

Polo, un comerciante del siglo XIII de la República de Venecia, describe sus viajes a la dinastía Yuan de China y la corte del gobernante mongol Kublai Khan, junto con los viajes anteriores realizados por Niccolò y Maffeo Polo, su padre y su tío, respectivamente, en sus viajes de Marco Polo. Polo relató esto a Rustichello de Pisa hacia 1298 mientras compartían una celda de la prisión genovesa después de su captura en la batalla.[59][60]​ En su viaje de regreso a Persia desde China, al salir desde el puerto de Quanzhou en 1291, Marco Polo dijo que acompañó a la princesa mongola Kököchin en su pretendido matrimonio con Arghun, gobernante del Ilkhanate mongol, pero en su lugar se casó con su hijo Ghazan después de la muerte repentina del primero.[61]​ Aunque la presencia de Marco Polo se omite por completo, su historia es confirmada por el historiador persa del siglo XIV Rashid-al-Din Hamadani en su obra Jami' al-tawarikh.[62]

Marco Polo describió con precisión las características geográficas de China, como el «Gran Canal».[63]​ Sus descripciones detalladas y precisas de la producción de sal confirman que realmente había estado en China.[64]​ Marco describió los pozos de sal y las colinas donde podría extraerse la sal, probablemente en Yunnan, e informó que en las montañas «estos sinvergüenzas ... no tienen el papel moneda del Gran Khan, sino que usan sal en su lugar ... Tienen que hervir la sal y ponerla en un molde ...».[65]​ Polo también comentó cómo los chinos quemaron efigies de papel en forma de sirvientes masculinos y femeninos, camellos, caballos, trajes de vestir y armaduras mientras cremaban muertos durante los ritos funerarios.[66]

Al visitar Zhenjiang en Jiangsu (China), Marco Polo señaló que las iglesias cristianas se habían construido allí.[67]​ Su afirmación está confirmada por un texto chino del siglo XIV que explica cómo un sogdiano llamado Mar-Sargis de Samarcanda fundó seis iglesias cristianas nestorianas allí, además de una en Hangzhou durante la segunda mitad del siglo XIII.[67]​ La cristiandad nestoriana había existido en China durante la dinastía Tang (618-907 DC) cuando un monje persa llamado Alopen, en chino Āluósī o 阿羅本 o 阿罗本; 阿羅本; 阿羅斯), llegó a la capital Chang'an en 653 para hacer proselitismo, como se describe en una doble inscripción en idioma chino y siríaco de Chang'an (la actual Xi'an) del año 781.[68]

Otros lo seguirían pronto. Alrededor de 1340, Francesco Balducci Pegolotti, un comerciante de Florencia, compiló una guía sobre el comercio en China, un país al que llamó Cathay,[69]​ señalando el tamaño de Khanbaliq, la actual Pekín, y cómo los comerciantes podían intercambiar plata por papel moneda china que podría ser utilizado para comprar artículos de lujo como la seda.[70]Juan de Mandeville, un autor de mediados del siglo XIV y presunto inglés de St. Albans, afirmó haber vivido en China e incluso servido en la corte de Mongol Khan.[71]​ Sin embargo, ciertas partes de sus relatos son consideradas dudosas por los estudiosos modernos, con algunas conjeturas de que simplemente inventó sus historias usando relatos escritos de China escritos por otros autores como Odorico de Pordenone.[72]​ Marco Polo mencionó la gran presencia de italianos genoveses en Tabriz la actual Irán, una ciudad a la que regresó desde China a través del Estrecho de Ormuz en 1293-1294[73]​. El monje franciscano italiano Juan de Montecorvino tomó este mismo viaje en reverso a partir de 1291, saliendo de Tabriz a Ormuz y navegó desde allí a China acompañado por el comerciante italiano Pietro de Lucalongo.[74]​ Mientras Montecorvino se convirtió en obispo en Khanbaliq (Pekín), su amigo Lucalongo continuó sirviendo como comerciante allí e incluso donó una gran cantidad de dinero para mantener a la Iglesia Católica local.[75]

En Zaytun, el primer puerto de China, había una pequeña colonia genovesa, mencionada en 1326 por André de Pérouse. El residente italiano más famoso de la ciudad fue Andolo de Savignone, que fue enviado al oeste por el Khan en 1336 para obtener «100 caballos y otros tesoros».[76]​ Después de la visita de Savignone, enviaron a un embajador a China con un caballo magnífico, que fue más tarde objeto de poemas y pinturas chinos.[76]

Otros venecianos vivían en China, incluido uno que trajo una carta al occidente de Juan de Montecorvino en 1305. En 1339 se registró que un veneciano llamado Giovanni Loredano regresó a Venecia desde China. También se descubrió una lápida en Yangzhou en nombre de Catherine de Villioni, hija de Dominici, que murió allí en 1342.[76]

La Historia de Yuan, en su capítulo 134, registra que un cierto Ai-sie —transliteración de Joshua o Joseph— del país de Fu lin (es decir, el Imperio bizantino), inicialmente al servicio de Güyük Khan, estaba bien versado en los idiomas occidentales y tenía experiencia en los campos de la medicina y la astronomía que convencieron a Kublai Khan para ofrecerle un puesto como director de juntas médicas y astronómicas. Kublai Khan finalmente lo honró con el título de Príncipe de Fu lin (en chino: 拂菻王; Fú lǐn wáng). Su biografía en la Historia de Yuan enumera a sus hijos por sus nombres chinos, que son similares a los nombres cristianos Elías —Ye-li-ah—, Luke —Lu-ko— y Antony —An-tun—, con una hija llamada A-na-si-sz.[77]

Misioneros y diplomáticos[editar]

El explorador y arzobispo italiano Giovanni da Pian del Carpine y el viajero y fraile polaco Benedykt Polak fueron los primeros enviados papales en llegar a Karakorum después de ser enviados allí por el papa Inocencio IV en 1245.[78][79]​ Más tarde se escribió la «Historia Mongalorum» de Pian del Carpini, que documenta sus viajes y una historia superficial de los mongoles.[80][81]​ Los misioneros católicos pronto establecieron una presencia considerable en China gracias a la tolerancia religiosa de los mongoles, debido en gran parte a la tolerancia del Khan y al estímulo abierto del desarrollo del comercio y la vocación intelectual. El historiador inglés del siglo XVIII Edward Gibbon comentó sobre la tolerancia religiosa de los mongoles y llegó a comparar las «leyes religiosas» de Genghis Khan con las ideas equivalentes planteadas por el filósofo ilustrado inglés John Locke.[82]

Oghul Qaimish, viuda de Guyuk Kan, gobernó como regente del reino mongol desde 1249 hasta 1251.[83]​ En 1250 los diplomáticos franceses André de Longjumeau, Guy de Longjumeau y Jean de Carcassonne llegaron a su corte ubicada a lo largo del río Emil, en la frontera entre Kazajistán y China, llevando regalos y representando a su soberano Luis IX de Francia, que deseaba una alianza militar.[84]​ La emperatriz Qaimish vio los regalos como ofrendas tributarias y, además de los obsequios dados a cambio, confiada a los diplomáticos de Louis, envió una carta al monarca francés para exigir su sumisión como vasallo.[85]

El misionero franciscano Juan de Montecorvino (Giovanni da Montecorvino[86]​) fue enviado a China por el papa Nicolás III en 1279.[87][88]​ Montecorvino llegó a China a fines de 1293,[89]​ donde más tarde tradujo el Nuevo Testamento al idioma mongol y convirtió a 6000 personas, probablemente en su mayoría alanos, turcos y mongoles en lugar de chinos. A él se unieron tres obispos André de Perouse, Gerard Albuini y Peregrino de Castello, y fue ordenado arzobispo de Pekín por el Papa Clemente V en 1307.[78][89]​ Durante este período surgió una comunidad de armenios en China. Fueron convertidos al catolicismo por Juan de Montecorvino.[90][91]​ Tras la muerte de Juan de Montecorvino, Giovanni de Marignolli fue enviado a Pekín para convertirse en el nuevo arzobispo desde 1342 a 1346 en un esfuerzo por mantener una influencia cristiana en la región.[89][92][93]​ Marignolli, aunque no se menciona por su nombre en la Historia de Yuan, se menciona en ese texto histórico como el "Frank" (Fulang) que proporcionó a la corte imperial de Yuan un impresionante caballo de guerra como regalo.[89]

El 15 de marzo de 1314 se produjeron en China los asesinatos de Francis de Petriolo, Monaldo de Ancona y Anthony de Milán.[94]​ A esto le siguió el asesinato de James, el obispo de Quanzhou, en 1362. Sus predecesores fueron Andrew, Peregrinus y Gerard.[95]

El franciscano Fray Odorico de Pordenone visitó China.[93]​ Odorico visitó a los hermanos en Hangzhou y Zhangzhou.[96]​ Sus viajes tuvieron lugar a partir de 1304 hasta 1340,[97]​ aunque el primero volviera a Europa en 1330.[78]​ Los franciscanos de China fueron mencionados en sus obras, el Itinerarium.[98][99]

En 1333, Juan de Montecorvino fue reemplazado oficialmente por Nicolaus de Bentra, que fue elegido por el papa Juan XXII.[43][100]​ Hubo quejas sobre la ausencia del arzobispo en 1338.[101][102]​ Toghon Temür, el último gobernante mongol de la dinastía Yuan en China antes de retirarse a Mongolia para formar la dinastía Yuan del Norte, envió una embajada que incluía italianos genoveses al papa Benedicto XII en 1336, solicitando un nuevo arzobispo.[103]​. El papa respondió enviando legados y líderes eclesiásticos a Khanbaliq en 1342, que incluía a Giovanni de Marignolli[78][103]

En 1370, tras el derrocamiento de los mongoles de China y el establecimiento de la dinastía Ming, el papa envió una nueva misión a China, que incluía al teólogo parisino Guillaume du Pré como nuevo arzobispo y 50 franciscanos. Sin embargo, esta misión desapareció, aparentemente eliminada por el emperador Zhu Yuanzhang de Ming.[104]​ El emperador Ming Hongwu envió una carta diplomática al Imperio bizantino.[105]​, a través de un europeo en China llamado Nieh-ku-lun[106]​ John V Palaiologos era el emperador bizantino en el momento en que el mensaje fue enviado por Hongwu.[107]​, con la carta proclamatoria que le informa sobre el establecimiento de la nueva dinastía Ming[43]​ El mensaje fue enviado al gobernante bizantino en septiembre de 1371 cuando Hongwu se reunió con el comerciante Nieh-ku-lun (捏 古 倫) de Fu lin, Bizancio[108][109]​. Se especula que el obispo de Khanbaliq Nicolaus de Bentra es la misma persona que Nieh-ku-lun, por ejemplo, por Emil Bretschneider en 1888.[110][111]​ Más recientemente, Edward N. Luttwak (2009) ) también pensó que Nicolaus de Bentra y este supuesto comerciante bizantino Nieh-ku-lin eran uno y el mismo.[112]

Fray Guillermo de Parto, Cosmas y Juan de Marignolli estaban entre los clérigos católicos en China.[113]​ El Oriens Christianus de Michel Le Quien (1661-1733) registró los nombres de los obispos y arzobispos anteriores de Khanbaliq.[114][115]

Cautivos[editar]

Para sus viajes de 1253 a 1255, el monje franciscano Guillermo de Rubruk informó de la existencia de numerosos europeos en Asia Central. Describió a los prisioneros alemanes que habían sido esclavizados y obligados a extraer oro y fabricar armas de hierro en la ciudad mongol de Bolat, cerca de Talas, Kirguistán.[116][117]​ En Karakorum, la capital mongola, conoció a un parisino llamado Guillaume de Buchier, y a Pâquette, una mujer de la ciudad francesa de Metz, que ambos habían sido capturados en Hungría durante las invasiones mongolas de Europa. También menciona a húngaros y rusos y también se sabe que 30 000 alanos, un grupo de tribus sármatas, conformaban la guardia Asud de la corte mongola de Pekín.[1]

La propagación de la pólvora china[editar]

Guillermo de Rubruk, un misionero flamenco que visitó la corte mogol de Mongke Kan en Karakorum y regresó a Europa en 1257, era amigo del filósofo y pensador científico inglés Roger Bacon. Este último registró la primera receta europea conocida de pólvora en su obra Opus Majus, de 1267.[118][119]​ Esto vino más de dos siglos después de la primera descripción china conocida de la fórmula de la pólvora en 1044, durante la dinastía Song.[120][121]​ El primer uso del prototipo chino de armas de fuego ocurrió en un sitio en el año 1132 durante las guerras de Jin-Song,[122][123][124]​ mientras que el cañón de bronce más antiguo que sobrevivió data de 1288 durante el período Yuan[125][126]​. Después de las invasiones mongoles de Japón (1274-1281), una pintura en pergamino japonesa representaba bombas explosivas utilizadas por las fuerzas de la dinastía Yuan contra sus samuráis.[127]​ En 1326, Walter de Milemete hizo la primera representación artística de un arma en Europa.[128]​ Petrarch escribió en 1350 que los cañones eran, por entonces, una vista común en el campo de batalla europeo.[129]

Misiones diplomáticas en Europa[editar]

Rabban Bar Sauma, un cristiano nestoriano uigur turco nacido en Zhongdu, más tarde Khanbaliq, Pekín, capital de la dinastía Jin encabezada por Jurchen, China,[130][131][132]​ fue enviado a Europa en 1287 como embajador de Arghun, gobernante del Ilkanato y sobrino nieto de Kublai Khan.[133]​ Fue precedido por Isa Kelemechi, un cristiano asirio nestoriano que trabajó como astrónomo de la corte para Kublai Khan en Khanbaliq[134][135]​ y fue enviado por Arghun al Papa Honorio IV en 1285[133][136]​. Una década antes, Bar Sauma había iniciado originalmente una peregrinación a Jerusalén, pasando por Gansu y Khotan en el noroeste de China, pero pasó tiempo en Armenia y Bagdad para evitar quedar atrapado en conflictos armados cercanos[130]​. Había sido acompañado por Rabban Markos, otro cristiano nestoriano uigur de China que fue elegido como el Patriarca de la Iglesia Oriental y aconsejó a Arghun Khan que Bar Sauma dirigiera la misión diplomática a Europa[130][137]​.

Bar Sauma, que hablaba chino, persa y antiguo uigur, viajó con una cohorte de italianos que se utilizaban como traductores, y los europeos se comunicaban con él en persa.[138]​ Bar Sauma es la primera persona conocida de China en llegar a Europa, donde se reunió con el emperador bizantino Andrónico II Paleólogo, Felipe IV de Francia, Eduardo I de Inglaterra y el papa Nicolás IV, poco después de la muerte del papa Honorio IV, para formar una alianza contra el Sultanato mameluco de Egipto.[130][139][140]​ Edward N. Luttwak describe la llegada de estos enviados nestorianos a la corte del gobernante bizantino Andrónico II como algo parecido a «recibir correo de su yerno en Pekín», ya que Kublai Khan era nieto de Genghis Khan y Andrónico tenía dos medio hermanas que estaban casadas con bisnietos de Genghis.[141]​ Moviéndose más al oeste, Bar Sauma fue testigo de una batalla naval en la bahía italiana de Nápoles en junio de 1287 entre los angevinos y el reino de Aragón, mientras era recibido por Charles Martel de Anjou, cuyo padre Carlos II de Nápoles fue encarcelado en Aragón, en la España moderna, en ese momento.[142]​ Además de su deseo de ver sitios cristianos, iglesias y reliquias, Bar Sauma también mostró un gran interés en la vida universitaria y los planes de estudio de París, que Morris Rossabi sostiene que estaba arraigado en lo exótico que debe haber parecido desde su perspectiva y formación educativa. Persia musulmana y enseñanza confuciana china.[143]​ A pesar de que logró asegurar una audiencia con estos líderes de la cristiandad e intercambió cartas de ellos a Arghun Khan, ninguno de estos monarcas cristianos se comprometió plenamente a una alianza con este último.[130]

Contactos renovados durante la dinastía Ming[editar]

En 1368, la dinastía Yuan liderada por los mongoles colapsó en medio de una revuelta interna generalizada durante la Rebelión del Turbante Rojo, cuyo líder chino Han se convertiría en el emperador fundador de la dinastía Ming.[144]​ Una reanudación formal del comercio directo y el contacto con los europeos no se vería hasta el siglo XVI, iniciado por los portugueses durante la Era de los descubrimientos.[145]​ El primer explorador portugués en desembarcar en el sur de China fue Jorge Álvares, quien en mayo de 1513 llegó a la isla de Lintin, en el delta del río de las Perlas, para dedicarse al comercio.[146]​ Este fue seguido por Rafael Perestrello, primo de la esposa de Cristóbal Colón, quien desembarcó en Guangzhou en 1516 después de un viaje desde la recién conquistada Malaca portuguesa.[147]​ A pesar de que la misión de 1517 de Fernão Pires de Andrade terminó en un desastre y su encarcelamiento por las autoridades Ming, las relaciones serían suavizadas por Leonel de Sousa, el primer gobernador de la colonia de comercio portugués en Macao (China), en el tratado entre Portugal y China de 1554.[148]​ Las obras de Gaspar da Cruz, Juan Gonzáles de Mendoza y Antonio de Morga impactaron la visión occidental y la comprensión de China en ese momento, ofreciendo detalles intrincados sobre su sociedad y artículos de comercio.[149][150]

El misionero jesuita italiano Matteo Ricci sería el primer europeo invitado a la Ciudad Prohibida de la era Ming en Pekín (durante el reinado del Emperador Wanli), donde en 1602 publicaría su mapa del mundo en chino que presentaba la existencia de los continentes americanos a los geógrafos chinos.[151]​ Llegó a Macao en 1582, cuando comenzó a aprender el idioma chino y la información sobre la cultura antigua de China, sin embargo, desconocía los acontecimientos que habían ocurrido allí desde el final de las misiones franciscanas a mediados del siglo XIV y el establecimiento de la dinastía Ming.[152]​ Desde entonces, el mundo islámico presentó un obstáculo para que Occidente llegara al este de Asia y, salvo los grandes viajes en tesoros del almirante Zheng He del siglo XV, la dinastía Ming había seguido en gran medida políticas de aislacionismo que le impedían buscar contactos diplomáticos lejanos.[145][153]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Roux (1993), p. 465
  2. The term "Medieval China" is mainly used by historians of Universal History. The dates between 585 (Sui) to 1368 (Yuan) comprise the medieval period in Chinese history. Historians of Chinese history call this period the "Chinese Imperial Era", which began after the unification of the seven kingdoms by the Qin Dynasty (221–206 BC). With the Ming Dynasty, the early modern era began.
  3. Atwood, Christopher P. (2004), Encyclopedia of Mongolia and the Mongol Empire, New York: Facts on File, Inc., p. 583, ISBN 978-0-8160-4671-3.
  4. Li, Song (2006), "From the Northern Song to the Qing", in Howard, Angela Falco (ed.), Chinese Sculpture, Yale University Press, p. 360, ISBN 978-0-300-10065-5
  5. Murata, Jirō (村田治郎) (1957), Chü-Yung-Kuan: The Buddhist Arch of the Fourteenth Century A.D. at the Pass of the Great Wall Northwest of Peking, Kyoto University Faculty of Engineering, p. 134.
  6. a b c Christopoulos, Lucas (August 2012), "Hellenes and Romans in Ancient China (240 BC – 1398 AD)," in Victor H. Mair (ed), Sino-Platonic Papers, No. 230, Chinese Academy of Social Sciences, University of Pennsylvania Department of East Asian Languages and Civilizations, pp 15–16, ISSN 2157-9687.
  7. von Le Coq, Albert. (1913). Chotscho: Facsimile-Wiedergaben der Wichtigeren Funde der Ersten Königlich Preussischen Expedition nach Turfan in Ost-Turkistan. Berlin: Dietrich Reimer (Ernst Vohsen), im Auftrage der Gernalverwaltung der Königlichen Museen aus Mitteln des Baessler-Institutes, Tafel 19. (Accessed 3 September 2016).
  8. Gasparini, Mariachiara. "A Mathematic Expression of Art: Sino-Iranian and Uighur Textile Interactions and the Turfan Textile Collection in Berlin," in Rudolf G. Wagner and Monica Juneja (eds), Transcultural Studies, Ruprecht-Karls Universität Heidelberg, No 1 (2014), pp 134–163. ISSN 2191-6411. See also endnote #32. (Accessed 3 September 2016.)
  9. Hansen, Valerie (2012), The Silk Road: A New History, Oxford University Press, p. 98, ISBN 978-0-19-993921-3.
  10. W.W. Tarn (1966), The Greeks in Bactria and India, reprint edition, London & New York: Cambridge University Press, pp 109–111.
  11. For Strabo's depiction of this event, see Christopoulos, Lucas (August 2012), "Hellenes and Romans in Ancient China (240 BC – 1398 AD)," in Victor H. Mair (ed), Sino-Platonic Papers, No. 230, Chinese Academy of Social Sciences, University of Pennsylvania Department of East Asian Languages and Civilizations, p. 8, ISSN 2157-9687.
  12. Valerie Hansen (2012). The Silk Road: A New History. Oxford & New York: Oxford University Press, p. 202, pl. 13 text, ISBN 978-0-19-515931-8.
  13. Zhao Feng (2004). "Wall hanging with centaur and warrior," in James C.Y. Watt, John P. O'Neill et. al. (eds) and trans. Ching-Jung Chen et. al., China: Dawn of a Golden Age, 200–750 A.D., New Haven & London: Yale University Press, Metropolitan Museum of Art, pp 194–195. ISBN 978-1-58839-126-1.
  14. Yu Taishan (June 2010), "The Earliest Tocharians in China" in Victor H. Mair (ed), Sino-Platonic Papers, Chinese Academy of Social Sciences, University of Pennsylvania Department of East Asian Languages and Civilizations, p. 13–14, 21–22.
  15. Bailey, H.W. (1996) "Khotanese Saka Literature", in Ehsan Yarshater (ed), The Cambridge History of Iran, Vol III: The Seleucid, Parthian, and Sasanian Periods, Part 2 (reprint edition), Cambridge: Cambridge University Press, pp 1230–1231.
  16. a b Xavier Tremblay (2007), "The Spread of Buddhism in Serindia: Buddhism Among Iranians, Tocharians and Turks before the 13th Century," in Ann Heirman and Stephan Peter Bumbacker (eds), The Spread of Buddhism, Leiden & Boston: Koninklijke Brill, p. 77, ISBN 978-90-04-15830-6.
  17. Mallory, J.P.; Mair, Victor H. (2000), The Tarim Mummies: Ancient China and the Mystery of the Earliest Peoples from the West, London: Thames & Hudson, pp 270–297 ISBN 978-0-500-05101-6.
  18. Torday, Laszlo. (1997). Mounted Archers: The Beginnings of Central Asian History. Durham: The Durham Academic Press, pp 80–81, ISBN 978-1-900838-03-0.
  19. Yü, Ying-shih. (1986). "Han Foreign Relations," in The Cambridge History of China: Volume I: the Ch'in and Han Empires, 221 B.C. – A.D. 220, 377–462. Edited by Denis Twitchett and Michael Loewe. Cambridge: Cambridge University Press, pp 377–388, 391, ISBN 978-0-521-24327-8.
  20. Chang, Chun-shu. (2007). The Rise of the Chinese Empire: Volume II; Frontier, Immigration, & Empire in Han China, 130 B.C. – A.D. 157. Ann Arbor: University of Michigan Press, pp 5–8 ISBN 978-0-472-11534-1.
  21. Di Cosmo, Nicola. (2002). Ancient China and Its Enemies: The Rise of Nomadic Power in East Asian History. Cambridge: Cambridge University Press, pp. 174–189, 196–198, 241–242 ISBN 978-0-521-77064-4.
  22. He cites Hellenistic-inspired sculptures of realistic wrestlers discovered in 1999 from the Mausoleum of the First Qin Emperor as well as literary references to twelve monumental bronze statues of tomb guardians towering 10 m (33 ft) in height from melted-down weapons of enemy "Di" peoples, who he identifies as Scythians (these statues were later melted down by Cao Wei to make bronze coinage). See Christopoulos, Lucas (August 2012), "Hellenes and Romans in Ancient China (240 BC – 1398 AD)," in Victor H. Mair (ed), Sino-Platonic Papers, No. 230, Chinese Academy of Social Sciences, University of Pennsylvania Department of East Asian Languages and Civilizations, pp 9–15, ISSN 2157-9687.
  23. Christopoulos, Lucas (August 2012), "Hellenes and Romans in Ancient China (240 BC – 1398 AD)," in Victor H. Mair (ed), Sino-Platonic Papers, No. 230, Chinese Academy of Social Sciences, University of Pennsylvania Department of East Asian Languages and Civilizations, pp 14–15, ISSN 2157-9687.
  24. a b Christopoulos, Lucas (August 2012), "Hellenes and Romans in Ancient China (240 BC – 1398 AD)," in Victor H. Mair (ed), Sino-Platonic Papers, No. 230, Chinese Academy of Social Sciences, University of Pennsylvania Department of East Asian Languages and Civilizations, pp 15–20, ISSN 2157-9687.
  25. a b Chengzhi Xie et al., "Mitochondrial DNA analysis of ancient Sampula population in Xinjiang," in Progress in Natural Science, vol. 17, (August 2007), pp 927–33.
  26. Christopoulos, Lucas (August 2012), "Hellenes and Romans in Ancient China (240 BC – 1398 AD)," in Victor H. Mair (ed), Sino-Platonic Papers, No. 230, Chinese Academy of Social Sciences, University of Pennsylvania Department of East Asian Languages and Civilizations, p. 27, ISSN 2157-9687.
  27. Christopoulos, Lucas (August 2012), "Hellenes and Romans in Ancient China (240 BC – 1398 AD)," in Victor H. Mair (ed), Sino-Platonic Papers, No. 230, Chinese Academy of Social Sciences, University of Pennsylvania Department of East Asian Languages and Civilizations, p. 27 & footnote #46, ISSN 2157-9687.
  28. Livius.org. "Roxane." Articles on Ancient History. Page last modified 17 August 2015. Retrieved on 8 September 2016.
  29. Strachan, Edward and Roy Bolton (2008), Russia and Europe in the Nineteenth Century, London: Sphinx Fine Art, p. 87, ISBN 978-1-907200-02-1.
  30. For another publication calling her "Sogdian", see Christopoulos, Lucas (August 2012), "Hellenes and Romans in Ancient China (240 BC – 1398 AD)," in Victor H. Mair (ed), Sino-Platonic Papers, No. 230, Chinese Academy of Social Sciences, University of Pennsylvania Department of East Asian Languages and Civilizations, p. 4, ISSN 2157-9687.
  31. Holt, Frank L. (1989), Alexander the Great and Bactria: the Formation of a Greek Frontier in Central Asia, Leiden, New York, Copenhagen, Cologne: E. J. Brill, pp 67–8, ISBN 90-04-08612-9.
  32. Ahmed, S. Z. (2004), Chaghatai: the Fabulous Cities and People of the Silk Road, West Conshokoken: Infinity Publishing, p. 61.
  33. Magill, Frank N. et al. (1998), The Ancient World: Dictionary of World Biography, Volume 1, Pasadena, Chicago, London,: Fitzroy Dearborn Publishers, Salem Press, p. 1010, ISBN 0-89356-313-7.
  34. Lucas Christopoulos writes the following: «Los reyes (o soldados) del cementerio de Sampul provenían de diversos orígenes, componían un ejército homogéneo formado por persas helenizados, escitas occidentales o sacaes iraníes del lado de su madre, al igual que la mayoría de los colonizadores griegos de la segunda generación. en el Imperio seléucida La mayoría de los soldados de Alejandro Magno que se quedaron en Persia, India y Asia central se habían casado con mujeres locales, por lo que sus principales generales eran en su mayoría griegos por parte de su padre o tenían abuelos greco-macedonios. Antíoco tenía una madre persa, y todos los indo-griegos o greco-bactrianos posteriores eran venerados en la población como lugareños, ya que usaban escrituras griegas y bactrianas en sus monedas y rendían culto a los dioses locales.»; see Christopoulos, Lucas (August 2012), "Hellenes and Romans in Ancient China (240 BC – 1398 AD)," in Victor H. Mair (ed), Sino-Platonic Papers, No. 230, Chinese Academy of Social Sciences, University of Pennsylvania Department of East Asian Languages and Civilizations, p. 27 & footnote #46, ISSN 2157-9687.
  35. W.W. Tarn (1966), The Greeks in Bactria and India, reprint edition, London & New York: Cambridge University Press, pp 110–111.
  36. Yü, Ying-shih. (1986). "Han Foreign Relations," in The Cambridge History of China: Volume I: the Ch'in and Han Empires, 221 B.C. – A.D. 220, 377–462. Edited by Denis Twitchett and Michael Loewe. Cambridge: Cambridge University Press, pp 460–461, ISBN 978-0-521-24327-8.
  37. de Crespigny, Rafe. (2007). A Biographical Dictionary of Later Han to the Three Kingdoms (23–220 AD). Leiden: Koninklijke Brill, pp 239–240, ISBN 978-90-04-15605-0.
  38. Wood, Frances. (2002). The Silk Road: Two Thousand Years in the Heart of Asia. Berkeley and Los Angeles: University of California Press, pp 46–47, ISBN 978-0-520-24340-8.
  39. Morton, William Scott and Charlton M. Lewis. (2005). China: Its History and Culture: Fourth Edition. New York City: McGraw-Hill, p. 59, ISBN 978-0-07-141279-7.
  40. a b de Crespigny, Rafe. (2007). A Biographical Dictionary of Later Han to the Three Kingdoms (23–220 AD). Leiden: Koninklijke Brill, p. 600, ISBN 978-90-04-15605-0.
  41. Yü, Ying-shih. (1986). "Han Foreign Relations," in Denis Twitchett and Michael Loewe (eds), The Cambridge History of China: Volume I: the Ch'in and Han Empires, 221 B.C. – A.D. 220, 377–462, Cambridge: Cambridge University Press, pp. 460–461, ISBN 978-0-521-24327-8.
  42. Yu, Huan (September 2004). «The Peoples of the West from the Weilue 魏略 by Yu Huan 魚豢: A Third Century Chinese Account Composed between 239 and 265, Quoted in zhuan 30 of the Sanguozhi, Published in 429 CE». En John E. Hill. Depts.washington.edu. Consultado el 17 de septiembre de 2016.  Parámetro desconocido |translator= ignorado (ayuda)
  43. a b c d e f «Internet History Sourcebooks Project». www.fordham.edu. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  44. a b c d 1963-, Young, Gary K. (Gary Keith), (2001). Rome's eastern trade: international commerce and imperial policy, 31 BC-AD 305. Routledge. ISBN 0415242193. OCLC 45059064. 
  45. L., Juliano, Annette; A., Lerner, Judith (2002). Nomads, traders and holy men along China's Silk Road: papers presented at a symposium held at The Asia Society in New York, November 9-10, 2001. Brepols. ISBN 2503521789. OCLC 51816440. 
  46. Ferdinand von Richthofen, China, Berlin, 1877, Vol.I, pp. 504–510; cited in Richard Hennig, Terrae incognitae: eine Zusammenstellung und kritische Bewertung der wichtigsten vorcolumbischen Entdeckungsreisen an Hand der daruber vorliegenden Originalberichte, Band I, Altertum bis Ptolemäus, Leiden, Brill, 1944, pp.387, 410–411; cited in Zürcher (2002), pp. 30–31.
  47. For further information on the archaeological site at Oc Eo in Vietnam, see: Milton Osborne (2006), The Mekong: Turbulent Past, Uncertain Future, Crows Nest: Allen & Unwin, revised edition, first published in 2000, ISBN 1-74114-893-6, pp 24–25.
  48. Warwick Ball (2016), Rome in the East: Transformation of an Empire, 2nd edition, London & New York: Routledge, ISBN 978-0-415-72078-6, p. 154.
  49. Ban Gu (班固), Houhanshu (後漢書) (Later Han dynasty annals), chap. 86, "Traditions of the Southern Savages; The South-Western Tribes" (Nanman, Xinanyi zhuan 南蠻西南夷列傳). Liezhuan 76. (Beijing: Zhonghua Shuju 中華書局, 1962–1999), p. 1926. "永初元年," 徼外僬僥種夷陸類等三千餘口舉種内附,献象牙、水牛、封牛。 永寧元年,撣國王雍由調复遣使者詣闕朝賀,献樂及幻人,能變化吐火,自支解,易牛馬頭。又善跳丸, 數乃至千。自言我海西人。海西即大秦也,撣國西南通大秦。明年元會,安帝作變於庭,封雍由調爲漢大 都尉,赐印綬、金銀、彩繒各有差也."
    una traducción de este pasaje en Inglés, además de una explicación de cómo los artistas griega de atletismo ocupó un lugar destacado en los Imperios Parthian y Kushan vecinosde Asia, es ofrecido por Christopoulos, Lucas (agosto de 2012), "Hellenes and Romans in Ancient China (240 a. C. - 1398 d. C.)", en Victor H. Mair (ed),Sino-Platonic Papers , No. 230, Academia China de Ciencias Sociales, Departamento de Lenguas y Civilizaciones de Asia Oriental de la Universidad de Pensilvania, págs. 40-41, ISSN 2157-9687: "El primer año de Yongning (120 DC), el rey bárbaro del suroeste del reino de Chan (Birmania), Yongyou, propuso ilusionistas (malabaristas) que podían metamorfosearse y escupir fuego; podrían desmembrarse y cambiar una cabeza de buey en una cabeza de caballo. Eran muy hábiles en acrobacias y podían hacer mil cosas más. Dijeron que eran del "oeste de los mares" (Haixi-Egipto). El oeste de los mares es el Daqin (Roma). El Daqin está situado al suroeste del país Chan. Durante el año siguiente, Andi organizó festividades en su residencia de campo y los acróbatas fueron transferidos a la capital Han, donde dieron una presentación ante la corte, y crearon una gran sensación. Recibieron los honores del Emperador, con oro y plata, y cada uno de ellos recibió un regalo diferente."
  50. Christopoulos, Lucas (August 2012), "Hellenes and Romans in Ancient China (240 BC – 1398 AD)," in Victor H. Mair (ed), Sino-Platonic Papers, No. 230, Chinese Academy of Social Sciences, University of Pennsylvania Department of East Asian Languages and Civilizations, pp 40–41, ISSN 2157-9687:
  51. Franz Cumont (1933), The Excavations of Dura-Europos: Preliminary Reports of the Seventh and Eighth Seasons of Work, Crai, New Haven, pp. 264–68.
  52. Durant, Will (7 de junio de 2011). The Age of Faith: The Story of Civilization (en inglés). Simon and Schuster. ISBN 9781451647617. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  53. «Silk Road - Livius». www.livius.org (en inglés). Consultado el 2 de junio de 2018. 
  54. Yule (1915), pp 29–31; see also footnote #4 on p. 29; footnote #2 on p. 30; and footnote #3 on page 31.
  55. Sezgin, Fuat; Ehrig-Eggert, Carl; Mazen, Amawi; Neubauer, E.; Germany), Institut für Geschichte der Arabisch-Islamischen Wissenschaften (Frankfurt am Main (1996). نصوص ودراسات من مصادر صينية حول البلدان الاسلامية (en francés). Institute for the History of Arabic-Islamic Science at the Johann Wolfgang Goethe University. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  56. Needham, Joseph (1971). Science and Civilization in China: Volume 4, Physics and Physical Technology, Part 3: Civil Engineering and Nautics. Cambridge: Cambridge University Press; rpr. Taipei: Caves Books, Ltd, 1986, p. 662.
  57. 1949-, Hirschman, Elizabeth Caldwell,. The early Jews and Muslims of England and Wales: a genetic and genealogical history. ISBN 9780786476848. OCLC 870147564. 
  58. Jacques,, Gernet,. Daily life in China, on the eve of the Mongol invasion, 1250-1276.. ISBN 0804707200. OCLC 66575. 
  59. 1254-1323?, Polo, Marco, (1982, ©1958). The travels of Marco Polo. Penguin Books. ISBN 0140440577. OCLC 8720895. 
  60. J.,, Lacy, Norris; Geoffrey,, Ashe,; 1943-, Ihle, Sandra Ness,; E.,, Kalinke, Marianne; 1941-, Thompson, Raymond H. (Raymond Henry),. The new Arthurian encyclopedia. ISBN 0824043774. OCLC 22731717. 
  61. Ralph., Kauz, (2010). Aspects of the maritime Silk Road : from the Persian Gulf to the East China Sea. Harrassowitz. ISBN 9783447061032. OCLC 491906145. 
  62. Morgan, D.O., "Marco Polo in China-Or Not," in The Journal of the Royal Asiatic Society, Volume 6, Issue #2, 221–225, July 1996, p. 224.
  63. G., Haw, Stephen (2006). Marco Polo's China : a Venetian in the realm of Khubilai Khan. Routledge. ISBN 0203606906. OCLC 77564494. 
  64. Some scholars have suggested that Polo's knowledge was so detailed that he must have been the imperial official in charge of the Yangzhou salt works, but this suggestion has not been accepted. Leonardo Olschki, Marco Polo's Asia: an Introduction to His "Description of the World" Called "Il Milione.". (Berkeley: University of California Press, 1960), p. 174.
  65. Ulrich., Vogel, Hans (2013). Marco Polo was in China : new evidence from currencies, salts and revenues. Brill. ISBN 9789004236981. OCLC 820036871. 
  66. Tsien, 1985, p. 105
  67. a b Emmerick, R. E. (2003) "Iranian Settlement East of the Pamirs", in Ehsan Yarshater, The Cambridge History of Iran, Vol III: The Seleucid, Parthian, and Sasanian Periods, Cambridge: Cambridge University Press, p 275.
  68. Emmerick, R. E. (2003) "Iranian Settlement East of the Pamirs", in Ehsan Yarshater, The Cambridge History of Iran, Vol III: The Seleucid, Parthian, and Sasanian Periods, Cambridge: Cambridge University Press, pp 274–5.
  69. «Francesco Balducci Pegolotti | Italian author». Encyclopedia Britannica (en inglés). Consultado el 2 de junio de 2018. 
  70. 1939-, Spielvogel, Jackson J., (2011). Western civilization: a brief history (7th ed edición). Wadsworth/Cengage Learning. ISBN 9780495571476. OCLC 318867063. 
  71. Mandeville, John. (1983). C.W.R.D. Moseley (trans), The Travels of Sir John Mandeville. London: Penguin Books Ltd., pp 9-11.
  72. Mandeville, John. (1983). C.W.R.D. Moseley (trans), The Travels of Sir John Mandeville. London: Penguin Books Ltd., pp 11-13.
  73. Virgil,, Ciocîltan,. The Mongols and the Black Sea trade in the thirteenth and fourteenth centuries. ISBN 9789004236431. OCLC 812194840. 
  74. Virgil,, Ciocîltan,. The Mongols and the Black Sea trade in the thirteenth and fourteenth centuries. ISBN 9789004236431. OCLC 812194840. 
  75. See footnote #268 in Virgil Ciocîltan (2012), The Mongols and the Black Sea Trade in the Thirteenth and Fourteenth Centuries, Leiden: Brill, p. 120, ISBN 978-90-04-22666-1.
  76. a b c Roux (1993), p. 467.
  77. Bretschneider, Emil (1888), Medieval Researches from Eastern Asiatic Sources: Fragments Towards the Knowledge of the Geography and History of Central and Western Asia from the 13th to the 17th Century, Vol. 1, Abingdon: Routledge, reprinted 2000, p. 144.
  78. a b c d Michela., Fontana, (2011). Matteo Ricci : a Jesuit in the Ming Court. Rowman & Littlefield. ISBN 9781442205888. OCLC 712141895. 
  79. D., Buell, Paul (2010). The A to Z of the Mongol world empire. Scarecrow. ISBN 1299725864. OCLC 853240330. 
  80. 1934-, Friedman, John Block,; 1952-, Figg, Kristen Mossler, (2000). Trade, travel, and exploration in the Middle Ages : an encyclopedia. Garland Pub. ISBN 9781135590949. OCLC 852896214. 
  81. D., Buell, Paul (2003). Historical dictionary of the Mongol world empire. Scarecrow Press. ISBN 9780810866027. OCLC 268776897. 
  82. 1945-, Morgan, David, (2007). The Mongols (2nd ed edición). Blackwell Pub. ISBN 1405135395. OCLC 70831115. 
  83. Hong., Lee, Lily Xiao; D., Stefanowska, A.; 1940-, Wiles, Sue,; 1963-, Ho, Clara Wing-chung, (©1998-<c2014>). Biographical dictionary of Chinese women. M.E. Sharpe. ISBN 0765600439. OCLC 38438555. 
  84. Hong., Lee, Lily Xiao; D., Stefanowska, A.; 1940-, Wiles, Sue,; 1963-, Ho, Clara Wing-chung, (©1998-<c2014>). Biographical dictionary of Chinese women. M.E. Sharpe. ISBN 0765600439. OCLC 38438555. 
  85. Hong., Lee, Lily Xiao; D., Stefanowska, A.; 1940-, Wiles, Sue,; 1963-, Ho, Clara Wing-chung, (©1998-<c2014>). Biographical dictionary of Chinese women. M.E. Sharpe. ISBN 0765600439. OCLC 38438555. 
  86. «ASIA/CHINA - Franciscans in China: 1200-1977, 1,162 Friars Minor lived in China - Agenzia Fides». www.fides.org. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  87. Herbermann, Charles George (1913). The Catholic Encyclopedia: An International Work of Reference on the Constitution, Doctrine, Discipline, and History of the Catholic Church (en inglés). Universal Knowledge Foundation. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  88. Clark, Anthony E. (7 de abril de 2011). China's Saints: Catholic Martyrdom During the Qing (1644–1911) (en inglés). Lexington Books. ISBN 9781611460179. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  89. a b c d G., Haw, Stephen (2006). Marco Polo's China : a Venetian in the realm of Khubilai Khan. Routledge. ISBN 0203606906. OCLC 77564494. 
  90. H., Bays, Daniel (2012). A new history of Christianity in China. Wiley-Blackwell. ISBN 9781444342864. OCLC 746324298. 
  91. 1949-, Kim, Hŭb-yŏng,; Fumitaka., Matsuoka,; 1956-, Morimoto, Anri, (2011). Asian and Oceanic Christianities in conversation : exploring theological identities at home and in diaspora. Rodopi. ISBN 9789042032996. OCLC 711779196. 
  92. «Giovanni dei Marignolli | Italian clergyman». Encyclopedia Britannica (en inglés). Consultado el 2 de junio de 2018. 
  93. a b Haw, Stephen G. (3 de octubre de 2006). Marco Polo's China: A Venetian in the Realm of Khubilai Khan (en inglés). Taylor & Francis. ISBN 9780203606902. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  94. 1946-, Robson, Michael J. P., (2006). The Franciscans in the Middle Ages. Boydell Press. ISBN 1843832216. OCLC 65469754. 
  95. Cordier, H. (1908). The church in China. In the Catholic Encyclopedia. New York: Robert Appleton Company. Retrieved September 6, 2016 from New Advent: http://www.newadvent.org/cathen/03669a.htm
  96. 1946-, Robson, Michael J. P., (2006). The Franciscans in the Middle Ages. Boydell Press. ISBN 1843832216. OCLC 65469754. 
  97. Herbermann, Charles George (1913). The Catholic Encyclopedia: an international work of reference on the constitution, doctrine, discipline, and history of the Catholic Church (en inglés). Universal Knowledge Foundation. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  98. D., Buell, Paul (2003). Historical dictionary of the Mongol world empire. Scarecrow Press. ISBN 9780810866027. OCLC 268776897. 
  99. Muscat, Noel. «6. History of the Franciscan Movement (4)». Christus Rex (en inglés). FIOR-Malta. 
  100. Mosheim, Johann Lorenz (1832). Institutes of Ecclesiastical History: Ancient and Modern ... (en inglés). A. H. Maltby. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  101. 1694?-1755., Mosheim, Johann Lorenz, (2005). Authentic Memoirs of the Christian Church in China. Adamant Media Corp. ISBN 9781402181092. OCLC 463629569. 
  102. Mosheim, Johann Lorenz (1862). Authentic Memoirs of the Christian Church in China ... (en inglés). McGlashan & Gill. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  103. a b Peter., Jackson, (2014). The Mongols and the West: 1221-1410.. Routledge. ISBN 9781317878995. OCLC 890981414. 
  104. Roux (1993), p. 469.
  105. G., Grant, R. (2005). Battle: a visual journey through 5,000 years of combat (1st American ed edición). DK Pub. ISBN 0756613604. OCLC 60500226. 
  106. Hirth, Friedrich (1885). China and the Roman Orient: Researches Into Their Ancient and Mediaeval Relations as Represented in Old Chinese Records (en inglés). G. Hirth. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  107. Edward., Luttwak, (2009). The grand strategy of the Byzantine Empire. Belknap Press of Harvard University Press. ISBN 9780674054202. OCLC 648760614. 
  108. 1820-1889., Yule, Henry, Sir,; 1849-1925., Cordier, Henri, (2005). Cathay and the way thither, being a collection of medieval notices of China (New ed edición). Asian Educational Services. ISBN 8120619668. OCLC 70175307. 
  109. Cordier, Henri (1967). Cathay and the way thither: being a collection of medieval notices of China (en inglés). Kraus Reprint. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  110. 1820-1889., Yule, Henry, Sir,; 1849-1925., Cordier, Henri, (2005). Cathay and the way thither, being a collection of medieval notices of China (New ed edición). Asian Educational Services. ISBN 8120619668. OCLC 70175307. 
  111. Bretschneider, E. (1871). On the knowledge possessed by the Ancient Chinese of the Arabs and Arabian colonies: and other Western countries, mentioned in Chinese books (en inglés). Trübner & Company. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  112. Edward., Luttwak, (2009). The grand strategy of the Byzantine Empire. Belknap Press of Harvard University Press. ISBN 9780674054202. OCLC 648760614. 
  113. Society, Hakluyt (1967). Works (en inglés). Kraus Reprint. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  114. Cordier, Henri (1967). Cathay and the way thither: being a collection of medieval notices of China (en inglés). Kraus Reprint. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  115. 1820-1889., Yule, Henry, Sir,; 1849-1925., Cordier, Henri,; 1265?-1331., Odorico, da Pordenone,; century., Balducci Pegolotti, Francesco, active 14th; de., Marignolis, Joannes; Society., Hakluyt (1998, 1916). Cathay and the way thither : being a collection of medieval notices of China. Munshiram Manoharlal Publishers Pvt. Ltd. ISBN 812150838X. OCLC 42369463. 
  116. Jack., Goody,. Metals, Culture and Capitalism : an essay on the origins of the modern world. ISBN 9781107029620. OCLC 793503432. 
  117. D., Spence, Jonathan (1998). The Chan's great continent : China in western minds. W.W. Norton. ISBN 0393027473. OCLC 38257716. 
  118. 1900-1995,, Needham, Joseph,; Georges., Métailie,; T., Huang, H. Science and civilisation in China. ISBN 052105799X. OCLC 779676. 
  119. Arnold., Pacey, (1990). Technology in world civilization : a thousand-year history (1.ª edición). MIT Press. ISBN 0262161176. OCLC 20131080. 
  120. 1947-, Ebrey, Patricia Buckley,. The Cambridge illustrated history of China (2.ª edición). ISBN 9780521196208. OCLC 652159682. 
  121. 1900-1995,, Needham, Joseph,; Georges., Métailie,; T., Huang, H. Science and civilisation in China. ISBN 052105799X. OCLC 779676. 
  122. 1900-1995,, Needham, Joseph,; Georges., Métailie,; T., Huang, H. Science and civilisation in China. ISBN 052105799X. OCLC 779676. 
  123. Warren., Chase, Kenneth (2003). Firearms : a global history to 1700. Cambridge University Press. ISBN 0521822742. OCLC 51022846. 
  124. 1967-, Lorge, Peter Allan, (2008). The Asian military revolution : from gunpowder to the bomb. Cambridge University Press. ISBN 9780521846820. OCLC 184982524. 
  125. Warren., Chase, Kenneth (2003). Firearms : a global history to 1700. Cambridge University Press. ISBN 0521822742. OCLC 51022846. 
  126. 1900-1995,, Needham, Joseph,; Georges., Métailie,; T., Huang, H. Science and civilisation in China. ISBN 052105799X. OCLC 779676. 
  127. Stephen., Turnbull, (2013). The Mongol Invasions of Japan 1274 and 1281.. Osprey Publishing Ltd. p. 41-42. ISBN 9781472800459. OCLC 881163470. 
  128. 1949-, Kelly, Jack, (2004). Gunpowder : alchemy, bombards, and pyrotechnics : the history of the explosive that changed the world. Basic Books. p. 29. ISBN 0465037186. OCLC 53796866. 
  129. Norris, John (2003), Early gunpowder Artillery: 1300–1600, Marlborough: The Crowood Press, p. 19.
  130. a b c d e «Rabban bar Sauma | Mongol envoy». Encyclopedia Britannica (en inglés). Consultado el 2 de junio de 2018. 
  131. Carter, Thomas Francis (1955). The invention of printing in China and its spread westward (en inglés). Ronald Press Co. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  132. Moule, A. C., Christians in China before 1500, 94 & 103; also Pelliot, Paul in T'oung-pao 15(1914), pp. 630–36.
  133. a b Peter., Jackson, (2014). The Mongols and the West : 1221-1410.. Routledge. p. 169. ISBN 9781317878995. OCLC 890981414. 
  134. 1961-, Foltz, Richard C., (2010). Religions of the Silk Road : premodern patterns of globalization (2.ª edición). Palgrave Macmillan. p. 125-126. ISBN 0230621252. OCLC 520717117. 
  135. Glick, Thomas; 1951-, Livesey, Steven John,; Faith., Wallis, (2005). Medieval science, technology, and medicine: an encyclopedia. Routledge. p. 485. ISBN 0415969301. OCLC 61228669. 
  136. Bayne), Fisher, W. B. (William (1968-1991). The Cambridge history of Iran.. University Press. p. 370. ISBN 0521069351. OCLC 745412. 
  137. Morris, Rossabi. From Yuan to modern China and Mongolia : the writings of Morris Rossabi. p. 385-386. ISBN 9789004285293. OCLC 897376943. 
  138. Morris, Rossabi. From Yuan to modern China and Mongolia : the writings of Morris Rossabi. p. 385-387. ISBN 9789004285293. OCLC 897376943. 
  139. Morris, Rossabi. From Yuan to modern China and Mongolia: the writings of Morris Rossabi. p. 386-421. ISBN 9789004285293. OCLC 897376943. 
  140. Fisher, William Bayne (1968-1991). The Cambridge history of Iran.. University Press. p. 370-371. ISBN 0521069351. OCLC 745412. 
  141. Luttwak, Edward (2009). The grand strategy of the Byzantine Empire. Belknap Press of Harvard University Press. p. 169. ISBN 9780674054202. OCLC 648760614. 
  142. Rossabi, Morris. From Yuan to modern China and Mongolia : the writings of Morris Rossabi. p. 399. ISBN 9789004285293. OCLC 897376943. 
  143. Rossabi, Morris. From Yuan to modern China and Mongolia : the writings of Morris Rossabi. p. 416-417. ISBN 9789004285293. OCLC 897376943. 
  144. 1947-, Ebrey, Patricia Buckley, (1996). The Cambridge illustrated history of China. Cambridge University Press. p. 190-191. ISBN 0521435196. OCLC 33047244. 
  145. a b Fontana, Michela (2011). Matteo Ricci: a Jesuit in the Ming Court. Rowman & Littlefield. p. 117. ISBN 9781442205888. OCLC 712141895. 
  146. John E. Wills, Jr., (1998), "Relations with Maritime Europeans, 1514–1662," in Mote, Frederick W. and Denis Twitchett (eds.), The Cambridge History of China: Volume 8, The Ming Dynasty, 1368–1644, Part 2, 333–375, New York: Cambridge University Press, p. 336, ISBN 0-521-24333-5 (Hardback edition).
  147. 1951-, Brook, Timothy,. The confusions of pleasure : commerce and culture in Ming China. p. 124. ISBN 9780520924079. OCLC 769188997. 
  148. John E. Wills, Jr., (1998), "Relations with Maritime Europeans, 1514–1662," in Mote, Frederick W. and Denis Twitchett (eds.), The Cambridge History of China: Volume 8, The Ming Dynasty, 1368–1644, Part 2, 333–375, New York: Cambridge University Press, p. 338–344, ISBN 0-521-24333-5 (Hardback edition).
  149. Robinson, David M. "Banditry and the Subversion of State Authority in China: The Capital Region during the Middle Ming Period (1450–1525)," in Journal of Social History (Spring 2000): 527–563.
  150. Brook, Timothy. The confusions of pleasure: commerce and culture in Ming China. p. 206. ISBN 9780520924079. OCLC 769188997. 
  151. «Million-dollar map coming to Minnesota». Star Tribune. Consultado el 2 de junio de 2018. 
  152. Fontana, Michela (2011). Matteo Ricci: a Jesuit in the Ming Court. Rowman & Littlefield. p. 18-35. ISBN 9781442205888. OCLC 712141895. 
  153. The Ming Empire was at least willing to engage in conflicts nearby, however, when it offered relief forces to its tributary state Joseon (Korea) against invading Japanese forces in the Imjin War (1592–1598). See Patricia Ebrey, Anne Walthall, James Palais, (2006), East Asia: A Cultural, Social, and Political History, Boston: Houghton Mifflin Company, p. 214, ISBN 0-618-13384-4.

Bibliografía[editar]