Eurasier

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pix.gif Eurasier Dog.svg
Eurasier Image 001.jpg
Eurasier
Otros nombres Eurasian
Eurasian Dog
Región de origen Alemania
Características
Tipo perro
Otros datos
Federaciones FCI,[1]ANKC,[2]CKC,[3]KC,[4]NZKC,[5]UKC[6]
[editar datos en Wikidata]

Eurasier, a veces llamado Eurasian es una raza de perro de tipo spitz originaria de Alemania y que se empezó a gestar alrededor de 1960.

Su creador, Julius Wipfel, quería conseguir un perro que reuniera las mejores cualidades del Chow Chow y del Wolfsspitz, por lo que cruzó ambas razas. Doce años más tarde, introdujo sangre de Samoyedo y dio como resultado al que hoy día conocemos como Eurasier. La raza fue reconocida por la FCI en 1973.

El Eurasier es un perro tranquilo, amable, fiel con su familia, bien equilibrado, vigilante y alerta ante cualquier situación fuera de lo normal. Tiene un gran carácter y es reservado con los desconocidos, pero sin llegar a ser tímido o agresivo.

Historia[7][editar]

Eurasier adulto.
Eurasier adulto.

La historia y la creación de la raza Eurasier está estrechamente vinculada con el nombre de Julius Wipfel. Después que muriese el perro de la familia, llamado "El Canadiense" y del tipo de los perros de tiro, Julius Wipfel comenzó a trabajar intensamente para desarrollar una nueva raza. Se inspiró en los libros escritos por Konrad Lorenz y junto con Charlotte Baldamus y un pequeño grupo de entusiastas, en 1960 en Weinheim, Alemania, inició su plan de cría para el futuro Eurasier, cruzando su Wolfspitz hembra "Bella" y tres de sus hijas, con tres machos diferentes de Chow Chow. El resultado de estas camadas fue denominado Wolf-Chow.

Posteriormente, en 1972, decidió contrarrestar la decreciente forma física realizando cruces con un macho de Samoyedo, llamado "Cito von Pol" (también llamado "Orion von der Bergstraße"), en total se realizaron 8 cruces.

Durante el proceso de creación de la raza recibieron orientación y asistencia científica de prestigiosos investigadores caninos como Konrad Lorenz o Eberhard Trumler. Erik Zimen describía los Eurasiers de aquellos días como "animales muy hermosos, independientes pero afectuosos y apegados a la vida familiar, atentos, nada agresivos, y sin ningún instinto de cazar: el perro de tamaño mediano ideal para la familia". Aconsejó a los responsables al cargo de los programas de cría dar prioridad a los rasgos de carácter agradable y no concentrarse exclusivamente en ciertos rasgos de la apariencia (como por ejemplo, capa o color). Y se siguió su consejo, ya que todos ellos estuvieron básicamente de acuerdo en que la salud y el carácter era más importante que crear uniformidad en la apariencia.

El resultado final es el de un perro calmado, muy fiel, con un carácter muy equilibrado, buen vigilante y atento sin causar mucho ruido, que ama a la familia y, en especial, a su dueño.

Origen de la raza[8][editar]

El Eurasier es una de las pocas razas cuya la historia puede rastrearse hasta la primera generación. Se han publicado varios libros con la historia detallada de la raza, y Julius Wipfel registró sus ideas de cría para las generaciones venideras. El primer cruce para la creación del Eurasier se realizó en 1960, así que con esta raza ha sido posible mantener un seguimiento cercano del progreso de la misma, lo cual es una gran ventaja para criadores y propietarios.

Julius Wipfel nació en la ciudad alemana de Mannheim. Al igual que muchos jóvenes amaba a los animales, particularmente a los perros. Era muy aficionado a los libros de historias sobre expediciones polares y soñaba con ser tener un perro de tiro (trineo). Durante la Segunda Guerra Mundial, Julius y su esposa Elfriede tuvieron varios perros, todos ellos mestizos, ninguno de pura raza. Después de la guerra, la pareja se trasladó a Weinheim an der Bergstraße, al norte de Heidelberg, y vivió en Leberstrasse.

El "Canadiense"[editar]

Después de 1945 Alemania estaba bajo el mando de las tropas aliadas, cuando las tropas canadienses estacionadas alrededor de Mannheim se retiraron, dejaron atrás un perro. Algunos dicen que este perro vino desde Canadá, pero no hay ninguna evidencia que apoye esta suposición. El perro, llamado "el canadiense", fue a un refugio de animales en Weinheim. Cuando Julius y Elfriede fueron allí en busca de un perro se lo llevaron a casa. El origen de "el canadiense" era desconocido, pero como parecía un perro de trineo Wipfel decidió llevárselo a casa. Wipfel describió el perro como "algo intermedio entre un perro esquimal  y un Samoyedo". El perro era negro, tenía el cráneo como el de un lobo y las orejas bastante erguidas. Durante los primeros tres días el perro se adaptó correctamente a la vida en casa de los Wipfel, aunque a veces se mostró irritavle con los miembros de la familia y hostil con los extraños. Sin embargo, resultó ser un gran amigo y compañero fiable para su hijo Rodolfo, quien en ese momento era tan sólo un niño.

Este perro fue el motivo de la creación de una nueva raza. En su libro "Eurasier", Wipfel escribió casi líricamente sobre "el canadiense": "el perro era muy inteligente y tenía un comportamiento indomable y peligroso. Aullaba como un lobo y mataba a cada animal pequeño que se cruzaba en su camino. Lo amamos." escribió Wipfel, a pesar de que el perro fue un "diablillo" hasta su muerte.

Después de su muerte, Wipfel y su esposa buscaron otro perro que se le asemejase, y la wolfspitz "Bella von der Waldmühle" hizo de sustituta de "el canadiense". El wolfspitz gris es una de las razas de perro más antiguas de Europa. La apariciencia de Bella recordaba a los Wipfels a su primer perro, sin embargo el temperamento de Bella era mucho mejor. Criaron varias camadas pero, tras la guerra, fueron introducidas muchas razas nuevas en Alemania y los wolfspitz fueron bastante ignorados. Julius y Elfriede no podían quitarse de la cabeza al "canadiense", pues les había dejado una impresión inolvidable. Un día Elfriede dijo: "Vamos a criar un perro para nosotros mismos, que se parezca a Bella y a nuestro canadiense".

Después de la Segunda Guerra Mundial, Wipfel devoraba libros de Konrad Lorenz, el cruce accidental de un Chow Chow y Pastor Alemán en particular atrajo su interés. El temperamento de los cachorros de esta camada llamó la atención de los Wipfels. Estuvo estudiando genética, realizando ensayos con aves enjauladas y silvestres, así como con la cría de ratones con un alto porcentaje de endogamia.

Primeros cruces (Wolf-Chow)[editar]

Después de mucho pensarlo y estudiarlo, Wipfel decidido aparear a "Bella" con un Chow Chow, una de las razas más antiguas del mundo. Su teoría era que los chow-chow también tenían los genes más primitivos. No estuvo solo en la toma de esta decisión y también fue aconsejado otros de que la elección del chow-chow era adecuada. La anatomía de los wolfspitz y chow-chow se corresponden: el material genético de los chow-chow y la experiencia positiva criando wolfspitz le convencieron de que su elección era la correcta.

En su esquema genealógico, Wipfel mostró que los chow-chow y wolfspitz estaban en el mismo nivel que los descendientes de los Canis Farcoliaris Palustris, perros primitivos de las turberas, y los Canis Familiaris Palustris, otros perros de las turberas de tipo spitz. Sin embargo, había un largo camino por recorrer. "Fue una verdadera batalla en la que aparecieron todas las cualidades negativas del Homo Sapiens: la envidia, los celos y el comportamiento pedante."

Al principio, Wipfel nombró a su raza Wolf-Chow. A los seguidores de la raza chow-chow no les  gustaba ese nombre en absoluto, pero el objetivo Wipfel se definió así: "Debe ser un tipo de perro polar en colores agradables y atractivos. El perro debe ser suficientemente diferente a otras razas y, por último pero no menos importante, debe poseer un temperamento atractivo, adaptado a las circunstancias", Wipfel también escribió un estándar de raza provisional.

Para sus primeros cruces se utilizaron 3 machos Chow Chow y 4 hembras Wolfspitz:
Hembras wolfspitz Machos wolfspitz
Bella von der Waldmuehle Arocco vom Felsensteig
Annet von der Bergstrasse Ko-San-Lo Pollo-Pong
Asta von der Bergstrasse Igor von Kwy-Chu-Florian
Anka von der Bergstrasse

Los machos eran de porte atlético y color rojo o negro y las cuatro hembras eran de figura esbelta y manto gris. Wipfel sabía que de estos cruces se producirían varios tipos de perros. Aparte de los "Mischtypen" (Tipo I, mezclas), cada camada tuvo otros dos tipos, totalmente diferentes. Wipfel, sorprendido, los nombró como "Wolf-Dingo" (Tipo II) y "Tipo Polar" (Tipo III).

La mayoría de ejmplares eran mezclas de tipos y no podían ser utilizados para la cría. Del tipo Wolf-Dingo surgieron ejemplares en varios colores, pero no resultaron apropiados como perros de familia ya que habían vuelto al tipo ancestral. Sin embargo, el Tipo III, "Tipo Polar", estaba presente en todas las camadas. Su manto era rojo amarillento y, una vez adultos, mostraron las características descritas en el estándar de la raza. Es entonces cuando Wipfel escribió: «Sólo el Tipo III es el adecuado para la cría».

Endogamia[editar]

Desde la primera camada (el 22 de junio 1960) hasta 1972, Wipfel tuvo unos 20 criadores bajo su supervisión, algo necesario para el desarollo de la raza en la dirección adecuada. Sin embargo Wipfel vio surgir otros tipos de criadores y decidió que sólo se permitiría a los "machos tipo" aparearse con las hembras. Su decisión fue la correcta, porque casi de inmediato mejoró el tipo, lamentablemente al mismo tiempo aumentó el porcentaje de endogamia. Por aquella época, recibió críticas sobre el modo en que se estaba desarrolando la nueva raza, así que ante el miedo a no poder cumplir su sueño, Wipfel, desesperado, contactó con el Instituto de Animales de Cría y Genética en la Universidad de Göttingen, a los que facilitó abuntante información sobre sus planes de cría. La doctora Ruth Gruhn le respondió indicándole que estaba muy interesada en el Wolf-Chow, afirmándole: "Es una lástima que su acervo genético se basase en un macho. De los libros, y también de mi propia experiencia, sé que los perros no son muy sensibles a la endogamia. Así que, después de todo, tampoco es una tragedia". Ruth Gruhn le aconsejó entonces centrarse en la endogamia dividiendo las perras disponibles en cinco grupos. Estos grupos debían ser apareados por cinco sementales diferentes. También le desaconsejó los cruces entre miembros de una misma camada.

En su carta al Instituto, Wipfel había preguntado también a ver si existía una relación entre el color rojo y el tipo deseado. La doctora Gruhn le respondió que, en su opinión, la combinación de colores y el tipo de camadas fue sólo una coincidencia. Y que si le gustaba este color, se debía, a expensas de tipo, a la elección del macho y sus posteriores selecciones.

Samoyedo y nueva raza (Eurasier)[editar]

Tras haber criado más de 200 Wolf-Chow, la raza necesitaba un nuevo cruce para establecer el tipo III, "Tipo Polar", distanciandose más del tipo Wolf-Chow. Wipfel contacto con Konrad Lorenz. Ambos eran de la opinión de que la raza debia ser mejorada mediante el uso de un Samoyedo, un perro de trabajo que es incansable, amable y al que se le satisface fácilmente. En 1972, cinco hembras de Wolf-Chow se aparearon con un Samoyedo blanco, llamado "Cito von Pol" también conocido como "Orion von der Bergstraße", Wipfel se sorprendió de que todos los cachorros nacidos fuesen negros. Otra sorpresa fue también que el prestigioso Konrad Lorenz solicitó uno de los cachorros.

Fue entonces cuando Wipfel le dio a la raza su nuevo nombre, Eurasier, principalmente debido a que el FCI no aceptó el nombre de Wolf-Chow. El significado del nombre es simple, ya que el Eurasier debe su existencia a razas europeas y asiáticas.

Carácter[editar]

El Eurasier es un perro muy noble, tranquilo, muy equilibrado y de gran carácter. Correctamente educado y guiado se convierte en el perro perfecto para la familia, siempre vigilante y alerta ante cualquier peligro. Muy apegado a sus dueños es reservado y desconfiado de los extraños, pero sin llegar a ser tímido o agresivo. Los machos principalmente son unos excelentes perros guardianes a la vez que grandes perros de compañía.

De cachorro es juguetón y algo travieso, pero sin ese comportamiento destructivo de otras razas, debido principalmente a su menor pulsión de presa. De mayor se vuelve más reservado y calmado, pero muy apegado a sus dueños. Al igual que le ocurre a otras razas con el mismo estadio de neotenia, es un perro independiente, capaz de tomar decisiones por si mismo y muy jerárquico, respeta únicamente al dueño(s), por lo que se deben tratar con rectitud y firmeza, sin exceso de mimos. Debido a su neotenia, es muy poco ladrador, y salvo para avisar de algún peligro muy ráramente se le oye ladrar. También es muy limpio y como otras razas de tipo spitz emite mucho menos olor corporal.

Sí se le provoca, emite una especie de gruñido que parte de lo más profundo de su garganta y que hace pensar en un lobo. Del Chow-Chow ha heredado cierta terquedad y su adiestramiento no es fácil, pero con paciencia y perseverancia los resultados son extraordinarios.

Desarrollo del cachorro[9][editar]

Cachorro de manto color gris lobo

El desarrollo del cachorro no es uniforme sino que consta de etapas muy diferenciadas. Según la los libros no hay una única clasificación sino que esta varía según el investigador.

1ª – 2ª Semana: Fase Vegetativa[editar]

Los cachorros están ciegos, sordos y con poco olfato. Sin embargo tienen bien desarrollado el tacto y la sensación de calor, eso les permite encontrar a la madre y por lo tanto a la fuente de leche. El día a día consiste en mamar y dormir. Los cachorros mantienen un contacto cercano entre ellos mismos y con su madre. Si hay calor suficiente los pequeños también duermen solitos, principalmente en la tripa o en el costado, aunque de vez en cuando lo hacen en la espalda con las cuatro patas al aire.

3ª Semana: Fase de Transición[editar]

Muchos autores todavía clasifican esta fase como vegetativa, ya que la unión de la camada no se rompe. Sin embargo hay muchas novedades. Los cachorros abren los ojos y se libera el conducto auditivo. Hacia el final de la tercera semana los pequeños son capaces de reconocer a la madre y de dirigirse hacia ella. Empiezan a orinar por su cuenta. Perciben a sus hermanos, se tocan y se lamen entre ellos. Su unidad es un lugar seguro del que todavía no se separan.

4ª – 7ª Semana: Fase de socialización[editar]

Las habilidades motoras de sus actividades cerebrales correspondientes: visión, oído y tacto, están suficientemente desarrolladas como para que los cachorros se relacionen activamente con su entorno y dejen su nido. Los ruidos o intimidan o despiertan la curiosidad. Todo lo nuevo es explorado con la nariz y la boca, los cachorros comienzan a interesarse por el entorno y la madre vuelve a retomar su vida habitual, ya no está constantemente con los cachorros sino que les visita solo para darles comida y limpiarles.

El radio de actividad de los cachorros se amplia, pero en cuanto se asustan, vuelven inmediatamente a su nido. Sin embargo, la curiosidad les anima con lo que rápidamente vuelven a salir. La distintas experiencias comienza a marcar al cachorro.

En esta fase se manifiestan los pilares del desarrollo de carácter del perro, es decir las características de su conducta, que son producto de su predisposición hereditaria y sus experiencias vividas en el entorno. Se requiere que el perro tenga un comportamiento agradable sin ser demasiado confiado, y sin que su ansiedad se acerque a la agresividad, básicamente un perro seguro. Tras esta descripción entendemos un animal que se desenvuelve seguro y sin miedo por nuestro mundo y con el cual el humano puede compartir una relación de confianza mutua.

Dado que el cachorro se encuentra en una fase muy sensible y dispuesto a aprender lo que le enseñen, el desarrollo de su carácter comienza con el criador. La predisposición hereditaria no la podemos cambiar, pero si la manera de facilitar un entorno al cachorro. Es por ello que el criador tiene una excepcional en el cachorro y lo que conlleva por tanto una gran responsabilidad.

El miedo a lo desconocido es innato. Del instinto de sentirse amenazado surge el miedo siempre que el cachorro se enfrente a nuevas situaciones y/o experiencias hasta ahora desconocidas para él. El desarrollo del cachorro consiste en que poco a poco convierta lo desconocido en algo conocido. Para lograrlo se sirve su curiosidad innata, del mismo modo ese miedo también es importante ya que si no experimentara miedo a lo desconocido y siguiera únicamente a su curiosidad, su próxima experiencia podría ser su última.

El miedo es por tanto una parte importantísima del comportamiento, ya que protege a los cachorros de meterse en peligros que incluso les podrían costar la vida. Cuantas más posibilidades tenga el cachorro de convertir lo desconocido en algo conocido, menos miedo tendrá en el futuro. A medida que el cachorro vive experiencias, las califica y clasifica, aprendiendo a que le debería mantener un especial respeto en el futuro y a que no.

Aquí se encuentra una de las tareas iniciales más importantes para el criador, la de ayudar al cachorro a superar su instinto de miedo para aprender donde no es necesario. El cambiar activamente la incertidumbre en seguridad es un proceso de aprendizaje determinante en el desarrollo. Nuestros cachorros nacen para aprender, es una necesidad biológica. Aquí se constituye la enorme  capacidad de adaptarse que tienen nuestros perros.

Socialización con personas: Un visión positiva hacia las personas es uno de los logros más importantes que un criador ha de lograr, tanto para el cachorro como para el futuro dueño del perro. Habitualmente en los Eurasier no suele haber carencias al respecto, ya que es una raza que aman el contacto humano.

Aplicación práctica: La primera costumbre al humano pasa automáticamente en cuanto se les pesa a los pequeños desde su primer día de vida. Se coge al cachorro en brazos, se le acaricia y se le mima, consiguiendo ya de esa manera un estrecho apego.

También es importante ponerse de rodillas delante de los cachorros, dejarles moverse encima del regazo o tumbarse con ellos. Hay que aportarles la oportunidad de olfatear al humano, tocarlo y lamerlo.

En la fase de socialización los cachorros han de experimentar que hay humanos diferentes, y que a pesar de oler diferentes se pueden  comportar igual de bien con ellos. Tampoco son necesarias visitas diarias de extraños, bastará con unos pocos encuentros de buena calidad en los que los desconocidos se arrodillen junto a los cachorros, se dejen examinar y les acaricien lo suficiente. A los cachorros tímidos nunca se les debe de perseguir o forzar a moverse. La persona desconocida tiene que esperar hasta que la curiosidad del cachorro le lleve hacia ella. Normalmente suelen ser suficiente con las visitas de los mismos interesados en adquirir uno de los cachorros, que se pasan sobre las 4 semanas de vida.

También es importante que el cachorro conozca a los diferentes sexos. En una casa de mujeres el cachorro debe de tener también relación con hombres. Igual de importante es también hablar con el cachorro para que sepa encajar los diferentes tonos de voz. Aunque no haya niños en todas las casa, siempre deben de estar bienvenidos para ver a los cachorros, ya que estos tienen un don natural para jugar con ellos, siempre que sea bajo vigilancia. Además los niños suelen tener otra manera de moverse y con lo que no solo es bonito sino beneficioso que los cachorros conozcan a niños.

Acostumbrarse a los ruidos: No es necesario que el animal adquiera miedo a las tormentas o otros ruidos. El criador puede aportar con sus ideas para acostumbrar al cachorro a los ruidos más diversos. En las tiendas de animales hay juguetes que emiten ruidos. Aún así eso no es suficiente para el acondicionamiento de los ruidos. Aquí hay varias posibilidades:

– Rellenar latas con piedras y moverlas por el suelo, a la vez repartir comida para que hagan una asociación positiva

– Llenar un saco de lino con latas y repartir comida para que los cachorros se muevan por encima del saco

– Arrastrar dicho saco encima de un suelo pedregoso

– Hacer sonar láminas de metal

– Aplaudir con las manos, primero solo una persona y luego varias

– Hacer sonar tapas de cazuelas

– Tocar algún instrumento de música

– Poner CDs con ruidos

– Ruidos de maquinas como la lavavajillas o el aspirador

– Encender el coche y tocar la bocina

– Ruidos de campanas

– Hinchar globos y dejar que se les escape el aire

– Cerrar puertas fuertemente

Son más importantes los ruidos cercanos a la vida real. Los cachorros tienen que acostumbrarse poco a poco a las situaciones de ruidos. Así que se puede empezar con ruidos suaves desde mayor distancia y a la vez recompensarlo de manera positiva con comida, o realizar estos ejercicios durante la alimentación del cachorro. En cuanto los cachorros se sienten seguros es interesante que se les acerque la fuente de ruido para variar la intensidad y volumen del mismo.

El entorno: El criador debe de tener bien claro que la calidad de su trabajo condiciona el alcance y resistencia del perro. El cachorro necesita suficientes posibilidades para enfrentarse activamente con el entorno natural, social y civil.

¿Cómo llevar al cachorro correctamente fuera de casa?

Es responsabilidad del criador ofrecerle distintas oportunidades de aprendizaje, entre las que destacan:

– Realizar una excursión a un territorio seguro pero desconocido

– Acostumbrar al cachorro al coche

– Acostumbrarle al collar y correa

– Planificar conveniente los paseos

Salud[10][editar]

La salud del Eurasier[editar]

En comparación con algunas otras, los Eurasier son una raza bastante sana. Sin embargo, esto no excluye a los Eurasiers de poder padecer ciertos problemas de salud.

Factores ambientales[editar]

Primero debemos entender que estar sano no significa solo la ausencia de enfermedades, sino que también significa que la mente y el cuerpo deben estar en buena forma. Una mente sana significa que a nuestro Eurasier le estamos ofreciendo actividades estimulantes, que le exponemos a diferentes estímulos y le facilitamos una buena socialización. También debería ser criado en familia, en la casa, como un miembro más.

El cuerpo de un Eurasier está desarrollado para moverse, correr y jugar. El Eurasier es una de las razas de perros que, todavía hoy, disfruta de esta forma elemental de diversión, es ágil, rápido y le encanta echar una buena carrera.

Es un dato conocido que la nutrición y el ejercicio pueden influir en la solidez de los huesos y las articulaciones de un perro joven. Entre los muchos aspectos de la nutrición, el factor que es fundamental para la fortaleza de un cachorro es que no crezca demasiado rápido, lo que provocaría un indebido dolor en las articulaciones. Aunque es bueno que juegue y haga mucho ejercicio, si deberíamos evitar tanto los ejercicios repetitivos que conlleven algún tipo de impacto fuerte, así como los ejercicios de torsión.

Factores genéticos[editar]

Los Eurasiers son monitorizados de cerca debido a que podrían arrastrar dos problemas hereditarios:

La displasia de cadera (HD)[editar]

Esta es una enfermendad en la que la cabeza del fémur no encaja correctamente en la  cavidad acetabular de la cadera. Esto da como resultado un modo de andar difícil para el perro. Con frecuencia, también se desarrolla artritis en la articulación de la cadera displásica, lo que supone una combinación muy dolorosa para el perro. Existen diferentes sistemas de clasificación que determinan el grado de displasia de cadera. La FCI utiliza un baremo de la ‘A’ a la ‘E’, donde la ‘A’ significaría excelente o libre de displasia y la ‘E’ una displasia grave.

Para determinar la calificación hay someter al Eurasier a rayos X, por lo general se suele hacer cuando tienen entre uno y dos años de edad. Para tener derecho a la reproducción, un Eurasier debería estar libre de displasia de cadera.

Luxación de rótula[editar]

Se habla de luxación de rotula en los perros, cuando la rótula, pequeño hueso localizado delante de la articulación de la rodilla y que es necesaria su correcta posición para un buen funcionamiento de la extremidad del animal, se sale de su sitio, tróclea, provocando dolor y debilidad funcional en el perro. Una vez más, hay diferentes grados de esta enfermedad que van desde el grado 1 al grado 4.

Hipotiroidismo[editar]

El hipotiroidismo es un síndrome provocado por el funcionamiento inadecuado de la tiroides y la consecuente disminución en la producción y liberación de hormonas tiroideas. Esta enfermedad es el desequilibrio hormonal más común en los perros. Las hormonas tiroideas son necesarias para todos los sistemas orgánicos del cuerpo para un metabolismo celular normal. Por esta razón, los signos y síntomas pueden variar mucho de un caso a otro. Hay algunos signos clásicos que pueden indicarle al veterinario la dirección correcta, los cuales pueden incluir el aumento de peso, letargo, pérdida del cabello, cambios en la pigmentación de la piel y el colesterol alto. Además de estos signos clásicos, el hipotiroidismo también puede causar cambios de conducta (agresividad, pasividad) y la hiperactividad. Algunos veterinarios creen que el hipotiroidismo también puede causar convulsiones.

Distichia[editar]

La Distichia es una pestaña que surge a partir de un punto anormal en el párpado. La mutación afecta a los perros y los seres humanos. Distichiae usualmente salida del conducto de la glándula de Meibomio en el borde del párpado. Por lo general son múltiples y, a veces más de una surge de un conducto. Pueden afectar tanto el párpado superior o inferior y suelen ser bilateral. Los párpados inferiores de los perros por lo general no tienen pestañas. Distichiae generalmente no causan síntomas, ya que sus pestañas son suaves, pero puede irritar los ojos y causar lagrimeo, entrecerrando los ojos, inflamación y úlceras de la córnea y cicatrices. Las opciones de tratamiento incluyen la extracción manual, la electrólisis, la electrocauterización, la crioterapia y la cirugía. Los Eurasiers deberían ser examinados​​con el fin de evitar el apareamiento de dos sujetos con distichia excesiva.

Entropión[editar]

Un entropion es un enrollamiento del borde palpebral hacia adentro, de forma que la piel y el pelo de los párpados, rozan la superficie corneal y la conjuntiva. A veces el entropión es consecuencia de otro problema ocular: conjuntivitis, dolor ocular.

Ectropión[editar]

Un ectropion es una eversión o enrollamiento del borde palpebral hacia el exterior de forma que el globo ocular y la conjuntiva quedan menos protegidos y más expuestos. Suelen producirse con más frecuencia en el párpado inferior aunque también pueden llegar a ocurrir en el superior. En ocasiones, el ectropion puede aparecer como consecuencia de traumatismos, formación de cicatrices secundarias a inflamación crónica, o simplemente por vejez.

Desde los primeros días de la raza Eurasier en Alemania, los criadores trataron de reducir los problemas congénitos. La base de la población de la raza era pequeña al principio, así que fue un reto difícil de manejar. Con el tiempo, generación tras generación se ha comprobado y controlado. Camadas y líneas enteras fueron analizadas y revisadas, y los nuevos apareamientos fueron planificados en consonancia a los resultados obtenidos. La cría mediante selección, por sí sola, no es suficiente para reducir los problemas inherentes a la cría, por lo que es muy necesario la involucración y el ‘feedback’ de todos los propietarios de cachorros Eurasier. El ejercicio diario, el juego, la vida familiar y la calidad de la nutrición deben ser combinadas para ayudar a mantener el Eurasier como el compañero maravilloso que conocemos y apreciamos.

Color[editar]

En la raza Eurasier pueden encontrase perros en una gran variedad de colores, mezcla resultante de los colores de las razas de origen. No hay otra razas que ofreca tanta variedad de color. Basta con que asistas a alguna reunión de Eurasiers para juzgarlo por tí mismo. Los hay en negro puro, negro con manchas rojas o grises, otros de color crema claro y combinaciones de los mismos. Sin embargo no es una raza que se crie buscando un color específico. A menudo los futuros propietarios tienen en mente un color específico, pero cuando le surge la oportunidad de ver muchos Eurasiers diferentes, suelen cambiar de opinión, ya que cada color tiene su encanto.

Los criadores pueden dar ciertas indicaciones a los futuros propietarios sobre la tendencia de color que tendrá el cachorro, puesto que tan solo los cachorros completamente negros y negro con fuego mantendrán sus colores con seguridad. Lógicamente un cachorro de tonos rojos nunca se volverá negro de un día para otro, pero los cachorros suelen tener bastantes cambios de color dentro de su gama de colores.

Los únicos colores que no están permitidos en el estandar son manchas blancas puras blancas irregulares y de color hígado.

Estándar de raza[11][editar]

ORIGEN: Alemania.

FECHA DE PUBLICACIÓN DEL ESTÁNDAR OFICIAL VÁLIDO: 06.01.1994.

UTILIZACIÓN: Perro de compañía.

CLASIFICACIÓN FCI: Grupo 5, Sección 5. Perros tipo Spitz y tipo primitivo. Spitz asiáticos y razas semejantes.Sin prueba de trabajo.

BREVE RESUMEN HISTÓRICO: En 1960 surgió una raza por cruce de Chow-Chow con Wolfspitz lobo; esta raza recibió el nombre de "Wolf-Chow" al principio, cambiando su nombre a "Eurasier" después de cruce con Samoyedo en 1972. En 1973 fue reconocida por la FCI.

APARIENCIA GENERAL: Perro de tamaño mediano, de estructura armoniosa, tipo Spitz, con orejas erguidas, en distintas tonalidades. La longitud del pelo permite distinguir las proporciones del cuerpo. Estructura ósea regular.

PROPORCIONES IMPORTANTES: La longitud del cuerpo es un poco mayor que la altura de la cruz. La relación entre la longitud del hocico y la longitud de la región craneal es casi la misma.

TEMPERAMENTO / COMPORTAMIENTO: Es un perro seguro de sí mismo, calmado, ecuánime y con una gran resistencia ante cualquier provocación. Es vigilante y alerta sin ser ruidoso; desarrolla una marcada relación hacia su familia. Es reservado con los extraños, sin ser agresivo; no manifiesta instinto de cacería. Para lograr un desarrollo completo de estas características, el Eurasier necesita un contacto doméstico íntimo y constante con su familia, pero también un entrenamiento comprensivo y consecuente.

CABEZA

Apariencia general: Cráneo balanceado, no muy ancho. La cabeza tiene forma de cuña vista desde arriba y desde los lados. La caña nasal y la región craneal están colocadas en forma paralela.

REGIÓN CRANEAL:

Cráneo: Frente plana con un surco frontal marcado. Protuberancia occipital bien definida.

Depresión naso-frontal (Stop): Poco notable.

REGIÓN FACIAL:

Nariz: De tamaño mediano, trufa con pigmentación negra.

Hocico: Ni muy grueso ni muy puntiagudo. Se estrecha gradualmente hacia adelante hasta la trufa. La caña nasal y las astas del maxilar inferior son rectas.

Labios: Bordes de los labios apretados y con pigmentación negra. Mandíbulas / Dientes: Mandíbulas fuertes, forman un arco amplio en el maxilar inferior. Dentadura fuerte y completa (42 dientes de acuerdo a la formación habitual de la dentadura); mordedura en forma de tijera o de tenaza. Los incisivos superiores sobrepasan ligeramente a los inferiores o están en perfecta oposición unos con otros. Los premolares y molares deben estar colocados en una línea sin presentar huecos entre ellos. Todos los dientes deben estar en posición vertical en relación a la mandíbula.

Mejillas: Poco pronunciadas.

Ojos: Oscuros, de tamaño mediano, ni hundidos ni salientes. Abertura de los párpados ligeramente oblicua. Borde de los párpados con pigmentación negra y muy adherente.

Orejas: Están separadas aproximadamente por una longitud que equivale a la anchura de la base de una oreja. Su tamaño es mediano y su forma triangular.

Las puntas de las orejas son levemente redondas y deben estar erectas. Las puntas de las orejas y el centro del stop forman aproximadamente un triángulo equilátero.

CUELLO: De longitud media, en armonía con la apariencia general. Buena musculatura. La piel está muy adherida en la región de la garganta. Transición armoniosa hacia el resto del cuerpo.

CUERPO

Apariencia general: El cuerpo es fuerte, con el tronco no muy corto. Cruz: Marcada.

Espalda: Firme y recta, con muy buena musculatura.

Lomo: Con buena longitud, buena anchura y muy buena musculatura.

Grupa: Recta, amplia y fuerte.

Pecho: Alcanza hasta los codos, con la caja torácica en forma ovalada. Antepecho bien desarrollado, aunque no demasiado prominente. Esternón largo, que se prolonga bien hacia atrás.

Línea inferior: Se levanta levemente.

COLA: Con inserción recta, redonda y firme, de buen espesor, estrechándose hacia la punta. Presenta pelaje tupido. La cola es llevada doblada sobre la espalda, o un poco hacia un lado o bien enrollada. Cuando cuelga alcanza hasta la articulación del corvejón.

EXTREMIDADES

MIEMBROS ANTERIORES:

Apariencia general: Vistos desde el frente, están colocados en forma recta y paralela. Vistos de lado, son moderadamente angulados. El brazo y el antebrazo presentan casi la misma longitud.

Hombros: Con buena musculatura. Escápulas colocadas en forma ligeramente oblicua.

Brazo: De longitud media y con buena musculatura.

Codo: Próximo a la caja torácica.

Antebrazo: De longitud media, con buena musculatura.

Articulación del carpo: Fuerte.

Metacarpo: De longitud media. Visto desde el frente es totalmente recto; visto de lado está ligeramente dirigido hacia adelante.

Pies anteriores: De forma ovalada, dedos compactos, moderadamente arqueados. Uñas fuertes con pigmentación oscura. Almohadillas firmes, gruesas con pigmentación negra. Pelaje denso entre las almohadillas.

MIEMBROS POSTERIORES:

Apariencia general: Vistos desde atrás están colocados en forma recta y paralela y vistos de lado están moderadamente angulados. Muslo y pierna son casi de la misma longitud.

Pelvis: Ligeramente oblicua.

Muslo: De longitud media y fuertemente musculoso.

Rodilla: Estable, no demasiado abierta.

Pierna: De longitud media, buena musculatura.

Articulación del corvejón: Colocada en posición no muy baja, estable, sin desviaciones hacia afuera o adentro.

Metatarso: Con buena longitud y anchura, visto de lado está colocado en posición vertical.

Pies posteriores: Ovalados, dedos compactos, moderadamente arqueados. Uñas fuertes con pigmentación oscura. Almohadillas firmes, gruesas y con pigmentación negra. Pelaje tupido entre las almohadillas.

MOVIMIENTO: Abarca mucho terreno, con mucho empuje y buen alcance.

PIEL: Adherente, pigmentada.

MANTO

Pelo: En todo el cuerpo presenta una lanilla interna espesa; la capa externa es de longitud mediana y el pelo no está demasiado pegado. El pelo es corto en el hocico, cara, orejas, y parte anterior de las extremidades.

TAMAÑO Y PESO: Altura a la cruz:

Peso: Machos: Hembras:

Machos: Hembras: 23-32kg, 18-26kg.

52 - 60 cm, 48 - 56 cm.

La cola, la parte posterior de los miembros anteriores y de los miembros posteriores están cubiertos de pelo largo (plumas).

El pelaje en el cuello es un poco más largo que en el resto del cuerpo, sin formar una melena.

Color: Se permiten todos los colores y sus respectivas combinaciones, excluyendo el blanco puro, la presencia de manchas blancas y el color hígado.

El balance entre las proporciones es muy importante, sin embargo, los valores ideales por alcanzar son el peso y el tamaño promedio. Altura a la cruz: Machos: 56 cm,

Hembras: 52 cm.

Peso: Machos: 26 kg, Hembras: 22 kg.

FALTAS: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.d

FALTAS DESCALIFICANTES:

- Agresividad o extrema timidez.

- Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

- Temor, timidez, desconfianza excesiva.

- Deficiencias en las características sexuales.

- Falta de uno o más incisivos o caninos, falta de uno o más premolares 3 o 4 así como de uno o más molares 1 o 2; defectos en la mordida.

- Ectropión, entropión; ojos muy profundos o muy pequeños.

- Distiquiasis (pestañas colocadas en dos líneas).

- Orejas semi-erguidas o caídas.

- Cola quebrada.

- Falta notable de pigmento.

NOTA:

Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto. Sólo los perros funcionalmente y clínicamente saludables, con la conformación típica de la raza, deberán usarse para la crianza.

Referencias[editar]

  • Julius Wipfel, Eurasier. In this book dated 1974, Julius Wipfel outlined his ideals on how to care, keep and breed Eurasiers. For an English translation turn to the KZG.

Enlaces externos[editar]