Eternal Sunshine of the Spotless Mind

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Eternal Sunshine of the Spotless Mind (titulada Eterno resplandor de una mente sin recuerdos en Hispanoamérica y ¡Olvídate de mí! en España) es una película de drama, romance y ciencia ficción estadounidense de 2004, dirigida por Michel Gondry y escrita por Charlie Kaufman. La historia, creada por Pierre Bismuth, Kaufman y Gondry, trata sobre una pareja separada que, mediante un proceso de borrado de memoria, se han borrado uno al otro y que luego vuelven a conocerse. El reparto coral incluye a Jim Carrey, Kate Winslet, Kirsten Dunst, Mark Ruffalo, Elijah Wood y Tom Wilkinson. El título del filme proviene de una línea del poema Eloisa to Abelard de Alexander Pope.

La cinta contiene elementos del thriller psicológico y usa una narrativa no lineal para explorar la naturaleza de la memoria y el amor romántico. Se estrenó en Norteamérica el 19 de marzo de 2004 y recaudó más de setenta millones de dólares en total.[1]​ Fue ganadora del Premio Óscar al mejor guion original y Winslet recibió una candidatura como mejor actriz. La película se volvió de culto durante los años siguientes a su estreno y es considerada por muchos críticos como uno de los mejores filmes del siglo veintiuno.[2]

Argumento[editar]

Joel Barish, tímido y de voz suave, y Clementine Kruczynski, de espíritu libre y espontánea, comienzan una relación en el Ferrocarril de Long Island desde Montauk (Nueva York) hasta Rockville Centre. Se sienten atraídos casi inmediatamente, a pesar de sus personalidades opuestas, y ese día ambos habían sentido la necesidad de viajar a Montauk. Aunque no lo saben, Joel y Clementine son en realidad ex novios, ahora separados después de una relación de dos años juntos. Después de una discusión, Clementine había contratado a la compañía neoyorquina Lacuna, Inc. para borrar todas las memorias de su relación. Después de que Rob y Carrie, dos de sus amigos, se lo comunican, Joel queda devastado y decide someterse él mismo al procedimiento de borrado de memoria, un proceso que se lleva a cabo durante el sueño.

Gran parte de la trama posterior transcurre dentro de la mente de Joel, durante el proceso de borrado de su memoria. Mientras sueña, Joel vuelve a rememorar en reversa sus momentos junto a Clementine, comenzando desde la desintegración de la relación. A medida que llega a los recuerdos más felices de los comienzos de su relación con Clementine, decide conservar por lo menos parte de esos recuerdos de ella y de su amor, tratando de evitar el procedimiento llevando sus memorias idealizadas de Clementine a memorias que no tienen relación con ella, o intentando despertar para detener el procedimiento. A pesar de sus esfuerzos, las memorias no dejan de ser borradas. Finalmente llega un último recuerdo de Clementine: el día que se conocieron en una casa de playa en Montauk. Este recuerdo se desintegra, mientras ella alcanza a decirle: «encuéntrame en Montauk».

Otras tramas separadas, pero relacionadas, giran en torno a los empleados de Lacuna y se desarrollan durante el proceso de borrado de memoria de Joel. Patrick, uno de los técnicos de Lacuna que realiza en borrado, utiliza las memorias de Joel para seducir a Clementine. Mary, la recepcionista de Lacuna, tiene una relación con el otro técnico, Stan, pero se siente atraída por el Dr. Howard Mierzwiak, un doctor casado y el director de Lacuna. Durante el borrado de memoria de Joel, Mary descubre que anteriormente ella misma había tenido un romance con el doctor Mierzwiak y había estado de acuerdo con borrarse esos recuerdos después de que la esposa de Mierzwiak descubriese la aventura. Después de descubrir esto, le pregunta a Stan si lo sabía, a lo que éste afirma que no. Mary renuncia a su trabajo y se roba las grabaciones de la compañía para, posteriormente, como venganza, enviárselas a todos los clientes de Lacuna.

El filme regresa al presente, después de que Joel y Clementine se conocen a bordo del tren. Más tarde ese día, ambos reciben sus grabaciones de Lacuna y reaccionan con sorpresa y desconcierto: no tienen recuerdos claros de haberse conocido, y menos haber tenido una relación y haber borrado sus memorias. Joel le suplica a Clementine que recomiencen la relación; en un principio Clementine se resiste, argumentando que podía terminar de la misma forma. Joel lo admite, pero deciden intentarlo de todas formas.

Reparto[editar]

Producción[editar]

Desarrollo[editar]

El concepto de Eternal Sunshine of the Spotless Mind surgió a partir de conversaciones entre Michel Gondry y el coescritor del filme, Pierre Bismuth, en 1998.[3]​ Ambos se habían conocido y vuelto amigos a principios de la década de 1980 cuando Gondry se dedicaba a tocar la batería en el grupo pop francés Oui Oui.[4]​ Bismuth había concebido la idea de borrar ciertas personas de la mente después de las quejas de una amiga sobre su novio; cuando le preguntó si borraría a su novio de su memoria, ella contestó que sí.[4][5]​ En un principio Bismuth iba a realizar un experimento artístico que consistía en enviar cartas a gente afirmando que un conocido los había borrado de su memoria.[6]​ Después de mencionárselo a Gondry, la idea se transformó en una historia basada en situaciones que se desatarían si eso fuese científicamente posible.[4][6]​ Bismuth nunca llegó a llevar a cabo su experimento.[6]

Gondry se contactó con Charlie Kaufman y le expuso el concepto; ambos ya habían trabajado juntos en Human Nature de Kaufman.[5][6]​ Desarrollaron la trama en una historia corta.[7]​ Mientras que los escritores no pensaban que el concepto fuese vendible, surgió una pequeña puja por hacerse con la idea.[3][7][8]​ Steve Golin de Propaganda Films la compró el 12 de junio de 1998 por una baja suma de siete cifras.[9][10]​ Kaufman, que era responsable de escribir el guion, no comenzó a hacerlo inmediatamente sino que optó por suspender su escritura, mientras trabajaba en Adaptation, Confesiones de una mente peligrosa y Human Nature.[3]​ Durante esa época, el cineasta Christopher Nolan estrenó Memento, un film que trataba el tema de la memoria de un modo similar. Las similitudes preocuparon a Kaufman y este trató de abandonar el proyecto, pero Golin logró que continuara.[9]​ Durante la escritura, la propiedad intelectual de la idea cambió varias veces, de esa forma Kaufman no tuvo que tratar con los estudios hasta finalizado el proceso de escritura. La versión final del guion preocupó a los estudios.[3]

Kaufman no quería que la película fuese un thriller y quería minimizar los elementos de ciencia ficción del borrado de memoria, centrándose más en la relación entre los protagonistas.[3][6][8]​ Tuvo una «lucha enorme» con el guion, encontrándose con dos problemas en particular mientras lo escribía: mostrar «los recuerdos, las reacciones de Joel a los recuerdos y su interacción con Clementine por fuera de los recuerdos en los recuerdos» y el hecho de que los personajes pudiesen hacer referencia en escenas posteriores a recuerdos ya borrados.[3]​ Kaufman resolvió el primer problema haciendo a Joel lucido y capaz de comentar sobre sus recuerdos y resolvió el segundo haciendo que los recuerdos se degradaran en vez de que desaparecieran de inmediato, lográndose su borrado completo una vez despierta la persona.[3]​ El nombre original del guion de Kaufman era de dieciocho palabras, porque quería un título que «no podría entrar en una marquesina».[11]​ Finalmente decidió llamarla Eternal Sunshine of the Spotless Mind, un título a partir del poema de 1717 Eloisa to Abelard de Alexander Pope.[12]​ Esta es la estrofa en la que aparece el verso en cuestión:

How happy is the blameless vestal’s lot!
The world forgetting, by the world forgot.
Eternal sunshine of the spotless mind!
Each pray’r accepted, and each wish resign’d.

¡Qué feliz es la suerte de la vestal sin tacha!
Olvidarse del mundo, por el mundo olvidada.
¡Eterno resplandor de la mente inmaculada!
Cada rezo aceptado, cada deseo vencido.

Recepción[editar]

Crítica[editar]

Eternal Sunshine of the Spotless Mind fue recibida con abrumadores elogios, obteniendo un porcentaje de aprobación del 93% en Rotten Tomatoes, basado en 236 reseñas, con un puntaje promedio de 8,5 sobre 10. El consenso del sitio dice: «Impulsada por el ingenioso e imaginativo guion de Charlie Kaufman y a su vez por el audaz toque directoral de Michel Gondry, Eternal Sunshine es una sinuosa y a la vez sincera mirada hacia las relaciones y la angustia».[13]​ En Metacritic, el filme tiene un puntaje de 89 sobre 100, basado en 41 críticas, siendo catalogada como una cinta «aclamada universalmente».[14]

Roger Ebert del Chicago Sun-Times le dio al filme la puntuación máxima, refiriéndose a Kaufman como «el guionista más talentoso de los años 2000» y la incluyó en su lista de «grandes películas».[15]A. O. Scott de The New York Times destacó la cinta por ser «cerebral, formal y conceptualmente complicada, densa en alusiones literarias y tan desvergonzadamente romántica como cualquier película que vayas a ver jamás».[16]​ La revista Time Out concluyó su reseña diciendo: «El formidable eje Gondry/Kaufman/Carrey funciona de maravilla expresando la desconcertante belleza y el horror existencial de estar encerrado dentro de tu propia mente confundida, y haciendo una alegoría de la amnesia con sentido de supervivencia de un corazón roto pero con esperanzas».[17]

En 2006, en el número 201 de la revista Empire, Eternal Sunshine of the Spotless Mind ocupó el número 83 en su encuesta de las «201 mejores películas de todos los tiempos» votada por lectores. Ese mismo año, el trabajo de Winslet como Clementine fue incluido en el número 81 de la lista de las «100 mejores actuaciones de todos los tiempos» de la revista Premiere. Claudia Puig, crítica de USA Today, dijo sobre su actuación que «Winslet es maravillosa como un espíritu libre cuyo cabello cambia de color junto con sus estados de ánimo. No ha tenido un papel tan jugoso por un tiempo y ella lo desempeña a la perfección».[18]

En noviembre de 2009, Time Out New York clasificó la película como la tercera mejor de la década.[19]Entertainment Weekly la colocó en su lista de lo mejor de la década diciendo: «Sólo el cerebro estrafalario y complicado de Charlie Kaufman pudo transformar esta historia de 2004 sobre borrar todas las memorias del amor en una de las películas más románticas de la década».[20]Slant Magazine ubicó el filme en el número 87 de su lista de los mejores de los años 2000,[21]​ mientras que Paste la nombró unas de las cincuenta mejores películas de la década (2000-2009), posicionándola en el número cinco.[22]

Premios[editar]

Música[editar]

El álbum de banda sonora de Eternal Sunshine of the Spotless Mind se editó por Hollywood Records el 16 de marzo de 2004. Incluye la banda sonora original compuesta por Jon Brion y canciones de artistas como Electric Light Orchestra, The Polyphonic Spree y The Willowz. El músico Beck, en colaboración con Jon Brion, aportó una versión de «Everybody's Got to Learn Sometime» de The Korgis. Varias de las letras tratan sobre los recuerdos o sobre el sol.

Jon Brion realizó gran parte de la música del filme y cantó en una de las pistas, «Strings That Tie to You». La banda de garage rock The Willowz contribuyó con dos canciones para el soundtrack; posteriormente volvieron aportar su música a la siguiente película de Michel Gondry, La Science des rêves. La canción «Mr. Blue Sky» no se incluyó en el filme, pero pudo ser escuchada en el trailer y varios avances promocionales.

Toda la música compuesta por Jon Brion excepto las pistas señaladas.

N.ºTítuloArtistaDuración
1.«Theme»2:24
2.«Mr. Blue Sky»Electric Light Orchestra5:03
3.«Collecting Things»1:13
4.«Light & Day»The Polyphonic Spree3:03
5.«Bookstore»0:52
6.«It's the Sun» (versión de Morning Becomes Eclectic de KCRW) The Polyphonic Spree5:33
7.«Wada Na Tod, Mera Man Tera Pyasa»Lata Mangeshkar, Mohammed Rafi5:54
8.«Showtime»0:55
9.«Everybody's Got to Learn Sometime» (versión de The Korgis) Beck5:54
10.«Sidewalk Flight»0:31
11.«Some Kinda Shuffle»Don Nelson2:11
12.«Howard Makes It All Go Away»0:14
13.«Something»The Willowz2:23
14.«Postcard»0:23
15.«I Wonder»The Willowz2:56
16.«Peer Pressure»1:12
17.«A Dream Upon Waking»3:36
18.«Strings That Tie to You»2:33
19.«Phone Call»1:03
20.«Nola's Bounce»Don Nelson1:56
21.«Down The Drain»0:56
22.«Row»1:00
23.«Drive In»2:19
24.«Main Title»1:23
25.«Spotless Mind»1:12
26.«Elephant Parade»0:28

Referencias[editar]

  1. a b c «Eternal Sunshine of the Spotless Mind». Box Office Mojo. 
  2. La película fue posicionada en el número seis en la lista de la BBC de las mejores cien películas del siglo XXI, elaborada a partir de una encuesta a 177 críticos de cine.«The 21st Century's 100 Greatest Films». BBC. 23 de agosto de 2016. Consultado el 26 de septiembre de 2017.  Véase también: Dargis, Manohla; Scott, A.O.. «The 25 Best Films of the 21st Century...So Far». The New York Times. Consultado el 26 de septiembre de 2017. 
  3. a b c d e f g Cohen, David S. (17 de febrero de 2016). «FROM SCRIPT TO SCREEN: ‘Eternal Sunshine Of The Spotless Mind’». Script Magazine (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  4. a b c Lack, Jessica (6 de septiembre de 2008). «Eraserhead». The Guardian (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  5. a b «‘Eternal Sunshine of the Spotless Mind’: An Unforgettable and Heartbreaking Exploration of Love, Human Beings and the Nature of Memory». Cinephilia & Beyond (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  6. a b c d e Mansfield, Matt (13 de marzo de 2014). «Ten years of Eternal Sunshine of the Spotless Mind». Dazed Digital (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  7. a b Tobias, Scott (17 de marzo de 2004). «Michel Gondry & Charlie Kaufman». The A.V. Club (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  8. a b Sternbergh, Adam (16 de diciembre de 2016). «In Conversation: Charlie Kaufman». Vulture (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  9. a b Kleinman, Geoffrey. «Charlie Kaufman & Michel Gondry - Eternal Sunshine of The Spotless Mind». DVD Talk (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  10. Madigan, Nick (15 de junio de 1998). «Pic pitch plays at Propaganda». Variety (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  11. Smith, Neil (28 de abril de 2004). «Inside screenwriter Kaufman's Mind». BBC News (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  12. Scott, A. O. (4 de abril de 2004). «FILM; Charlie Kaufman's Critique of Pure Comedy». The New York Times (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  13. «Eternal Sunshine of the Spotless Mind (2004)». Rotten Tomatoes. Consultado el 27 de septiembre de 2017. 
  14. «Eternal Sunshine of the Spotless Mind». Metacritic. Consultado el 27 de septiembre de 2017. 
  15. Ebert, Roger (2 de enero de 2010). «Eternal Sunshine of the Spotless Mind». RogerEbert.com. Consultado el 29 de septiembre de 2017. 
  16. «Critics’ Picks Video: ‘Eternal Sunshine of the Spotless Mind’». The New York Times. 15 de febrero de 2011. Consultado el 29 de septiembre de 2017. 
  17. «Eternal Sunshine of the Spotless Mind». TimeOut. Consultado el 29 de septiembre de 2017. 
  18. Puig, Claudia (18 de marzo de 2004). «Soak up 'Eternal Sunshine,' and you'll feel warm all over». USA Today. Consultado el 29 de septiembre de 2017. 
  19. «The TONY top 50 movies of the decade». TimeOut. 24 de noviembre de 2009. Consultado el 1 de octubre de 2017. 
  20. «100 greatest movies, TV shows, and more». Entertainment Weekly. 4 de diciembre de 2009. Consultado el 1 de octubre de 2017. 
  21. «The 100 Best Films of the Aughts». Slant Magazine. 7 de febrero de 2010. Consultado el 1 de octubre de 2017. 
  22. «The 50 Best Movies of the Decade (2000-2009)». Paste. 3 de noviembre de 2009. Consultado el 1 de octubre de 2017. 

Enlaces externos[editar]