Etapa de Resistencia de la Independencia de México

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


La etapa de resistencia de la Independencia de México fue una guerra de guerrillas de caudillos y militares mexicanos contra el Imperio español.

Tras la muerte de Morelos se inicia una época de decadencia de la lucha, ya que se carecía de líderes, y los que estaban no tenían suficientes conocimientos militares.

Entre los líderes más destacados de esta época está el Amo Torres y Pedro Moreno, que tuvieron su punto de partida en Guanajuato. En Veracruz se distinguieron Nicolás Bravo, Vicente Guerrero, Guadalupe Victoria, el español Javier Mina, Nicolás Catalán y su esposa Antonia Nava.

Los españoles estaban cometiendo toda clase de «excesos» por lo que el rey de España mandó a destituir al virrey y puso en su lugar a Juan Ruiz de Apodaca ―quien había sido gobernador de Cuba―. Juan Ruiz llegó a la Nueva España ―México― en 1816 e inició su Gobierno exigiendo que todos los insurgentes arrestados fueran sometidos a juicio y de ninguna manera se les fusilara sumariamente (como había ordenado su predecesor).

En la Constitución española de Cádiz se habían incluido los principios liberales como parte de sus postulados, pero al regresar el rey Fernando VII al poder (en 1814), suprimió la Constitución y afirmó el absolutismo mediante el tratado de Valencia.

La táctica militar de los insurgentes había cambiado, pues en lugar de atacar prefirieron replegarse a los fuertes y organizar solamente la resistencia.

La lucha de Javier Mina[editar]

Desde que el español independentista Javier Mina partió de Tamaulipas hacia el interior del país comenzó a tener campañas victoriosas. Pero en agosto de 1817, en un viaje rumbo a San Luis de la Paz (en Guanajuato), a unos 12 km de la aldea de Comanja de Corona y a 20 km de la villa de León (en Guanajuato) él y sus hombres ―liderados por Pedro Moreno― fueron atacados por el mariscal español Pascual Liñán al mando de una fuerza de 2500 realistas y 14 cañones. Los mexicanos crearon el Fuerte del Sombrero y el 4 de agosto de 1817 presentaron batalla a los españoles y aparentemente los vencieron. Sin embargo, la lucha siguió hasta el 15 de agosto de 1817, en que tuvieron que huir del fuerte. Volvieron a pelear contra los españoles en El Bajío y en Los Altos de Jalisco. Finalmente regresaron a refugiarse en el Fuerte del Sombrero. Los españoles volvieron a atacarlos, y los sitiaron durante dos meses. Sin alimentos, provisiones ni esperanza de recibir ayuda, los revolucionarios tuvieron que huir del fuerte.

El 27 de octubre de 1817, mientras los sobrevivientes huían, hicieron una parada en el rancho El Venadito (Rancho del Venadito), donde fueron atacados. En este combate murió Pedro Moreno, y fue degollado y su cabeza colgada de una pica. El coronel Orrantia apresó a Javier Mina. El 11 de noviembre de 1817, Javier Mina fue condenado a muerte y ejecutado.

Decadencia[editar]

Otra vez el movimiento libertario comenzó a decaer; los centros insurgentes ―como la junta de Jaujilla (en Michoacán), que se disolvió en noviembre de 1819, y la de Palmillas (en Veracruz)― fueron dominados por los realistas. Otro tanto ocurrió con los jefes del movimiento como Rayón, Verduzco y Nicolás Bravo, que fueron apresados y condenados a cadena perpetua.

Mientras tanto, Vicente Guerrero comenzó su lucha en el sur de México.