Ir al contenido

Estudio (música)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Estudio Op. 10, n.º 2 de Chopin: una rápida escala cromática en la mano derecha se utiliza para desarrollar los dedos más débiles de esa mano.
Estudio Op. 25, n.º 11 de Chopin
Interpretado por Martha Goldstein
Estudio Op. 8, n.º 12 de Scriabin
Interpretado por Awadagin Pratt.

Un estudio (a menudo aparece en francés como étude) es una pieza musical instrumental, generalmente breve, de dificultad considerable que ha sido diseñada para practicar una determinada destreza técnica en la ejecución de un instrumento solista. Por ejemplo, el Estudio Op. 25 n.º 6 de Frédéric Chopin ejercita al pianista en tocar rápidamente intervalos de tercera cromáticos, el Op. 25 n.º 7 enfatiza el lograr una melodía cantable en una textura polifónica; y el Op. 25 n.º 10 aborda las octavas paralelas.

Historia

[editar]

Precursor del Estudio

[editar]

Las piezas para piano que, sin designarse explícitamente como estudio, tienen la función de estudio para determinados problemas técnicos y/o musicales, existen casi desde los inicios de la música pianística. Así escribió Oscar Bie sobre la música para piano de Johann Sebastian Bach :

Es [nota: el estudio se refiere aquí] está ahí en nuce con Bach, se ha desarrollado a medias del tema, solo la perspectiva cambia con el tiempo. En una Inventio o Sinfonia de Bach, un motivo se procesa según las leyes libres de la imitación , se utiliza para todas las voces, para todos los dedos. En un preludio sobre algún tema básico, en una fuga con su estricto código de sucesión canónica, sólo sucede lo mismo: se explota el motivo mismo.” [1]

A diferencia de la mayoría de las piezas posteriores, que se denominaron explícitamente estudios , el valor del ejercicio técnico aún no está claramente separado de la expresión musical prevista.

“Bach escribió algunos de sus Preludios con fines educativos, pero aún no los compuso estrictamente para su pleno uso práctico. Así como en teoría lo musical y lo mecánico no se mantienen claramente separados, las piezas son mitad una fuente de música y mitad sólo una ayuda para la enseñanza. Lo mecánico tuvo que emanciparse primero antes de que se definiera el concepto de estudio.” [2]

En el siglo XVIII, se crearon las llamadas piezas de mano para piano: según Daniel Gottlob Türk, las piezas de mano eran "allegros cortos, andantes y similares, así como minuetos, polonesas, etc., fáciles y bien escritos". para lecciones de piano, que deben complementar los ejercicios puramente técnicos. Los profesores de piano escribieron estas piezas de mano directamente para las necesidades de sus alumnos y, por lo tanto, solo se publicaron en pequeña medida porque, según Türk, "un compositor de reputación no toca fácilmente con ellas".

Siglo XIX

[editar]

Los estudios musicales han sido compuestos desde el siglo XIX, sobre todo por Carl Czerny, pero fue Chopin quien transformó el estudio en un género musical importante. Los estudios pueden estar en distintas formas y a veces están agrupados en esquemas más largos — los Estudios sinfónicos de Robert Schumann lleva el título en su segunda versión Études en forme de Variations. [1] También han sido escritos estudios para otros instrumentos, por ejemplos los estudios para violín de Rodolphe Kreutzer y los estudios para guitarra de Villa-Lobos.

Los estudios que son más ampliamente admirados son aquellos que trascienden su función práctica y son apreciados simplemente por su música. Por ejemplo, los Estudios de Chopin son considerados no solo técnicamente difíciles, sino también musicalmente muy poderosos y expresivos. Sin embargo Czerny tiene estudios muy poco conocidos que presentan una dificultad superior a los estudios de Chopin un gran ejemplo de esto es el Op.365, Op.692, Op. 756 Op.335 y Op. 409 por mencionar solo algunos y aunque la mayoría de las veces muchos pianistas dicen que los estudios de Czerny son considerados generalmente solo como técnicamente difíciles se debe a que solo conocen el Op.740, Op. 299 y Op.849 y desconocen totalmente el Opus 365, 692, 335 756 y 409[cita requerida] los cuales presentan más musicalidad que otros estudios hechos por Czerny.

Un caso extremo se encuentra en estudios que a duras penas podrían considerarse música, estando compuestos de figuras repetitivas que se desean solo como un ejercicio físico. De estos, los más conocidos son aquellos de The Virtuoso Pianist de Charles-Louis Hanon (1873). No obstante, los Estudios trascendentales o Études d'exécution transcendante de Liszt son excepcionalmente dificultosos y requieren de una excelente técnica, de hecho, son de los más difíciles de toda la música clásica. Entre ellos destacan el número 5 y el 12 "Chasse neige". Además, hay que añadir que estos estudios poseen una belleza musical y lírica destacable, es decir, no solo sirven para la práctica técnica sino que pueden ser interpretados en salas de conciertos.

Algunos maestros arguyen que los estudios que no son musicales y solo sirven para desarrollar los dedos no tienen ningún valor, e incluso pueden ser dañinos - Abby Whiteside es un ejemplo de educadora que ha invocado el total abandono de los ejercicios del tipo que hicieron Hanon y Czerny. Implícito está en esta postura la afirmación que los estudios de Czerny no tienen valor estético, lo cual debe ser demostrado.

El siglo XIX también fue testigo de una serie de colecciones de estudios que fueron escritos para instrumentos distintos del piano. Los Estudios para violín de Rodolphe Kreutzer, Federigo Fiorillo y otros; así como Estudios para violonchelo de Friedrich Dotzauer y Friedrich Grützmacher, algunos de los cuales se siguen utilizando como herramientas de enseñanza musical en la actualidad.

Siglo XX

[editar]

A principios del siglo XX se publicaron varias colecciones importantes de estudios. Los Études para piano de Claude Debussy (1915) se ajustan a la regla de "una faceta de la técnica por pieza", pero exhiben estructuras poco ortodoxas con muchos contrastes agudos, y muchos se concentran en sonoridades y timbres peculiares del piano, más que en puntos técnicos. Los 53 Estudios sobre los estudios de Chopin] de Leopold Godowsky (1894-1914) se basan en los estudios de Chopin: Los añadidos y cambios de Godowsky elevaron la música de Chopin a nuevos niveles de dificultad desconocidos hasta entonces. Otros estudios importantes de este periodo incluyen los virtuosos 12 estudios para guitarra de Heitor Villa-Lobos (1929) y piezas de compositores rusos: Sergei Rachmaninoff's Études-Tableaux] (1911, 1917) y varias colecciones de Alexander Scriabin (todas para piano).

A mediados de siglo, la antigua tradición de los estudios se había abandonado en gran medida. Los Quatre études de rythme] ("Cuatro estudios de ritmo", 1949-50) de Olivier Messiaen no eran composiciones didácticas, sino experimentos con escalas de duraciones, así como con dinámica, figuraciones, coloración y tonos. Los estudios de John Cage -Études Australes (1974-75) para piano, Études Boreales (1978) para violonchelo y/o piano y Freeman Études (1977-80, 1989-90) para violín - son piezas indeterminadas basadas en cartas astrales y algunas de las obras más difíciles del repertorio. Los tres libros de Études de György Ligeti (1985, 1988-94, 1995) quizá sean los más cercanos a la antigua tradición, ya que también se centran en una técnica concreta. Los 100 Estudios trascendentales de Kaikhosru Shapurji Sorabji (1940-44), que toman a Godowsky y Liszt como punto de partida, se centran con frecuencia en elementos técnicos concretos, así como en diversas dificultades rítmicas.[3][4]William Bolcom fue galardonado con el Premio Pulitzer por sus Doce nuevos estudios para piano en 1988.


Véase también

[editar]

Referencias

[editar]
  1. Oscar Bie: Das Klavier. Verlag Paul Cassirer, 1921, pag. 190
  2. Oscar Bie: Das Klavier. Verlag Paul Cassirer, 1921, pag. 191
  3. Fredrik Ullén. php «100 estudios trascendentales (1940-44)». The Sorabji Archive. Consultado el 1 de agosto de 2013. 
  4. Marc-André Roberge. htm «Notas sobre los Études transcendantes». Sorabji Resource Site. Consultado el 1 de agosto de 2013. 

Bibliografía

[editar]
  • Ferguson, Howard & Hamilton, Kenneth L.: «Study» en Grove Music Online Archivado el 16 de mayo de 2008 en Wayback Machine. ed. L. Macy (consultado el 05-12-2006).
  • La fecha de The Virtuoso Pianist es tomada del The New Grove Encyclopedia of Music and Musicians, edición en línea (obtenida el 5 de febrero de 2006).

Enlaces externos

[editar]