Estrategia de la tensión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Estrategia de la tensión (en italiano, strategia della tensione) es un término que explica las tácticas que los gobiernos occidentales, durante la Guerra Fría y en particular durante los llamados «años de plomo» en Italia, pusieron en práctica con el fin de dividir, manipular y controlar la opinión pública usando tácticas dirigidas a infundir miedo, diseminando propaganda, creando desinformación, guerra psicológica y utilizando agentes provocadores, en operaciones de falsa bandera terroristas para alcanzar sus objetivos tácticos y estratégicos.[1]

Esta expresión empezó a ser utilizada a partir de la propagación de un documento por la Unión Soviética, denominado US Army Field Manual 30-31B —y tildado de falso por historiadores y los gobiernos occidentales, en particular Estados Unidos— donde el término aparece por primera vez. La idea se dispersaría de forma más amplia a través del Comité Parlamentario Italiano y el reconocimiento parcial de la existencia de una «estrategia de la tensión» en Italia a través de la operación Gladio, revelada por el primer ministro italiano Giulio Andreotti en la década de 1990[2] y más tarde popularizada por el académico Daniele Ganser.

Denominación[editar]

La expresión «estrategia de la tensión» se utilizó por primera vez tras el atentado de Piazza Fontana (12 de diciembre de 1969) en la Banca Nazionale dell'Agricoltura de Piazza Fontana en Milán. En este atentado murieron 16 personas y 88 resultaron heridas. Dicho atentado, así como el de Peteano (provincia de Gorizia, en Italia) y otros más, fueron identificados como parte de una estrategia planificada y ejecutada dentro de la operación Gladio, organización paramilitar secreta instruida, financiada y organizada por la OTAN, la CIA y el MI6 británico. Los atentados fueron durante años atribuidos falsamente a las Brigadas Rojas.[3]

Objetivos[editar]

Organizados por grupos de extrema derecha con la colaboración de los servicios secretos del Estado, el objetivo principal de la estrategia de la tensión era crear una situación de alarma y terror que justificara la instauración de un estado policial. Se trataba de atribuir la responsabilidad de los atentados a la extrema izquierda para deslegitimizar, en el caso italiano, al Partido Comunista (PCI) que en aquellos años de la Guerra Fría estaba muy cerca de convertirse en el primer partido político italiano.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Entrevista con Daniele Ganser — PDF (154 KB), Diciembre 29, 2006, en la página web Voltaire network (en francés): "Es una táctica que consiste en acometer ataques terroristas y atriburilo a otros. Por el término de 'tensión', se entiende al tipo de tensión emocional que genera el sentimiento de miedo. Por el término de 'estrategia', se entiende que es aquello que alimenta el miedo de la gente en general, hacia un grupo en particular".
  2. Arias, Juan (2 de noviembre de 1990). «Las sombra de la Operación Gladio». El País. Consultado el 10 de marzo de 2016. 
  3. Daniele Ganser (16 de mayo de 2014). «Les historiens, le 11 septembre et les armées secrètes de Gladio». Silvia Cattori écrits politiques (en francés). Consultado el 24 de mayo de 2014.