Estoque bendito

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El duce de Venecia recibiendo una espada del Papa

Antiguamente, se designaron con el nombre de estoques benditos a los montantes o espadas de dos manos que bendecían los Papas para remitirlos a los reyes y príncipes españoles o reyes extranjeros por dar la guerra o estar contra los infieles a la Iglesia Romana.

Se bendecían en una ceremonia especial que tenía lugar el día de la Natividad. El pontífice, antes de la primera misa, iba a la iglesia de San Pedro y en la capilla denominada Sacristía pontificia, con todos los cardenales revestidos y dos asistentes mayores: el uno lleva el estoque en la mano y el otro el ceremonial. El papa bendice el estoque y opileo o capelo, echándole agua y pidiendo a Dios, por la intercesión de San Pedro y San Pablo, fortaleza en el estoque y defensa en el capacete que lo cubre. El asistente lo lleva hasta el altar mayor donde permanece hasta terminada la misa. Este estoque es guardado por el pontífice en su recámara, y en ocasión de ligas contra infieles lo presenta al que tiene el mando de la Liga. Así lo hizo el papa Pío V con don Juan de Austria en 1571 con ocasión de la batalla de Lepanto (Fuente: Etiquetas del palacio ordenadas por el año 1562 y reformadas en 1617).

Este estoque de don Juan de Austria se conserva en el Museo Naval, el cual lo había legado al médico de la Armada Gregorio López Madera, enterrado en el convento de Santo Domingo de Atocha. Con ocasión de unas obras de reparación durante el siglo XIX se descubrió el nicho y el estoque, al que faltaba la empuñadura, siendo reconstruida por Zuloaga en 1888. Los estoques benditos que se conservan en la Real Armería de Madrid correspondientes a los siglos XV, XVI y XVII, son alemanes y tienen empuñaduras doradas.

Referencias[editar]

  • Este artículo contiene material del diccionario enciclopédico popular ilustrado Salvat de los años 1906-1914, que se encuentra en el dominio público.
  • Revista General de Marina, tomo 193, dcbre. 177, pp. 683-684.