Estela Reynolds

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estela Reynolds
Personaje de La que se avecina
Primera aparición Un delfín, dos huevones y un moroso muerto[1]
Última aparición Una limpieza de karma, una familia a la fuga y ojalá que llueva café en el campo
Creador(es) Laura Caballero
Alberto Caballero
Daniel Deorador
Interpretado por Antonia San Juan
Episodios 40
Temporada(s) 3.ª, 4.ª, 6.ª (episódica) y 7.ª
Información
Nombre original Francisca Pacheco Mendoza
Alias Estela Reynolds
Paca Pacheco
La Paca[2]
La pechotes[3]
La Pitonisa Reynolds[4]
La musa del destape'
Sexo Femenino
Edad 55 años
Ocupación Actriz, cantante, coreógrafa, bailarina, pitonisa, telonera, entre muchas otras.
Enemigos María José Cantudo
Familia Lola Trujillo (hija)
Javi Maroto (yerno)
Gregoria Gutiérrez † (consuegra)
Vicente Maroto (consuegro)
Fermín Trujillo (marido)
Úrsula Maroto (nieta)
Cónyuge Fermín Trujillo
Nacionalidad Flag of Spain.svg España
[editar datos en Wikidata]

Francisca Pacheco Mendoza, conocida artísticamente como Estela Reynolds, es un personaje ficticio de la serie de televisión La que se avecina. Está interpretada por Antonia San Juan.

Concepción y diseño[editar]

A lo largo de la serie, el personaje de Estela ha demostrado signos de personalidad múltiple y de marcado narcisismo. En la obra televisiva, Estela Reynolds es una persona de la que hay pocas virtudes que destacar. Se trata de una mujer que abiertamente reconoce que ella misma es la única persona que le importa, manipuladora e implacable con tal de conseguir sus objetivos, indolente e incapaz de no depender de otras personas, sexualmente licenciosa, incapaz de reconocer sus propios errores, poco o nada responsable con lo que tiene a su cargo y muy aficionada a la bebida (principalmente al whisky).

Es en su papel como madre donde Estela Reynolds no ha demostrado su mejor faceta: Estela no cuidó de su hija Lola pues estaba más pendiente de salir con hombres y de recuperar su carrera artística. Estela nunca le reveló a su hija quién era su verdadero padre, inventándoselo en algunas ocasiones (Bin Laden o Fernando Esteso fueron solo algunos de ellos) para darle glamour según ella o para manipular a Lola. En alguna ocasión le contó a su yerno Javier que el padre de Lola era un joven mindundi con el que se acostó estando ebria; esto se confirma en la séptima temporada cuando se presenta al personaje de Fermín Trujillo.

Su currículum sentimental es realmente inmenso, tanto por la cantidad de hombres con los que ha estado como con los que se inventa, Estela es reconocida como una mujer sexualmente muy activa y experimentada, no dudando en demostrarlo con casi cualquier hombre que surge en su vida. Es también una persona muy dependiente emocionalmente de los hombres, pero también posesiva en extremo.

Si bien se podría decir que Estela Reynolds ha fracasado en todas las facetas de la vida, lo cierto es que es en el ámbito artístico donde más ella lo ha lamentado. Siendo una actriz frustrada, Estela únicamente tuvo un papel secundario en una película del destape, afirmando que si no participó en más fue debido a una «mano negra».

Historia[editar]

Antes de la serie[editar]

Estela se quedó embarazada a los 18 años, en una noche de pasión en la que había bebido mucho. Estela quiso criar a su hija sola y nunca le reveló la identidad de su padre.

A los 18 años, Estela consiguió su único papel en una película española de la época del destape, Desembraga a fondo. En ella, Estela hacía de una enfermera a la que Fernando Esteso le chupaba un pezón y compartía escena con la que Estela consideró su mayor enemiga, María José Cantudo. Tras esta breve aparición, Estela no volvió a conseguir otro papel.

En los años 80, y siempre según ella misma declara, Estela se hizo asidua de las lujosas noches de Marbella donde se codeó con personalidades como Khashoggi, Osama bin Laden, Gunilla von Bismarck o Alberto de Mónaco.

Tercera temporada[editar]

Estela llega a Mirador de Montepinar para pasar unos «diítas», después de romper con su novio, aunque ella tenía la intención de que esta estancia se prolongara indefinidamente. Estela se convertirá en el mayor dolor de cabeza de su yerno, Javier Maroto (Antonio Pagudo), mientras que su hija Lola Trujillo (Macarena Gómez) intentará aprovechar esta oportunidad para retomar su relación madre-hija.

En su búsqueda incesante de sentirse deseada y de mantener una relación, Estela perseguirá a algunos de sus vecinos varones, tales como Amador Rivas o Enrique Pastor, incluso el propio Javi se convertirá en objeto de deseo de Estela, para su desgracia. Tras un último episodio donde intentará acostarse con Coque Calatrava, Estela terminará refugiándose en los brazos de Maxi Angulo (Eduardo Gómez).

Es de destacar la profunda animadversión que le unirá con su consuegra Goya Gutiérrez (Beatriz Carvajal), además de con algunas de sus vecinas.

Cuarta temporada[editar]

Estela sigue con su desenfrenado estilo de vida al que sumará tanto a su hija como al marido de ésta. Incluso conseguirá que su hija le regale un perro, Esteso, del cual ella no se responsabiliza, dejándolo al cargo de Javi.

En esta temporada, Estela vive varios intentos de retomar su carrera artística; primero intentado participar en un anuncio publicitario de cereales, pero el puesto se lo dieron a su hija Lola, lo que desató la ira de Estela. Posteriormente intervino en un programa llamado Pelis de barrio, presentado por José Manuel Parada, donde coincidió de nuevo con su némesis, María José Cantudo. Estela incluso se operó para estar más presentable por televisión, pero lo que consiguió fue empeorar su físico, lo que sumado a la borrachera que llevaba en el programa hizo que su retorno a la gran pantalla fuera un fracaso. También ejerció brevemente como pitonisa.

Intentado enmendar su papel como madre, intentó tener un hijo con Leonardo Romaní (Luis Miguel Seguí), lo que hizo que sufriera un embarazo psicológico. Acumuló más fracasos sentimentales, entablando relaciones con los técnicos del gas y el agua, y con un checo que solo quería estar con ella creyendo que tenía dinero.

Tras el enésimo intento de engañar a Lola sobre la identidad de su padre, ésta decide echar a Estela de casa.

Sexta temporada[editar]

Antes de su regreso a Mirador de Montepinar, se afirmó que Estela mantuvo una relación con un concejal de Marbella, pero tuvo que marcharse cuando éste fue detenido por corrupción. Estela regresó a casa de su hija creyendo que la recibiría con los brazos abiertos como la primera vez, pero no fue así.

Estela tendrá que reencontrarse esta vez con Fermín Trujillo (Fernando Tejero), el padre de su hija, al cual estaba engañando para que le pagara la manutención de Lola. Ésta quiere que sus padres se reencuentren, sobre todo para que la ayuden a criar a su hijo que está en camino (Lola quedó embarazada de Javi en la anterior temporada de la serie). Lola queda muy desencantada con las aptitudes como padres de ambos, pero decide que sea Estela la que se marche, debido a que ya la había decepcionado muchas veces. Sin embargo, mientras recogía sus bártulos, Javi y Lola los descubren en pleno acto sexual, afirmando entonces Fermín que pueden intentar convivir todos juntos.

Séptima temporada[editar]

Gracias al dinero que ha conseguido como actriz, Lola les compra el Bajo A a Estela y Fermín, decisión que a la larga les supondrá un gran dolor de cabeza.

Estela y Fermín vivirán una tormentosa relación y problemas de convivencia que además afectarán a los demás vecinos. Por otro lado, Estela retorna a la gran pantalla, primero participando en la serie de Lola, Internado sangriento, en el papel de Eleonora y después protagonizando su propio reality show, Fermín y Estela, donde las cámaras seguirán el día a día del curioso matrimonio. Sin embargo, Estela pronto quedará descontenta con el resultado, al ver que Fermín le roba todo el protagonismo.

Al final se descubre que Estela ha abandonado Mirador de Montepinar al conocer a un hombre ruso con más dinero que Fermín. Esto responde a la decisión de la actriz Antonia San Juan de abandonar definitivamente su personaje de Estela Reynolds.

Filmografía[editar]

Referencias[editar]

  1. Mitele (10 de junio de 2009). «Un delfín, dos huevones y un moroso muerto». 
  2. Mitele (15 de enero de 2013). «Un onanista, un niño robado y una antorcha humana». 
  3. Así es como la llama en numerosos capítulos el personaje Antonio Recio *
  4. Mitele (30 de junio de 2010). «Unos hongos, una pitonisa y un espíritu errante». 

Frases célebres[editar]