Estado profundo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un Estado profundo, también conocido como Estado dentro de otro Estado hace referencia a una forma de gobierno clandestino de un Estado, operado mediante redes de grupos de poder encubiertas, que actúan de manera coludida, con el fin de seguir una agenda en común y objetivos propios de manera independiente y en paralelo al gobierno legítimo y/o elegido democráticamente, muchas veces cometiendo actos de corrupción. Ejemplos de los órganos del Estado que son utilizados para estos fines son las fuerzas armadas o autoridades civiles (servicios de inteligencia, policías, policías secretas, agencias gubernamentales y de la Administración Pública en general). Asimismo, este término es utilizado comúnmente para la creación de teorías de conspiración relacionadas con la política, en especial cuando existe un cambio de mando en el poder y pasa un partido o coalición opositora a ser oficialista.[1]​ Por otra parte, un Estado profundo también puede tomar forma a través de funcionarios públicos atrincherados que actúen de manera no conspirativa, para promover sus propios intereses. La finalidad de un Estado profundo puede incluir la continuidad del Estado mismo, la seguridad del empleo para sus miembros, un mayor poder y autoridad, y la búsqueda de objetivos ideológicos. Puede operar por medio de la burocracia en oposición a la agenda de los funcionarios electos, obstruyendo, resistiendo y subvirtiendo sus políticas, condiciones y directivas.[2]​ También puede tomar forma mediante empresas públicas o compañías privadas que actúan independientemente del control regulatorio o estatal.

Etimología[editar]

El origen del concepto como tal tiene directa relación con la creación de una red secreta establecida en Turquía por Mustafa Kemal Atatürk en 1923, la cual se le fue conocida literalmente como «Estado profundo» («derin devlet» en turco).[3]​ No obstante, previamente existieron ideas similares de mayor antigüedad, como en la Antigua Grecia, donde se originó el término κράτος ἐν κράτει (kratos en kratei), que posteriormente fue tomado por el Imperio romano con la frase en latín «imperium in imperio» o también «status in statu».

Historia[editar]

Durante los siglos XVII y XVIII, el debate político en torno a la separación de la Iglesia y el Estado a menudo giraba en torno a la percepción de que si no se controlaba, la Iglesia podría convertirse en una especie de Estado dentro de un Estado, como una invasión ilegítima del poder civil natural del Estado laico.[4]

Ejemplos históricos de organizaciones estatales acusadas de ser un estado dentro de un estado son las SS en la Alemania nazi, la CIA, el MI6, el KGB y la Guardia Revolucionaria Islámica en Irán.

Referencias[editar]

  1. Lissardy, Gerardo (1 de marzo de 2017). «Qué es el “Estado profundo”, el misterioso enemigo que el gabinete de Donald Trump cree enfrentar en Estados Unidos». BBC Mundo. Consultado el 5 de agosto de 2019. 
  2. Miller, Andrew (31 de julio de 2018). «¿Es real el ‘Estado profundo’?». La Trompeta (Latrompeta.es). Consultado el 4 de agosto de 2019. 
  3. «The deep state: how the term caught on in the U.S.». Ahval News (en inglés) (Ahvalnews.com). 4 de febrero de 2019. Consultado el 5 de agosto de 2019. 
  4. Blackstone, Sir William (1765-1769). Commentaries on the Laws of England (en inglés). Oxford, Inglaterra: Clarendon Press.