Estadio Fragata Presidente Sarmiento

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Estadio Fragata Presidente Sarmiento
Latsocios.JPG
Estadio Fragata Presidente Sarmiento
Localización Isidro Casanova, Buenos Aires, Argentina
Coordenadas 34°41′42″S 58°35′13″O / -34.694981, -58.586814Coordenadas: 34°41′42″S 58°35′13″O / -34.694981, -58.586814
Propietario Club Almirante Brown
Detalles técnicos
Superficie Césped
Dimensiones 105 x 70 m
Capacidad 25.000 espectadores
Construcción
Apertura 14 de junio de 1969 (50 años, 2 meses y 3 días)
Equipo local
Club Almirante Brown
Acontecimientos

Recital del Chaqueño Palavecino, septiembre de 2007

Recital de Ricardo Montaner, septiembre de 2010

El Estadio Fragata Presidente Sarmiento es un estadio de fútbol ubicado en Isidro Casanova, provincia de Buenos Aires, Argentina, perteneciente al Club Almirante Brown. Está ubicado en la zona oeste del Gran Buenos Aires, a 600 metros de la Av. Juan Manuel de Rosas (Ruta Nacional 3) altura 6400.

Ubicación y generalidades[editar]

Ubicado entre las calles José Rucci (ex San Petersburgo) y José Mármol de Isidro Casanova, y, aunque Almirante Brown lo utiliza desde hace más de cuarenta años, continúa en permanente crecimiento y se fue construyendo por partes.

Cómo llegar[editar]

En colectivo: líneas 172, 174, 185, 621, 622, 620, 96, 624, 630, 317, 325, 378, 205 y 88. Todos los que pasan por Ruta 3. En el primer semáforo luego del IOS, 4 cuadras a la derecha.

En tren: tomar el ferrocarril Belgrano Sur (ramal "Marinos del Crucero General Belgrano") que sale de la Estación Buenos Aires (atrás de la cancha de Huracán) y bajarse en la estación Isidro Casanova (de ahí son 10 cuadras).

Acceso desde Capital Federal: tomar Av. General Paz bajada Juan Manuel de Rosas (Gran Buenos Aires). Tomar Av. Brig. Juan Manuel de Rosas (hasta el 6400), girar a la derecha 600 m.

Historia[editar]

Tribuna de socios.

Su piedra fundamental la colocó el 31 de marzo de 1968 el entonces (y por muchos años) presidente de la institución, Luis Mendoza.

Lo primero que había que resolver era la falta de un estadio de fútbol. Las exigencias para mantener el fútbol eran muchas; y con la falta de un estadio para jugar de local, la situación se hacía mucho más difícil. Habría que hacer algo y rápidamente porque no se podía esperar. Y la decisión se toma, después de conversarla miles de veces antes de decidirse. Para el 31 de marzo de 1968 se realiza la colocación de la piedra fundamental para la construcción del estadio.

Y llega el día indicado. La gran ceremonia. El enorme significado que tenía el comienzo de esta obra de gran magnitud, contando con la presencia del Intendente Municipal "de facto" Cnel. (RE) Luis R. Fabbro. Los padrinos de la ceremonia fueron la señora Laura Harguinteguy y el Sr. Ofelio Peterini, con la bendición a cargo de Monseñor José F. Marcon y la presencia de la Banda del Regimiento 3 de Infantería y en representación de la Armada Argentina el capitán de fragata O. Ugarte.

Y esa es la fecha de la gran concreción de uno de los mayores sueños, destacándose la colaboración del Sr. Francisco Harguinteguy y de la firma Fergat, para realizar la nivelación y compactación de seis mil metros cúbicos que sería el sitio destinado para el campo de juego propiamente dicho. El trabajo ya esta comenzado. Ahora el entusiasmo es mayor, los deseos más grandes, la fe mas robustecida.

Vista del estadio durante un partido nocturno.

Y es así como con la dedicación y el amor del socio Juan Mussio se coloca el alambrado olímpico con su correspondiente murete a cargo del Sr. Juan Vignone, verdadero artesano en su género; como así también la predisposición del Sr. Victorio Giusti en materia de herrería de obra. Y ahora es el Sr. Adolfo Coto Gutiérrez quien presta su colaboración, también desinteresada para afrontar serios problemas económicos propios de una empresa impulsada con modestia y humildad.

La pared que circunda el campo de juego de la cancha auxiliar es el próximo trabajo que se realiza. Y aquí se cuenta con la colaboración de Rafael Perrotta que envía cien mil ladrillos para levantar la pared y a abonar en un plazo que está dentro de las posibilidades del club. Ya el estadio tiene su pared de tres metros de alto por quinientos de longitud. Ya otros de los pasos esta concluido. Los asociados aprecian el gran esfuerzo que está realizando la entidad y cada uno desea aportar lo que esta a su alcance. Pero las necesidades son aun mayores. Cuando se termina un trabajo inmediatamente hay que pensar en el siguiente. Es la única forma de poder terminar el estadio. Y ahora lo que comienza es la construcción de 250 metros lineales de tribuna. Una necesidad imperiosa que requería la categoría.

Para esta obra la colaboración llega por intermedio de la firma Giallorenzi y Cía. en lo relacionado a tablones, y además del Sr. contratista Spicia en especialidad de herrería, aparte del esfuerzo de todos los asociados. Luego se piensa en los vestuarios del estadio y también en el túnel. Otra obra, otro esfuerzo. Y todo había que hacerlo. Utilizando las pocas posibilidades que había. Pero al final alcanzaba, y así es como surge nuevamente el apoyo de su Intendente, como así también la donación por parte del Sr. Carlos Heinreich de 1.080 bolsas de cemento.

Pero las tareas encomendadas continúan y la inauguración del estadio ya está muy cerca. Solo faltan algunos detalles, que a pesar de todo no dejan de ser de importancia, máxime para la mentalidad exigente que siempre existió. Solamente hace falta un último esfuerzo común para la concreción del tan anhelado estadio. Y precisamente son los socios y vecinos de la institución los que dan el empujón final para que todo concluya tal cual se había programado. Para que el sueño del estadio propio ya deje de ser un simple sueño y se convierta en orgullosa realidad. De esta forma un año después de colocar la piedra fundamental, es decir el 31 de marzo de 1969, se realiza una gran reunión en la ciudad deportiva con el fin de recaudar fondos para el entablonado de las tribunas y culminar las obras. Y en ese día el éxito es total. El apoyo de la gente es general. Todos se vuelcan a la ciudad deportiva para brindar su apoyo y también para acompañar a ese puñado de hombres que se había fijado "construir el estadio".

Todo el mundo se reúne y visita a las obras que hasta ese momento estaban concluidas, todos participaban del enorme asado preparado para los invitados.

El sueño concretado

Y llega el día esperado tan ansiado por todos. A solo quince meses de la colocación de la piedra fundamental, las obras están totalmente terminadas. Algo que solo aparecía en los proyectos y en los sueños ya era realidad.

Información detallada[editar]

  • Cabecera local: 7.440 espectadores
  • Cabecera visitante: 7.440 espectadores
  • Platea local: 2.000 espectadores
  • Lateral visitante: 2.000 espectadores(deshabilitada)
  • Lateral local: 6.100 espectadores
  • Cabinas de transmisión: 20

Capacidad: 25.000 espectadores

Inauguración y Ampliaciones[editar]

Cabecera local.
Cabecera visitante.

La inauguración oficial fue el 14 de junio de 1969, con derrota ante San Telmo por 3 a 2. Renzo Rebonatto marcó a los 12 minutos del primer tiempo el primer gol oficial de Almirante Brown en este estadio.

Era entonces un escenario simétrico con cuatro graderíos de madera de 11 escalones, traídos del viejo estadio del club en San Justo y distribuidos de este modo: dos tribunas tras los arcos (cabeceras) de unos 70 metros de largo y otras dos de unos 30 metros de largo a ambos lados de los viejos vestuarios, cubiertos hoy por la lateral grande de cemento.

El 17 de agosto de 1970, con victoria ante Vélez Sársfield por 2 a 0, se inauguraron las primeras mil plateas, totalmente de cemento, sobre el lateral opuesto a los vestuarios.

Luego el 14 de marzo de 1979 se celebró un partido nocturno ante River Plate, para inaugurar otras 500 plateas de cemento, también construidas de modo asimétrico, divididas en dos sectores del lado local y uno del lado visitante.

En 1976, se inauguró la tribuna lateral de cemento, por encima de los vestuarios, de 35 metros de largo y 70 escalones, con una capacidad para 4.000 personas aproximadamente.

En 1978 se agregó un sector visitante de cemento, de igual altura que el anterior y sobre el lado izquierdo de éste, con capacidad para unas 500 personas. Para ello se retiró la antigua tribuna de madera de ese sector, lo que rompió hasta hoy la simetría del estadio. Esta grada permaneció inexplicablemente en desuso la mayor parte del tiempo, por problemas de habilitación más explicables hoy, con el auge de la violencia en los estadios, por su cercanía con el sector local.

En ese mismo año se inauguró la iluminación del estadio (que desde entonces ha sido cambiada varias veces, tanto en su conformación como en su ubicación) en partido nocturno ante Boca Juniors.

En 2007 se iniciaron las obras para construir un primer tramo de 35 metros de largo y de 46 escalones en el sector visitante, detrás del arco, cuyas obras acabaron en en ese mismo año. De inmediato se iniciaron las de otro tramo de iguales medidas.

Finalmente, con las nuevas normativas que exigen la eliminación total de la madera en los estadios de la Provincia de Buenos Aires, se retiraron los viejos tablones en el año 2008 y se culminó la tribuna visitante de cemento. La misma es de 70 metros de largo y 46 escalones, con una capacidad aproximada de 6.440 espectadores.

El 10 de septiembre de 2009, tras 5 años de la última vez que había sido utilizada, finalizaron los arreglos para poder usarla nuevamente. Desde entonces, se ha mejorado notablemente el sector de prensa que hoy cuenta con 11 modernas cabinas para las transmisiones de radio y televisión. Asimismo se han ampliado y modernizado los vestuarios para brindar tanto a los jugadores locales como a los visitantes mayores comodidades.

Luego de la finalización de la tribuna visitante, la Presidenta de la Nación Cristina Fernández se comprometió a realizar la tribuna local que había prometido su marido Néstor Kirchner en 2005.

La tribuna es de la misma magnitud que la de la tribuna visitante con capacidad para 6.440 espectadores aproximadamente, su construcción empezó el día 12 de marzo, y fue finalizada a principios de septiembre de 2009. Esta obra aumentó la capacidad del estadio a 19.000 espectadores.

Para el gran e histórico partido que disputo Almirante contra River en el Fragata Sarmiento se hicieron varias ampliaciones como por ejemplo la entrada visitante y el cambio de alambrado. Y el día llegó con un estadio repleto. Almirante y River se enfrentaron el 5 de febrero de 2012 con resultado final de 1-1.

Enlaces externos[editar]