Esta fue su hora más gloriosa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta fue su hora más gloriosa (en inglés: This was their finest hour) es un discurso pronunciado por el primer ministro británico Winston Churchill en la Cámara de los Comunes del Parlamento del Reino Unido el 18 de junio de 1940. El discurso fue pronunciado poco más de un mes después de asumir el cargo de Primer Ministro.

Fue el tercero de tres discursos que pronunció durante el período de la Batalla de Francia, siendo los otros el discurso Sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor del 13 de mayo y el discurso Lucharemos en las playas del 4 de junio.

En su discurso, Churchill justificó el bajo nivel de apoyo que se le pudo haber brindado a Francia desde Dunkerque, e informó sobre la evacuación exitosa de la mayoría de las fuerzas de apoyo. Revisó las fuerzas disponibles para prevenir o rechazar cualquier intento de invasión, informó mensajes de apoyo de los Dominios y justificó la confianza en la victoria, incluso si todavía no estaba claro cómo se podría lograr.[1]

La exhortación, incluso en un momento de gran peligro aparente para la supervivencia nacional británica, habla no solo de supervivencia nacional e interés nacional, sino de causas nobles (libertad, civilización cristiana, los derechos de las naciones pequeñas) por las cuales el Reino Unido estaba luchando y por lo que Churchill pensó que Estados Unidos debería luchar.[2]

Exhortación[editar]

Hitler knows that he will have to break us in this island or lose the war. If we can stand up to him, all Europe may be freed and the life of the world may move forward into broad, sunlit uplands. But if we fail, then the whole world, including the United States, including all that we have known and cared for, will sink into the abyss of a new dark age made more sinister, and perhaps more protracted, by the lights of perverted science. Let us therefore brace ourselves to our duties, and so bear ourselves, that if the British Empire and its Commonwealth last for a thousand years, men will still say, "This was their finest hour".

Hitler sabe que tendrá que rompernos en esta isla o perder la guerra. Si podemos hacer frente a él, toda Europa puede ser liberada y la vida del mundo puede avanzar hacia amplias tierras altas iluminadas por el sol. Pero si fallamos, entonces todo el mundo, incluidos los Estados Unidos, incluyendo todo lo que hemos conocido y cuidado, se hundirá en el abismo de una nueva era oscura que se hizo más siniestra, y quizás más prolongada, a las luces de la ciencia pervertida. Por lo tanto, aprendemos a cumplir con nuestros deberes, y así soportarnos, que si el Imperio británico y su Mancomunidad duran mil años, los hombres todavía dirán: "Esta fue su hora más gloriosa".

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «If the empire lasts a thousand years men will say, this was their finest hour». The War Illustrated (en inglés) (43): 686-687. 28 de junio de 1940. Consultado el 16 de agosto de 2018. 
  2. «The Finest Hour Speech». History on the Net (en inglés). Consultado el 16 de agosto de 2018. 

Enlaces externos[editar]