Esquizofrenia desorganizada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La esquizofrenia desorganizada, también conocida como hebefrénica es un trastorno mental en la que el comportamiento del individuo sufre de alteraciones espontáneas sin ningún propósito o motivación, agitación y deshinibición.

Las causas de este padecimiento son desconocidas, pero se sabe que comienza antes de los 25 años y que los antecedentes familiares de depresión o psicosis aumentan la probabilidad de padecerlo.

Síntomas[editar]

  • Comportamiento activo pero no constructivo y sin objetivos
  • Respuestas emocionales extrañas e inapropiadas
  • Dificultad para sentir placer (anhedonia)
  • Delirios (creencias falsas y fijas)
  • Falta de motivación
  • Ver y escuchar cosas que no existen (alucinaciones)
  • Comportamiento tonto o extraño
  • Discurso sin sentido

En la esquizofrenia desorganizada es común que se presenten delirios (creencias falsas y fijas) y alucinaciones (percepciones sensoriales sin causa) y las respuestas emocionales son a veces extrañas e inapropiadas para la situación. Asimismo, se observa una completa falta de emoción y de motivación, al igual que incapacidad para sentir placer.

Algunos de estos síntomas también se observan en otros tipos de esquizofrenia, pero la distinción característica de la esquizofrenia desorganizada es el comportamiento errático con un lenguaje aleatorio desordenado y despreocupado por la gramática.

Los pacientes con esquizofrenia desorganizada generalmente están activos pero de una manera no constructiva y sin objetivos. Es común que se presenten gestos y muecas incongruentes, por lo que el comportamiento del paciente algunas veces se describe como tonto o necio.

Véase también[editar]

Referencias[editar]