Diferencia entre revisiones de «Clientelismo político»

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
45 bytes eliminados ,  hace 3 años
m
Revertidos los cambios de 181.113.174.147 (disc.) a la última edición de Jkbw
m (Revertidos los cambios de 181.113.174.147 (disc.) a la última edición de Jkbw)
 
== Estructura del clientelismo ==
En el clientelismo los bienes públicos no se administran según la lógica imparcial de la [[ley]], sino que bajo una apariencia legal se utilizan discrecionalmente por los detentadores del poder político; normalmente se corresponde con figuras penadas jurídicamente como ''[[prevaricación]]'' o ''[[corrupción política|corrupción]]''. Sin embargo, existen pocos inxzxzcentivosincentivos para que los participantes busquen acabar con el sistema clientelar, puesto que éste se halla [[institución|institucionalizado]] —en el sentido sociológico del término— como [[patrón de comportamiento|patrón]] regular de [[interacción social|interacciones]], conocido, practicado y aceptado (si bien no necesariamente aprobado) por los actores (O'Donnell: 1997).
 
=== Hábito clientelar ===
La relación de los clientes no se apoya solo en su interés por los favores que pueden recibir a cambio de su adhesión, sino que está basada en la concepción que estos se forman a partir de su experiencia del funcionamiento del poder, y en las expectativas que así desarrollan. El elemento material y puntual de [[trueque|intercambio]] del clientelismo tiene así un efecto persistente sobre las expectativas sociales y políticas de los participantes; si bien la relación entre cliente y patrón se inicia a través de un "favor fundacional" (Auyero, 1997), mediante el cual el patrón —posiblemente a través de un ''[[Puntero político|puntero]]'' o ''mediador''— brinda una prestación al cliente, no es este el factor más importante en la constitución del sistema, sino el conjunto de creencias, presunciones, estilos, habilidades, repertorios y hábitos que la experiencia repetida, directa e indirecta de estas relaciones provoca en los clientes.
 
Estos factores consolidan la relación, y disimulan su carácter de transacción; al igual que el [[don (antropología)|don]] de las sociedades primitivas, en el cual la separación en el tiempo de los regalos recíprocos disimula el hecho de que se trata de una forma de intercambio de equivalentes, en el clientelismo la irregularidad y falta de simetría de las prestaciones escamotea su carácter económico. Puesto que cliente y patrón (o mediador) se conocen personalmente, y la concesión de prestaciones se realiza de manera individualizada, la relación clientelar se confunde con las afinidades personales dadas por la pertenencia común a [[red social|redes sociales]], familiares, étnicas, religiosas o deportivas. Los factores subjetivos vinculan más estrechamente a patrones/mediadores con sus clientes, y se transforman en indispensables para que la relación clientelar no se quede en un simple hecho mercantil (Trotta, 2002).lxlkashsaudincsiufhqwidkcwiruvuifkdls,kdj
 
== Relaciones de dominación ==

Menú de navegación