Diferencia entre revisiones de «Cenote sagrado de Chichén Itzá»

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
m
Revertidos los cambios de 189.203.13.94 (disc.) a la última edición de 177.226.106.145
m (Revertidos los cambios de 189.203.13.94 (disc.) a la última edición de 177.226.106.145)
El dios de la lluvia castigó a toda la ciudad; fueron varios años de sequías que despoblaron a Chichén, uniéndose a la hambruna las más tremendas enfermedades que diezmaron a los atemorizados pobladores, que culpaban a los sacrílegos de todas sus desgracias.
 
Por siglos aquellas leyendas entretejieron un halo de misterio sobre la ciudad abandonada, que fue cubierta por la vegetación, y no sería sino hasta los inicios del siglo XX cuando Edward Thompson, valiéndose de su calidad diplomática, pues estaba acreditado como cónsul de los Estados Unidos, adquirió el predio que albergaba las ruinas de un hacendado yucateco que consideraba el lugar impropio para la siembra y por ello le adjudicaba escaso valor. Elva Eduarda Reyna Alfaro.
 
Al paso de los años se a visto que los cenotes fueron importantes para los mayas, han servido para estudiar su cultura, creencias, hasta su gran conocimiento medicinal, así como también en sus estudios arquitectónicos entre otros aspectos de importancia y relevancia . Aunque aún falta más exploración creemos que con el paso de los años y la tecnología será mucho más fácil su investigación,nos dará más conocimientos para agregar a la historia de esta gran cultura maya. Participó: Elva Eduarda Reyna Alfaro y Blanca Guadalupe Muñiz Montiel.

Menú de navegación