Españolada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Mary, la españolita, un prototipo del mito romántico de España, recuperado por Franz von Stuck en 1916.

Españolada es un término que suele emplearse de manera despectiva para hacer referencia a determinadas obras artísticas que exageran y falsean el carácter español. El estereotipo más frecuente reduce la realidad española y sus conjuntos culturales y tradicionales al tópico de la realidad andaluza.[1]​ En una segunda acepción, españolada designa a cualquier esfuerzo ostentoso y desmedrado desajustado a su fin, o que da un fruto misérrimo o ningún fruto porque su propósito estaba mal concebido desde el principio; en su faceta más noble es una quijotada, y en la más chabacana una estupidez. Expresado con un ejemplo popular: "matar una hormiga con una bomba atómica".[2]

Origen y evolución[editar]

Se ha aceptado que esta deformación de la imagen de España tuvo su origen en el siglo xix cuando el Romanticismo puso de moda el mito español,[3]​ provocando una peregrinación de escritores europeos, primero ingleses y luego y sobre todo franceses, entre ellos Alejandro Dumas y su hijo, Théophile Gautier, Victor Hugo o Prosper Merimée, cuya obra Carmen, se ha considerado por Francisco Ayala, entre otros muchos autores, como la cuna de la España mítica, territorio exótico y diferenciado con respecto al resto de Europa.[4]​ Una extensa y curiosa iconografía producida por ilustradores, pintores y grabadores extranjeros, y afirmada con la obra de los artistas del costumbrismo romántico andaluz tejió el conjunto de legendarios tópicos en torno a la tierra andaluza (bandoleros, gitanos, toreros, bailaores, tonadilleras, etc).[5]

En el cine[editar]

El término españolada se introdujo a través de un subgénero cinematográfico español desarrollado desde la década de 1930,[6]​ y con especial desarrollo después de la Guerra Civil, durante la dictadura franquista. Títulos de ese periodo fueron, por ejemplo, El turismo es un gran invento, Amor a la española, 40 grados a la sombra o Vente a Alemania, Pepe. Algunos actores célebres que se iniciaron o afirmaron en este género fueron Paco Martínez Soria, Antonio Ozores, Alfredo Landa o José Luis López Vázquez. José Luis Navarrete, explicó el éxito y la popularidad del género como consuelo provocado por el deseo de que la imagen que en ellas se brindaba de España era realista y auténtica.[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Artículo El País: Españolada.
  2. Varios autores (2000). «Reivindicar el costumbrismo». Ínsula (637). Consultado el 24 de septiembre de 2016. 
  3. La españolada cinematográfica a estudio.
  4. Valdivieso, Enrique (1992). Historia de la pintura sevillana. Guadalquivir. ISBN 84-86080-76-2. 
  5. Gubern, Román (1977). El cine sonoro en la II República. Barcelona: Lumen. 
  6. Navarrete, José Luis (2009). Historia de un género cinematográfico: la españolada. Madrid: Quiasmo.