Español tolimense

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Dialectos del español de Colombia.

El Dialecto Tolimense es una variante del español que se encuentra ubicado en los departamentos colombianos del Huila y Tolima (donde antiguamente quedaba el Tolima Grande), teniendo los rasgos más característicos en el sur del Tolima y el Huila. Este dialecto nace directamente del contacto entre españoles en el siglo XVI cuando comienza la conquista del territorio tolimense al fundarse ciudades intermedias entre Santa Fe y no se usa en las clases altas de los 2 departamentos, es mal visto el uso del dialecto en muchas regiones del país y entre clases altas.

Características[editar]

Su característica principal que lo hace diferente de otros dialectos colombianos es su entonación y acento que hace concatenar las palabras al hablar confiriéndole un tono cantarin y lento.

Como en el resto de Latinoamérica no hay diferencia entre "Z" y "S", ni tampoco entre "Y" y "LL". Es común encontrar la eliminación de hiatos convirtiéndolos en diptongos (esto es de mala reputación entre las clases cultas), por ejemplo:

  • "Peor" = "pior".
  • "Pelear" = "Peliar".

Para la segunda persona del singular se usa "usted" en casi todos los casos (comúnmente en zonas rurales pronunciado como "vustéd"), en los últimos 20 años ha aparecido el uso del "tu" especialmente entre gente joven. El voseo no se utiliza en este dialecto (a excepción de ciertas zonas del norte del Tolima en cual hay contacto entre dialecto tolimense y antioqueño o paisa). En el vocabulario se observa gran cantidad de elementos indígenas y antiquismos españoles, así como también uso de nuevas palabras extraídas principalmente del inglés debido a la dominancia tecnológica que ejerce en la región. Además los medios de comunicación acercan este dialecto a un dialecto más central con respecto a las grandes urbes colombianas e hispanoamericanas (esto se ve mejor en Ibagué (Capital del Tolima) donde el dialecto cada día tiene menores hablantes y se restringe más a adultos mayores y es poco utilizado por jóvenes).

Palabras típicas de la región[editar]

Aunque estas palabras son utilizadas mayoritariamente en un contexto rural,[1]​ la mayoría de los habitantes urbanos conocen su significado.

  • Mica: persona tacaña.
  • Guámbito: Niño.
  • Cacha: Amigo.
  • Timbo: Recipiente plástico de boca pequeña y asa, usado para transportar líquidos.
  • Pitico: Pedacito.
  • Guatuperio: Aglomeración desordenada y frenética de un grupo de personas.
  • Pingüita: Término aplicado a una cosa o persona (Niño) pequeñita.
  • Colgar jeta: Esperar y observar
  • Billolino: Reluciente, como nuevo, lustroso.
  • Catiar: Ensayar, probar.
  • Farolo: Vanidoso, ostentoso, presumido.
  • Gato: Comida que se lleva envuelta en hojas de plátano y que se come fría.
  • Jondiar: Tirar, botar, arrojar.
  • Jipato: Persona de mal color.
  • Chingas: Pantalonetas de baño.
  • Fullero: Por lo general, niño que pretende engañar con malicia y picardía.
  • Salir chontiao: Salir raudo e inesperadamente.
  • Desecho: Camino más corto ó atajo.
  • Pajarón-na: Persona inquieta y alocada, que realiza actos arriesgados.
  • Túmbilo: Calabazo o fruto del totumo muy alargado que se usa para envasar líquidos.

Referencias[editar]

  1. Alcaldía de Lérida. «Regionalismos». Consultado el 22 de julio de 2018. 

Véase también[editar]