Escolta (baloncesto)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Posiciones de Baloncesto
1. Base
2. Escolta
3. Alero
4. Ala-Pívot
5. Pívot
Otras posiciones
Sexto hombre
Basketball positions.svg

Escolta (en inglés: shooting guard), también denominado 2 en la terminología empleada por entrenadores, es una de las cinco posiciones de un equipo en una pista de baloncesto. Su función consiste, por un lado, en dar un apoyo al base a la hora de subir el balón, y por otro, en desempeñar las funciones de tirador de larga distancia.

Sus características generales son las de un jugador habilidoso, con buen manejo del balón, capaz de penetrar entre la defensa y con un buen tiro exterior. Físicamente es un jugador más dotado que el base, rápido y con buenos fundamentos técnicos. Kobe Bryant, por ejemplo, es un escolta que es tan bueno tanto como creador de juego como anotador; otros ejemplos de escoltas de este tipo son Jamal Crawford, Allen Iverson, Randy Foye, Dwyane Wade, James Harden y Jason Terry. Un jugador que puede cambiar entre escolta y alero es conocido como un alero bajo. Algunos ejemplos de este tipo incluyen a Gordon Hayward, Andre Iguodala, Evan Turner, Rudy Gay, Klay Thompson, Jimmy Butler, y Tyreke Evans.

No existe una norma escrita sobre su estatura, pero lo más habitual es que se encuentren entre 1,91 (6'3") y 2,03 (6'8") m.

Características y estilo de juego[editar]

Michael Jordan, uno de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos, fue un escolta que jugó en la NBA.

The Basketball Handbook (en español: El manual de baloncesto) de Lee Rose describe a un escolta como alguien cuya función principal es la de sumar puntos. Como su nombre indica, la mayoría de los escoltas son buenos tiradores de largo distancia, por lo general con un promedio de 35 a 40 por ciento desde la línea de tres puntos (Ray Allen, Jeff Hornacek, Dale Ellis, Kyle Korver, y Reggie Miller son buenos ejemplos de los tiradores de élite). Muchos escoltas también son fuertes y atléticos, y tienen la capacidad de penetrar hasta la pintura y llegar a la canasta. Cinco extraordinarios ejemplos son los jugadores Michael Jordan, Tracy McGrady, Kobe Bryant, Dwyane Wade y James Harden.

Por lo general, los escoltas son más altos que los bases. La altura en la posición varía; muchos escoltas más altos también juegan como aleros. Los escoltas además deben ser buenos manejadores de pelota y ser capaces de pasar razonablemente bien el balón, aunque pasar no es su prioridad principal. Además pueden atraer la doble-marca, y por lo general reciben un buen número de asistencias.

Los escoltas deben ser capaces de marcar en varias formas, especialmente al final de un partido cerrado cuando las defensas se enfocan más. Ellos necesitan tener un buen porcentaje de tiro libre también, para ser fiables en partidos cerrados y desalentar a los jugadores rivales para que estos duden en cometer la falta. Debido al alto nivel de habilidades ofensivas, los escoltas son a menudo la vía principal de un equipo para anotar, ya que a veces el juego se construye alrededor de ellos.

Los buenos escoltas generalmente pueden jugar de base, hasta cierto punto. Por lo general, se acepta que los bases deben tener el balón en sus manos en la mayoría de veces en el juego, pero a veces el escolta tiene una influencia bastante importante en el equipo donde él o ella toca el balón muy a menudo.

Jugadores históricos[editar]

NBA[editar]

Escoltas elegidos en la lista de los 50 mejores jugadores de la historia de la NBA:

Europa[editar]

En Europa se eligió a los 50 mayores colaboradores de la Euroliga, con los 35 mejores jugadores del último medio siglo de la máxima competición europea, en donde figuran los cinco mejores escoltas (o shooting guards) de la historia en Europa, en orden cronológico: Nikos Galis, Dražen Petrović, Predrag Danilović, Emanuel Ginóbili y Tony Parker.

Bibliografía[editar]