Equipo Crónica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Equipo Crónica, fue un grupo artístico fundado en 1964 por tres pintores valencianos, a partir de las propuestas del historiador Tomás Llorens Serra.[1] Sus integrantes fueron Manolo Valdés (1942), Rafael Solbes (1940-1981) y Juan Antonio Toledo (1940-1995) si bien este último se desligó pronto del grupo. Conjuntamente firmaron un manifiesto redactado por el crítico Vicente Aguilera Cerni[2] en el que se expone la filosofía del colectivo.

Estuvieron activos entre 1964 y 1981, fecha esta última en la que falleció Rafael Solbes. La producción del Equipo Crónica se enmarca entre el último periodo del franquismo y  el inicio de la transición a la democracia.

Formación del grupo[editar]

En 1964 Manolo Valdés y Rafael Solbes participaron en la exposición España libre realizada en Rímini, en la que expusieron junto con numerosos artistas contemporáneos, entre ellos los españoles Eduardo Arroyo, Rafael Canogar, Antoni Clavé, Antonio Saura y Antoni Tàpies. A raíz de esta exposición, nació la idea de crear un proyecto artístico alternativo. Junto con Tomás Llorens, Rafael Solbes y Manuel Valdés llevaron a cabo conversaciones entre artistas como Joan Antoni Toledo, Ana Peters, Carlos Mensa, Martí Quinto o Ramón Montesa. La iniciativa tomó dos caminos, que se consolidaron con la creación de dos grupos: Estampa Popular y un grupo en el que sus integrantes compartían una misma tendencia artística, que posteriormente pasaría a llamarse Equipo Crónica.

En noviembre de 1964 este último grupo inauguró una exposición de tanteo, que se realizó en el Ateneo Mercantil de Valencia. Junto a R. Solbes, M. Valdés y J.A. Toledo, participaron como integrantes del equipo Carlos Mesa, Ana Peters y Rafael Marti Quinto quienes tras la exposición, dejaron el grupo.[3]

No fue hasta enero de 1965, en el XVII Salón de la Jeune Peinture de Paris, que R. Solbes, J.A. Toledo y M. Valdés presentan obras individuales bajo el nombre del colectivo Equipo Crónica.

Estilo[editar]

A principios de 1966 J.A. Toledo se separó del grupo. Fue a partir de ese momento cuando Equipo Crónica comenzó a trabajar sus obras de forma conjunta. Tras reflexionar sobre el tema y la parte técnica de la obra, la ejecutaban entre los dos integrantes del grupo, M. Valdés y R. Solbes.

Equipo Crónica se apartó del arte informal para cultivar una pintura figurativa dentro de la tendencia Pop art.

Sus obras son auténticos reportajes o crónicas de denuncia sobre la situación política de España y la historia del arte del momento. Se inspiró en obras clásicas como el Guernica de Picasso o Las meninas de Velázquez.

Su mezcla es única: un poco realista, un poco crítica, bastante pop, con citas pictóricas, anacronismos y pastiches agridulces. Todo ello con bastante entusiasmo, pero poca alegría, dado que la sombra del franquismo está presente en toda su obra. Un ejemplo de ello serían sus pinturas y serigrafías de la serie titulada Policía y cultura, en la que parodiaron  imágenes icónicas de la pintura española de los siglos XVII y XVIII  como las de Velázquez, Goya, el Greco, entre otros,  con imágenes de los medios de comunicación. Fue una respuesta al Ministerio de Información y Turismo de Manuel Fraga,[4] que pretendía ofrecer una imagen grandiosa y pintoresca de España, para mostrar una España real,  más sombría, siempre utilizando el recurso de la ironía.

Temática[editar]

El objetivo de Equipo Crónica fue el de transmitir un mensaje crítico y social de carácter antifranquista y contra el individualismo imperante. Para ello, con la intención de facilitar la lectura, utilizaron un estilo figurativo directo y claro.

Su temática se centra en los acontecimientos políticos y sociales de la realidad de su época, constantemente cuestionada a través de una forma de activismo político que patente hasta el final del régimen franquista.[5] La selección de temas quedaba justificada por la elección de imágenes de fotografías de prensa, cómics o semanarios gráficos sobre los acontecimientos de actualidad del momento.

A partir de 1970, el grupo evolucionó hacia la experimentación con técnicas y recursos propios del Pop Art, como las tintas planas, el uso de imágenes tomadas de los medios de comunicación de masas o el dibujo despersonalizado.[6]

Influencias[editar]

Se inspiraron en obras clásicas de la pintura española del siglo de Oro, como Las Meninas de Velázquez o el Guernica, de Picasso y en las técnicas pictóricas de artistas Pop como Warhol o Lichtenstein.

“De repente descubrimos el pop desde la distancia, a través de lo que vivimos en la Biennale di Venezia y en las exposiciones de nuestros viajes a París. Warhol y Lichtenstein nos mostraron una manera de hacer las cosas que nos venía bien, que nos atrapó, y nos pareció correcto lanzarnos de lleno a esa nueva práctica. Nos fascinó todo: las series, las repeticiones, los materiales, las serigrafías. Todo era increíblemente estimulante. El pop cautivó nuestra imaginación y estimuló nuestro sentido social: queríamos aprovechar todas esas imágenes que el pop nos había enseñado a utilizar – las de los medios de comunicación, las de las noticias – y darles un contenido, agregarles la dimensión social que el pop ignoraba” Manolo Valdés.[7]

Si por un lado, la obra del Equipo Crónica estuvo influida por el imaginario del pop art americano de Warhol y Lichtenstein, por el otro, la obra de Josep Renau ejerció una influencia decisiva. Renau fue un artista pionero en la España de los años 20 y 30. Durante su exilio en México al término de la guerra civil española, Renau realizó la serie de fotomontajesThe American Way of Life, una de sus obras más influyentes. En palabras de Tomàs Llorens, Renau se convirtió en el "precedente de todo lo que supone la sensibilidad pop" en España.[8]

Obra[editar]

Trabajaron, por lo general obras de gran formato y su producción comprendía diversas técnicas; desde la pintura a la escultura, pasando por el grabado. Sus  referentes fueron  la tradición pictórica española pero ejerciendo un giro irónico en todas sus obras.

Recurrieron a  los recursos habituales del Pop Art como la utilización de imágenes tomadas de los medios de comunicación o de otros formatos visuales de la cultura de masas. Un discurso altamente crítico con la sociedad y la política españolas del momento; el franquismo y la transición.

Trataron de crear una identidad artística colectiva que fueran equivalentes a las  identidades individuales habituales, no firmaban la obra individualmente,  sino como colectivo.[9] E idearon sus obras en serie según la temática.

Cronología de  la producción por series:[10]

1964 - 1966

Obras sin serie.

1967 - 1969

La Recuperación.

1969

Guernica 69.

1969 - 1970

Autopsia de un oficio.

1971

Policía y cultura.

1972

Serie negra.

1972 – 1973

Retratos, bodegones y paisajes.

1973

El cartel.

1973 – 1974

Oficio y oficiantes.

1974 – 1975

Obras sin serie.

1974

La Subversión de los Signos.

1975 -1976

Ver y hacer pintura.

1976

Variaciones sobre un Paredón.

1976 -1977

La trama.

1976 – 1977

La partida de billar.

1977

La parábola.

1979

Paisajes Urbanos.

1979

Los viajes.

1980 – 1981

Crónica de transición.

1981

El circo.

1981

Lo público y lo privado.

Colecciones[editar]

Equipo Crónica produjo pinturas a gran formato, junto con esculturas y grabados seriados.

Tanto el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), como el Museo Reina Sofía de Madrid, tienen obras relevantes del grupo. Obras como: Mr. Cézanne en el carrer Avinyó (1980-1981), Pintar es como golpear (1972) o La derrota de Samotracia (1972) que se pueden ver en Madrid o Jugadores de cartas (1981), Barroco español (1966) y Guernica (1971) que están en Valencia. También podemos encontrar obras  en el Museo de arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA): Fábricas (1978), Tres ventanas (1978), o Periferia (1978)  y en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga.  Su producción está en torno a 300 o 400 trabajos, muchas de sus obras están en colecciones privadas.[11]

Referencias[editar]

  1. «Equipo Crónica | exposiciones | Museo de Bellas Artes de Bilbao». Consultado el 26 de diciembre de 2015. 
  2. Chilvers, Ian (1 de enero de 2001). Diccionario del arte del siglo XX. Editorial Complutense. p. 256. ISBN 9788474916003. Consultado el 26 de diciembre de 2015. 
  3. «Equipo crónica». pp. 6-7. Consultado el 26 de diciembre de 2015. 
  4. «Equipo Crónica (Museo de Bilbao)». Consultado el 26 de diciembre de 2015. 
  5. «Deformación profesional, obra de Equipo Crónica en el Museo Reina Sofía». Consultado el 26 de diciembre de 2015. 
  6. «Equipo Crónica». Consultado el 26 de diciembre de 2015. 
  7. «Equipo Crónica. Un diálogo con la historia del arte». Consultado el 26 de diciembre de 2015. 
  8. País, Ediciones El (1 de octubre de 2004). «Los caminos de la política y del arte confluyen en el catálogo razonado de Josep Renau». EL PAÍS. Consultado el 31 de mayo de 2016. 
  9. «Equipo Crónica. Un diálogo con la Historia del Arte. Fundación Bancaja». Consultado el 26 de diciembre de 2015. 
  10. Bozal, Valeriano; Llorens, Tomás; Yvars, José Francisco (1981). Equipo Crónica - Series Los Viajes - Crónica de Transición. Madrid. pp. 106-111. 
  11. «Cincuenta años del Equipo Crónica, el grupo que renovó la pintura española». El Imparcial. Consultado el 26 de diciembre de 2015. 

Enlaces externos[editar]

Bibliografía[editar]

  • Carrassat-Marcadé, Movimientos de la pintura, Spes Editorial, S.L., 2004. ISBN 84-8332-596-9
  • Bozal, Valeriano:  España: vanguardia artística y realidad social 1936-1976  Barcelona. Gustavo Gili, colección comunicación visual. 1976. ISBN 8425206324
  • Bozal, V. - Llorens, T. - Yvars, J.F. Equipo Crónica - Series Los Viajes - Crónica de Transición.  Madrid 1981
  • Dalmace, Michèle: Equipo Crónica, catálogo razonado, Valencia IVAM. 2002 ISBN 978-84-482-3147-7
  • Llorens, Tomás.  Equipo Crónica. Barcelona. Gustavo Gili, colección: nueva orbita. 1972. DL B. 38693-1972
  • VV.AA.  Equipo Crónica. Obra sobre papel 1965 - 1981. Crónicas de papel. Generalitat Valenciana, 2008  ISBN 9788448242718