Epsomita

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Epsomita
Epsomite.jpg
General
Categoría Minerales sulfatos
Clase 7.CB.40 (Strunz)
Fórmula química MgSO4 · 7H2O
Propiedades físicas
Color Blanco, amarillento, verdoso, rojizo, rosa
Raya Blanca
Lustre Vítreo, sedoso
Transparencia Transparente a translúcido
Sistema cristalino Ortorrómbico
Exfoliación Perfecta
Fractura Concoidea
Dureza 2 a 2,5 en la escala de Mohs
Densidad 1,68 g/cm3
Magnetismo Diamagnético
[editar datos en Wikidata]

La epsomita es la forma mineral del sulfato de magnesio heptahidratado (MgSO4 · 7H2O). Su nombre proviene de la localidad de Epsom (Surrey, Gran Bretaña), en donde desde hace tiempo son conocidos los depósitos de este mineral asociados a las aguas minerales.

Descubrimiento y ocurrencia[editar]

La epsomita se forma como incrustaciones o eflorescencias en paredes de cavernas de piedra caliza y también en maderas y muros en minas, rara vez como depósitos de fumarolas volcánicas, y raramente en lechos en capas de evaporita. Fue descrita sistemáticamente primero en 1806 por una ocurrenciao cerca de Epsom, Surrey, Inglaterra, ocurrencia por la que después fue nombrado. Ocurre en asociación con melanterita, yeso, halotriquita, pickeringita, alunógeno, rozenita y mirabilita.[1]

Propiedades[editar]

Estructra cristalian de la epsomita

Aunque su color es blanco, la epsomita a menudo aparece coloreada con una variedad de matices pálidos debidos a la presencia de impurezas. Éstas son fundamentalmente níquel, hierro, cobalto, manganeso y zinc; el color rosa se relaciona con la presencia de cobalto mientras que el verde se asocia a la de níquel. Forma una serie completa tanto con goslarita (ZnSO4 · 7H2O) como con morenosita (NiSO4 · 7H2O).

La epsomita es soluble en agua y tiene un sabor amargo y salado. Al aire libre se deshidrata, tornándose mate, por lo que debe ser conservada en un recipiente cerrado o en plástico y ser limpiada sólo con alcohol. Cristaliza en el sistema ortorrómbico.

Morfología y formación[editar]

La epsomita aparece formando cristales, agregados fibrosos, costras, estalactitas, eflorescencias. Habitualmente se encuentra como eflorescencias en zonas abrigadas de afloramientos rocosos dolomíticos y calizos. A menudo también se puede hallar en las paredes de cuevas y en depósitos de lagos salados. Asimismo abunda en paredes de minas de carbón y minas metalíferas, incluso en los soportes de madera y en el material abandonado.

Yacimientos[editar]

Los yacimientos de epsomita son frecuentes, pudiéndose destacar los existentes en la antigua Unión Soviética —lagos magnésicos de Djaman-Klytch y de Djelonsk—. En los lagos salados del Monte Kruger (Washington, Estados Unidos) se han encontrado cristales que alcanzan los 2 metros. En España existen eflorescencias importantes muy cerca de Calatayud (Aragón) y en México en Aquiles Serdán (Chiapas).

Minerales relacionados[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]