Epiplón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Epiplón
Sobo 1909 564 es.png
Imagen del abdomen en la que es visible el epiplón mayor que a modo de delantal desciende desde el estómago hasta el colon al que se adhiere.
Latín omentum
Arteria Arteria gastro-omental derecha
Arteria gastro-omental izquierda
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

En anatomía, el epiplón, también llamado omento o reaño, es un pliegue bilaminar del peritoneo situado en el abdomen. Se extiende desde el estómago y la porción proximal de duodeno hasta órganos adyacentes de la cavidad abdominal. Se pueden distinguir dos epliplones,[1]​ el más importante es el epiplón mayor (omento) o epiplón gastrocólico, que une el estómago con el colon transverso.[2]

Epiplones[editar]

En anatomía humana se distinguen 2 epiplones:

  • Epiplón (omento) gastrocólico o mayor. es un pliegue peritoneal grande, de cuatro capas, que se cuelga como un delantal desde la curvatura mayor del estómago y la porción proximal del duodeno. Tras bajar se pliega hacia atrás y se une a la cara anterior del colon transverso y a su mesenterio.[1]​ En un hombre adulto el epiplón mayor pesa alrededor de 1 kg. Cuenta con una superficie de alrededor de 400 cm2, 22 cm de ancho por 18 de largo, aunque las medidas exactas varían considerablemente dependiendo del individuo.
  • Epiplón (omento) gastrohepático o epiplón menor. Une el estómago con el hígado. es un pliegue peritoneal más pequeño de dos capas y conecta con la curvatura menor del estómago y la porción proximal del duodeno con el hígado.[1]​ Se divide en tres porciones bien diferenciadas: la pars translúcida, que se corresponde con casi todo el epiplón a excepción de su borde gástrico (donde nace el epiplón a nivel de la curvatura menor del estómago. Esta parte, por donde discurren las arterias estomáquicas derecha e izquierda anastomosadas constituye la pars condensa) y su borde derecho (donde el epiplón menor forma el límite anterior del hiato de Winslow, y que además contiene los elementos del pedículo hepático, constituyendo el tercer componente del omento menor, la pars pediculada).

Función[editar]

Los epiplones forman parte del peritoneo y tienen la función de fijar las vísceras abdominales y aportarles riego sanguíneo, sin embargo no son órganos vitales y pueden extirparse mediante cirugía sin graves repercusiones. Cuentan además con funciones inmunológicas que juegan un papel muy importante para combatir las infecciones en el interior del abdomen y poseen capacidad angiogénica, es decir pueden inducir la formación de nuevos vasos sanguíneos en sus proximidades cuando se produce una isquemia, gracias a la producción del factor de crecimiento de los fibroblastos (FGF) y el factor de crecimiento del endotelio vascular (VEGF).

Vascularización[editar]

Las ramas arteriales que aportan sangre al epiplón mayor parten de la arteria gastro-omental derecha rama de la arteria gastroduodenal y la arteria gastro-omental izquierda, rama de la arteria esplénica.

Transcavidad de los epiplones[editar]

Disposición vertical del peritoneo. Cavidad principal en rojo, transcavidad de los epiplones o bolsa omental en azul.

Recibe este nombre un espacio cerrado situado detrás del estómago y limitado por el hígado, el epiplón menor, el diafragma, la parte posterior del estómago, el epiplón mayor y el epiplón gastroesplénico. La transcavidad de los epiplones se conecta con la cavidad peritoneal general a través de una comunicación virtual denominada foramen epiploico o hiato de Winslow.

Galería de imágenes[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Keith L. Moore, Arthur F. Dalley & Anne M.R. Agur (2017). «5». Moore. Anatomía con orientación clínica. 8a edición. Wolters Kluwer. ISBN 978-84-17033-63-7. 
  2. Diccionario Encoclopédico Ilustrado de Medicina, Dorland, 26ª edición. Consultado el 30 de abril de 2017.