Epidemia de cocoliztli de 1576

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La epidemia de 1576 contribuyó al colapso demográfico en México con alrededor de dos millones de muertes.

La epidemia de cocoliztli de 1576 fue un brote epidémico de cocoliztli, una fiebre hemorrágica viral, que afectó al Virreinato de Nueva España —actual México— desde julio de 1576 hasta inicios de 1577.[1] Junto con la epidemia de cocoliztli de 1545, fue una de las peores pestes sufridas en la Nueva España. La epidemia inició en la Ciudad de México y, a partir de agosto de ese año, comenzó a propagarse a otras ciudades como Culhuacán y Tecamachalco e incluso hasta Sonora y Guatemala.

Desde entonces y hasta marzo del año siguiente, sucedieron la mayor cantidad de muertes. Se estima que, de los cuatro millones de habitantes nativos, dos millones perdieron la vida. La disminución en la población se documentó gracias a dos censos nacionales realizados en 1570 y entre 1579 y 1580.[1] Los cambios en el modo de vida y la llegada de agentes biológicos para los cuales los indígenas estaban indefensos propiciaron la «relativa selectividad» con la que se vieron afectados.[2]

Originada en el Valle de México en abril de 1576, la epidemia se extendió como una «onda expansiva», limitándose, al norte a Sonora y al sur a la Península de Yucatán y Guatemala. Para julio, la enfermedad había rodeado a la Ciudad de México y, en agosto, comenzó su lenta propagación. No obstante, las lluvias de septiembre incrementaron significativamente su extensión, por lo que el cocoliztli alcanzó Sonora y Guatemala en cuestión de semanas. Entre septiembre de ese año y marzo del siguiente se registraron la mayor cantidad de muertes. Desde ese momento, la mortalidad comenzó a reducirse hasta que, en agosto de 1578, se declaró el fin de la epidemia.[1]

Los indígenas eran los principales encargados de la agricultura; debido a la epidemia, los trabajos de agricultura fueron abandonados, provocando la escasez de alimentos.[3] Los pueblos fueron abandonados, junto con minas, campos e industrias.[2] De esta forma, la disminución de la población indígena «determinó una depresión secular en la economía».[4] Asimismo, las epidemias de 1563 y de 1576 «favorecieron la creación de la sociedad novohispana y su economía».[5]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Acuña Soto, Rodolfo; Stahle, David W.; Therrell, Matthew D.; Griffin, Richard D.; Cleaveland, Malcolm K. (2004). «When half of the population died: the epidemic of hemorrhagic fevers of 1576 in Mexico». FEMS Microbiology Letters (en inglés) 240 (1): 1-5. doi:10.1016/j.femsle.2004.09.011. PMID 15500972. 
  2. a b Malvido, Elsa; Viesca, Carlos (1985). «La epidemia de cocoliztli de 1576» (pdf). Historias (Instituto Nacional de Antropología e Historia) (11): 24-33. Consultado el 1 de julio de 2015. 
  3. Riva Palacio, Vicente (1890). «Historia del virreinato». México a través de los siglos II. México: Ballescá y compañía. pp. 430-432. Consultado el 7 de febrero de 2015. 
  4. Sempat Assadourian, Carlos (1989). «La despoblación indígena en Perú y Nueva España durante el siglo XVI y la formación de la economía colonial». Historia Mexicana (El Colegio de México) 38 (3): 419-453. Consultado el 8 de febrero de 2016. 
  5. Romero Frezzi, María de los Ángeles (2000). «Capítulo 6. Los primeros contactos: la experimentación y la estructuración de la nueva sociedad mesoamericana de 1517 a mediados del siglo XVI». En Franklin Pease G. Y. Historia general de América Latina II. París: Ediciones Unesco. p. 153. ISBN 978-9-2330-3151-7. Consultado el 7 de febrero de 2016.