Engaño pederasta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Niños y niñas de muy temprana edad navegando en entornos virtuales.

Un engaño pederasta,[1]​más conocido por el anglicismo grooming (del verbo groom que alude a conductas de acercamiento o preparación para un determinado fin) o ciberacoso,[2]​es una serie de conductas y acciones emprendidas por un adulto, a través de Internet,[3]​ para entablar un vínculo y ejercer control emocional sobre un o una menor de edad, con el fin de abusar sexualmente de el o de ella. Mediante la manipulación o el engaño, y ocultando su condición de adulto, este logra que el niño, niña o adolescente intercambie imágenes o contenidos de connotación sexual. El fin último del groomer es el de cometer algún tipo de abuso sexual de carácter personal que lesione la integridad sexual de el o la menor, independientemente de la forma que asuma la agresión.

El abuso puede concretarse virtualmente o en la vida real acordando un encuentro personal con el o la menor.

Cuando se limita al entorno digital, a través del envío de fotos íntimas o grabación de contenidos de la cámara web, el o la menor puede sufrir traumas psicológicos como víctima de la manipulación y el temor a que dichos contenidos sean difundidos. En caso de concretarse un encuentro cara a cara, las consecuencias podrían ser de carácter físico, pudiendo llegar incluso al abuso sexual. En algunos casos, el pederasta podría tener la intención de insertar al menor en el mundo de la prostitución infantil o la producción de material pornográfico.

Desprovistos de sistemas de protección eficaces, los niños, niñas y adolescentes están constantemente expuestos a contenido inapropiado o no deseado en formato de imágenes y videos pornográficos o que incitan a la violencia, el racismo, el odio y la discriminación, o a las autolesiones, el suicidio y trastornos de la conducta alimentaria, entre otras acciones que atentan contra la integridad física y mental del menor.

En inglés, para diferenciarlo del significado original relativo al acicalado de animales se suelen utilizar los términos child grooming o internet grooming.

El proceso del engaño[editar]

El engaño pederasta tiene una dimensión inherentemente moral. El acto tiene que ver con la vulnerabilidad en los niños, niñas y adolescentes, la inocencia infantil y la vulneración de los derechos individuales.[4]​ El adulto que comete el delito (también conocido como groomer o acosador virtual) suele aprovechar el anonimato de las redes sociales en Internet para valerse de identidades falsas y engañar a niños, niñas y adolescentes, con los que trata de entablar vínculos emocionales con el fin de obtener material pornográfico a través del engaño, el chantaje y la extorsión.

El engaño pederasta es un proceso que puede durar semanas o meses, varía el tiempo según la víctima y suele pasar por las siguientes fases, de manera más o menos rápida según diversas circunstancias:

  1. El adulto se crea perfiles falsos en redes sociales, se contacta con un o una menor y procede a elaborar lazos emocionales (de amistad) con el o ella.
  2. El adulto obtiene datos personales y de contacto del o la menor.
  3. Utilizando tácticas como la empatía, la seducción, la provocación, el envío de imágenes de contenido pornográfico, consigue finalmente que el menor se desnude o realice actos de naturaleza sexual.
  4. Entonces comienza el acoso, chantajeando o extorsionando a la víctima para obtener cada vez más material pornográfico o tener un encuentro físico con el menor para abusar sexualmente de él o de ella.
  5. Los y las menores son sometidos al oprobio público debido a que los victimarios hacen viral el material al no poder acceder a la concreción del abuso sexual.
  6. Los groomers pueden ser de cualquier grupo etario (dentro de la adultez) y de cualquier nivel económico social.

Lucha contra el engaño pederasta[editar]

En 2003, MSN Messenger puso en marcha restricciones en sus salas de chat con el objeto de proteger a los niños de los adultos que buscaban tener conversaciones de tipo sexual con ellos. En 2005, el fiscal general de Nueva York realizó una investigación sobre las salas de chat de Yahoo! porque permitían crear salas cuyos nombres sugerían que serían empleados con este fin. En octubre de ese año Yahoo! acordó poner en práctica políticas y procedimientos para impedir la creación de dichas salas.[5]

Organizaciones como Perverted-Justice.com (PJ) infiltra personas como menores para identificar adultos que puedan acosar de los niños y pasan la información a la policía. El programa de noticias Dateline NBC incluye una sección titulada To Catch a Predator (cazar a un depredador), basada en dichas actividades encubiertas.

La organización Crisp Thinking ha creado un servicio para identificar el engaño pederasta y advertir a los padres. Disponen de un software que permite vigilar la actividad de los chats y la mensajería instantánea la búsqueda de actividades que ellos relacionan con el ciberengaño pederasta. También disponen de adaptación para su uso en redes sociales y proveedores de acceso a Internet.[6][7][8]

Otra empresa de software del Reino Unido ha desarrollado un programa competidor del Crisp, denominado Sentry Parental Controls. Fue presentado por la estrella televisiva Coleen Nolan y cuenta con el apoyo de Mark Williams-Thomas, un experto en protección infantil.[9]​ En España existen una serie de entidades que, entre sus programas, incluyen la prevención, la sensibilización y la lucha contra el engaño pederasta. Algunos ejemplos son la Fundación Alia2, Pantallas Amigas, Padres 2.0 o Cobertura Protegemenores. En 2014, a través de una alianza con diferentes organizaciones (como RedNATIC y Save the Children) de toda América latina, Google presentó “Todo a 1 clic”. Una campaña de sensibilización y participación en «ciudadanía digital» dirigida a adolescentes. Con esta campaña intentó concienciar sobre diferentes temas: desde la publicación abierta de datos personales hasta las consecuencias del ciberacoso y el engaño pederasta.

La iniciativa está centrada en la promoción de un video que muestra las situaciones diarias en las que los jóvenes toman decisiones sobre el uso de la tecnología. Por ejemplo: el uso de computadoras ajenas, la publicación abierta de datos e imágenes personales y compartir las contraseñas, así como los consecuencias del ciberacoso (opinar sobre los demás en la web) y el engaño pederasta (chatear con adultos desconocidos). «Alcanza a los siguientes países: Argentina, Colombia, Costa Rica, México, Perú, Paraguay, Uruguay y Venezuela», precisó Google en su blog en español.

Alarma social[editar]

Según un estudio publicado en 2009 por el INTECO (el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación), actualmente INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad), de España acerca de los riesgos en Internet para los menores y la percepción que tienen sus progenitores sobre estos.[10]​ A un 75 % de estos los preocupa, en primer lugar, la posibilidad de que sus hijos sean víctimas de un engaño pederasta.[11]

El engaño pederasta como delito[editar]

General[editar]

En su informe Protection of Children Against Abuse Through New Technologies, el comité del Consejo de Europa para la Convención sobre Cibercriminalidad[12]​ se ocupó de los temas emergentes de violencia contra los niños por medio de las nuevas tecnologías, con particular énfasis en el engaño pederasta tanto a través de Internet como de telefonía móvil. El tema de la pornografía infantil en Internet está cubierto por el Artículo 9 de dicha convención.

Algunos países ya han incluido el engaño pederasta como delito en sus legislaciones, mientras que en otros aún no se ha incluido ninguna referencia.

Alemania[editar]

En Alemania está prohibido ejercer influencia sobre un menor por medio de la exhibición de pornografía o por conversaciones en el mismo sentido.[13]

Argentina[editar]

El Senado argentino aprobó la Ley 26904 de Grooming

Desde fines del 2013, el grooming o ciber acoso ha sido incorporado como delito penal en el Código Penal argentino mediante la Ley 26904 que incorpora el delito de acoso sexual por Internet a menores de edad (B.O. 4/12/2013): «El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc. sancionan con fuerza de Ley: Artículo 1.º — Incorpórase como artículo 131 del Código Penal el siguiente: Artículo 131: Será penado con prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma».[14]

El grooming o ciber acoso sexual infantil es el delito que comete una persona por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, al contactar a una persona menor de edad, para cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma.[1]  No se trata de un contacto directo con el menor, sino indirecto por medios tecnológicos, con la intención especial de cometer un delito contra su integridad sexual. [2]

En Argentina, cada 13 de noviembre se conmemora el Día Nacional de la Lucha contra el Grooming, ciber acoso o acoso de menores por Internet, ya que ese mismo día se sancionó la Ley 26.904 que describe al mismo como un delito penal. La iniciativa fue sancionada en 2011 por el Senado, pero fue modificada por la Cámara de Diputados, donde la pena de prisión se había reducido de 3 meses a 2 años, transformándolo en un delito excarcelable. El proyecto de la Cámara baja distinguía a las víctimas de entre menores de 13 años y menores de entre 13 y 16 años.

Ante estos cambios, los senadores insistieron en que la votación de Diputados “cercenaba penas” y que no lograba proteger “integralmente al menor” frente al delito que se inicia en el ámbito virtual. De este modo, se fijaron en el recinto las penas de entre 6 meses a 4 años, a fin de sancionar a quienes realicen estas prácticas perversas.

Los legisladores explicaron que con este nuevo incremento de años en las condenas “se busca que haya una amplitud suficiente para que un juez, de acuerdo con las características del caso, pueda aplicar las penas”.[15]

Fue en octubre del 2017 donde se conoció la primera condena en el país por un caso de grooming seguido de muerte - el brutal crimen de Micaela Ortega.

Caso Micaela Ortega

Micaela Ortega tenía 12 años cuando un hombre de 26 años - Jonathan Luna - la contactó por la red social Facebook, haciéndose pasar por una chica de su edad. El 23 de abril de 2016, luego de una pelea con sus padres, Micaela le cuenta a su amiga "La Rochi de River" sobre la discusión y ella le escribió: "Te invito a mi casa, yo no te puedo pasar a buscar porque no me van a dejar salir, pero te va a pasar a buscar mi tío. Nos encontramos en la esquina de tu escuela". Cinco semanas después, Micaela fue encontrada muerta en un descampado en Bahía Blanca. El asesino la había estrangulado con su propia remera al no poder cometer el abuso sexual. Este brutal crimen marcó un antes y un después en los casos de grooming.[16]

Jonathan Luna fue condenado a cadena perpetua por "homicidio triplemente calificado por haberse cometido sobre una mujer mediando violencia de género, por alevosía y para ocultar otros delitos por no haber logrado el fin e intención que guiaba su conducta de cometer un delito contra la integridad sexual, en concurso real con los delitos de acoso sexual tecnológico y robo". Este fue un fallo ejemplar de grooming seguido de feminicidio.

En Argentina, la ONG Grooming Argentina y Argentina Cibersegura, entre otros, realizan un abordaje integral a las víctimas de Grooming como así también brindan jornadas de capacitación y prevención en todo el país.

Australia[editar]

En Australia la Criminal Code Act de 1995, secciones 474.26 y 474.27, prohíbe el uso de un servicio de telecomunicaciones para buscar personas menores de 16 años, o exponerlas a material indecente, con propósito de realizar grooming.

Los diversos estados y territorios australianos tienen leyes similares, algunos de los cuales difieren en la edad de la víctima (por ejemplo 18 años en Queensland).

Canadá[editar]

En Canadá, el Criminal Code, sección 172.1, pena la comunicación con un menor por medio de un sistema informático con el propósito de cometer abuso sexual.

Chile[editar]

En este país, la ley 20.526 modifica el Código Penal modificando el art. 366 quáter, referido a la pornografía infantil, en los siguientes términos:

  • Modifica el inciso tercero, clarificando los delitos cuando la víctima tenga entre 14 y 18 años y se actúe mediante engaño o intimidación.
  • Agrega dos incisos referidos expresamente al grooming:
    • Las penas señaladas en el presente artículo se aplicarán también cuando los delitos descritos en él sean cometidos a distancia, mediante cualquier medio electrónico.
    • Si en la comisión de cualquiera de los delitos descritos en este artículo, el autor falseare su identidad o edad, se aumentará la pena aplicable en un grado.

Costa Rica[editar]

En Costa Rica, el artículo 167 bis del Código Penal No.4573 de 4 de mayo de 1970, el cual fue reformado por la ley sobre delitos informáticos No.9135 de abril de 2013[17]​ castiga con pena de cárcel de uno a tres años a quien, por cualquier medio, establezca comunicaciones de contenido sexual o erótico, ya sea que incluyan o no imágenes, vídeos, textos o audios, con una persona menor de quince años o incapaz. A su vez, La misma pena se impondrá a quien suplantando la identidad de un tercero o mediante el uso de una identidad falsa, por cualquier medio, procure establecer comunicaciones de contenido sexual o erótico, ya sea que se incluyan o no imágenes, vídeos, textos o audios, con una persona menor de edad o incapaz. La pena será de dos a cuatro años cuando el actor procure un encuentro personal en algún lugar físico con una persona menor de edad incapaz.[18]

Ecuador[editar]

En el COIP (Código Orgánico Integral Penal)[19]​ especifica los delitos en los Artículo 173.- «Contacto con finalidad sexual con menores de dieciocho años por medios electrónicos» con pena de 3 a 5 años de prisión y el Artículo 174.- "Oferta de servicios sexuales con menores de dieciocho años por medios electrónicos" con pena de 7 a 10 años de prisión.

Escocia[editar]

En Escocia la Protection of Children and Prevention of Sexual Offences Act de 2005[20]​ introduce conceptos similares.

Por lo tanto, se puede cometer un delito incluso sin llegar a realizar el encuentro físico con el menor, e incluso si el menor no acude a la cita (por ejemplo, si un oficial de policía acude en su lugar).

España[editar]

La reforma del Código Penal que entró en vigor en diciembre de 2010 pretende castigar la captación de menores con fines sexuales a través de Internet así como considerar agresión sexual (aunque no haya violencia ni intimidación) aquellos actos que atenten contra la libertad e indemnidad sexual, cuando la víctima sea menor de edad:[21]

Artículo 183 bis. «El que a través de internet, del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación contacte con un menor de dieciséis años y proponga concertar un encuentro con el mismo, a fin de cometer cualquiera de los delitos descritos en los artículos 178 a 183 [agresión sexual, agresiones y abusos sexuales] y 189, [prostitución y corrupción de menores e incapaces: espectáculos exhibicionistas o pornográficos y material pornográfico] siempre que tal propuesta se acompañe de actos materiales encaminados al acercamiento, será castigado con la pena de uno a tres años de prisión o multa de doce a veinticuatro meses, sin perjuicio de las penas correspondientes a los delitos en su caso cometidos. Las penas se impondrán en su mitad superior cuando el acercamiento se obtenga mediante coacción, intimidación o engaño».

La edad de consentimiento ha pasado a los dieciséis años a partir de la reforma de 2015.

Estados Unidos[editar]

En los Estados Unidos, se prohíbe trasmitir información acerca de un menor de 18 años con el propósito de cometer un abuso sexual. Algunos estados, como Florida, tienen disposiciones adicionales sobre la seducción de niños en línea.

Reino Unido[editar]

En Inglaterra y Gales, las secciones 14 y 15 del Sexual Offences Act de 2003 pena la organización de encuentros con niños, para uno mismo o terceras personas, con la intención de abusar sexualmente del menor. El encuentro también está penado.[22]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «engaño pederasta, mejor que grooming». Consultado el 18 de octubre de 2017. 
  2. «Grooming, el acoso ¿virtual?». www.tedxriodelaplata.org. Consultado el 9 de agosto de 2020. 
  3. «Qué es el grooming y cómo podemos proteger a los niños en Internet». 
  4. Child Pornography and Sexual Grooming. Ost, Suzanne. 2009
  5. Letter agreement dated Oct. 7, 2005, signed by Yahoo! general counsel Michael Callahan.
  6. The 'anti-child grooming' website
  7. Clipstar uses Anti-Grooming Engine to identify dangerous conversations
  8. Crisp Thinking.
  9. «Sentry Parental Controls Web Site». Archivado desde el original el 12 de noviembre de 2008. Consultado el 17 de noviembre de 2008. 
  10. «Estudio sobre hábitos seguros en el uso de las TIC por niños y adolescentes y e-confianza de sus padres». Archivado desde el original el 10 de octubre de 2014. Consultado el 8 de abril de 2009. 
  11. «El grooming es la amenaza que más perciben los padres, según un estudio de INTECO». PantallasAmigas. 18 de marzo de 2009. Consultado el 8 de abril de 2009. 
  12. «Details of Treaty No.185 Convention on Cybercrime». Consultado el 2009. 
  13. «El Grooming en otras legislaciones». Archivado desde el original el 4 de diciembre de 2008. Consultado el 17 de noviembre de 2008. 
  14. «Código Penal - Ley 26.904». InfoLEG. 
  15. “Grooming”, nuevo delito penal que condena el acoso virtual a menores.
  16. «Grooming Argentina». 
  17. Reforma sobre delitos informáticos No.9135 de del mes de abril del año 2013
  18. Por un error del legislador costarricense se omitió una «o», por lo cual se establece «menor de edad incapaz», cuando debería establecerse «menor de edad o incapaz».
  19. «Código Orgánico Integral Penal de Ecuador». Archivado desde el original el 19 de febrero de 2018. Consultado el 14 de agosto de 2018. 
  20. Act of the Scottish Parliament; Protection of Children and Prevention of Sexual Offences (Scotland) Act 2005, 2005 asp 9.
  21. Luz verde a un Código Penal consensuado que sube las penas a terroristas y pederastas
  22. Act of the U.K. Parliament; Sexual Offences Act 2003, section 15

Enlaces externos[editar]