Enfermedades musculoesqueléticas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Las enfermedades musculoesqueléticas (MSDs) son lesiones o dolor en las articulaciones del cuerpo, ligamentos, músculos, nervios, tendones, y en las estructuras que sostienen las piernas, brazos, cuello y espalda.[1]​ Estas enfermedades pueden deberse a un esfuerzo repentino, (por ejem: levantar un objeto pesado), o pueden deberse a realizar los mismos movimientos repetidamente, a esto se le llama tensión repetitiva, o exposición repetida. Estas lesiones se deben a la aplicación continua de fuerza, la exposición continua a vibraciones o largos periodos en alguna postura incómoda.[2]​ Las lesiones y el dolor en el sistema musculoesquelético causados por eventos traumáticos agudos, como un accidente automovilístico o una caída no son considerados desórdenes musculoesqueléticos.[3]​ Los MSDs pueden afectar diversas partes del cuerpo, incluyendo la espalda baja y alta, el cuello, los hombros y las extremidades (brazos, piernas, pies, y manos).[4]​ Ejemplos de MSDs incluyen: síndrome del túnel carpal, epicondylitis, tendonitis, dolor de espalda, síndrome de tensión en el cuello y síndrome de vibración en la mano/brazo.[2]

Diagnosis[editar]

El diagnóstico se basa en la información sobre el dolor y los síntomas que informa la persona afectada, así como en el examen físico por un médico.[2]​ La mayoría de las veces los médicos se basan en la historia médica, los riesgos ocupacionales y recreacionales, la intensidad del dolor, en un examen físico para localizar la fuente del dolor. En ocasiones se usan pruebas de laboratorio, radiografías o resonancias magnéticas.[5]​ Los médicos buscan criterios concretos para diagnosticar cada desorden musculoesquelético sobre la base de la ubicación, tipo, e intensidad del dolor, así como en la restricción de movimiento que el paciente está experimentando.[2]​ Una manera común de identificar los desórdenes musculoesqueléticos es el Cuestionario Nórdico que tiene un dibujo del cuerpo humano con varias áreas etiquetadas y con preguntas para que la persona identifique las áreas en que ha experimentado dolor y las áreas en las que el dolor interfiere con sus actividades normales.[4]

Causas[editar]

Los desórdenes musculoesqueléticos pueden surgir de la interacción de factores físicos con factores económicos, psicológicos, sociales, y ocupacionales.[6]

Referencias[editar]

  1. «CDC - NIOSH Program Portfolio : Musculoskeletal Disorders : Program Description». www.cdc.gov. Consultado el 24 de marzo de 2016. 
  2. a b c d «CDC - NIOSH Publications and Products - Musculoskeletal Disorders and Workplace Factors (97-141)». www.cdc.gov. Consultado el 24 de marzo de 2016. 
  3. Prevention, Centers for Disease Control and. «CDC - Workplace Health - Implementation - Work-Related Musculoskeletal Disorders (WMSD) Prevention». www.cdc.gov. Archivado desde el original el 30 de marzo de 2016. Consultado el 24 de marzo de 2016. 
  4. a b Kuorinka, I.; Jonsson, B.; Kilbom, A.; Vinterberg, H.; Biering-Sørensen, F.; Andersson, G.; Jørgensen, K. (1987). «Standardised Nordic questionnaires for the analysis of musculoskeletal symptoms». Applied Ergonomics 18 (3): 233-7. PMID 15676628. doi:10.1016/0003-6870(87)90010-x. 
  5. «Musculoskeletal Pain: Tendonitis, Myalgia & More | Cleveland Clinic». my.clevelandclinic.org. Consultado el 24 de marzo de 2016. 
  6. Gatchel, R. J., & Kishino, N. (2011).