Encuentro arutam

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La región en que la gente Achuar vive.

El encuentro arutam es un rito de paso religioso o un viaje espiritual practicado por la gente Achuar, principalmente los hombres, de la región amazónica. Es un paso de cuatro o cinco días, inducido por drogas, con espíritus poderosos llamados arutam.[1]​ El encuentro causa un cambio en la auto-percepción y una metamorfosis positiva del buscador, que incorpora las fuerzas de los dioses y otros espíritus como guías de la consciencia.[2]​ Después de la terminación exitosa del encuentro, el buscador resulta ser invencibile en batallas, y así disfruta de la prosperidad económica y longevidad, entre otros beneficios.[1]

Influencia religiosa[editar]

La gente Achuar practica una forma de cosmología en la cual se cree que la habilidad de transformar el cuerpo y la perspectiva para funcionar fuera de la esfera humana les lleva más cerca a los espíritus.[3]​ Esta costumbre les permite llegar a un estado de conciencia alterado para poder interactuar con el mundo de espíritus.[4]​ Además, la gente Achuar cree en una versión de animismo en que los elementos de la naturaleza poseen almas humanas con las que los seres humanos pueden comunicar a través de signos y palabras.[5]​ Los elementos de la naturaleza como meteoros y truenos tienen un alma y por eso una conexión con los seres humanos, pero el hombre no tiene control sobre estas fuerzas.[6]​ La creencia en la presencia de los espíritus y su fuerte influencia los empuja a buscar una fuerte conexión con este mundo espiritual.

El espíritu arutam[editar]

Para la gente Achuar, arutam es un esfuerzo espirituoso y supernatural que puede ser buscado para mejorar la vida y el espíritu personal, y también para dar sentido a la vida.[7]​ La palabra arutam significa “cosa antigua.”[5]​ Los Achuar creen que es la energía de los antepasados de la tribu, o los espíritus de miembros prominentes de la sociedad quienes proveen la fuerza que sostiene el mundo.[2][8]​ Puede manifestarse en varias formas, como jaguares, culebras, plantas, u otras fuerzas elementales de la naturaleza. A nivel más personal, arutam representa la posibilidad de una realización personal de valor social importante.[9]​ También, puede diferenciar individuos en la sociedad por cualidades que ocupan diferentes espacios en la construcción del orden social, que contribuye a la diferenciación en el estatus de estas personas. La gente Achuar cree que estas cualidades, capacidades y los poderes personales que se asocian con arutam pueden ser adquiridos e integrados en el cuerpo por visiones o misiones espirituales.[2]

La misión[editar]

Los individuos no poseen el poder de arutam al nacer, y por eso tienen que buscarlo a través de los viajes espirituales. La preparación para el encuentro empieza con unos días de aislamiento y ayuno.[1]​ Muchas veces, las personas que buscan arutam se ponen bajo el tutelaje de un mentor que ya ha completado el proceso y ha demostrado lo que vale en la sociedad; los mentores frecuentemente acompañan al buscador en el viaje. Después del periodo de preparación, la persona sale del pueblo hasta que llegue a un sitio privado en el bosque, y empieza a construir una choza de sueños llamada umbak.[1]​ Luego sale al bosque para buscar presagios de la presencia de arutam en elementos de la naturaleza, como la fauna, la flora, las cascadas o cambios en el tiempo como los relámpagos, un arcoíris o los meteoros.[10]​ Cuando encuentre este símbolo, regresa a la choza y espera la aparición del espíritu en un sueño o en una visión.[1]

En el sueño, el espíritu de arutam toma la forma de un miembro muerto de la sociedad Achuar y experimenta una serie de transformaciones y metamorfosis complejos. El espíritu aparece brevemente y le da al buscador una profecía.[5]​ Se cree que el alma del cuerpo recibe esta información en un estado de conciencia alterado, facilitado por el consumo de drogas y plantas alucinógenas.[5]​ Evoca el sentido de ser capacitado y curado por seres o espíritus conscientes e inteligentes.[11]​ Las personas que han experimentado el encuentro lo explican como una transformación que desmonta la armadura de su carácter y la devuelve en una forma más flexible, mejorada y más cómoda para el cuerpo y la mente.[11]​ Después del sueño, los buscadores regresan al pueblo con una bienvenida pública y con un aumento notable en la confianza en sí mismo y el estatus social.[1]

Resultados del encuentro[editar]

Una misión exitosa puede terminar en numerosos beneficios para los buscadores. Él que obtiene arutam gana invencibilidad en batallas y protección contra cualquier arma.[1]​ También, reciben enseñanzas sobre la actitud y las acciones que deben tener como guerreros.[11]​ Además, arutam garantiza una vida larga y con buena protección de cualquier ataque debido a violencia física, veneno, o hechicería chamanista.[10]​ Para los hombres, promete muchos descendientes y prosperidad económica.[1]

El logro de arutam también es importante para el estatus y la influencia de una persona. El individuo que completa el encuentro experimenta un aumento en su estatus social y recibe respeto y admiración no solo dentro de su pueblo, sino también de otras comunidades.[1]

En el nivel espiritual, el buscador adquiere kakáram, el concepto que refiere al poder y fuerza de personalidades importantes.[9]​ Aunque no hay un cacique en la sociedad Achuar, los hombres de prominencia son llamados hundri, que significa “gran hombre” e incorpora la idea de kakáram.[12]​ Un individuo que tiene kakáram disfruta del estatus social alto en la sociedad Achuar porque ha demostrado su valor como guerrero valiente.[9]​ Tener kakáram es transformarse en un individuo eminente o poderoso; lleva a una individualidad magnificada que permite que los hombres puedan ocupar una posición de supremacía en cada relación e influye en las metas y disposiciones de los demás.[2]

Plantas alucinógenas[editar]

La preparación de ayahuasca, una de las plantas alucinógenas que facilitan los encuentros arutam.

La gente Achuar incorpora el ambiente y plantas alucinógenas para facilitar los encuentros arutam. Se cree que las plantas en particular pueden dar visiones que proveen un entendimiento y el control de sí mismo y el mundo externo.[13]​ También, ayudan en las prácticas y el entendimiento del cosmos y la moralidad; la gente insiste en que sus pensamientos y emociones vienen de estas substancias.[14]​ La infusión más importante es ayahuasca, una combinación de yerbas que se usa en varias culturas en la región amazónica. La gente Achuar atribuye la importancia de esta bebida a la creencia que las instrucciones sobre su preparación y uso vienen de las plantas y sus espíritus.[8]​ Los consumidores aseguran tener revelaciones espirituales sobre el propósito de su vida, en las cuales se perciben la mejor versión de ellos mismos.[15]​ Por eso, se sienten más conectados con los espíritus y dioses por esta elevada espiritualidad y la conexión o el acceso a seres de otra dimensión que pueden actuar como guías o sanadores.[16]​ Los buscadores reconocen que existe una fuerza de energía que gobierna el mundo, y necesitan encontrarla en su viaje espiritual. Además, el uso de plantas alucinógenas demuestra la relación importante entre la naturaleza y lo divino, que provee una adicional conexión entre las cosas humanas y terrenales y lo espiritual en los encuentros.[6]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i Chacon, R.J. (2007). Seeking the Headhunter’s Power: The Quest for Arutam Among the Achuar of the Ecuadorian Amazon and the Development of Ranked Societies. En Chacon, R.J. & Dye, D.H. (Eds.), The Taking and Displaying of Human Body Parts as Trophies by Amerindians. New York: Springer Publishing.
  2. a b c d Taylor, Anne-Christine (31 de octubre de 2014). «Healing translations: Moving between worlds in Achuar shamanism». HAU: Journal of Ethnographic Theory 4 (2): 95-118. ISSN 2049-1115. doi:10.14318/hau4.2.005. Consultado el 25 de abril de 2016. 
  3. Brightman, M., Grotti, V.E., & Ulturgasheva, O. (2014). Animism In Rainforest And Tundra: Personhood, Animals, Plants and Things in Contemporary Amazonia and Siberia. New York: Berghahn Books.
  4. Hoppal, M. (1987). Shamanism: An archaic and/or recent belief system. En S. Nicholson (Ed.), Shamanism: An expanded view of reality (pp. 76-100). Wheaton, IL: Quest.
  5. a b c d Taylor, A. (1996). The Soul's Body and Its States: An Amazonian Perspective on the Nature of Being Human. The Journal of the Royal Anthropological Institute, 2(2), 201-215.
  6. a b Descola, P. (1994). In the society of nature: a native ecology in Amazonia. New York: Cambridge University Press.
  7. «The meaning of arutam». Consultado el 28 de abril de 2016. 
  8. a b Shannon, B. (2002). The Antipodes of the Mind: Charting the Phenomenology of the Ayahuasca Experience. New York: Oxford University Press.
  9. a b c Mader, E. (1999). Metamorfosis del Poder: persona, mito y visión en la sociedad de Shuar y Achuar (Ecuador, Perú). Quito: Docutech.
  10. a b Boster, J.S. (2003). Arutam and Cultural Change. Antropologica 99-100, 165-185.
  11. a b c Metzner, R. (1999). Ayahuasca: Human Consciousness and the Spirits of Nature. Philadelphia: Running Press.
  12. Cronk, L., Chagnon, N. Irons, W. (2000). Adaptation and Human Behavior: An Anthropological Perspective. New York: Aldine de Grutyer.
  13. «BBC - Bruce Parry's Amazon - About The Journey - Peruvian Jungle». www.bbc.co.uk. Consultado el 1 de mayo de 2016. 
  14. Londoño Sulkin, C.D. (2012). People of substance : an ethnography of morality in the Colombian Amazon. Toronto: University of Toronto Press.
  15. Gorman, P., Fremin, J., & Maher, M. (2010). Ayahuasca in my blood: 25 years of medicine dreaming. Vancouver: Gorman Bench Press.
  16. Metzner, R. (1999). Ayahuasca: Human Consciousness and the Spirits of Nature. Philadelphia: Running Press.