Embajada a Tamorlán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Embajada a Tamorlán
de Ruy González de Clavijo
Manuscrito de la Embajada a Tamorlán.png
Manuscrito de la Embajada a Tamorlán.
Género Narrativo
Subgénero Literatura de viajes
País España
Fecha de publicación 1406
[editar datos en Wikidata]

Embajada a Tamorlán es un libro de viaje medieval escrito en 1406[1]​ por Ruy González de Clavijo cuyo contenido es una crónica completa y minuciosa de la embajada que este autor realizó, junto con el fraile dominico Alfonso Páez de Santamaría a la corte del rey Tamerlán en Samarcanda por decisión del rey Enrique III de Castilla.

La embajada a Tamorlán: una relación del viaje[editar]

Decidido a estrechar relaciones diplomáticas con las naciones que pudiesen conjurar la amenaza que suponía para Occidente la expansión de los turcos otomanos, el monarca castellano Enrique III envió una embajada en 1403 al emir turco-mongol Tamerlán, que pocos años antes había derrotado y hecho prisionero al sultán Bayaceto en la batalla de Angora. Al frente de la expedición diplomática marchó Ruy González de Clavijo y un dominico experto en lenguas y culturas extranjeras, Alfonso Páez de Santamaría. El viaje se prolongó por espacio de tres años, y la relación fue escrita a su regreso, en 1406.

En el relato pudo haber intervenido —si no escribir el libro entero— su compañero de expedición Alfonso Páez, pues era maestro en teología, y conocía el latín y probablemente el árabe. Además tendría dominio del italiano y acaso el griego o el persa. Tales conocimientos se reflejan, según López Estrada,[2]​ en los datos que se recogen sobre ritos bizantinos y armenios, en el hecho de aparecer como buen intérprete en varios lugares de la obra y en la cultura que demuestra al recoger noticias de la Antigüedad clásica (Paris, Helena, Príamo, las amazonas, Virgilio, Alejandro y su batalla contra el rey indio Poros). La autoría de fray Alfonso Páez fue propuesta en 1961 por Cirac Estopañán.[3]

La obra, en cualquier caso, está escrita con un estilo claro y directo, que se hace más vivo y suelto en sus últimos capítulos, incluso buscando la complicidad del lector. La estructura está bien trabada y el relato de los hechos y lugares es de gran exactitud, algo poco habitual en la literatura de viajes medieval. Asimismo, el libro incluye interesantes descripciones de costumbres y personajes orientales perfectamente engarzadas en el hilo estrictamente cronológico de la embajada, lo que la hace una obra entretenida y rigurosa. Todo ello convierte a la Embajada a Tamorlán en uno de los libros de viaje más amenos e interesantes, al par que precisos, de la literatura medieval española.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. «En cuanto a la fecha de realización de la obra, sabemos que los embajadores llegaron el 24 de marzo de 1406 a Alcalá de Henares, en donde estaba el Rey. Lo que se dice en el discurso de la Embajada implica que Enrique III gobierna el Reino; como murió el 25 de diciembre de ese mismo año, puede entenderse que la redacción de la obra se realizó entre ambas fechas del año de 1406.», Francisco López Estrada, «Introducción» a la edición de Ruy González de Clavijo, Embajada a Tamorlán, Madrid, Castalia (col. Clásicos Castalia, 242), 1999. ISBN 84-7039-831-8 pág. 35.
  2. Francisco López Estrada, op. cit., pp. 37-38.
  3. Sebastián Cirac Estopañán, «Tres monasterios de Constantinopla visitados por españoles en el año 1403», Mélanges Raymond Janin, en Revue des Études Byzantines, 19 (1961), pp. 358 - 381.

Referencias[editar]

  • Deyermond, Alan D., Historia de la literatura española, vol. 1: La Edad Media, Barcelona, Ariel, 2001 (1ª ed. 1973), pág. 276. ISBN 84-344-8305-X
  • González de Clavijo, Ruy, Embajada a Tamorlán, Francisco López Estrada (ed.), Madrid, Castalia (col. Clásicos Castalia, 242), 1999. ISBN 84-7039-831-8

Enlaces externos[editar]