Ellens dritter Gesang

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ellens dritter Gesang
Interpretada por la mezzosoprano Dorothea Fayne, acompañada al piano por Uwe Streibel.

Retrato de Franz Schubert hecho por Franz Eybl (1827)

Ellens dritter Gesang (Ellens Gesang III, D. 839, Op. 52 n.º 6), en español Tercera canción de Ellen, es un lied compuesto por Franz Schubert en 1825. Es una de sus obras más populares de Schubert grabada por un gran número y una gran variedad de cantantes con el título de Ave María en arreglos que difieren de la letra original. Franz Liszt hizo tres arreglos para piano.

Historia[editar]

La pieza es conocida a menudo como el Ave María de Schubert, pero fue compuesta originalmente como un arreglo de una canción popular del poema épico de Walter Scott La dama del lago (The Lady of the Lake),[1] en una traducción al alemán realizada por Adam Storck (1780-1822),[2] y por lo tanto forma parte del Liederzyklus vom Fräulein vom See de Schubert. En el poema de Scott, el personaje de Ellen Douglas, la «dama» de «el lago» (Loch Katrine en las Tierras Altas de Escocia), se ha ido con su padre para esconderse en la cercana «Cueva del duende» para evitar la venganza del rey a su anfitrión, Roderick Dhu, el jefe del Clan Alpin, quien los había cobijado desde que el rey los exilió. Ella canta una oración dirigida a la Virgen María (un Ave María), invocando su ayuda. Roderick Dhu, que está en lo más alto de la montaña guiando al clan a la guerra, no oye su canción.

Se dice que la pieza fue interpretada por primera vez en el castillo de la condesa Sophie Weissenwolff en la pequeña ciudad austriaca de Steyregg y que estaba dedicada a ella, lo que la llevó a ser conocida como «la dama del lago».[3]

Las palabras de apertura y el estribillo de la oración de Ellen, a saber, «Ave María», pudo conducir a la idea de adaptar la melodía de Schubert como un arreglo para el texto completo de la oración tradicional católica del Ave María. La versión latina del Ave María tiene ahora un uso muy frecuente que ha dado lugar a la idea errónea de que originalmente escribió la melodía como un arreglo el texto de la oración tradicional Ave María.

Posición dentro del ciclo[editar]

En 1825, Schubert compuso una selección de siete canciones sobre La Dama del Lago de Walter Scott. Fueron publicadas en 1826 como su op. 52. Las canciones no están destinadas a un intérprete o ejecutante individual: las tres canciones de Ellen son para una voz de mujer acompañada al piano, mientras que las canciones de Norman y el conde de Douglas fueron destinados al barítono Johann Michael Vogl. Las otras dos canciones están escritas una para cuarteto de voces masculinas y la otra para coro femenino.

  1. Ellens Gesang I D 837 Raste Krieger, Krieg ist aus / ¡Descansad, soldados! La guerra ha terminado
  2. Ellens Gesang II D 838 Jäger, ruhe von der Jagd / ¡Descansad, cazadores! La caza está hecha
  3. Bootgesang D 835 Triumph, er naht / El triunfo se acerca, para cuarteto vocal masculino
  4. Coronach (Canto fúnebre para mujeres) D 836 Er ist uns geschieden / Él ha llegado a la montaña, para coro femenino
  5. Normans Gesang D 846Die Nacht bricht bald herein / La noche caerá pronto
  6. Ellens Gesang III (Himno a la Virgen) D 839 Ave Maria! Jungfrau mild! / ¡Ave Maria! ¡dulce doncella!"
  7. Lied des gefangenen Jägers D 843 Mein Roß so müd / Mi corcel está cansado

Schubert compuso los textos de las canciones en lengua alemana. Sin embargo, con la excepción de la n.º 5, tenía la clara intención de publicar las canciones con los textos originales en inglés. Esto significaba encontrar las correspondencias a las traducciones, a veces muy libres, de Storck, por lo que hubo bastantes dificultades.

Texto[editar]

Se indica a continuación el texto original alemán,la traducción española y el himno a la Virgen de sir Walter Scott. [4]

Original Traducción Himno a la Virgen de Walter Scott
Ave Maria! Jungfrau mild,
Erhöre einer Jungfrau Flehen,
Aus diesem Felsen starr und wild
Soll mein Gebet zu dir hinwehen.
Wir schlafen sicher bis zum Morgen,
Ob Menschen noch so grausam sind.
O Jungfrau, sieh der Jungfrau Sorgen,
O Mutter, hör ein bittend Kind!
Ave Maria!


Ave Maria! Unbefleckt!
Wenn wir auf diesen Fels hinsinken
Zum Schlaf, und uns dein Schutz bedeckt
Wird weich der harte Fels uns dünken.
Du lächelst, Rosendüfte wehen
In dieser dumpfen Felsenkluft,
O Mutter, höre Kindes Flehen,
O Jungfrau, eine Jungfrau ruft!
Ave Maria!


Ave Maria! Reine Magd!
Der Erde und der Luft Dämonen,
Von deines Auges Huld verjagt,
Sie können hier nicht bei uns wohnen,
Wir woll'n uns still dem Schicksal beugen,
Da uns dein heil'ger Trost anweht;
Der Jungfrau wolle hold dich neigen,
Dem Kind, das für den Vater fleht.
Ave Maria!
¡Ave María! Virgen piadosa,
¡Escucha el ruego de una doncella!
Desde esta roca rígida y salvaje,
Mi oración llegará a ti.
Dormiremos protegidos hasta la mañana,
Aun si los hombres son tan crueles.
Oh Virgen, Mira las penas de una doncella,
¡Oh Madre!, escucha a tu hija suplicante!
¡Ave María!


¡Ave María! ¡Inmaculada!
Cuando sobre estas piedras caigamos
En sueño, y tú nos protejas bajo tu manto
Las duras rocas nos parecerán suaves.
Sonríes, y el aroma de las rosas flota
Sobre este abismo sin aire,
Oh Madre, escucha la suplica de tus hijos,
¡Oh Virgen, una doncella te llama!
¡Ave María!


¡Ave María! ¡Servidora pura!
Los demonios de la tierra y el aire,
De tus ojos huyen,
No pueden vivir aquí con nosotros,
Nos someteremos al tranquilo destino,
Porque tu consuelo sanador sopla sobre nosotros;
Esta doncella a ti piadosa se inclina,
La niña, que suplica por su padre.
¡Ave María!
Ave Maria! maiden mild!
Listen to a maiden's prayer!
Thou canst hear though from the wild;
Thou canst save amid despair.
Safe may we sleep beneath thy care,
Though banish'd, outcast and reviled –
Maiden! hear a maiden's prayer;
Mother, hear a suppliant child!
Ave Maria!


Ave Maria! undefiled!
The flinty couch we now must share
Shall seem with down of eider piled,
If thy protection hover there.
The murky cavern's heavy air
Shall breathe of balm if thou hast smiled;
Then, Maiden! hear a maiden's prayer,
Mother, list a suppliant child!
Ave Maria!


Ave Maria! undefiled!
The flinty couch we now must share
Shall seem with down of eider piled,
If thy protection hover there.
The murky cavern's heavy air
Shall breathe of balm if thou hast smiled;
Then, Maiden! hear a maiden's prayer,
Mother, list a suppliant child!
Ave Maria!

Uso en la Película de Disney Fantasia[editar]

Anuncio de la película en 1942

Walt Disney usó la canción de Schubert en la parte final de su película Fantasia, donde la encadenó con la melodía de Una noche en el Monte Pelado de Modest Mussorgsky en uno de los mas famosos pastiche. El final de la obra de Mussorgsky combina casi sin interrupción con el principio de la melodía de Schubert, y como Deems Taylor observó, las campanadas de Una Noche en el Momte Pelado, originalmente quieren señalar la llegada del amanecer, que causa que el demonio Chernobog detenga su obcuro culto y los fantasmas retornen a las tumbas, pareciendo que las campana de la iglesia señalan el principio de los oficios religiosos. Se muestra una procesión de monjes caminando. Esta versión tiene también tres estrofas, como el original de Schubert, pero sólo la tercera estrofa aparece en la película (un verso de la última estrofa se repite parcialmente para mostrar como se canta en la película):

Ave Maria!
Now your ageless bell
so sweetly sounds for listening ears,
from heights of Heaven to brink of Hell
in tender notes have echoed through the years.
Aloft from earth's far boundaries
Each poor petition, every prayer,
the hopes of foolish ones and wise
must mount in thanks or grim despair.
Ave Maria!

Ave Maria!
You were not spared one pang of flesh, or mortal tear;
So rough the paths your feet have shared,
So great the bitter burden of your fear.
Your heart has bled with every beat.
In dust you laid your weary head,
the hopeless vigil of defeat was yours
and flinty stone for bread
Ave Maria!

Ave Maria! Heaven's Bride.
The bells ring out in solemn praise,
for you, the anguish and the pride.
The living glory of our nights,
of our nights and days.
The Prince of Peace your arms embrace,
while hosts of darkness fade and cower.
Oh save us, mother full of grace,
In life and in our dying hour,
Ave Maria!

La versión interpretada en Fantasía es un arreglo de Leopold Stokowski especialmente hecho para la película, y difiere de la versión original, que es para voz solista y piano. La versión de la película es para soprano y coro mixto, acompañados por la sección de cuerdas de la Philadelphia Orchestra. La solista es Julietta Novis. La escena del Ave Maria fue posteriormente adaptada como película de fondo para el villancico Noche de Paz en el video Very Merry Christmas Songs, que forma parte de la serie de videos Disney conocidos en español como Canta con nosotros,

Resonancias culturales[editar]

Entre las interpretaciones más famosas destaca la de la cantante brasileña Carmen Monarcha.

Además de la versión de Amira Willighagen quien canto la misma en las semifinales del concurso de talentos Holland's Got Talent en 2013.

Referencias[editar]

  1. Spaeth, p. 114.
  2. Das Fräulein vom See: Ein Gedicht in sechs Gesängen von Walter Scott. Aus dem Englischen, und mit einer historischen Einleitung und Anmerkungen von D. Adam Storck, Professor in Bremen. Essen, bei G. D. Bädeker, 1819
  3. «The Schubert Institute» (en inglés). Archivado desde el original el 19 de noviembre de 2015. Consultado el 15 de abril de 2010. 
  4. «Infocatólica». 

Bibliografía[editar]

  • Spaeth, Sigmund (2005). Stories Behind the World's Great Music. Whitefish, Montana: Kessinger Publishing. 

Enlaces externos[editar]