Elias Howe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Elias Howe
Elias Howe portrait.jpg
Elias Howe
Nacimiento 9 de julio de 1819
Spencer, Massachusetts
Fallecimiento 3 de octubre de 1867
Nueva York
Educación aprendiz de mecánico y maquinista
Ocupación Inventor

Elias Howe (Spencer, Massachusetts, 9 de julio de 1819 - 3 de octubre de 1867), fue un inventor americano, pionero en la creación de la máquina de coser, aunque no fuese su inventor (fue Walter Hunt).

Biografía[editar]

Howe nació el 9 de julio 1819, hijo del Dr. Elias Howe y de Polly Howe (Bemis) en Spencer, Massachusetts. Pasó su infancia y su juventud en Massachusetts, donde trabajó de aprendiz en una fábrica textil en Lowell a comienzos de 1835. Tras el cierre de la fábrica debido al Pánico de 1837 se mudo hacia [Cambridge, Massachusetts] para trabajar como mecánico en maquinaria de cardado, como aprendiz junto con su primo Nathaniel P. Banks. A partir de 1838, fue aprendiz en el taller de Ari Davis, un maestro mecánico en Cambridge que se especializó en la fabricación y reparación de cronómetros y otros instrumentos de precisión.[1] Fue trabajando con Davis donde Howe se apoderó de la idea de la máquina de coser.

En septiembre de 1846 se le concedió la primera patente de una máquina de coser. La patente fue denunciada ante los tribunales en la década de 1850, debido a que el invento pertenecía a Walter Hunt que lo había inventado anteriormente sin haberla patentado. Lo que realmente Howe hizo fue perfeccionar y remodelar la máquina de coser.

Murió el 3 de octubre de 1867. Lo enterraron en el cementerio de Gravesend en Nueva York.

Elias Howe en la literatura[editar]

En el capítulo "Sueño Creativo" del libro "El Método Silva De Control Mental", José Silva relata la manera en que un sueño que tuvo Howe influenció en el perfeccionamiento de su invención:

Imagine lo que Freud diría acerca de este sueño: un hombre se encontraba en medio de la selva rodeado de salvajes. Se estaban acercando a él en actitud amenazadora, alzando y bajando sus lanzas. Cada lanza tenía un agujero en su punta. Cuando se despertó, vio su sueño como la respuesta a un problema que había obsesionado su trabajo: cómo diseñar una máquina de coser. Podía hacer que la aguja subiera y bajara, pero no que cosiera... hasta que su sueño le dijo que hiciera un agujero en la punta. El hombre era Elias Howe, inventor de la primera máquina de coser práctica.

Fuentes[editar]

Inventores

Referencias[editar]