Electroescáner

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El electroescáner es un sistema electrónico que sirve para la localización de fugas de agua. Es una técnica no intrusiva,[1]​ lo que permite determinar el punto exacto donde se produce la pérdida de agua sin necesidad de excavar grandes superficies de terreno, evitando costes económicos y materiales.

El sistema fue desarrollado por la empresa española FugaTec[2]​ en el año 2009. El Ministerio de Industria de España, dirigido por el Ministro Miguel Sebastián, concedió la patente en exclusiva hasta el año 2029 certificando el avance conseguido en el campo de la ciencia aplicada a la sociedad civil.

Tipos de electroescáner[editar]

Actualmente, existen dos tipos de sistemas.

  • Los denominados de tipo uno o escáner de tuberías. Está dirigido a la localización de fugas de agua en tuberías de piscinas, tuberías de desagüe en viviendas e industria y en tuberías de alimentación. Este electroscáner está diseñado para localizar fugas de agua con un margen de error menor a 25 cm.
  • Los de tipo dos o escáner de presas hidráulicas, vasos de piscina y cubiertas planas. Está diseñado para la localización de fugas de agua en presas (y grandes acumulaciones de agua) y permite realizar el trabajo hasta a 400 metros de profundidad. También se está aplicando en vasos de piscinas y cubiertas planas. La exactitud de este sistema tiene un margen de error de entre 0,1 a 1 metro, lo que permite abaratar costes a las empresas hidroeléctricas y a los poderes públicos.

Otros usos del electroescáner[editar]

En la actualidad, FugaTec está investigando las posibilidades de este sistema para otras aplicaciones en diferentes campos de actuación. Diversas empresas y organismos han mostrado interés para desarrollar otro tipo de herramientas y técnicas de trabajo con fines solidarios.

Referencias[editar]