Elecciones presidenciales de Uruguay de 1999

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
← 1994 • Bandera de Uruguay • 2004 →
Elecciones presidenciales de Uruguay de 1999
Presidente para el período 2000-2005
Domingo 31 de octubre de 1999 (1ra vuelta)
Domingo 28 de noviembre de 1999 (2da vuelta)
Tipo Presidencial

Demografía electoral
Hab. inscritos 2,402,160
Votantes 1.ª vuelta 2,204,884
Participación
  
91.70 % Green Arrow Up.svg 1.3 %
Votos válidos 2,147,149
Votos en blanco 22,433
Votos nulos 35,302
Votantes 2.ª vuelta 2,206,112
Participación
  
91.84 % Green Arrow Up.svg 0.1 %
Votos válidos 2,140,486
Votos en blanco 42,574
Votos nulos 23,052

Resultados
Jorge Batlle.jpg
Jorge Batlle – Partido Colorado
Votos 1.ª vuelta 703,915
Votos 2.ª vuelta 1,158,708 Red Arrow Down.svg 99.8 %
Senadores obtenidos 10 Gray Rectangle Tiny.svg 0
Diputados obtenidos 33 Green Arrow Up.svg 1
  
32.80 %
  
54.13 %
Tabaré26022007.jpg
Tabaré Vázquez – Partido Socialista
Votos 1.ª vuelta 861,202
Votos 2.ª vuelta 982,049 Green Arrow Up.svg 14 %
Senadores obtenidos 12 Green Arrow Up.svg 3
Diputados obtenidos 40 Green Arrow Up.svg 9
  
40.10 %
  
45.87 %
Luisalbertolacalle2.jpg
Luis Alberto Lacalle – Partido Nacional
Votos 1.ª vuelta 478,980
Senadores obtenidos 7 Red Arrow Down.svg 3
Diputados obtenidos 22 Red Arrow Down.svg 9
  
22.30 %

Composición de la Cámara de Representantes
Elecciones presidenciales de Uruguay de 1999
  40   Frente Amplio   33   Partido Colorado
  22   Partido Nacional   4   Nuevo Espacio

Composición del Senado
Elecciones presidenciales de Uruguay de 1999
  12   Frente Amplio   10   Partido Colorado
  7   Partido Nacional   1   Nuevo Espacio

Coat of arms of Uruguay.svg
Presidente de Uruguay

Las elecciones presidenciales de Uruguay de 1999 para el periodo 2000-2005 se realizó en dos vueltas; la primera tuvo lugar el día domingo 31 de octubre de 1999. Por su parte, el domingo 28 de noviembre se realizó el balotaje, en el cual resultó ungido presidente el doctor Jorge Batlle Ibáñez.

Generalidades[editar]

En estos comicios, se inauguró el sistema de candidato único a la Presidencia por partido. Las fórmulas presidenciales que se presentaron a estos comicios (electos en las elecciones internas de abril de ese año) fueron:

Según lo preceptuado en la por entonces novel Constitución de 1997, como ningún candidato logró la mayoría absoluta, se realizó una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados el día domingo 28 de noviembre. El candidato colorado Jorge Batlle resultó ganador en la segunda vuelta, derrotando a Tabaré Vázquez. Asumió el cargo el 1 de marzo de 2000, sustituyendo al anterior presidente Julio María Sanguinetti.

Junto a la elección de Presidente se votó el cargo de vicepresidente, correspondiendo a Luis Hierro López, y los cargos de los 30 senadores y 99 diputados. El Senado de la XLV Legislatura quedó compuesto por 12 senadores del Encuentro Progresista-Frente Amplio, 7 del Partido Nacional, 10 del Partido Colorado y 1 del Nuevo Espacio. Por su parte, la Cámara de Diputados de la XL Legislatura quedó integrada con 40 diputados frenteamplistas, 33 colorados, 22 blancos y 4 nuevoespacistas.

Cabe destacar, entre otras innovaciones, que fue la primera vez que se no se votó simultáneamente a Intendentes y Juntas Departamentales, lo cual tuvo lugar en los comicios municipales de mayo de 2000. Esto fue notorio, pues faltó el peso de muchos caudillos locales en la hasta entonces habitual práctica de acarrear votos. Como también la prohibición de conformar sublemas a nivel de listas a diputados, que desmotivó a muchísimos dirigentes.

Resultados[editar]


Primera vuelta[editar]

En la primera vuelta, ningún candidato obtuvo la mayoría absoluta del voto popular.

Partido político Candidato presidencial Votos Porcentaje Senadores Diputados Resultado
Bandera del Frente Amplio.svg Encuentro Progresista-Frente Amplio Tabaré Vázquez - Rodolfo Nin Novoa 861.202 39,06%
12/30
40/99
Balotaje
Flag of Colorado Party (Uruguay).svg Partido Colorado Jorge Batlle Ibáñez - Luis Hierro López 703.915 31,93%
10/30
33/99
Flag of the National Party (Uruguay).svg Partido Nacional Luis Alberto Lacalle - Sergio Abreu 478.980 21,72%
7/30
22/99
Flag of None.svg Nuevo Espacio Rafael Michelini - Pablo Mieres 97.943 4,44%
1/30
4/99
UC.jpg Unión Cívica Luis Pieri - Maria Dini 5.109 0,23%
0/30
0/99
Plebiscitos Autonomía de recursos para el Poder Judicial 950.152 43,1 % No aprobado
Plebiscito para impedir que Directores y
Entes Autónomos realicen actividad política
842.130 38,2 % No aprobado
Votos anulados 22.240 1,01 %
Votos en blanco 22.433 1,02 %
Votos observados anulados 222 0,01 %
Total de votos válidos 2.159.989
Total de votos emitidos 2.204.884
Total de electores habilitados 2.402.160

Fuente: Archivo Electoral de Adam Carr

Segunda vuelta[editar]

Si bien Vázquez obtuvo una ventaja de más del 7% sobre Batlle en la primera vuelta, en el balotaje un 90% de los votantes de Lacalle se volcaron masivamente a Batlle, otorgándole la victoria electoral con un cómodo margen del 8%.

Una aclaración pertinente: A partir de las modificaciones electorales introducidas por la reforma constitucional de 1996, que introducía el balotaje o segunda vuelta electoral para el cargo de Presidente de la República, empezaron a tomar mayor relevancia los votos en blanco y anulados. Esto es debido a que la normativa que determina la existencia de una segunda vuelta a nivel presidencial obliga a que un candidato obtenga el 50% de los votos emitidos (válidos + blancos + anulados) en las elecciones de octubre o primera vuelta, para evitar que se produzca una segunda vuelta en noviembre (artículo 151 de la Constitución). Desde entonces, se ha vuelto un hecho común contabilizar los votos blancos o anulados como votos válidos en las elecciones de todo tipo en Uruguay, sean de tipo presidencial, legislativo o municipal, tal como los votos que efectivamente expresan una preferencia por un lema y candidato determinado. Considerando que durante casi un siglo nunca se tomaron en cuenta en el cálculo de porcentajes los votos en blanco o nulos, vale ahora aclarar que a partir de esta elección, el cálculo del porcentaje de votos recibido por cada candidato o lema toma en cuenta los votos válidos, aunque también se puede calcular a partir de los votos emitidos. En la elección legislativa esta disyuntiva no se plantea, dado que el voto en blanco o nulo no contabiliza para la adjudicación de bancas legislativas, como tampoco en lo municipal, para la adjudicación de curules en las Juntas Departamentales. En el caso de las elecciones internas de los partidos políticos, tampoco, en el sentido que no contabiliza para la adjudicación de cargos para los cargos de convencional para la integración del Organismo Deliberativo Nacional o del Organismo Deliberativo Departamental.

Partido político Fórmula presidencial Votos al partido Porcentaje de votos válidos Porcentaje de votos emitidos Resultado
Flag of Colorado Party (Uruguay).svg Partido Colorado Jorge Batlle - Luis Hierro Lopez 1.158.708 54,13 % 52,52 % Fórmula ganadora
Bandera del Frente Amplio.svg Frente Amplio Tabare Vazquez - Rodolfo Nin Novoa 981.778 45,87 % 44,53 % Fórmula perdedora
Votos en blanco 42.574 - 1,93 %
Votos anulados 21.469 - 0,97 %
Votos observados anulados 1.583 - 0,07 %
Total de votos válidos 2.140.486
Total de votos emitidos 2.206.112
Total de electores habilitados 2.402.160


Fuentes: 1) Elecciones 1999-2000 Bottinelli et al., Instituto de Ciencia Política, Ediciones de la Banda Oriental, 2000, pag. 350. 2) Uruguay después del Balotaje, el imapacto de la reforma y el nuevo escenario político, Pedro Cribari (coordinador), Colección Aportes, Editorial Cauce, 1999, pag. 159.

Consecuencias[editar]

Esta elección marcó muchos cambios en la conducta del electorado, y obligó a los políticos a replantearse muchas costumbres de larga data.

El electorado se habituó a un ciclo electoral de un año, que arranca con las elecciones internas y finaliza al año siguiente con las municipales; y también comenzó a animarse con más frecuencia a votar a candidatos de partidos diferentes, flexibilizándose el antiguo hábito de "votar siempre al mismo partido".

Los políticos, por su parte, ingresaron en una nueva época, en la cual cada líder es dueño de sus votos, no es posible acumular con otro candidato con la misma facilidad que antes (se desalientan las antiguas "cooperativas de votos") y, tal vez lo más importante, cada partido se ve imperiosamente obligado a buscar caminos de unidad en aras de ganar las elecciones presidenciales, con lo cual se relativiza la antigua costumbre de presentar dentro de un mismo partido candidatos a la Presidencia con ideologías a menudo opuestas.

Enlaces externos[editar]