Elecciones generales de España de 1936

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
← 1933 • Bandera de España • 1977 →
Elecciones generales de 1936
473 escaños en el Congreso de los Diputados
16 y 23 de febrero de 1936

Resultados
Indalecio Prieto, 1936 (cropped).jpg
PSOE – Indalecio Prieto
Escaños obtenidos 99 Green Arrow Up.svg 67.8%
  
20.9%
José María Gil-Robles (cropped).jpg
CEDA – José María Gil-Robles
Escaños obtenidos 88 Red Arrow Down.svg 23.5%
  
18.6%
President Azaña (cropped).jpg
IR – Manuel Azaña
Escaños obtenidos 87  
  
18.4%
Diego Martínez Barrio.JPG
UR – Diego Martínez Barrio
Escaños obtenidos 37  
  
7.8%
Lluís Companys.png
ERC – Lluis Companys
Escaños obtenidos 21 Green Arrow Up.svg 23.5%
  
4.4%
Хосе Диас республиканец Испания (cropped).JPG
PCE – José Díaz
Escaños obtenidos 17 Green Arrow Up.svg 1600%
  
3.5%

Presidente del Gobierno

Los días 16 y 23 de febrero de 1936 se celebraron en España las terceras elecciones generales, y últimas, de la Segunda República Española. Las elecciones dieron el triunfo a la coalición de izquierdas denominada Frente Popular (Front d'Esquerres en Cataluña), que, con más del 60% de los diputados electos, agrupaba a Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Izquierda Republicana (IR), Unión Republicana (UR), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Partido Comunista de España (PCE), Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM), Partido Sindicalista y otros. Sin embargo, no obtuvieron el 50% en cuanto a voto se refiere. Es difícil calcular cuántos votos recibió cada partido, ya que la ley electoral era por listas abiertas, y no es posible decir cuántos votos obtuvo cada candidatura, ya que los votantes podían elegir candidatos de distintas listas para cada uno de los escaños de su circunscripción. Lo cierto es que el gobierno nunca publicó los resultados en su integridad.[1]

Según disponía la Ley Electoral vigente, la mecánica de adjudicación de las actas de diputados era compleja y necesitaba de tiempo para llevar a cabo el escrutinio general, una segunda vuelta donde fuera necesario y la discusión de las Actas en el Parlamento. En 1933 el Presidente del Gobierno dirigió la segunda vuelta presentando al Parlamento los resultados. La dimisión de Portela Valladares el 19 de febrero va a permitir al Frente Popular la ocupación del Gobierno para, desde él, acabar de redondear los resultados y forzar la mayoría. La dimisión de Portela arrastró la de muchos gobernadores provinciales que dimitieron aterrados sin esperar la llegada de unos sustitutos adecuados.[nb 1]

Las coaliciones electorales[editar]

En abril de 1935, Manuel Azaña alcanzó un pacto de "Conjunción Republicana" entre su propio partido Izquierda Republicana, la Unión Republicana de Diego Martínez Barrio y el Partido Nacional Republicano de Felipe Sánchez Román. A mediados de noviembre de 1935 Azaña ofreció al PSOE la formación de una coalición electoral en base a ese acuerdo,[2] pero mientras que el sector socialista encabezado por Indalecio Prieto lo apoyaba, el sector encabezado por Francisco Largo Caballero era reticente al mismo y para reforzar la parte “obrera” de la coalición impuso la inclusión del Partido Comunista de España (PCE) en el mismo, lo que motivó la salida de la Conjunción Republicana del partido de Sánchez Román. La firma del pacto de la coalición electoral entre los republicanos de izquierda y los socialistas tuvo lugar el 15 de enero de 1936. El PSOE cuando estampó su firma lo hizo también en nombre del PCE y de otras organizaciones obreras (el Partido Sindicalista de Ángel Pestaña y el POUM).[3]

El programa de la coalición, que comenzó a ser llamada “Frente Popular”, a pesar de que ese término no aparecía en el documento firmado el 15 de enero y de que era un nombre que nunca aceptó Azaña,[4] era el de los republicanos de izquierda (y sólo se mencionaban las aspiraciones de las fuerzas “obreras” con las que los republicanos de izquierda no estaban de acuerdo). El programa incluía, en primer lugar, la amnistía para los delitos "políticos y sociales" (el excarcelamiento de todos los detenidos por la “Revolución de Octubre”), la continuidad de la legislación reformista del primer bienio y la reanudación de los procesos de autonomía de las "regiones", que llevaba aparejada la reforma del Tribunal de Garantías Constitucionales. El gobierno estaría formado exclusivamente por republicanos de izquierda y los socialistas le darían su apoyo desde el parlamento para cumplir el programa pactado. Así pues, la alianza de 1936 era circunstancial, limitada a las elecciones, y por tanto bien diferente a la de 1931.[5]

Frente a la coalición electoral de las izquierdas, las derechas no pudieron oponer como en 1933 un frente homogéneo, porque la CEDA, en su intento de obtener el poder y evitar el triunfo de la izquierda, se alió en unas circunscripciones con las fuerzas antirepublicanas (monárquicos alfonsinos, carlistas) y en otras con el centro-derecha republicano (radicales, demócrata-liberales, republicanos progresistas), por lo que fue imposible presentar un programa común. Lo que pretendía formar Gil Robles era un "Frente Nacional Antirrevolucionario" o un “Frente de la Contrarrevolución”, basado más en consignas “anti” que en un programa concreto de gobierno, para sumar el mayor número de fuerzas políticas e impedir el triunfo de la izquierda (“Contra la revolución y sus cómplices”, fue uno de sus eslóganes; “¡Por Dios y por España!” fue otro; y planteó la campaña como una batalla entre la “España católica... y la revolución espantosa, bárbara, atroz”). No se reeditó, pues, la Unión de Derechas de 1933 como exigían los monárquicos, por lo que los alfonsinos de Renovación Española se presentaron en varias circunscripciones en solitario con el nombre de Bloque Nacional, cuyo líder era José Calvo Sotelo.[6] [7]

A las elecciones también se presentó una tercera opción “centrista” encabezada por el presidente del gobierno Portela Valladares y auspiciada por quien le había nombrado, el presidente de la República Niceto Alcalá-Zamora, que pretendía consolidar un centro republicano que superara la bipolarización surgida de la Revolución de Octubre. Esta fue una de las razones que les decidieron a convocar elecciones.[6]

Candidatos proclamados[editar]

El 9 de febrero se hace la proclamación de candidatos. En total 1.025 para cubrir los 473 puestos.

Resumen de candidatos proclamados[8]
Derechas Candidatos Izquierdas Candidatos
Confederación Española de Derechas Autónomas (José María Gil-Robles) 177 Unión Republicana (Diego Martínez Barrio) 52
Renovación Española (José Calvo Sotelo) 40 Izquierda Republicana (Manuel Azaña) 120
Comunión Tradicionalista 32 Partido Socialista Obrero Español (Francisco Largo Caballero) 125
Monárquicos independientes 13 Partido Comunista de España (José Díaz Ramos) 85
Partido del Centro Democrático (Manuel Portela Valladares) 89 Partido Sindicalista (Ángel Pestaña) 1
Partido Republicano Radical (Alejandro Lerroux) 88 Esquerra Republicana de Catalunya (Luis Companys) 30
Partido Republicano Liberal Demócrata (Melquiades Álvarez) 8 Partido Nacionalista Vasco (Doroteo de Ziáurriz) 12
Partido Agrario Español (José Martínez de Velasco) 33 Partido Obrero de Unificación Marxista (Joaquín Maurín) 1
Partido Republicano Conservador (Miguel Maura) 19
Republicanos independientes 23
Lliga Catalana (Francisco Cambó) 21
Independientes 37
Falange Española de las JONS (José Antonio Primo de Rivera) 44
Total derechas 624 Total izquierdas 363

El distrito que aportaba el mayor número de diputados era el correspondiente a la ciudad de Barcelona con 20 diputados, 16 asignados a la mayoría y 4 a la minoría. A la candidatura del Frente Popular de Luis Companys Jover se enfrenta el Frente Catalán de Orden de Juan Ventosa Calvell.

En el distrito de Madrid, capital se elegían 17 diputados, correspondiendo 13 a la mayoría y 4 a la minoría. Optaban a la mayoría dos candidaturas, la del Frente Popular encabezada por Francisco Largo Caballero y la del autodenominado Frente Nacional Contrarrevolucionario de José María Gil-Robles. La tercera, Falange Española, de José Antonio Primo de Rivera, era testimonial y estaba formada por solo cuatro candidatos.

El Frente Nacional Contrarrevolucionario denunció el robo y desaparición de actas electorales favorables en nueve provincias, aunque no aportó pruebas a sus denuncias.

Resultado[editar]

Voto popular[editar]

La participación fue del 76% del censo,[9] aunque otros historiadores dan la cifra del 72,9%. De todas formas fueron las elecciones que registraron la participación más alta de las tres que tuvieron lugar durante la Segunda República, lo que se atribuyó al voto obrero que no siguió las habituales consignas abstencionistas de los anarquistas.[10]

El sistema electoral de listas abiertas en vigor durante la Segunda República permitía a cada elector repartir sus votos entre candidatos de todas las tendencias políticas. Por ello, si bien se conocen con exactitud los votos obtenidos por cada candidato individualmente, es difícil cuantificar el apoyo popular recibido por cada partido o coalición. No obstante se han realizado cálculos que tratan de estimar cuántos electorales votaron “a izquierdas”, “a derechas” o “a centro”. La primera estimación fue realizada por la Secretaría General de la Presidencia de la República:[11]

Izquierdas Centro Derechas
Sufragios (estimación) 4.363.903 556.008 4.155.153
Porcentaje de sufragios (estimación) 48% 6% 46%

El estudio más completo sobre los resultados y en general sobre las elecciones de 1936, que sigue siendo el que realizó en los años 70 el historiador Javier Tusell, arroja unas cifras similares, es decir, un reparto muy equilibrado de votos con una leve ventaja de las izquierdas (47,1%) sobre las derechas (45.6%), mientras el centro se limitó al 5,3%. Por otro lado, el hispanista británico Gerald Brenan asigna a las izquierdas 4,7 millones de votos (51,5%), alrededor de 4 millones de votos a las derechas (~44%) y 450 000 al centro (4,5%).[12] Pero como el sistema electoral republicano primaba a los ganadores esto se tradujo en una holgada mayoría para la coalición del “Frente Popular”.[13]

A continuación se adjunta una tabla con los resultados de las elecciones en votos. Los resultados totales que aquí aparecen hacen referencia a las candidaturas compuestas por listas completas, pero no incluyen a los candidatos "sueltos" que concurrieron a las elecciones. En base a los estudios históricos, el total de votos sería de unos 9.792.700, aunque teniendo en cuenta el patrón empleado de listas completas sería de 9.465.600, como aparece aquí. Por tanto, algunos de los resultados en número de votos que aparecen aquí no son completos. Para más información véanse las notas aclaratorias.

Mapa del resultado de las elecciones de febrero de 1936 por provincias: en las que ganó la izquierda marcadas en rojo, en las que ganó la derecha en azul y en las que ganó el centro en verde.
Partido/Coalición Abr. # de votos % de votos
  Frente Popular FP 3,750,900 39.63
Front d’Esquerres[nb 2] FE 700.400 7,40
Total del Frente Popular: 4.451.300 47,03
  CEDA y Renovación Española[nb 3] CEDA-RE 1.709.200 18,06
CEDA y Partido Republicano Radical[nb 4] CEDA-PRR 943.400 9.97
CEDA y Partidos centristas[nb 5] CEDA-PCNR 584.300 6,17
Front Català d'Ordre - Liga Catalana LC 483.700 5,11
CEDA y Partido Republicano Progresista[nb 6] CEDA-PRP 307.500 3,25
CEDA y Partido Republicano Conservador[nb 7] CEDA-PRC 189.100 2,00
CEDA y Partido Republicano Liberal Demócrata[nb 8] CEDA-PRLD 150.900 1,59
Partido Agrario Español[nb 9] PAE 30.900 0,33
Total de las Candidaturas de derechas: 4.375.800 46,48
Partido del Centro Democrático[nb 10] PCD 333.200 3,51
Partido Nacionalista Vasco PNV 150.100 1,59
Partido Republicano Radical[nb 11] PRR 124.700 1,32
Partido Republicano Conservador[nb 12] PRC 23.000 0,24
Partido Republicano Progresista[nb 13] PRP 10.500 0,11
Falange Española y de las JONS[nb 14] 6.800 0,07
Total[nb 15] 9.465.600 100
Fuente: historiaelectoral.com

Reparto de escaños[editar]

La segunda vuelta electoral se efectuó en aquellos sitios donde la lista electoral más votada había recibido menos del 40% de los votos: Álava, Guipúzcoa, Vizcaya, Castellón y Soria. Las coacciones provocaron la retirada de los candidatos derechistas o su derrota incluso en aquellos lugares en que se había obtenido la victoria parcial en la primera vuelta. Así, en las provincias vascongadas el doctor Berástegui, vicario general del obispado de Vitoria, declaró que los reaccionarios eran tan católicos como las llamadas derechas y que lícitamente se les podía votar. Ante esta declaración el Frente Nacional Contrarrevolucionario retira sus candidaturas recomendando que votaran la candidatura nacionalista.[14]

Por fraudes atribuidos a las derechas durante la emisión de los votos, se declararon nulas las elecciones de Cuenca y Granada. El 3 de abril quedaba constituidan las Cortes Españolas con 21 puestos vacantes. A comienzos de mayo se repitieron las elecciones en Cuenca y Granada. En Granada las derechas se retiraron y, en Cuenca se registró un triunfo del Frente Popular. Tras la segunda vuelta, los recortes de la Comisión de Actas y la repetición de las elecciones en Granada y Cuenca, la composición de la Cámara quedaba así:[15] [16]

Elecciones generales españolas, 16 de febrero de 1936

Partido Primera vuelta
(Febrero)
Escaños finales
(Mayo)
% Esc. +/-[nb 16]
  Partido Socialista Obrero Español (PSOE)
88 / 473
99 / 473
20,9 Crecimiento 40
  Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA)
101 / 473
88 / 473
18,6 Decrecimiento 27
  Izquierda Republicana (IR)
79 / 473
87 / 473
18,4
  Unión Republicana (UR)
34 / 473
37 / 473
7,8
  Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
22 / 473
21 / 473
4,4 Crecimiento 4
  Partido Comunista de España (PCE)
14 / 473
17 / 473
3,5 Crecimiento 16
  Partido del Centro Democrático (PCD)
21 / 473
17 / 473
3,5
  Renovación Española (RE)
10 / 473
12 / 473
2,5 Decrecimiento 2
  Lliga Catalana
12 / 473
12 / 473
2,5 Decrecimiento 12
  Partido Agrario Español (PAE)
1 / 473
10 / 473
2,1 Decrecimiento 20
  Comunión Tradicionalista (CT)
15 / 473
9 / 473
1,9 Decrecimiento 11
  Partido Nacionalista Vasco (PNV)
12 / 473
9 / 473
1,9 Decrecimiento 2
  Partido Republicano Progresista (PRP) a
6 / 473
6 / 473
1,2 Crecimiento 3
Independientes de derechas
10 / 473
7 / 473
1,5 Decrecimiento 11
  Partido Republicano Radical (PRR) a
6 / 473
5 / 473
1,1 Decrecimiento 97
  Acció Catalana Republicana (ACR) b
5 / 473
5 / 473
1,1
Republicanos de centro independientes
0 / 473
4 / 473
0,8 Decrecimiento 1
  Unió Socialista de Catalunya (USC) b
3 / 473
3 / 473
0,8 Crecimiento 1
Independientes de izquierdas
4 / 473
3 / 473
0,6 Crecimiento 3
  Partido Republicano Conservador (PRC)
2 / 473
3 / 473
0,6 Decrecimiento 14
  Partido Galeguista (PG) c
3 / 473
3 / 473
0,6 Crecimiento 3
Partido Republicano Democrático Federal (PRDF)
2 / 473
2 / 473
0,4 Decrecimiento 2
Partido Republicano Liberal Demócrata (PRLD) d
1 / 473
2 / 473
0,4 Decrecimiento 7
Partit Nacionalista Republicà d'Esquerra (PNRE) b
1 / 473
2 / 473
0,4
Unió de Rabassaires b
2 / 473
2 / 473
0,4 Crecimiento 1
  Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM) b
1 / 473
1 / 473
0,2
Partido Sindicalista
1 / 473
1 / 473
0,2
  Partido Nacionalista Español (PNE) d
1 / 473
1 / 473
0,2 Sin cambios 0
Partit Català Proletari (PCP) b
1 / 473
1 / 473
0,2
Esquerra Valenciana (EV) b
1 / 473
1 / 473
0,2
Partido Regionalista de Mallorca (PRM)
0 / 473
1 / 473
0,2 Sin cambios 0
Partido Mesócrata
0 / 473
1 / 473
0,2
  Falange Española de las JONS
0 / 473
0 / 473
Decrecimiento 1
Notas

a Se integraron en el grupo parlamentario Republicano junto al PCD.
b Se integraron en el grupo parlamentario Esquerra Catalana junto a ERC.
c Se integró en el grupo parlamentario Izquierda Republicana junto a IR.
d Se integraron en el grupo parlamentario Bloque Nacional junto a RE.

Los resultados electorales, además de la gran novedad de la desaparición electoral del Partido Radical (que pasó de 104 diputados en 1933 a sólo 5 en 1936), mostraron la consolidación de tres grandes fuerzas políticas: los republicanos de izquierda (con 125 diputados: 87 de Izquierda Republicana y 38 de Unión Republicana), más la CEDA por su derecha (pasó de 115 diputados en 1933 a 88, mientras el Partido Agrario pasaba de 36 a 11); y el PSOE por su izquierda (de 58 diputados pasaba a 99). El PCE entraba en el parlamento con 17 diputados, también el Partido Sindicalista y el POUM, con un diputado cada uno.[10]

En total el "Frente Popular” contaba con 263 diputados (incluidos los 37 del “Front d’Esquerres” de Cataluña) la derecha tenía 156 diputados (entre ellos sólo un fascista, que era del Partido Nacionalista Español, ya que Falange Española no se quiso integrar en las coaliciones de la derecha porque le ofrecieron pocos puestos y decidió presentarse en solitario: José Antonio Primo de Rivera se presentó por Cádiz y no salió elegido, por lo que no pudo renovar su acta de diputado y perdió la inmunidad parlamentaria) y los partidos de centro-derecha (incluyendo en ellos a los nacionalistas de la LLiga y del PNV, y al Partido del Centro que rápidamente había formado Portela Valladares con el apoyo de la Presidencia de la República) sumaban 54 diputados.[17]

“En el Frente Popular, los primeros puestos en las candidaturas los ocuparon casi siempre los republicanos del partido de Azaña y en la derecha fueron a parar a la CEDA, lo cual no confirma, frente a lo que se ha dicho en ocasiones, el triunfo de los extremos. Los candidatos comunistas siempre estuvieron en el último lugar de las listas del Frente Popular y los 17 diputados obtenidos, después de conseguir sólo uno en 1933, fueron el fruto de haber logrado incorporarse a esa coalición y no el resultado de su fuerza real. La Falange sumó únicamente 46.466 votos, el 0,5 % del total”.[18]

Anulaciones[editar]

La tarde del 15 de marzo de 1936 las Cortes celebran sesión preparatoria, acordando su constitución interina para el día siguiente. Los diputados del Frente Popular incorporados, prorrumpen en vítores a la República y en insultos al presidente, el diputado de mayor edad Ramón de Carranza:

«...Por primera vez en la historia del parlamentarismo español ha retumbado con ecos de gloriosas llamadas a la lucha el himno revolucionario del proletariado universal. El himno oficial del pais libre y feliz del socialismo la marcha que orla la victoria de la inmensa Unión Soviética. El canto de guerra antifascista, el que cantaban los mineros asturianos cuando, fusil al hombro, se dirigían a conquistar Oviedo: La Internacional. Himno de guerra, afirmación de la fe revolucionaria. Éste es el himno que ayer, en la primera sesión de las Cortes, cantaron, fundidos los sentimientos acordes en el entusiasmo, los diputados comunistas y la mayoría de los diputados socialistas...»

Mundo Obrero, 17 de marzo de 1936.

Cuando los teóricos vencedores ponen el grito en el cielo y presentan una serie de recursos, los distintos grupos parlamentarios crean una Comisión de Validez de las Actas Parlamentarias presidida por Indalecio Prieto. A partir de este momento comienza el examen de actas protestadas, cuyo número supera las doscientas, la mayoría de las cuales correspondían a diputados de derechas adelante, lo que supuso la anulación de escaños a la derecha.

De las 456 actas presentadas, únicamente 187 son sin protesta. Así en el primer recuento la CEDA obtuvo 101 diputados; al final obtuvo 88. La Comisión retira la condición de diputado a 12 electos (once de ellos de la oposición parlamentaria y uno del PSOE), proclamando al siguiente más votado en su lugar (siete de ellos del Frente Popular, 2 de derechas y 3 de centro). También anula el resultado en algunas mesas de la provincia de Cuenca y ordena repetir en la provincia de Granada.

Granada[editar]

El 31 de marzo la Comisión propone la anulación de las elecciones en Granada. El ex ministro cedista Manuel Giménez Fernández denuncia que merced a fraudulentas sustituciones, una mayoría de seis mil votos a favor de los candidatos derechistas se había convertido en una derrota por mil votos.[19]

Resultado: Queda acordada la anulación de toda la votación en la provincia de Granada, donde la coalición de Derecha y Centro habían logrado diez escaños y el Frente Popular, tres.[20]

Anulada la votación en la provincia de Granada, se celebra nuevamente en el mes de mayo. En señal de protesta, la CEDA decide no repetir la coalición de la primera vuelta, sino que forma una lista con 5 de la CEDA, 4 de Falange Española y 1 independiente. Al hacerlo público, se produjeron protestas populares, que impidieron llevar a cabo la campaña electoral, por lo que la lista de CEDA-Falange se retiró. Ante este hecho, el Frente Popular obtiene de este modo los 13 escaños. El Catedrático de Universidad y candidato Izquierda Republicana José Polanco Romero obtiene en la elección parcial de 3 de mayo de 1936 206 646 votos de un total de 260 448.[21]

Valoraciones[editar]

Historiadores de toda sensibilidad política como Hugh Thomas, Broué y Témine, Bolloten, Catell, Malefakis, Abella, Aróstegui, Javier Tusell, Stanley George Payne, Edward Hallett Carr, Juan Pablo Fusi, Santos Juliá, Tuñón de Lara, Ángel Viñas y otros, admiten la victoria electoral de la izquierda republicana . Incluso Seco Serrano, en su historia publicada en Barcelona en 1962, admite el hecho de la victoria de la izquierda.[22]

Algunas teorías dan una ventaja de 150.000 votos a la izquierda sobre la derecha (la derecha sumada al centro gana en sufragios según esta versión).

Dictamen franquista[editar]

La dictadura franquista trató de justificar retrospectivamente el golpe de Estado que acabó con la República. Uno de los elementos del Dictamen de la Comisión sobre ilegitimidad de poderes actuantes el 18 de julio de 1936, que se hizo público a principios de abril de 1939, es que había habido fraude en estas elecciones, ya que los resultados habrían sido falseados para favorecer al Frente Popular: falsificaciones de votos, violencias, nuevo gobierno formado antes de la segunda vuelta electoral y a la arbitraria revisión posterior de actas en perjuicio de las derechas,[23] no obstante, en un primer momento anterior al golpe del 18 de julio los partidos de derechas aceptaron los resultados.[24]

Alcalá Zamora[editar]

Estandarte Presidencial de Niceto Alcalá-Zamora.

Para el entonces presidente de la república, Niceto Alcalá Zamora, los resultados sufrieron alteraciones fundamentales en el transcurso de las horas, y en los días siguientes a la elección por la huida de los gobernadores, intromisión de los Comités del Frente Popular en la falsificación de actas, por amaños en las votaciones y por otros fraudes.[25]

"... A pesar de los refuerzos sindicalistas, el Frente Popular obtenía solamente un poco más, muy poco, de 200 actas, en un Parlamento de 473 diputados. Resultó la minoría más importante; pero la mayoría absoluta se le escapaba. Sin embargo, logró conquistarla, consumiendo dos etapas a toda velocidad, violando todos los escrúpulos de legalidad y de conciencia..."

"... Primera etapa: Desde el 17 de febrero, incluso desde la noche del 16, el Frente Popular, sin esperar al fin del recuento del escrutinio y la proclamación de los resultados, la que tdebería haber tenido lugar ante las Juntas Provinciales del Censo el jueves 20, desencadenó en la calle la ofensiva del desorden..."

"... Segunda etapa: Conquistada la mayoría de este modo, le fue fácil hacerla aplastante. Reforzada con una extraña alianza con los reaccionarios vascos, el Frente Popular eligió la Comisión de validez de las actas parlamentarias..."

Sin embargo, el presidente del gobierno de la República, nombrado por el propio Alcalá Zamora con la pretensión de que este crease una fuerza política de centro que pudiese competir con derechas o izquierdas declaró:

"... Las elecciones realizadas en febrero de 1936 con todo el orden deseado, han consagrado el triunfo del Frente Popular; tengo, para afirmarlo, la autoridad que me da la presidencia de este Gobierno. La gestión electoral fue reconocida por los partidos de la derecha como una legalidad de su derrota. No puede hablarse en justicia de que se falseó el sufragio, porque ello significaría un alegre embuste. Estoy dispuesto a afirmarlo en todo momento, para que la conducta de cada cual quede en su lugar..."[26]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Portela Valladares se había resistido a todas las invitaciones que se le habían hecho para restablecer el orden público, sobre todo por parte del General Franco, jefe del Estado Mayor Central, y de José María Gil-Robles, el líder de la derecha. Si esta cesión se debía al puro pánico o fue fruto de un pacto con los dirigentes del Frente Popular –como afirma Gil-Robles en sus memorias– es cuestión difícil de discernir.
  2. Esta coalición concurrió solamente en Cataluña.
  3. Coalición de varios partidos derechistas y la CEDA en 30 circunscripciones.
  4. Coalición de varios partidos derechistas y el Partido Radical en 10 circunscripciones.
  5. Coalición de varios partidos derechistas y de centro en 6 circunscripciones.
  6. Coalición de partidos derechistas y el PRP en cuatro circunscripciones andaluzas.
  7. Coalición de partidos derechistas y el PRC en las circunscripciones de Lugo y La Coruña.
  8. Concurrió solamente en la circunscripción de Oviedo.
  9. Concurrió con listas separadas o candidatos independientes en Burgos y Huelva.
  10. Estos datos se refieren a las listas del Partido del Centro Republicano en La Coruña, Orense, Pontevedra, Cuenca, Segovia, Zamora, y también a las candidaturas de Centro y el PURA (ex-radicales) en Valencia (tanto capital como provincia). No incluye candidaturas de sólo un candidato, que acumularon 101.000 votos más.
  11. Estos datos se refieren a las circunscripciones de Cáceres, Castellón, Ceuta, Málaga (provincia), Orense, Santander, Tenerife, Las Palmas y Córdoba a las cuales el PRR concurrió a través de candidatos independientes o listas separados de candidatos radicales; sin embargo, no hace referencia a los Candidatos Radicales "sueltos", que obtuvieron 107.000 votos más.
  12. Estos datos se refieren a la candidatura solitaria en Soria. No están incluidos los 37.300 votos que obtuvieron otras candidaturas.
  13. Concurrió en solitario solamente en Ciudad Real. Los datos aquí mostrados no incluye otros 46.700 votos de candidatos sueltos del PRP. Además, en listas conjuntas en las circunscripciones andaluzas con las derechas, centristas y radicales el PRP obtuvo 6 escaños.
  14. Concurrió en solitario en las circunscripciones de Oviedo, Sevilla, Toledo y Valladolid. No se incluyen los datos de otras candidaturas sueltas, que obtuvieron 38.400 votos más.
  15. En base a los estudios históricos, el total de votos sería de 9.792.700, aunque teniendo en cuenta el patrón de listas completas sería de 9.465.600, como aparece aquí.
  16. Con respecto a las Elecciones generales de 1933.

Referencias[editar]

Pie de página[editar]

  1. Bolinaga, Iñigo (2012). Breve Historia de la Guerra Civil Española. Ediciones Nowtilus. p. 523. ISBN 9788499673387. 
  2. Gil Pecharromán, Julio (1997). p. 97.  Falta el |título= (ayuda)
  3. Gil Pecharromán, Julio (1997). p. 97.  Falta el |título= (ayuda)
  4. Casanova, Julián (2007). p. 150.  Falta el |título= (ayuda)
  5. Juliá, Santos (1999). p. 109.  Falta el |título= (ayuda)
  6. a b Gil Pecharromán, Julio (1997). p. 116.  Falta el |título= (ayuda)
  7. Juliá, Santos (1999). p. 110.  Falta el |título= (ayuda)
  8. «ABC (Madrid) - 10/02/1936, p. 19 - ABC.es Hemeroteca». 2010. Consultado el 26 de julio de 2010. 
  9. José Luis Martín Ramos, "La sublevación de julio de 1936" en Víctor Hurtado, La sublevación, pp.4-7
  10. a b Gil Pecharromán, Julio (1997). pp. 116–117.  Falta el |título= (ayuda)
  11. Facsímil del documento mecanografiado original en Jorge Fernández Copel, ed. (2011). Niceto Alcalá-Zamora: Asalto a la República. Enero-Abril de 1936. La esfera de los libros. , p.445
  12. Brenan, Gerald (1950). The Spanish Labyrinth: an account of the social and political background of the Spanish Civil War. Cambridge: Cambridge University Press. p. 298. ISBN 0-521-04314-X. 
  13. Casanova, Julián (2007). pp. 154–155.  Falta el |título= (ayuda)
  14. Joaquín Arrarás, tomo IV, pág. 81
  15. «II República Española». 
  16. «historiaelectoral.com». 
  17. Casanova, Julián (2007). pp. 154–155.  Falta el |título= (ayuda)
  18. Casanova, Julián (2007). pp. 154–155.  Falta el |título= (ayuda)
  19. Miguel Pertiñez Díaz Las elecciones del año 1936 a diputados a Cortes por Granada, Universidad de Granada, Excma. Diputación Provincial de Granada, 1987 ISBN 84-338-0610-6
  20. Cambios aprobados por las Cortes (1936)
  21. Asesinato Federico Garcia Lorca - gráficos - guerra civil
  22. Historia de España, tomo IV, Epoca contemporánea, Barcelona, 1962, pp 127-128
  23. La Constitución en ruinas - Presente y pasado - Pío Moa
  24. Diario de sesiones, 26 de marzo de 1936
  25. Niceto Alcalá Zamora:Los caminos del Frente Popular, Journal de Genéve, 17 de enero de 1937
  26. Las elecciones del Frente Popular, Buenos Aires, 1942, José Venegas, pp 31-32

Bibliografía[editar]

  • Casanova, Julián (2007). República y Guerra Civil. Vol. 8 de la Historia de España, dirigida por Josep Fontana y Ramón Villares. Barcelona: Crítica/Marcial Pons. ISBN 978-84-8432-878-0.