Ir al contenido

Elecciones federales de México de 1982

De Wikipedia, la enciclopedia libre
← 1979 • Bandera de México • 1985 →
Elecciones federales de
México de 1982

Presidente de la República
64 senadores
400 diputados federales
Fecha 4 de julio de 1982
Tipo Ordinaria
Período 6 años (Presidente y senadores)
3 años (diputados)

Demografía electoral
Población 72 563 197
Hab. registrados 31 516 370
Votantes 23 592 888
Participación
  
74.86 %  6.9 %
Votos válidos 22 539 272
Votos nulos 1 053 616

Resultados
Miguel de la Madrid Hurtado – PRI
Votos 16,721,206  1.8 %
Senadores obtenidos 63  1
Diputados obtenidos 299  19
  
70.96 %
Pablo Emilio Madero Belden – PAN
Votos 3,697,995  142.4 %
Senadores obtenidos 0  
Diputados obtenidos 51  8
  
15.69 %
Arnoldo Martínez Verdugo – PSUM
Votos 821,993  
Senadores obtenidos 0  
Diputados obtenidos 17  7
  
3.49 %

Porcentaje de la victoria de Miguel de la Madrid por estado
Elecciones federales de México de 1982
  3   90% - 100%  11   80% - 90%  11   70% - 80%
  3   60% - 70%  3+D.F.   50% - 60%

Composición de la LI Legislatura de la Cámara de Diputados
Elecciones federales de México de 1982
  17   PSUM   11   PST   10   PPS
  299   PRI   51   PAN   12   PDM


Presidente de los Estados Unidos Mexicanos

Las elecciones federales de México de 1981-1982 se llevaron a cabo el domingo 4 de julio de 1982, y en ellas fueron elegidos a nivel federal:

Como resultado de la reforma política de 1977, en contraste con las anteriores elecciones celebradas en 1976 (en las que participó únicamente un candidato, José López Portillo), en las elecciones de 1982 participaron siete candidatos, la mayor cantidad de candidatos registrados hasta entonces en una elección presidencial mexicana.

Estas serían las últimas de las elecciones presidenciales simbólicas/no competitivas en las que el PRI (en el poder desde 1929) y su candidato presidencial no enfrentaron una oposición seria y ganaron por un amplio margen. No obstante, ya el porcentaje de votos obtenido por De la Madrid se consideró particularmente bajo (con 70,96% fue el peor resultado histórico para el PRI en ese momento).

Cabe destacar que Rosario Ibarra de Piedra, postulada por el Partido Revolucionario de los Trabajadores, fue la primera mujer en la historia mexicana en ser candidata presidencial.

Antecedentes[editar]

Las elecciones anteriores, celebradas en 1976, habían contado con un solo candidato presidencial (José López Portillo). La falta de oposición en esa elección generó serias dudas, a nivel nacional e internacional, sobre la legitimidad del sistema político mexicano bajo el PRI, que había estado en el poder desde 1929.[1]​ Debido a esto, en 1977 se aprobó una reforma política que permitió que muchos más partidos compitieran en las elecciones federales (incluido el Partido Comunista Mexicano de décadas de antigüedad, al que hasta entonces se le había prohibido participar en las elecciones), además de brindar una mejor representación para las elecciones federales a los partidos de oposición en la Cámara de Diputados.[2]

Como resultado, nueve partidos políticos pudieron participar en las elecciones de 1982. En la elección presidencial, hubo siete candidatos registrados, que en ese momento era el mayor número de candidatos registrados en una elección presidencial y fue un marcado contraste con la elección de un solo candidato de 1976.

No obstante, estos resultaron ser cambios bastante estéticos, ya que el PRI siguió siendo el partido dominante y las prácticas de compra de votos y fraude electoral se mantuvieron generalizadas. No fue hasta mediados y finales de la década de los 80 que el PRI comenzó a enfrentar desafíos reales a nivel estatal y federal por parte de los partidos de oposición (particularmente, por el PAN y el PRD).

Selección del candidato presidencial del PRI[editar]

Hacia 1981, los funcionarios percibidos por la opinión pública con más posibilidades de ser elegidos por López Portillo para sucederle en la presidencia de la república eran Jorge Díaz Serrano (director general de PEMEX), Miguel de la Madrid (Secretario de Programación y Presupuesto) y Javier García Paniagua (Presidente nacional del PRI). Entre ellos, inicialmente el más favorecido para obtener la candidatura presidencial era aparentemente Díaz Serrano, quien además de ser un viejo amigo de López Portillo, gozaba de la popularidad derivada de la bonanza financiera que el país había gozado en esos años a raíz del descubrimiento y explotación de nuevos yacimientos petroleros durante su gestión en PEMEX y de los elevados precios internacionales del petróleo, del cual México se había convertido en uno de los principales exportadores en años anteriores (a este respecto fue célebre la frase del presidente López Portillo en agosto de 1977, al anunciar que el país debía acostumbrarse "a administrar la abundancia").[3]

Sin embargo, en junio de 1981 los precios internacionales del petróleo se desplomaron, y Díaz Serrano, sin la autorización del gabinete económico, anunció en consecuencia que México bajaría los precios de su petróleo en 4 dólares. La controversia desatada en torno a la decisión de Díaz Serrano desembocó en su renuncia a la Dirección General de PEMEX y, con ello, a sus aspiraciones presidenciales.

De esta manera, los dos aspirantes serios que restaban eran García Paniagua y De la Madrid. García Paniagua, hijo del general Marcelino García Barragán, era fiel reflejo de la élite política posrevolucionaria, y era identificado con el sector "populista" más proclive a enarbolar el discurso de la Revolución Mexicana y a continuar la política general de López Portillo.[4]​ En contraparte, De la Madrid (quien tenía un posgrado en Administración Pública por la Universidad de Harvard) era percibido como un hábil tecnócrata, reconocido principalmente por haber elaborado el Plan Global de Desarrollo, dado a conocer en abril de 1980, que pretendía regir la planeación de la política económica del gobierno lópezportillista.

La caída de los precios petroleros en junio de 1981 alteró radicalmente el panorama nacional, y el proceso de la selección del candidato presidencial se llevó a cabo mientras una crisis económica cada vez más grave se apoderaba del país. La incertidumbre amenazó con paralizar a la administración pública, por lo que López Portillo se vio obligado a anunciar, de manera anticipada,[nota 1]​ el 25 de septiembre al elegido para sucederlo en la Presidencia de la República: Miguel de la Madrid Hurtado.[5]

La selección de De la Madrid se debió principalmente a que, en medio de la crisis que empezaba a causar estragos en la economía nacional, López Portillo consideró que su Secretario de Programación y Presupuesto era el más indicado para hacer frente a la situación debido a sus habilidades administrativas (particularmente a su elaboración del antes mencionado Plan Global de Desarrollo).[6]​ Según relataría el propio De la Madrid, la reacción de García Paniagua por no haber sido el elegido para la candidatura presidencial fue particularmente agresiva, por lo que éste fue reemplazado en la Presidencia del PRI por Pedro Ojeda Paullada un par de semanas después del anuncio.[7]

No fue poca la oposición que despertó la selección de De la Madrid dentro del propio partido, sobre todo dentro de los sectores más tradicionales, puesto que el candidato era percibido como un tecnócrata conservador sin habilidades políticas (de hecho, al igual que López Portillo, De la Madrid nunca había desempeñado un cargo de elección popular al momento de ser nominado candidato presidencial). Entre los inconformes destacaba el viejo líder de la CTM, Fidel Velázquez, quien presuntamente había favorecido a García Paniagua. En contraparte, el anuncio de la candidatura de De la Madrid fue bien recibido por la comunidad bancaria y el sector empresarial, lo que se vio reflejado en un aumento de 10 puntos en la Bolsa Mexicana de Valores el día de su nominación.[8]

No obstante la inicial hostilidad por parte de varios sectores dentro del PRI, finalmente De la Madrid logró consolidar su posición y reunir el apoyo de su partido, aglutinando en torno a sí a la llamada "cargada priísta".

Campaña y crisis económica[editar]

Tras ser nominado como precandidato presidencial, De la Madrid designó a Manuel Bartlett Díaz como Coordinador General de su campaña,[9]​ mientras que a su cercano colaborador en la SPP, Carlos Salinas de Gortari, le encomendó la dirección del Instituto de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IEPES).[10]​ En la práctica, Bartlett fungiría como el "Jefe político" de la campaña, y Salinas de Gortari como el "Jefe económico".[11]

Los años 1981 y 1982 fueron particularmente difíciles para la economía mexicana. Al momento de la nominación de De la Madrid en septiembre de 1981, las finanzas públicas del país ya habían comenzado a sentir los primeros estragos como consecuencia de la baja de los precios del petróleo en junio. No obstante, en un primer momento el discurso de la campaña delamadridista, si bien no negaba la crisis económica, prefería "hacerla de lado" y no se desvió en gran medida de la tradicional tónica "nacionalista" y "revolucionaria" de las previas campañas presidenciales del PRI. De la Madrid propuso siete tesis centrales como eje de su campaña: "Nacionalismo revolucionario", "democratización integral", "sociedad igualitaria", "descentralización de la vida nacional", "desarrollo, empleo y combate a la inflación", "planeación democrática" y, la más famosa de todas, "renovación moral de la sociedad".[12]​ Esta última, que hacía énfasis en frenar y combatir la corrupción en el gobierno, resonó particularmente con el electorado, puesto que la presidencia de López Portillo había estado envuelta en graves escándalos de corrupción en todos los niveles, desde funcionarios nombrados por el presidente (los casos más "célebres" fueron los de Arturo Durazo Moreno alias "El Negro Durazo", Jorge Díaz Serrano y Carlos Hank González) hasta integrantes de la familia presidencial (muchos de los cuales también desempeñaron cargos públicos en su administración). En este contexto, según una encuesta realizada en octubre de 1981, el 70% de la población consideraba que la corrupción en el país había alcanzado "niveles gigantescos".[13]

Con el paso de los meses, la situación económica del país continuó deteriorándose: de septiembre de 1981 a enero de 1982 se disparó la fuga de capitales y la desconfianza en la economía nacional. El 5 de enero de 1982, el gobierno hizo un llamado a evitar el dispendio de gasolina, ya que de lo contrario se tendría que empezar el racionamiento. En febrero el gobierno de López Portillo se vio obligado a devaluar el peso, quedando el tipo de cambio en 46 pesos por dólar. Ya para entonces, el gobierno había perdido 3,000 millones de dólares de sus reservas internacionales.[11]​ No obstante esta primera devaluación, la especulación y la fuga de capitales continuaron, la inflación continuó en ascenso y el gobierno tuvo que ajustar las tarifas públicas.

En un evento de campaña en Villahermosa, De la Madrid insinuó apoyar la legalización del aborto, afirmando que "a medida que el índice de población aumenta, los recursos escasos -y me refiero a los recursos en general, no solo a los económicos- no logran mantenerse a la par de ese crecimiento", y mencionó la necesidad de discutir asuntos "tales como el respeto a la libertad no solo de la pareja, sino en especial a la de las mujeres, con miras a darles opciones verdaderamente libres y proteger su salud", refiriéndose explícitamente al "tema del aborto -un asunto delicado de tratar, pero que ha sido tratado aquí- porque es un tema que la sociedad no puede ignorar".[14]

En marzo, como concesión al candidato oficialista, López Portillo realizó cambios en su gabinete y nombró a Jesús Silva-Herzog Flores y a Miguel Mancera Aguayo (ambos cercanos a De la Madrid) como Secretario de Hacienda y Director del Banco de México, respectivamente.

Conforme la crisis económica empeoraba, la campaña delamadridista empezó a adoptar un tono más "realista". En un discurso pronunciado el 24 de mayo de 1982 en León, Guanajuato, De la Madrid se pronunció por programa profundo de combate a la inflación y la inestabilidad cambiaria, se comprometió a evitar una recesión y a proteger el empleo, para finalmente manifestar su rechazo "al populismo y cualquier forma de demagogia".[15]​ Varios comentaristas señalaron que el propio De la Madrid, como Secretario de Programación y Presupuesto y autor del "Plan Global de Desarrollo" en 1980 que no había previsto una baja en los precios del petróleo y cuyos mecanismos resultaron insuficientes para lidiar con la posterior debacle, era en buena medida corresponsable por la crisis económica.[15]

El PRI fue criticado por los elevados gastos de la campaña oficial, no obstante la crítica situación financiera del país. En defensa, De la Madrid declaró que "Podríamos ahorrarnos mucho dinero centrando la campaña en televisión y radio, pero la idiosincrasia mexicana exige que el pueblo conozca a su candidato y tenga oportunidad de hacerle llegar sus problemas" y que prefería "el coste de las campañas políticas al coste de la represión que llevan consigo los regímenes dictatoriales".[16]​ De la Madrid realizó una amplia gira por el territorio nacional, como tradicionalmente habían hecho los candidatos priístas presidenciales; la periodista Isabel Arvide, enviada por El Sol de México para cubrir la campaña, afirmaría que De la Madrid recorrió más de 114 000 kilómetros en su campaña.[17]

El 19 de junio se llevó a cabo el cierre de campaña de Arnoldo Martínez Verdugo, candidato presidencial del Partido Socialista Unificado de México (PSUM) en el zócalo de la Ciudad de México. Dicho evento fue de especial trascendencia, tanto por el hecho de que se trataba de la primera manifestación opositora en llevarse a cabo en el zócalo de la capital en 14 años (desde las protestas estudiantiles y la consecuente Masacre de Tlatelolco en 1968, el oficialismo había prohibido el uso de dicho recinto a organizaciones opositoras), como por la multitudinaria asistencia que tuvo, registrándose varios miles de simpatizantes del PSUM en aquella jornada. El evento fue denominado por la prensa como el "Zócalo Rojo".[18][19]

A pesar de la crisis económica que empeoraba y de los escándalos de corrupción del gobierno de López Portillo, el PRI mantuvo la delantera en las encuestas y, como siempre había sucedido desde que dicho partido llegó al poder en 1929, su candidato fue el eventual vencedor de la elección por un amplio margen, dado que la oposición permaneció dividida y ninguno de sus candidatos tenía la fuerza política suficiente para desafiar verdaderamente a De la Madrid y al gigantesco aparato político del PRI. La antes mencionada propuesta de De la Madrid de la "Renovación moral de la sociedad" también fue considerada una de las razones de su victoria, puesto que los votantes confiaron en que el austero y reservado candidato haría un verdadero esfuerzo para combatir a la corrupción en México. Además, De la Madrid logró distanciar su imagen de la de López Portillo y pudo proyectarse como un tecnócrata serio y trabajador que sería el "antídoto perfecto" para el desastre económico y social que había dejado su antecesor.

Resultados de la elección para Presidente de la República[editar]

Resultados a nivel nacional[editar]

Partido Candidato Votos Lema Porcentaje
Partido Revolucionario Institucional Miguel de la Madrid ✓ Hecho 16,721,206 Gobernar con el ejemplo
 70.96 %
Partido Popular Socialista
Partido Auténtico de la Revolución Mexicana
Partido Acción Nacional Pablo Emilio Madero 3,697,995 Viva Madero que viva
 15.69 %
Partido Socialista Unificado de México Arnoldo Martínez Verdugo 821,993
 3.49 %
Partido Demócrata Mexicano Ignacio González Golláz 433,886
 1.84 %
Partido Revolucionario de los Trabajadores Rosario Ibarra de Piedra 416,448
 1.77 %
Partido Socialista de los Trabajadores Cándido Díaz Cerecedo 341,205
 1.45 %
Partido Social Demócrata Manuel Moreno Sánchez 48,413
 0.21 %
No registrados 28,474
 0.12 %
Nulos 1,053,616
 4.47 %
Total 23,563,236
 100.00 %

Fuente: Diario Oficial de la Federación, 8 de octubre de 1982

Resultados por entidad federativa[editar]

Estado De la Madrid
(PRI + PARM + PPS)
Madero
(PAN)
Martínez Verdugo
(PSUM)
González Golláz
(PDM)
Ibarra
(PRT)
Díaz Cerecedo
(PST)
Moreno
(PSD)
Candidatos no registrados Votos nulos Total
Votos % Votos % Votos % Votos % Votos % Votos % Votos % Votos % Votos %
Aguascalientes 139,796 70.24% 31,570 15.86% 1,879 0.94% 3,122 1.56% 1,300 0.65% 4,009 2.01% 345 0.17% 33 0.01% 16,967 8.52% 199,021
Baja California 287,673 53.92% 147,092 27.57% 16,456 3.08% 6,298 1.18% 12,403 2.32% 11,047 2.07% 1,149 0.21% 346 0.06% 50,996 9.55% 533,460
Baja California Sur 66,048 72.78% 13,852 15.26% 2,336 2.57% 537 0.59% 3,444 3.79% 763 0.84% 124 0.13% 23 0.02% 3,617 3.98% 90,744
Campeche 104,416 84.05% 8,052 6.48% 898 0.72% 401 0.32% 333 0.27% 419 0.34% 52 0.04% 29 0.02% 9,631 7.75% 124,231
Chiapas 691,983 91.88% 21,043 2.79% 7,745 1.02% 1,436 0.19% 4,958 0.65% 8,848 1.17% 1,109 0.14% 762 0.10% 15206 2.01% 753,090
Chihuahua 372,284 62.02% 153,704 25.61% 13,157 2.19% 4,719 0.79% 2,813 0.47% 5,169 0.86% 740 0.12% 67 0.01% 47,626 7.93% 600,279
Coahuila 228,687 68.27% 86,155 25.72% 4,770 1.42% 996 0.30% 2,334 0.70% 6,581 1.96% 351 0.10% 292 0.09% 4,806 1.43% 334,972
Colima 137,371 89.20% 7,126 4.63% 1,331 0.86% 2,009 1.30% 737 0.48% 1,788 1.16% 82 0.05% 19 0.01% 3,534 2.29% 153,997
Distrito Federal 1,977,179 51.79% 892,214 23.37% 286,661 7.51% 90,003 2.36% 199,963 5.24% 81,817 2.14% 18,702 0.49% 10,779 0.28% 260,092 6.81% 3,817,410
Durango 288,810 76.50% 67,159 17.79% 7,619 2.02% 2,732 0.72% 280 0.07% 2,453 0.65% 413 0.11% 12 0.003% 14,926 2.89% 517,341
Estado de México 1,553,624 57.83% 606,668 22.58% 137,571 5.12% 67,423 2.51% 91,453 3.40% 40,497 1.51% 7,643 0.28% 851 0.03% 180,793 6.73% 2,686,523
Guanajuato 592,644 66.65% 178,468 20.07% 10,755 1.21% 61,125 6.87% 3,063 0.34% 12,214 1.37% 1,154 0.13% 76 0.01% 29,716 3.34% 889,215
Guerrero 430,840 83.28% 22,392 4.33% 20,798 4.02% 5,667 1.10% 6,524 1.26% 15,583 3.01% 594 0.11% 17 0.003% 14,926 2.89% 517,341
Hidalgo 499,123 86.45% 50,641 8.77% 8,876 1.54% 2,998 0.52% 4,806 0.83% 10,289 1.78% 537 0.09% 0 0% 107 0.02% 577,377
Jalisco 840,804 58.52% 359,328 25.01% 89,946 6.26% 49,284 3.43% 6,691 0.47% 12,122 0.84% 2,248 0.16% 112 0.01% 76,308 5.31% 1,436,843
Michoacán 611,252 76.79% 90,201 11.33% 16,774 2.11% 34,978 4.39% 5,106 0.64% 7,524 0.95% 723 0.09% 87 0.01% 29,380 3.69% 796,025
Morelos 256,063 75.86% 33,673 9.98% 8,587 2.54% 4,754 1.41% 15,142 4.49% 6,514 1.93% 644 0.19% 44 0.01% 12,116 3.59% 337,537
Nayarit 161,561 78.77% 6,833 3.33% 22,577 11.01% 2,013 0.98% 708 0.35% 1,106 0.54% 160 0.08% 48 0.02% 10,103 4.93% 205,109
Nuevo León 642,648 72.96% 213,606 24.25% 4,494 0.51% 2,984 0.34% 3,973 0.45% 3,615 0.41% 853 0.10% 39 0.004% 8,653 0.98% 880,865
Oaxaca 676,410 88.20% 46,185 6.02% 20,908 2.73% 2,296 0.30% 4,948 0.65% 4,467 0.58% 580 0.08% 58 0.01% 11,057 1.44% 766,909
Puebla 1,109,871 78.23% 135,615 9.56% 25,668 1.81% 8,455 0.60% 9,575 0.67% 8,802 0.62% 1,209 0.09% 126 0.01% 119,393 8.42% 1,418,714
Querétaro 200,118 76.08% 40,518 15.40% 3,439 1.31% 4,543 1.73% 1,267 0.48% 1,429 0.54% 467 0.18% 18 0.01% 11,222 4.27% 263,021
Quintana Roo 89,361 92.52% 3,513 3.64% 896 0.93% 247 0.26% 302 0.31% 845 0.87% 65 0.07% 15 0.02% 1,343 1.39% 96,587
San Luis Potosí 415,999 83.22% 41,171 8.24% 3,907 0.78% 21,209 4.24% 2,389 0.48% 4,149 0.83% 710 0.14% 49 0.01% 10,321 2.06% 499,904
Sinaloa 489,280 79.57% 65,035 10.58% 31,947 5.20% 2,713 0.44% 5,374 0.87% 4,596 0.75% 827 0.13% 48 0.01% 15,112 2.46% 614,932
Sonora 426,648 74.79% 113,166 19.84% 6,759 1.18% 1,688 0.30% 4,759 0.83% 1,215 0.21% 742 0.13% 152 0.03% 15,335 2.69% 570,464
Tabasco 315,340 93.00% 11,706 3.45% 2,129 0.63% 645 0.19% 1,045 0.31% 2,921 0.86% 207 0.06% 9 0.003% 5,080 1.50% 339,082
Tamaulipas 514,472 83.00% 60,663 9.79% 8,219 1.33% 6,293 1.02% 3,311 0.53% 3,917 0.63% 958 0.15% 53 0.01% 21,960 3.54% 619,846
Tlaxcala 190,754 81.38% 21,890 9.34% 3,897 1.66% 10,035 4.28% 1,048 0.45% 836 0.36% 139 0.06% 35 0.01% 5,758 2.46% 234,392
Veracruz 1,787,317 85.89% 69,622 3.35% 43,769 2.10% 29,187 1.40% 14,017 0.67% 73,672 3.54% 4,569 0.22% 14,246 0.68% 44,492 2.14% 2,080,891
Yucatán 271,844 81.21% 59,275 17.71% 322 0.10% 389 0.12% 947 0.28% 411 0.12% 141 0.04% 4 0.001% 1,395 0.42% 334,728
Zacatecas 350,986 85.15% 39,859 9.67% 6,903 1.67% 2,707 0.66% 1,435 0.35% 1,587 0.39% 176 0.04% 25 0.01% 8,518 2.07% 412,196
Total 16,721,206 70.96% 3,697,995 15.69% 821,993 3.49% 433,886 1.84% 416,448 1.77% 341,205 1.45% 48,413 0.21% 28,474 0.12% 1,053,616 4.47% 23,563,236
Fuente: CEDE

Resultados de la elección para el Congreso de la Unión[editar]

Senado de la República[editar]

Partido/Coalición Votos % Total +/-
Partido Revolucionario Institucional (PRI) 14,574,114
 70.61 %
63/64
Sin cambios
Partido Acción Nacional (PAN) 3,678,096
 17.82 %
0/64
Sin cambios
Partido Socialista Unificado de México (PSUM) 866,301
 4.20 %
0/64
Nuevo
Partido Demócrata Mexicano (PDM) 438,471
 2.12 %
0/64
Nuevo
Partido Popular Socialista (PPS) 375,059
 1.82 %
1/64
Sin cambios
Partido Socialista de los Trabajadores (PST) 320,672
 1.55 %
0/64
Nuevo
Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) 221,421
 1.07 %
0/64
Nuevo
Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM) 153,495
 0.74 %
0/64
Sin cambios
Partido Social Demócrata (PSD) 2,966
 0.01 %
0/64
Nuevo
Candidatos no registrados 11,539
 0.06 %
0/64
Sin cambios
Votos válidos 20.642.134
 92.06 %
Nulos 1,780,333
 7.94 %
Total de votos 22,422,467
 100.00 %
64 Sin cambios
Padrón 31,516,370
 71.15 %
Crecimiento6.60

Cámara de Diputados[editar]

Partido/Coalición Representación proporcional Mayoría relativa Total +/-
Votos % Escaños Votos % Escaños
Partido Revolucionario Institucional (PRI) 14,289,793
 72.79 %
1/100
14,501,988
 69.36 %
298/300
299/400
Crecimiento3
Partido Acción Nacional (PAN) 3,786,348
 11.79 %
49/100
3,663,846
 17.52 %
2/300
51/400
Crecimiento8
Partido Socialista Unificado de México (PSUM) 932,214
 4.29 %
17/100
914,365
 4.37 %
0/300
17/400
Nuevo
Partido Demócrata Mexicano (PDM) 534,122
 2.46 %
12/100
475,099
 2.27 %
0/300
12/400
Crecimiento2
Partido Popular Socialista (PPS) 459,303
 2.11 %
10/100
395,006
 1.89 %
0/300
10/400
Decrecimiento1
Partido Socialista de los Trabajadores (PST) 428,153
 1.97 %
11/100
372,679
 1.78 %
0/300
11/400
Crecimiento1
Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) 308,099
 1.42 %
0/300
264,632
 1.27 %
0/300
0/400
Nuevo
Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM) 282,004
 1.30 %
0/100
282,971
 1.35 %
0/300
0/400
Decrecimiento12
Partido Social Demócrata (PSD) 53,306
 0.25 %
0/100
38,994
 0.19 %
0/300
0/400
Nuevo
Candidatos no registrados 671,999
 3.09 %
0/100
108
 0.00 %
0/300
0/400
Sin cambios
Votos válidos 21.745.341
 93.91 %
20.909.688
 99.05 %
Nulos 1,121,378
 6.09 %
10,192
 0.05 %
Total de votos 22,866,719
 100.00 %
100 20,919,880
 100.00 %
300 400 Sin cambios
Padrón 31,516,370
 72.56 %
Crecimiento23.19 31,516,370
 66.38 %
Crecimiento17.01

Fuente: Diario oficial de la federación y diario de los Debates de la Cámara de Diputados.

Posterior a las elecciones[editar]

El incremento en la participación electoral, que alcanzó 74.82% según las cifras oficiales, fue ampliamente celebrado por el gobierno como un avance en contra del abstencionismo. A pesar de ello y del resultado positivo para el oficialismo, la condición económica siguió agravándose. En agosto, el país declaró una moratoria de la deuda externa, y el peso sufrió una nueva devaluación, quedando el tipo de cambio en alrededor de 70 pesos por dólar. Hacia el cierre del año el dólar llegó a 149 pesos, con lo que en 1982 la devaluación acumulada fue de 470%.[20]

El desprestigio de López Portillo hacia el final de su gobierno, en medio de la grave crisis económica y de los monumentales escándalos de corrupción que envolvían a miembros de su gobierno y de su familia, no tenía precedentes en la memoria reciente del país.

La situación estaba tan mal que el 1 de septiembre de 1982, durante su último informe de gobierno, el presidente López Portillo pidió perdón a los desposeídos por no haber combatido de mejor manera la desigualdad social. Durante dicho informe de gobierno, López Portillo anunció por decreto la nacionalización de la banca y el control generalizado de cambios. Estas medidas, tomadas tan solo tres meses antes de que terminara su mandato, causaron serias diferencias con el ya presidente electo De la Madrid, quien había expresado su total desacuerdo con la medida y posteriormente escribiría que "implicaba para mí una grave falta de respeto y la sospecha de que el Presidente pretendía condicionar mi gobierno".[21]​ La relación entre ambos continuó deteriorándose en los meses posteriores, pues De la Madrid percibía que López Portillo, a través de su hijo José Ramón, estaba intentando ejercer demasiado protagonismo como presidente saliente y que intentaba ensombrecer al presidente electo imponiéndole más "candados".[22]

El Partido Acción Nacional (PAN), que postuló a Pablo Emilio Madero a la presidencia, denunció presuntas irregularidades en las elecciones, tales como uso irrestricto de los recursos públicos en favor de los candidatos oficiales, vaciado de padrones electorales, "empanzonamiento" de urnas, y que varias boletas con votos para Madero y otros candidatos de oposición habrían sido tiradas a la basura por funcionarios del PRI; si bien no llegaron al extremo de negar que De la Madrid había sido el vencedor, el PAN afirmó que el margen de victoria del candidato priísta había sido artificialmente inflado, y que Madero había obtenido al menos 4 millones de votos. Con tales argumentos, en la sesión de la Cámara de Diputados del 9 de septiembre el PAN votó en contra del dictamen que declaró presidente electo a De la Madrid.[23]

Notas[editar]

  1. Generalmente el llamado "destape", la revelación por parte del PRI del elegido por el Presidente para sucederlo en el cargo, se llevaba a cabo en octubre o noviembre del año previo a las elecciones presidenciales.

Referencias[editar]

  1. Riding, Alan (13 de junio de 1976). «Mexico elects a symbol». The New York Times. Consultado el 27 de junio de 2020. 
  2. G.T. Silvia (2001) La transición inconclusa : treinta años de elecciones en México, p35 ISBN 968-12-1042-5
  3. Beltrán del Río, Pascal. «Petróleo: la maldición». Excelsior. Consultado el 27 de agosto de 2021. 
  4. Ramos, Martinez & Ramírez. (Marzo de 1988). Salinas de Gortari: Candidato de la crisis. Plaza y Valdés Editores. p. 166. ISBN 968-856-128-2. 
  5. «Miguel de la Madrid Hurtado es el precandidato a la Presidencia». El Informador. EXC-AEE. 25 de septiembre de 1981. Consultado el 27 de agosto de 2021. 
  6. Ramos, Martinez & Ramírez. (Marzo de 1988). Salinas de Gortari: Candidato de la crisis. Plaza y Valdés Editores. pp. 164-165. ISBN 968-856-128-2. 
  7. De la Madrid Hurtado, Miguel (2004). Cambio de rumbo. Fondo de Cultura Económica. pp. 24-25. ISBN 968-16-7209-7. 
  8. «MIGUEL DE LA MADRID VISTO DE LEJOS, O DE COMO LA PRENSA INTERNACIONAL SE FUE CON MAS DE UNA FINTA». Nexos. 1 de diciembre de 1982. Consultado el 27 de agosto de 2021. 
  9. Badillo, Diego (11 de agosto de 2018). «Manuel Bartlett Díaz, el hombre del sistema que está de regreso». El Economista. Consultado el 24 de agosto de 2021. 
  10. Ortiz de Zárate, Roberto. «Carlos Salinas de Gortari». Barcelona Centre for International Affairs. Consultado el 24 de agosto de 2021. 
  11. a b Ramos, Martinez & Ramírez. (Marzo de 1988). Salinas de Gortari: Candidato de la crisis. Plaza y Valdés Editores. p. 168. ISBN 968-856-128-2. 
  12. Ramos, Martinez & Ramírez. (Marzo de 1988). Salinas de Gortari: Candidato de la crisis. Plaza y Valdés Editores. p. 171. ISBN 968-856-128-2. 
  13. «MIGUEL DE LA MADRID VISTO DE LEJOS, O DE COMO LA PRENSA INTERNACIONAL SE FUE CON MAS DE UNA FINTA». Nexos. 1 de diciembre de 1982. Consultado el 24 de agosto de 2021. 
  14. Hurtado, Miguel de la Madrid; Nolan], [James (1982). «Miguel de la Madrid on Population Policy in Mexico». Population and Development Review 8 (2): 435-438. doi:10.2307/1973019. Consultado el 1 de septiembre de 2022. 
  15. a b Ramos, Martinez & Ramírez. (Marzo de 1988). Salinas de Gortari: Candidato de la crisis. Plaza y Valdés Editores. p. 176. ISBN 968-856-128-2. 
  16. Ceberio, Jesús (30 de junio de 1982). «La campaña electoral más dura y costosa que se recuerda». El País. Consultado el 24 de agosto de 2021. 
  17. Arvide, Isabel (Noviembre de 1987). Al final del túnel (Segunda edición). Jean Sidaner, Editor. p. 22. ISBN 968-402-009-0. 
  18. Woldenberg, José. «Hace 25 años, Zócalo Rojo». Consultado el 16 de septiembre de 2021. 
  19. Encinas Rodríguez, Alejandro. Ciudad de México: Memoria de siete siglos. p. 126. ISBN 2012032913379 |isbn= incorrecto (ayuda). 
  20. «Así era México en las elecciones pasadas (desde 1982)». Nación321. Consultado el 17 de junio de 2021. 
  21. De la Madrid Hurtado, Miguel (2004). Cambio de rumbo. Fondo de Cultura Económica. p. 31. ISBN 968-16-7209-7. 
  22. De la Madrid Hurtado, Miguel (2004). Cambio de rumbo. Fondo de Cultura Económica. pp. 27-36. ISBN 968-16-7209-7. 
  23. «SESIÓN DE CÁMARA Y DE COLEGIO ELECTORAL». Diario de los Debates de la Cámara de Diputados de los Estados Unidos Mexicanos. 9 de septiembre de 1982. Consultado el 25 de octubre de 2021. 


Predecesor:
Elección presidencial de 1976
Elección presidencial
1982
Sucesor:
Elección presidencial de 1988