El vuelo del águila

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El vuelo del águila es una telenovela mexicana que se transmitió por El Canal de las Estrellas de Televisa entre 1994 y 1995. Fue protagonizada por los primeros actores Manuel Ojeda y Jacqueline Andere.

Es una telenovela histórica producida por Ernesto Alonso y Carlos Sotomayor cuya trama gira en torno al Porfiriato. El historiador Fausto Zerón Medina se basó en algunas memorias sobre Porfirio Díaz para escribir la telenovela.

Argumento[editar]

Un héroe militar llamado Porfirio Díaz Mori fue también uno de los estrategas más importantes detrás del derrocamiento del Segundo Imperio Mexicano. Díaz intentó llegar al poder varias veces por medio de golpes militares, hasta que una última revolución en 1876 lo llevó a la Presidencia de la República. Exceptuando un breve período (1880-1884), Porfirio Díaz gobernó hasta 1911, cuando la toma del poder por parte de Francisco I. Madero lo obligó a renunciar y partir al exilio. Díaz vivió lo bastante para ver cómo su revolución se deshacía y cómo todos los beneficios conseguidos se destruían por su propia y muy larga permanencia en el poder.

Como un héroe o un astuto tejedor de intrigas, Porfirio Díaz aprende, lucha, maquina, gobierna, mata, pacifica, ama, sufre, llora y con devoción se dedica a su trabajo sin abandonarlo jamás, hasta que su propia gente se rebela para expulsarlo del poder.

El 26 de mayo toma protesta como presidente interino Francisco León de la Barra. El 11 de junio, Madero hace su entrada triunfal a la Ciudad de México y promulga el desarme de tropas revolucionarias. Zapata se niega a acatarlo y reclama a Madero que no se hayan cumplido las promesas del Plan de San Luis de repartir la tierra a los campesinos y que él, Madero, no haya sido nombrado presidente, y pide que cese el hostigamiento de las tropas federales contra su gente. Madero promete hablar con el presidente Francisco León de la Barra. Sin embargo, Victoriano Huerta sigue hostigando a la gente de Zapata, y León de la Barra se niega a aceptar las peticiones de Madero.

Madero toma protesta como presidente de la República el 6 de noviembre de 1911. Zapata, resentido contra Madero, se levanta en armas elaborando el Plan de Ayala, en donde lo acusa de traidor por no haber cumplido sus promesas. El 25 de marzo de 1912, Pascual Orozco se levanta en armas contra el gobierno de Madero, quien envía a Huerta a sofocar la revuelta. El vicepresidente José María Pinos Suárez advierte a Madero contra las malas intenciones de Huerta, pero Madero, a pesar de las advertencias lo asciende a general de división. Pancho Villa se une a las tropas de Huerta, en su afán por defender el gobierno de Madero; su embargo con el pretexto del robo de una yegua, Huerta lo procesa por insubordinación y ordena su fusilamiento. Pero por orden de Madero, solo es enviado a la Ciudad de México y encarcelado en Santiago Tlatelolco. Aprovechando los levantamientos de los propios revolucionarios, los grupos porfiristas, encabezados por Bernardo Reyes y Félix Díaz también se levantan en armas contra el gobierno de Madero. Las revueltas son sofocadas y Madero perdona la vida tanto de Pascual Orozco como de Félix Díaz (que es enviado a Lecumberri) y de Bernardo Reyes (encerrado, como Villa, en Tlatelolco). El gobierno de Estados Unidos no está de acuerdo con la política interna de Madero. Las huelgas, los reclamos por los derechos de los trabajadores y las peticiones de las clases acomodadas de restringir la entrada de capital extranjero, afectan a muchas de sus compañías. Se da inició a una campaña contra el gobierno mexicano evidenciada en la prensa estadounidense y en las quejas de su gobierno por la falta de seguridad para sus ciudadanos radicados en México y por una supuesta “discriminación” sufrida por estos y sus empresas. El embajador Henry Lane Wilson resentido con Madero, a quien había solicitado un “subsidio económico decoroso” —solicitud que había sido rechazada—contribuye en gran parte a incrementar la presión, difundiendo noticias alarmantes y sugiriendo al presidente William Howard Taft, la necesidad de una intervención armada o incluso derrocar al régimen maderista. Villa se fuga el 12 de diciembre de 1912 de Santiago Tlatelolco. Utilizando de pretexto una carta que Don Porfirio envió al primo de Carmelita, Enrique Fernández Castelló, en la que decía arrepentirse de no haber sofocado la revolución, se planea una insurrección contra Madero en la que están involucrados el propio Fernández Castelló y el esposo de Amada Díaz, Ignacio de la Torre. Se planea liberar a Bernardo Reyes. El 9 de febrero de 1913 se subleva Manuel Mondragón; libera a Bernardo Reyes de Tlatelolco y a Félix Díaz de Lecumberri y toma Palacio Nacional; sin embargo, las tropas fieles a Madero del general Lauro Villar, recuperan Palacio Nacional. Al intentar recuperar Palacio Nacional, muere Bernardo Reyes y Lauro Villar es herido; Huerta es nombrado por Madero para sustituir a Villar. Mondragón y Díaz tratan de tomar la fortaleza de La Ciudadela; a pesar de la resistencia del comandante de la Ciudadela, la fortaleza es entregada a traición por el propio hijo del comandante. Madero es informado en Chapultepec de lo que sucede y junto con Pino Suárez se dirige a Palacio Nacional. Personalmente viaja a Cuernavaca a solicitar el apoyo de la tropa de Felipe Ángeles, que se encontraban combatiendo a Emiliano Zapata.

Huerta sitia la Ciudadela pero no la ataca. El 11 de febrero se entrevista en secreto con Félix Díaz y con Manuel Mondragón, quienes piden para su rendición la renuncia de Madero. Huerta les dice que están en sus manos, y que se unirá a ellos si están de acuerdo en nombrarlo a él presidente. El ministro Wilson apoya a Huerta. Pasan los días y Huerta no ataca la Ciudadela. Gustavo, el hermano del presidente, advierte a su hermano que no confía en Huerta. Madero se muestra confiado. Más tarde, Gustavo descubre la traición de Huerta y lo amenaza. Huerta le asegura que en unas horas atacará la Ciudadela y lo invita a almorzar al restaurante Gambrinos en la mañana de 18 de febrero. Sin embargo, se trata de una trampa. Gustavo es apresado en el restaurante, al mismo tiempo que Madero y Pino Suárez son aprehendidos por el general Aureliano Blanquet en Palacio Nacional. Felipe Ángeles también es aprehendido. Gustavo es golpeado y torturado por los soldados de Huerta y uno de ellos le saca su único ojo sano con la punta de una bayoneta. Finalmente es asesinado. Madero y Pino Suárez renuncian a sus cargos. El ministro del Exterior, Pedro Lascuráin jura como presidente interino y 45 minutos después entrega la presidencia a Victoriano Huerta, que hasta entonces ocupaba el cargo de secretario del Despacho y de Gobernación. Sara, la esposa de Madero, pide al embajador Wilson su intervención para salvar la vida de su esposo. Wilson le responde que Madero cayó por no hacerle caso a él. Manuel Márquez Sterling, embajador de Cuba, ofrece asilo político a Madero y a Pino Suárez. En la noche del 22 de febrero, Madero y Pino Suárez son trasladados a la penitenciaría de Lecumberri y asesinados. Don Porfirio y su familia viaja a Egipto y a diferentes lugares de Europa. Se mantiene al tanto de los acontecimientos en México y pasa mucho tiempo con su nieta consentida Lila, hija de Firio. En abril de 1913, Amada viaja a París para visitar a su padre y cuando le cuenta que Ignacio su marido, Enrique, el primo de Carmelita, Félix Díaz, sobrino de Don Porfirio, estuvieron involucrados en el asesinato de Madero, Don Porfirio se exaspera al pensar que lo pudieran involucrar en ese crimen. Federico Gamboa visita a Don Porfirio para informarle que ha sido nombrado ministro de relaciones Exteriores por el gobierno de Huerta. Sara Pérez de Madero visita al embajador de Cuba Manuel Márquez Sterling para agradecerle la ayuda que le prestó a su esposo. Ella le dice que si en sus manos estuviera la vida de los asesinos de su esposo, se las perdonaría. Él le sugiere exiliarse a Cuba. Huerta y sus seguidores pretenden usar el nombre de Porfirio Díaz para que su gobierno sea apoyado por la gente. Venustiano Carranza desconoce el gobierno de Huerta y se levanta en armas. El general Lucio Blanco, que lucha a las órdenes de Carranza, expropia la hacienda de Los Borregos, propiedad de Félix Díaz. Este reclama a Huerta no haberlo tomado en cuenta para nombrar al gabinete y no convocar a elecciones como prometió; Huerta lo ignora. Félix sale de México y visita a su tío en París, quien lo incrimina por haber salido de México. En enero de 1914 es asesinado Francisco Rincón Gallardo, esposo de Luz, la hija menor de Porfirio. El 21 de abril desembarcan tropas norteamericanas en Veracruz, debido a que en Tampico, unos marinos norteamericanos fueron apresados por el gobierno de Huerta. El 23 de junio, Pancho Villa toma Zacatecas, poniendo fin al huertismo. El 15 de julio, Victoriano Huerta renuncia a la presidencia y huye del país junto con Aureliano Blanquet. El 13 de agosto Álvaro Obregón firma los Tratados de Teoloyucan en donde se entrega la Ciudad de México a Venustiano Carranza. Estalla la guerra en Europa y Don Porfirio, junto con su hijo Firio, sigue con interés su desarrollo. En México, los carrancistas ocupan las propiedades de los porfiristas que huyeron del país, entre ellas la casa en la calle de la Cadena, que era de Don Porfirio. Las propiedades de Ignacio, el marido de Amada, son incautadas y él es detenido. Hacia marzo de 1915, la salud de Porfirio se ha quebrantado. Amada y Luz reciben una carta en donde su padre les dice que solo espera morir en México. Porfirio muere el 2 de julio a las 6:30 de la tarde. Su cuerpo es embalsamado y depositado en la iglesia de Saint Honoré l’Eylau. El 27 de septiembre de 1921, los restos de Don Porfirio son trasladados al Cementerio de Montparnasse en París. Carmelita regresa a México en 1934.

Elenco[editar]

Equipo de producción[editar]

  • Historia original: Enrique Krauze, Fausto Zerón Medina
  • Adaptación: Liliana Abud, Eduardo Gallegos, Antonio Monsell
  • Edición literaria: Tere Medina
  • Tema de entrada: Don Porfirio
  • Autor: Daniel Catán
  • Música original: Daniel Catán
  • Narrador: Enrique Rocha
  • Asesoría histórica: Carmen Saucedo, Carlos Hernández Serrano
  • Escenografía: Isabel Cházaro, Javier Terrazas
  • Ambientación: José Luis Garduño, Rafael Brizuela, Patricia de Vicenzo, Antonio Martínez
  • Diseño de vestuario: Cristina Sauza, Joelle Launay
  • Edición: Eben Ezer Reyna, Marcelino Gómez
  • Dirección de acción: Jesús Moreno, Federico Farfán
  • Coordinador de producción: Abraham Quintero
  • Coordinación artística: Guadalupe Cuevas
  • Gerente de producción: Luis Miguel Barona
  • Dirección de cámaras: Jesús Acuña Lee, Carlos Guerra Villarreal
  • Director adjunto: Claudio Reyes Rubio
  • Asistente de producción: Francisco Martínez G.
  • Productor asociado: Rafael Urióstegui
  • Dirección general: Gonzalo Martínez Ortega, Jorge Fons
  • Productor: Carlos Sotomayor
  • Productor general: Ernesto Alonso

Premios y nominaciones[editar]

Premios TVyNovelas 1995[editar]

Categoría Nominado(a) Resultado
Mejor telenovela Ernesto Alonso Nominado
Mejor actor protagónico Humberto Zurita Ganador
Mejor actor antagónico Bruno Rey Nominado
Mejor primera actriz Jacqueline Andere Ganadora
Mejor primer actor Manuel Ojeda Nominado
Mejor actriz co-estelar Patricia Reyes Spíndola Ganadora
Mejor revelación masculina Fabián Robles Nominado
Mejor tema musical Daniel Catán Ganador
Mejor dirección de escena Gonzalo Martínez Ortega
Jorge Fons
Ganadores
Mejor dirección de cámaras Jesús Acuña Lee
Carlos Guerra
Ganadores
Mejor escritor Enrique Krauze
Fausto Zerón Medina
Ganadores
Mejor producción Carlos Sotomayor Ganador

Premios El Heraldo de México 1995[editar]

Categoría Nominado(a) Resultado
Mejor telenovela Ernesto Alonso Ganador
Mejor actriz Patricia Reyes Spíndola Nominada
Mejor actor Manuel Ojeda Ganador
Ernesto Gómez Cruz Nominado
Humberto Zurita Nominado

Premios ACE New York 1996[editar]

Categoría Nominado(a) Resultado
Mejor actriz Patricia Reyes Spíndola Ganadora
Mejor programa cultural dramatizado Carlos Sotomayor
Gonzalo Martínez Ortega
Ganadores

Enlaces externos[editar]