Balón prisionero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «El quemado»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Dodgeball pictogram.svg

El balón prisionero, el matao, "cementerio"[1] o las quemadas es un juego popular adolescente, practicado normalmente en clases de educación física. Se dividen en 2 equipos y una cancha se divide en 2. Se ubican los equipos, uno cada lado de la cancha. De cada equipo habrá un jugador (delegado) situado en el campo contrario por fuera de los límites del rectángulo. Con una sola pelota en juego los jugadores de uno y otro equipo tratarán de ”quemar” a los contrarios arrojando la pelota para que esta los golpee sin ningún pique previo y caiga al suelo. Los jugadores quemados irán al área donde se encuentra el delegado y podrán quemar a los jugadores contrarios si la pelota llega hasta sus manos con esa pelota dar a alguien del equipo contrario. En este juego existen tres variantes: Una en donde cada ves que queman a alguien del equipo contrario un compañero del mismo equipo que nosotros puede entrar, otra donde cada ves que queman a alguien no puede hacer nada hasta que un compañero agarre la pelota en el aire y elija a quien meter.

El juego[editar]

Campo de juego[editar]

El campo de juego es rectangular, dividido por la mitad con una raya trazada en el suelo para separar el terreno de cada equipo. Ningún jugador puede traspasar esa raya divisoria.

Objetivo[editar]

  • Eliminar a todos los jugadores contrarios. Para ello, basta con golpearles con la pelota sin que lleguen a cogerla con las manos antes de que toque el suelo. El jugador golpeado abandona el campo de juego y pasa a situarse fuera, detrás del campo enemigo. Allí tiene la posibilidad de atrapar la pelota si esta traspasa el campo enemigo y devolverla así a su equipo.

En los medios[editar]

Notas[editar]

  1. Fernández Vivas, Araceli: Juegomanía: juegos, tests, habilidades.... Libsa, 2004; pp.80-81

Enlaces externos[editar]