El pianista del gueto de Varsovia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El pianista del gueto de Varsovia
de Władysław Szpilman
Archivo:Wladyslaw Szpilman.jpg
Género Autobiografía
Subgénero Memorias
Tema(s) Holocausto Ver y modificar los datos en Wikidata
Ambientada en Varsovia Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma Polaco
Título original On Writing
Editorial Wiedza (primera edición)
País  Polonia
Fecha de publicación 1946

El pianista del gueto de Varsovia es un libro de las memorias del músico polaco de origen judío Władysław Szpilman. El libro está escrito en primera persona y en él cuenta como sobrevivió a las deportaciones alemanas de judíos a los campos de exterminio, la destrucción de 1943 del gueto de Varsovia y en 1944 el Alzamiento de Varsovia durante la Segunda Guerra Mundial.

La primera versión de este libro se publicó en Polonia titulado Śmierć miasta (Muerte de una ciudad), publicado por la editorial polaca Wiedza, pero enseguida fue retirado de la circulación por las nuevas autoridades comunistas polacas.

En 1998, el hijo de Szpilman, Andrzej Szpilman, publicó las memorias de su padre, primero en alemán como Das wunderbare Überleben (La milagrosa supervivencia) y luego en inglés como El pianista. Más tarde se publicó en más de 30 idiomas. En 2002, Roman Polanski dirigió una versión para la pantalla, también llamada El pianista, pero Szpilman murió antes de que la película fuera terminada. La película ganaría tres premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood como Mejor actor, Mejor director y Mejor Guion Adaptado, Goya a la Mejor Película Europea y la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes.

Sinopsis[editar]

Wladyslaw Szpilman estudió piano en la década de 1930 en Varsovia y Berlín. En Berlín, fue instruído por Leonid Kreutzer y en la Academia de Artes de Berlín por Artur Schnabel. Durante su tiempo en la academia también estudió composición con Franz Schreker.

En 1939 regresó a Varsovia y trabajó como pianista en la Radio Polaca. Al momento en que la central que mantenía en funcionamiento la radio polaca fue destruída por bombas alemanas se vio obligado a dejar de trabajar

Unos días después de la rendición de Varsovia, folletos alemanes aparecieron colgados en la pared de los edificios, y en las calles los judíos empezaron a sufrir maltratos. Pronto los decretos fueron aplicados únicamente a los judíos, como entregar sus bienes y objetos de valor a funcionarios alemanes; muy pocas personas entregaron sus bienes a los alemanes, entre ellos la familia de Szpilman que escondieron su dinero en el diapasón del violín, un reloj de oro bajo un macetero, este perteneciente al padre de Szpilman. Todo aquel que fuese judío estaba forzado a portar un brazalete para ser identificados, no podían ocupar bancas del parque y sólo podían andar por la calle.

En 1941, fueron trasladados al gueto de Varsovia, donde tuvieron que subsistir a las hambrunas y a las humillaciones de los oficiales nazis. Tras un año de miseria y empobrecimiento, los habitantes del gueto fueron deportados a campos de exterminio, entre ellos los familiares de Szpilman. Un policía judío del gueto, perteneciente a la resistencia polaca, ayuda al pianista a evitar la deportación y éste huye, siendo acogido por su examante y el esposo de ésta, que la mantienen vivo hasta que el levantamiento del gueto de 1944 hace que los alemanes bombardeen Varsovia, destruyendo gran parte de los edificios.

Escondido primero en un hospital abandonado y luego en una vieja casa desocupada, Szpilman apenas puede seguir vivo hasta que es descubierto por el capitán Wilm Hosenfeld, un alto oficial alemán. Hosenfeld pide a Szpilman que toque el piano para él al saber que es pianista y éste obedece. Conmovido, Hosenfeld empieza a ayudar al pianista llevándole alimento hasta que el ejercito rojo comenzaron a avanzar. Antes de abandonar el lugar, Hosenfeld se despide del pianista llevándole alimento y dándole su abrigo, el oficial le promete al pianista que lo escuchara en la radio polaca. Una mañana, Szpilman se despierta y ve un camión entonando el himno nacional de Polonia, corre apresuradamente a la calle pero el abrigo casi resulta ser fatal para Szpilman ya que aparecen las tropas polacas y soviéticas, y lo confunden con un oficial alemán y le disparan y persiguen en un edificio, donde le lanzan una granada. Szpilman solo consigue que dejen de disparar tras convencerlos de que es polaco y que sólo lleva el abrigo porque tenia frío.

Los soviéticos aprisionan a numerosos alemanes, entre ellos a Hosenfeld, por el lugar pasaban antiguos prisioneros judios y Hosenfeld les afirma que él es conocido de Szpilman y pide que lo contacten para que él lo liberara. Finalmente, el pianista llega demasiado tarde al lugar y desconoce a donde llevaron a Hosenfeld. La novela termina con Szpilman interpretando una balada de Fredèric Chopin frente a una gran audiencia en Varsovia. Antes de los créditos finales, se puede observar que Szpilman falleció en el año 2000 y Hosenfeld en 1952 en un campo de prisioneros de guerra soviético.

Véase también[editar]