El perro del hortelano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El perro del hortelano Ver y modificar los datos en Wikidata
de Lope de Vega Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Comedia Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma Español Ver y modificar los datos en Wikidata
País España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fecha de publicación 1618 Ver y modificar los datos en Wikidata
Texto en español El perro del hortelano en Wikisource

El perro del hortelano es una comedia palatina de Lope de Vega, publicada en la Oncena parte de las comedias de Lope Félix de Vega Carpio en Madrid, en 1618 al cuidado personal del propio autor. Procede por una expresión idiomática: «Ser como el perro del hortelano, que no come ni deja comer»; el perro es un animal no vegetariano que no come los vegetales del huerto de su amo, pero no deja que los otros animales los coman. Toda la frase se refiere al argumento de la obra y significa que la condesa Diana no puede amar a Teodoro y por eso, no lo deja amar o ser amado por cualquier otra persona.

Resumen[editar]

Todo empieza cuando Teodoro y Marcela están hablando en la terraza del castillo de la condesa Diana en Miranda, Nápoles. Tristán vigila la puerta, ve que se acerca Fabio, por lo que Teodoro y Tristán se dan a la fuga empujando a Fabio que cae rodando por las escaleras. Llega la condesa, que intuye por la situación que algún hombre ha entrado. Entonces reúne a todo el servicio y pregunta por lo que ha ocurrido, Anarda le cuenta que hay cierta relación amorosa entre Teodoro y Marcela; cuando esta es entrevistada lo confirma y, para no desprestigiar a Teodoro y a sí misma, dice que han hablado de casamiento. La condesa decide que pueden casarse, pero en realidad ella está enamorada de Teodoro y tiene celos de Marcela.

Diana escribe una carta de amor y, como si fuese de una amiga, se la entrega a Teodoro y le pide que conteste. El criado al ver que tiene posibilidades con la condesa rechaza a Marcela, esta por venganza se va con Fabio. A los pocos días la condesa rechaza a Teodoro y recibe a su dos pretendientes, el conde Federico y el marqués don Ricardo, escogiendo a su futuro esposo. Teodoro indignado por haber rechazado a Marcela por nada intenta volver con Marcela, que lo rechaza aludiendo que está con Fabio. Pero los dos se acaban reconciliando rápidamente, mientras la condesa Diana les está espiando.

Diana, otra vez celosa, habla a solas con Teodoro y le hace entender que está enamorada de él (cosa que le avergüenza, ya que no tiene sangre noble y es una deshonra para su reputación). Al acabar de hablar, Teodoro habla con Marcela y le dice que Diana quiere que se case con Fabio, y por tanto tiene que hacerlo. Marcela se da cuenta que él no quiere a la condesa, él la quiere a ella.

Poco después Diana rechaza al marqués Ricardo y Teodoro habla con Diana para decirle que no quiere más falsas esperanzas y se va con Marcela, justamente lo que la condesa no quería. Al notar Ricardo y Federico el amor de la condesa por Teodoro y además de que no es de sangre noble, encargan a Tristán que lo mate después de negociar el precio. Este se lo cuenta todo a su amo e ingenia un plan para ayudarle. El plan consiste en ir a ver al conde Ludovico, el cual perdió hace muchos años a un hijo llamado precisamente Teodoro, y hacer pasar a Teodoro por su hijo, para así tener sangre noble y poder casarse con la condesa.

El plan se lleva a cabo; Tristán visita al conde Ludovico y se inventa la historia. El conde muy feliz decide ir a ver a su supuesto hijo al condado de Belflor. Teodoro recibe la visita de su falso padre, con gran sorpresa de todos. Al ser noble, Teodoro y Diana se casan y se van con su “padre”, después de que Teodoro rechace definitivamente a Marcela, que será obligada a casarse con Fabio.

Interpretaciones[editar]

Marc Vitse aprecia que la obra puede leerse como una "comedia de privanza" de risa. El personaje del secretario alude a su situación como propia de César Borgia, y se adapta a las situaciones de la misma manera que un príncipe a los cambios de la Fortuna; incluso hace suyo el famoso lema de César Borgia: "O César, o nada". Más que el tema del amor hay que considerar también que Diana es poco menos que un trámite para conseguir el condado de Bellflor. El subtexto de El príncipe de Nicolás Maquiavelo es evidente, así como la atmósfera de general inmoralidad que envuelve la obra.[1]

Personajes[editar]

  • Diana, condesa de Belflor o dama: Es una mujer fría y calculadora, mala y cobarde, incapaz de mostrar sus sentimientos.
  • Teodoro: Secretario o criado de Diana, indeciso y aprovechado de los demás. Se vale de las mujeres para conseguir sus propósitos.
  • Tristán: Un gracioso sumamente discreto, hábil y mejor amigo de Teodoro además de su criado. Consigue hallar un fabuloso plan para además de salvarle la vida a Teodoro, casarle con Diana.
  • Fabio: Criado de Diana
  • Marcela:Dama de Diana la condesa y novia de Teodoro que dejan y vuelven a retomar la relación debido a los cambios de parecer de la condesa.
  • Ricardo: Marqués que se enamora de la Condesa Diana, pero él se da cuenta de que Diana quiere entregarle su amor a Teodoro y Ricardo decide mandar a alguien a que lo mate pero su plan resulta fallido.
  • Federico: Conde y pretendiente de la Condesa Diana
  • Ludovico: Conde que perdió a su único hijo (desaparecido) cuando este era pequeño y es fácilmente engañado por Tristán, debido a que este se hace pasar por un comerciante griego que compró a un esclavo llamado Teodoro (supuestamente su hijo), pero todo era una mentira para que Teodoro (protagonista) se convirtiera en hijo de un conde y pudiera casarse con Diana
  • Anarda: Dama de Diana la condesa

Representaciones destacadas[editar]

Adaptaciones cinematográficas[editar]

Fue adaptada al cine por Yan Frid en 1977 (U.R.S.S.), con Margarita Terejova, Mijaíl_Boyarski y Armen Dzhijarjanian en los papeles principales.

Fue adaptada al cine por Pilar Miró en 1996, con Emma Suárez, Ana Duato y Carmelo Gómez en los papeles principales. La película ganó siete premios Goya en la edición de 1997.

Referencias[editar]

  1. Cf. Fausta Antonucci, "Teodoro y César Borgia: una clave para la interpretación de El perro del hortelano", en María Luisa Lobato, Francisco Domínguez Matito (eds.), Actas del VI Congreso de la Asociación Internacional Siglo de Oro. Burgos - La Rioja (15-19 julio 2002), pp. 263-273, http://www.cervantesvirtual.com/obra/teodoro-y-cesar-borgia-una-clave-para-la-interpretacion-de-el-perro-del-hortelano/

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]