El gobierno de los bienes comunes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El gobierno de los bienes comunes. La evolución de las instituciones de acción colectiva, es la obra más difundida de la politóloga estadounidense Elinor Ostrom.[nota 1]

La obra propone una visión original sobre el problema de sobreexplotación de los recursos comunes planteado por Garrett Hardin, conocido como la Tragedia de los comunes. La visión de la autora es que los recursos comunes no necesariamente serán sobreexplotados como argumenta Hardin, por el contrario existen casos en los cuales, a partir de arreglos institucionales y contratos entre los interesados, los recursos comunes se explotan de manera sostenible.

Igualmente El gobierno de los bienes comunes ha adquirido una relevancia creciente entre los economistas neo institucionales por el análisis y comprensión de las formas en las cuales las comunidades se autoorganizan creando instituciones y contratos a largo plazo.[cita requerida]

Propósito de la obra[editar]

El principal propósito de la obra es exponer una teoría que permita comprender bajo qué condiciones las comunidades gestionarán de manera sostenible y organizada sus bienes comunes (por ejemplo sistemas de riego o pastizales comunes, zonas comunes de pesca o de tala) y bajo qué condiciones estas comunidades sobreexplotarán estos bienes hasta su extinción. Las comunidades que manejan sus bienes comunes de manera sostenible son vistos como comunidades que logran acuerdos institucionales “robustos”; por su parte los casos en los cuales las comunidades que sobreexplotan sus recursos comunes se comprenderán como comunidades con “acuerdos institucionales frágiles” o “fracasos” en el caso extremo de la tragedia de los comunes.

La obra ha ganado relevancia entre los estudiantes de economía y ciencia política por los aportes teóricos y metodológicos que hace sobre las formas de organización social que se pueden dar alrededor de los bienes comunes y su explotación.

Fuentes teóricas de la obra[editar]

Entre las fuentes teóricas más relevantes tomadas por Ostrom en el desarrollo de su estudio fueron:

  • Garrett Hardin y la tragedia de los comunes: La tragedia de los Comunes es el dilema económico descrito por el economista Garrett Hardin y publicado en la revista Science en 1968.[3] El dilema concluye que un grupo de agentes económicos racionales que persiguen sus intereses personales de manera independiente explotarán un recurso común de manera ineficiente hasta agotarlo.
  • La teoría de la acción colectiva de Mancur Olson: En la obra La Teoría de la Acción Colectiva Mancur Olson describe cómo es la organización y toma de decisiones en grandes grupos. Las formas de organización democrática y las dinámicas de votación y abstencionismo que se generan en grandes organizaciones junto con la existencia de "gorrones" (free readers) o individuos oportunistas son los dos elementos principales que toma Ostrom para la comprender el comportamiento de las comunidades que se organizan en torno a un bien común.[4]
  • La teoría de juegos y el dilema del prisionero: El dilema del prisionero es un caso fundamental de teoría de juegos desarrollado por Merril M. Flood.[5] Este dilema plantea que existen situaciones de interdependencia en los cuales sólo la cooperación entre individuos permitirá alcanzar a cada uno sus objetivos. Y por el contrario el comportamiento maximizador egoísta en escenarios de acción interdependiente puede llevar a todos los actores a estar en una peor situación de la esperada.

Casos estudiados en la obra[editar]

La obra estudia una amplia gama de casos de manejo de los bienes comunes. Situaciones de sobreexplotación pesquera, acuífera, de pastizales o maderera son estudiados en la obra. Igualmente los lugares en los cuales se desarrolla la explotación de estos es variada: Suiza, Japón, España, Turquía, Filipinas, Canadá y Sri Lanka son los países en los cuales se dan los casos estudiados por la autora.

Estructura de la obra[6] [editar]

Capítulo 1: reflexiones sobre los comunes.[editar]

La obra inicia recopilando los principales aportes teóricos para la comprensión de lo que son y cómo se manejan los bienes comunes. A partir de la teoría de Garrett Hardin sobre la tragedia de los comunes, el dilema del prisionero y la teoría de la acción colectiva.

Igualmente expone las dos respuestas políticas que se le da comúnmente a la tragedia de los comunes: por un lado la estatización del bien, por el otro la privatización del bien, de acuerdo con la autora estas dos soluciones son insuficientes para resolver el dilema de la sobre explotación del bien común. El capítulo concluye con la exposición de un caso real y documentado en el cual una comunidad logra explotar un bien común de manera sostenible y económicamente viable a través de la creación de acuerdos institucionales.

Capítulo 2: enfoque institucional para el estudio de la autoorganización y la autogestión en casos de RUC.[editar]

El propósito de este capítulo es establecer los principios sobre los cuales una comunidad que posee un recurso común estaría dispuesta a generar arreglos institucionales, es decir a establecer contratos, en lugar de explotar el recurso de manera independiente. La idea de que los individuos preferirán actuar de manera interdependiente y coordinada, en lugar de actuar de manera individual y egoísta a causa de su interés de no perder el recurso común del cual se lucran es fundamental para comprender el origen de los contratos e instituciones sobrevinientes en los casos estudiados.

Igualmente el capítulo señala que una comunidad se autoorganizará y coordinará alrededor del bien común estableciendo derechos y deberes, los beneficios y costos, sanciones y mecanismos de vigilancia de lo acordado. El mantenimiento y cumplimiento de estos arreglos institucionales le permitirá a la comunidad continuar explotando el bien común.

Capítulo 3: análisis de RUC de larga duración, autoorganizados y de autogestión[editar]

En este capítulo la autora estudia los casos “exitosos”, estos son en los cuales las comunidades han podido llegar a acuerdos institucionales (reglas) sobre como explotar los bienes comunes y estos han sido respetados en el largo plazo.

En este capítulo se expone una de las teorías más originales del libro, los llamados “Principios de diseño característicos de instituciones de larga duración de los RUC”. Estos principios son el conjunto de características comunes y esenciales encontradas en todos los casos estudiados y autoorganizados alrededor de sus recursos comunes.

Los ocho principios son:

i. Límites claramente definidos: Se refiere al límite de membresías o posibles explotadores del bien común.

ii. Coherencia entre las reglas de apropiación y provisión con las condiciones locales: Las reglas sobre quiénes, cuándo y cuánto del bien común se pueden apropiar deben estar claramente establecidas.

iii. Arreglos de elección colectiva: Los medios de cambio de las reglas deben depender de los afectados por estas.

iv. Supervisión: Los encargados de supervisar el cumplimiento de los acuerdos por parte de los que explotan el bien común y al bien común deben responder ante la organización.

v. Sanciones graduadas: los apropiadores (quienes exploten el bien común) que falten a las reglas e instituciones acordadas deberán ser sancionados de acuerdo a la gravedad de su falta.

vi. Mecanismos para la resolución de conflictos: La facilidad de acceso a instancias para la resolución de conflictos.

vii. Reconocimiento mínimo de derechos de organización: la capacidad para organizarse de manera autónoma ante poderes locales o gubernamentales.

viii. Entidades anidadas: las diferentes actividades alrededor de RUC se realizan desde diferentes niveles de entidades interesadas.

Capítulo 4: análisis del cambio institucional[editar]

A partir de la exposición del caso de las cuencas de agua subterráneas en la planicie sur de California, la autora expone cómo de manera incremental y secuencial los propietarios de los recursos comunes se ven en la necesidad de promover las estructuras tradicionales de explotación del recurso (el statu quo) y de diseñar nuevas instituciones y reglas que sean creíbles y que su cumplimiento pueda ser vigilado.

Capítulo 5: análisis de los fracasos y de las fragilidades Institucionales[editar]

En esta capítulo el autor complementa la exposición realizada en el tercero sobre el conjunto de elementos que se deben dar en una comunidad para que los bienes comunes se organicen de manera sostenible a largo plazo indicando cuáles son las características que impedirán a una comunidad llegar a arreglos institucionales de largo plazo.

La existencia de arreglos institucionales frágiles, de imposibilidad de carnetizar o dar membresía a los apropiadores del recurso común, incapacidad de llegar a acuerdos claros y de generar mecanismos vinculantes de vigilancia y sanción son algunos de los factores que generan acuerdos institucionales débiles o fracasos en la gestión de los bienes comunes.

Capítulo 6: un marco para el análisis de la autoorganización y autogestión de los RUC[editar]

En el último capítulo de la obra se expone un modelo para el análisis de las organizaciones creadas alrededor de los bienes comunes. Este modelo se construye a partir de la teoría de la acción colectiva de Mancur Olson agregando categorías de análisis propias de la economía institucional como la existencia de acuerdos fuertes y creíbles, la existencia de costos de transacción para el diseño institucional bajos y que los apropiadores tengan la convicción de que es su deber conservar el recurso común, en vez que querer lograr los mayores beneficios de este en el menor tiempo posible.

Influencia de la obra[editar]

La obra ha tenido una influencia creciente en áreas como la microeconomía, nueva economía institucional, neoinstitucionalismo, teoría de la acción racional y teoría de la acción colectiva.[cita requerida]

De la misma manera su influencia en la gestión de políticas ambientales ha sido creciente,[cita requerida] un ejemplo representativo de esto es el Premio Elinor Ostrom enfocado en personas que investiguen y hayan ejecutado acciones de mejora en la explotación de un bien común.[7]

Véase también[editar]

Notas[editar]

Referencias[editar]

  1. http://skytteprize.statsvet.uu.se/PrizeWinners.aspx
  2. http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/economic-sciences/laureates/2009/
  3. http://www.uam.es/personal_pdi/ciencias/jonate/Eco_Rec/Intro/La_tragedia_de_los_comunes.pdf
  4. http://www.banrepcultural.org/novedad/la-logica-de-la-accion-colectiva
  5. «Prisoner's dilemma». www.princeton.edu (en inglés). Consultado el 27 de abril de 2017. 
  6. Ostrom, E. (2000).El Gobierno de los Bienes Comunes: La evolución de las instituciones de acción colectiva. Ciudad de México: Fondo de Cultura Económica de México.
  7. «Target recipients of the Award». Elinor Ostrom Awar.