El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde
de Robert Louis Stevenson Ver y modificar los datos en Wikidata
Jekyll and Hyde Title.jpg
Género Novela Ver y modificar los datos en Wikidata
Subgénero Novela psicológica, novela gótica y ciencia ficción Ver y modificar los datos en Wikidata
Ambientada en Londres Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma Inglés Ver y modificar los datos en Wikidata
Título original Strange Case of Dr Jekyll and Mr Hyde Ver y modificar los datos en Wikidata
Texto original Strange Case of Dr Jekyll and Mr Hyde en Wikisource
Editorial
País Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Fecha de publicación 1886 Ver y modificar los datos en Wikidata
Formato Impreso
ISBN 0-553-21277-X Ver y modificar los datos en Wikidata
OCLC 156907996 Ver y modificar los datos en Wikidata
Texto en español El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde en Wikisource
[editar datos en Wikidata]

El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde (en inglés Strange Case of Dr Jekyll and Mr Hyde), a veces titulado simplemente El doctor Jekyll y el señor Hyde, es una novela escrita por Robert Louis Stevenson y publicada por primera vez en inglés en 1886, que trata acerca de un abogado, Gabriel John Utterson, que investiga la extraña relación entre su viejo amigo, el Dr. Henry Jekyll, y el misántropo Edward Hyde.

El libro es conocido por ser una representación vívida de un trastorno psiquiátrico que hace que una misma persona tenga dos o más identidades o personalidades con características opuestas entre sí. En psiquiatría, esto hace referencia al trastorno disociativo de la identidad (anteriormente conocido como trastorno de personalidad múltiple). No se debe confundir esta psicopatología con el trastorno bipolar, otro desorden psiquiátrico completamente distinto, perteneciente a un grupo de enfermedades mentales conocidas como trastornos del estado de ánimo, en el que se alternan fases de manía con fases de depresión. Fue un éxito inmediato y uno de los más vendidos de Stevenson. Las adaptaciones teatrales comenzaron en Boston y Londres un año después de su publicación y aún hoy continúa inspirando películas e interpretaciones múltiples.

Jekyll es un científico que crea una poción o bebida que tiene la capacidad de separar la parte más humana del lado más maléfico de una persona. Cuando Jekyll bebe esta mezcla se convierte en Edward Hyde, un criminal capaz de cualquier atrocidad. Según se cuenta en la novela, en nosotros siempre están el bien y el mal juntos, por eso Hyde, símbolo de todo lo perverso resulta repugnante a todo aquel que lo ve.

Creación[editar]

A principios de otoño de 1885 los pensamientos de Stevenson giraban en torno a la idea de la dualidad del hombre y cómo incorporar la dualidad del bien y del mal en una historia. Una noche tuvo un sueño y al despertar tenía la idea para dos o tres escenas que aparecerían en El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde. "A altas horas de la mañana" dijo la señora Stevenson "fui despertada por gritos de horror de Louis. Pensando que tenía una pesadilla le desperté. Él me dijo furioso '¿Por qué me has despertado? Estaba soñando un dulce cuento de terror.' Yo le había despertado en la escena de la primera transformación".[1]

Lloyd Osbourne, el hijastro de Stevenson, recuerda que: "No creo que haya habido antes una hazaña literaria como la escritura de Doctor Jekyll. Recuerdo su primera lectura como si fuera ayer. Louis bajó enfebrecido, leyó casi la mitad del libro en voz alta; y luego, cuando todavía estábamos jadeando, él ya estaba otra vez lejos ocupado en la escritura. Dudo que la primera versión le llevara más de tres días".[1]

Como de costumbre, la señora Stevenson leyó el esbozo y apuntó sus críticas en los márgenes. Louis estaba postrado en la cama entonces por una hemorragia y ella dejó sus comentarios con el manuscrito y Louis en el dormitorio.

Ella dijo que la historia realmente era una alegoría aunque Louis la escribía como un cuento. Al rato Louis la llamó en el dormitorio y señaló a un montón de cenizas: había quemado el manuscrito por miedo a que tratara de utilizarlo, y en el proceso se obligó a comenzar desde el principio a escribir una historia alegórica como ella le había sugerido. El debate académico es si realmente quemó el manuscrito o no. Algunos eruditos sugieren que las críticas de su mujer no fueron sobre la alegoría sino sobre el contenido sexual inadecuado que supuestamente tendría esta versión. No hay ninguna prueba actualmente que indique que se quemó el manuscrito, pero en cualquier caso esto forma una parte importante de la historia de la novela.

Stevenson volvió a escribir la historia otra vez en tres días. Según Osbourne, "la mera hazaña física era enorme; y en vez de dañarle, esto le despertó y entusiasmó de forma inexpresable. Luego siguió refinándola y trabajando en ella durante 4 a 6 semanas".[cita requerida]

El manuscrito fue al principio vendido como una edición en rústica por un chelín en el Reino Unido y un dólar en los Estados Unidos. Al principio las tiendas no hicieron provisión de la novela hasta que una crítica favorable apareció en The Times (25 de enero de 1886) Dentro de los siguientes seis meses fueron vendidas cerca de cuarenta mil copias. Hacia 1901 se estimó que se habían vendido más de 250.000 copias.

Resumen[editar]

Portada de Classic Comics.

El señor Utterson, un prestigioso abogado londinense, ha escuchado una historia de su amigo, el señor Enfield, que despierta su curiosidad. Así, Utterson comienza una investigación para averiguar la verdadera identidad de Mr. Hyde, un hombre que se presenta muy unido a un viejo amigo conocido como el doctor Jekyll.

Sus investigaciones llevan a Utterson, en primer lugar, a un testamento escrito por Jekyll, en el que hace propietario, en el caso de su muerte o desaparición, de todos sus bienes a Hyde. Más tarde el abogado mantendrá una conversación con Jekyll, el que le pedirá que se olvide del asunto. Todo cambia cuando Hyde asesina a un respetado parlamentario inglés, sir Danvers Carew, ante un testigo. Mientras Utterson ayuda en la investigación del crimen, Jekyll se vuelve cada vez más solitario y melancólico, y Utterson llega a pensar que el doctor está encubriendo a Hyde.

Llega un momento en que Jekyll se encierra en su laboratorio atenazado por una angustia que nadie comprende. Otro amigo de Utterson, Lanyon, muere de un shock espiritual con el que el señor Jekyll parece estar relacionado. Un día el mayordomo de Jekyll, Poole, pide ayuda ya que cree que, de alguna forma, un extraño ha conseguido entrar en el laboratorio y matar a Jekyll. Ambos descubren que el extraño es Hyde, y cuando consiguen entrar en el laboratorio, encuentran el cadáver de Hyde, que se ha suicidado, mientras que Jekyll no aparece en ninguna parte.

Finalmente, Utterson lee las cartas escritas por Lanyon y la confesión del Dr. Jekyll. La primera revela que Lanyon ha sido testigo de la transformación física de Hyde en Jekyll por medio de un brebaje inventado por este último. Fue el horror ante tal descubrimiento lo que le llevó finalmente a la muerte.

La otra carta es una confesión del propio Jekyll: en su juventud se dio cuenta de que la conciencia de cada ser humano se compone de dos aspectos - el bien y el mal - que están enzarzados en una lucha continua. Siguiendo la hipótesis de que es posible polarizar y separar estos dos componentes del yo, creó una poción y su correspondiente antídoto, que podía transformar a una persona en la encarnación de su parte maléfica, consiguiendo al mismo tiempo depurar el lado bueno. Después de tomar la poción, Jekyll disminuía un tanto su estatura, tomaba un aspecto desagradable para con todos sus semejantes, adquiría la fuerza y la astucia de doce hombres, su naturaleza malvada se volvía dominante, además su inteligencia se hacía extrañamente brillante y sus reflejos extraordinarios; a esta "persona" la llamó Edward Hyde. Inicialmente los efectos de la poción eran temporales y no era necesario el antídoto. Después de unas cuantas transformaciones a Hyde, y viceversa, Jekyll se acostumbró a realizar regularmente la metamorfosis con el fin de poder entregarse a placeres antisociales prohibidos, que nunca se permitiría en la persona de Jekyll. Sin embargo, su parte maléfica se fue haciendo más y más fuerte, rebasando la capacidad de Jekyll para controlarla, necesitando el uso del antídoto para recuperar su forma original. Después del asesinato del parlamentario, Jekyll, horrorizado, decidió dejar de tomar la poción.

Desgraciadamente para el doctor, después de algún tiempo de tranquilidad, las trasformaciones a Hyde se producían espontáneamente, mejorando sus "facultades", y Jekyll sólo podía permanecer de esta forma mientras durasen los efectos, cada vez más debilitados, del antídoto. Finalmente se agotó un ingrediente fundamental del antídoto, una sal que había adquirido inicialmente en gran cantidad. Las nuevas remesas de esta sal ya no producían un antídoto efectivo. Al principio, Jekyll lo atribuyó a impurezas en estas remesas, pero finalmente llegó a la conclusión de que la impureza desconocida se hallaba en el lote inicial, siendo ésta la que otorgaba efectividad a la mezcla, por lo que nunca más podría obtener una poción efectiva, ni su antídoto, y quedaría convertido en su oscuro alter ego Hyde permanentemente.

Análisis[editar]

Esta novela se ha convertido en una pieza fundamental y centrada en el concepto de la cultura occidental del conflicto interior del ser humano entre el bien y el mal. También ha sido considerada como "Una de las mejores descripciones del período victoriano por su perforante descripción de la dicotomía fundamental del siglo XIX: Respetabilidad externa y lujuria interna." Y su tendencia a la hipocresía social.

Se han sugerido varias influencias para el interés de Stevenson sobre el estado moral que separa al pecador de su propia moral. Entre ellas se encuentran:

  • La figura de William Brodie, aparente modelo de ciudadano del siglo XVIII, rector de una comunidad y concejal del Ayuntamiento. De día era un ejemplo de conducta cívica, pero de noche se convertía en jugador y ladrón y llegaba a cometer hurtos sin despertar las sospechas de nadie. Ni siquiera estaban enteradas sus dos amantes, con quienes tuvo cinco hijos.
  • La novela Memorias privadas y confesiones de un pecador justificado de James Hogg, en la que un hombre es animado al crimen por otro hombre que resulta ser el diablo.

Los géneros literarios que los críticos han utilizado para calificar la novela incluyen: la alegoría religiosa, la fábula, la novela policíaca, literatura de doppelgänger, cuentos diabólicos escoceses o la novela gótica. Se discute si es un relato de ciencia ficción, debido a que la transformación se produce por la alteración de las sales de la poción.

Stevenson nunca llega a decir cuáles son exactamente los placeres que Hyde obtiene en sus incursiones, limitándose a decir que se trata de algo de una naturaleza mala, lujuriosa y aborrecible para la moral religiosa victoriana. Sin embargo, varios científicos a finales del siglo XIX, desde la perspectiva del darwinismo social también empezaban a estudiar otras supuestas influencias “biológicas” en la moral humana incluyendo: alcoholismo, drogadicción, homosexualidad, desórdenes de personalidad múltiple y atavismos.

La división interior de Jekyll ha sido vista por algunos críticos como análoga a cismas que existen en la sociedad británica. Las divisiones incluyen las divisiones sociales de la clase, las divisiones políticas entre Irlanda e Inglaterra, y las divisiones entre fuerzas religiosas y seculares.

Es importante, por otra parte, que casi nunca se ha destacado el parentesco entre el asunto central del relato y las posteriores doctrinas freudianas sobre el desdoblamiento del "Ello", sobrecargado de pulsiones sexuales y agresivas desbocadas, y el débil "Yo", de estructura endeble, ante el mismo. La asociación, para el conocedor del psicoanálisis, es casi inevitable. Así, deslumbra que la narración de Stevenson, en el plano de la ficción, se haya anticipado, a grandes rasgos, a la topología del psiquismo, que Freud describiera dos décadas después.

Lo deslumbrante, desconcertante, del relato de Stevenson, es que la historia de estos dobles inquietantes, constituye, a grandes rasgos -como anticipamos- un adelanto de lo que Freud presentó como modelo del psiquismo dos décadas después. Pero no es ésta la única razón para leer y analizar la novela, también impresionan en gran medida, las descripciones de Londres, de su atmósfera sobrecargada. La confusión casi laberíntica por las callejas en que se esfuma Mr. Hyde cuando -a hurtadillas- penetra por la misteriosa puerta de la casona. En tal panorama se difuminan los contornos de los objetos habituales cuando la niebla se arrastra por los tenebrosos callejones y solamente las hieráticas farolas de gas ofrecen su pálida y macilenta luz.

En las artes[editar]

Póster de la década de 1880.

Hay miles de representaciones teatrales y adaptaciones cinematográficas de la obra, así como innumerables referencias en la cultura popular. La propia frase «Jekyll y Hyde» se usa para referirse a un comportamiento polarizado o a cambios de humor bruscos (véase Desorden bipolar). La mayor parte de las adaptaciones de la obra omiten la figura de identificación del lector de Utterson para contar la historia desde el punto de vista de Jekyll y Hyde, eliminando el aspecto misterioso del libro sobre quién es la figura de Hyde. De hecho, no ha existido ninguna adaptación importante de la obra que fuese suficientemente fiel al trabajo de Stevenson hasta ahora, aunque la mayoría de ellas han incluido elementos románticos en la trama.

Principales obras de teatro y adaptaciones cinematográficas por orden cronológico:

  • 1887. Obra de teatro, estrenada en Boston. Thomas Russell Sullivan hacía el papel del Doctor Jekyll y de Mr. Hyde. Esta fue al primera adaptación teatral seria y estuvo recorriendo Gran Bretaña durante 20 años. Siempre se liga a la actuación de Richard Mansfield, que interpretó el papel hasta 1907. El argumento se adaptó para centrarlo en una trama de amor doméstica.
  • 1912. Película estadounidense. Dr. Jekyll and Mr Hyde (1912). Compañía de Thanhouser. Dirigida por Lucius Henderson y protagonizada por James Cruze y Florence Labadie.
  • 1920. Película estadounidense. Dr. Jekyll and Mr. Hyde Dirigido por John S. Robertson. La más famosa de las adaptaciones mudas de la obra, protagonizada por John Barrymore. El argumento sigue la versión Sullivan de 1887, con algunos elementos de El retrato de Dorian Gray.
  • 1931. Película estadounidense. Dr. Jekyll and Mr. Hyde (1931) Dirigida por Rouben Mamoulian. Generalmente considerada la auténtica versión clásica de la película, conocida por su interpretación experta, poderoso simbolismo visual, y efectos especiales innovadores. Sigue el argumento de Sullivan. El actor Fredric March ganó un Oscar por su actuación y los secretos técnicos de las escenas de transformación no fueron revelados hasta décadas más tarde de la muerte del director.
  • 1941 Película estadounidense. Dr. Jekyll and Mr. Hyde (1941) dirigida por Victor Fleming. En su mayor parte una imitación de la película de 1931. Interpretada por Spencer Tracy, Ingrid Bergman y Lana Turner.
  • 1951 Película argentina El extraño caso del hombre y la bestia. Dirigida por Mario Soffici. Actuaron en ella Mario Soffici, Ana María Campoy, José Cibrián, Olga Zubarry, Rafael Frontaura, Federico Mansilla, Panchito Lombard, Arsenio Perdiguero y Diana de Córdoba.
  • 1959 Le testament du Docteur Cordelier. Adaptación cinematográfica de la novela de Stevenson "El extraño caso del Dr.Jekyll y Mr.Hyde" por el director francés Jean Renoir. Jekyll es, en esta ocasión, un psiquiatra de prestigio con oscuras aspiraciones sobre el control del alma humana. Interpretada por Jean-Louis Barrault, Teddy Bilis, Michel Vitold, Jean Topart, Gaston Modot, Jean Renoir.
  • 1960 Película del Reino Unido The two faces of Dr. Jekyll. Dirigida por Terence Fisher. Un triángulo amoroso espeluznante y escenas explícitas de serpientes, fumaderos de opio, violación, asesinatos y de cuerpos estrellándose a través de azoteas de cristal.
  • 1963. Película estadounidense. The nutty professor (El profesor chiflado) de Jerry Lewis. Una comedia que toma muchos elementos de la obra original. En este caso el científico loco toma la pócima para convertirse en un seductor.
  • 1968. TV de EE.UU. y Canadá Robert Louis Stevenson's The Strange Case of Dr. Jekyll and Mr. Hyde. Una serie de televisión en dos partes emitida por CBC en Canadá y ABC en los EE.UU. Nominada para varias categorías de los premios Emmy, sigue a Hyde en una serie de conquistas sexuales y asesinatos. Vuelve a aparecer el personaje de Utterson (renombrado como Deviln).
  • 1971. Película del Reino Unido Dr. Jekyll and sister Hyde. Dirigida por Roy Ward Barker. La primera adaptación que muestra a Jekyll trasformándose en una mujer. Convierte a Jekyll en Jack el Destripador que utiliza a “su hermana Hyde” como conveniente disfraz para sus crímenes.
  • 1971. Película del Reino Unido, I, Monster. Dirigida por Steven Weeks. Modifica a Jekyll como a un psicoterapeuta freudiano de 1906. Conserva una cantidad justa del argumento original y del diálogo de Stevenson.
  • 1971. Película estadounidense. Dr. Sexual and Mr. Hyde. Dirigida por Tony Brzezinski. Primera adaptación pornográfica explícita de la obra.
  • 1990. TV del Reino Unido, Jekyll y Hyde. Dirigida por David Wickes. Jekyll es un viudo enamorado de una mujer casada.
  • 1995. Película Dr Jekyll y Mrs Hyde donde Sean Young hacía de Mrs Hyde
  • 1996. Película estadounidense. Mary Reilly. Dirigida por Stephen Frears. Interpretada por Julia Roberts y John Malkovich y basado en la novela de 1990. Mary Reilly de Valerie Martin, una revisión del argumento de Stevenson desde el punto de vista de una criada de la casa de la Jekyll llamada Mary Reilly.
  • 1997. Teatro. Musical de Broadway. Jekyll and Hyde (musical). Se mantuvo durante 4 años. Aparece un triángulo amoroso de Jekyll y dos mujeres, siendo Jekyll asesinado por Utterson en el día de su boda

Circunstancias de la muerte de Stevenson[editar]

  • La muerte de Stevenson en 1894, ocho años después de acabar el libro, sucedió cuando exclamó que su cara había cambiado de aspecto, 6 horas después murió debido a la ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro. No deja de ser curiosa la similitud entre el último episodio de la vida de Stevenson con las transformaciones descritas por él.

Premios[editar]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Stevenson, Robert Louis (2006). El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde y otros relatos de terror. Traducción de Juan Antonio Molina Foix. Colección: El gato negro / GN-004. Rústica. Madrid: Valdemar. ISBN 84-7702-532-0. 
  • — (2003). El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde, y otros relatos de terror. Traducción de Juan Antonio Molina Foix. Colección: Gótica / GOT-047. Cartoné. Madrid: Valdemar. ISBN 84-7702-426-X. 
Sobre la obra
  • “De doctores y monstruos: La ciencia como transgresión en Dr. Faustus, Frankenstein y Dr. Jekyll and Mr. Hyde”, Asclepio, Revista de Historia de la Medicina y de la Ciencia, CSIC, Volumen LIII, Madrid, 2001, de Beatriz Villacañas.

Referencias[editar]

  1. a b Balfour, Graham (1912). The Life of Robert Louis Stevenson II. Nueva York: Charles Scribner's Sons. pp. 15–6. Consultado el 28 de diciembre de 2012. 

Enlaces externos[editar]